Por qué no puedes dejar de comer estás leguminosas todos los días
Salud

Por qué no puedes dejar de comer estás leguminosas todos los días

Por Kiwilimón - Junio 2017
Cuando pensamos en una buena dieta y salud, nuestra mente va directamente a frutas y vegetales, pero hay otro grupo importante que ha sido sustento de la humanidad por milenios: las leguminosas. Según estudios, éstos ingredientes pueden prevenir enfermedades además de aportar un valor nutrimental altísimo a nuestro cuerpo. Así que hoy te decimos sin qué leguminosas no deberías estar viviendo.  

Lentejas

Este ingrediente es toda una joya: una sola taza contiene 18 gramos de proteína para alimentar tus músculos y sólo 1 gramo de grasa. Contiene 40 gramos de carbohidratos que aportan energía y 16 gramos de fibra para tu salud digestiva. Además, según Breast Cancer Research and Treatment su contenido de ácido fólico puede ser considerado un alimento para prevenir el cáncer de mama. Receta recomendada: Lentejas con plátano macho

Soya

Esta es una alternativa ideal para veganos y vegetarianos pues en 100 gramos de soya se encuentran 17 gramos de proteína, con tan sólo 173 calorías, 9 gramos de grasa, 10 gramos de carbohidratos y 6 gramos de fibra. Esto quiere decir que no sólo alimenta tus músculos sino que no engorda, da energía y ayuda a tu sistema digestivo. Por si fuera poco, unos 25 gramos al día de granos de soya (edamames), son considerados como una buena precaución contra enfermedades cardiovasculares. Receta recomendada: Edamame con limón y chile

Garbanzo

Es cierto que de las leguminosas es una de las que más carbohidratos contiene por lo que hay que cuidar su consumo para no subir de peso, pero en contraparte, aporta una cantidad importante de fibra, lípidos insaturados buenos para el corazón, vitamina B1, calcio, fósforo, hierro, potasio y magnesio. Recuerda que también ayuda a reducir el colesterol y digerir mejor tus alimentos. Receta recomendada: Ensalada de manzana, garbanzo y nuez

Chícharos

Puede que se presenten mucho en la comida del día a día, pero, ¿estás consiente de todos los beneficios que conllevan? Cuando consumes chícharos frescos estás metiéndole mucha vitamina C a tu cuerpo, además, estas legumbres contienen vitamina A y carotenoides, que contribuyen a mantener una vista sana. Como tardan en digerirse un poco más, los chícharos te hacen sentir más llena por más tiempo, así ayudándote contra antojos de media tarde. Receta recomendada: Ensalada de chícharos con jamón y menta

Habas

Las habas son multifacéticas, puedes comerlas frescas, secas o botanear sus semillas (la semilla de haba cruda es rica en proteínas, potasio, calcio, magnesio, fósforo y hierro). También tienen beneficios médicos pues son una excelente fuente de fibra y ácido fólico, recomendado durante el embarazo para prevenir anomalías congénitas. Cabe mencionar que son muy buenas para los niños, pues se recomiendan en la etapa de crecimiento porque absorben hierro y ayudan a mantener huesos sanos. Receta recomendada: Habas verdes Conoce más tips de salud y comida en la sección de nutrición de Doctissimo. Así sabrás con qué ingredientes mantenerte fuerte y ligera.  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El Omega 3 es una grasa buena y esencial que nuestro organismo necesita para mantenerse sano. Este tipo de ácidos grasos no son producidos de manera natural por nuestro cuerpo, por lo cual debemos ingerirlos a través de alimentos como la chía, hígado, frutos secos, huevo, linaza, aguacate, o en su caso, a través de suplementos. La siguiente es una lista de los beneficios que obtendrás al consumir diariamente Omega 3:Mente sanaEl consumo de Omega 3 aumenta la concentración y desacelera el desgaste mental, lo cual ayuda a prevenir demencia, Alzheimer, depresión o ansiedad. También colabora con la disminución de los síntomas del trastorno por déficit de atención e hiperactividad, los altibajos de la bipolaridad o la esquizofrenia. Mantén tu mente sana disfrutando este delicioso Salmón envuelto en tocino con guacamole. Balance corporal y sanguíneoEstos ácidos grasos contribuyen al balance de los niveles de colesterol, triglicéridos y la presión arterial. Asimismo, disminuyen la acumulación de grasa en el hígado y la inflamación del mismo. En otras palabras, es bueno para prevenir enfermedades cardiovasculares. No creerás cuántos nutrientes contiene este increíble Strudel de Manzana con Nuez.Huesos y articulaciones fuertesEl consumo de Omega 3 aumenta los niveles de calcio y baja la inflamación de las articulaciones, reduciendo de esta manera las probabilidades de desarrollar osteoporosis o artritis reumatoide.Llena tu cuerpo de Omega 3 con este Bowl de chía al té verde. DescansoLos niveles bajos de Omega 3 causan problemas de sueño tanto en niños como en adultos. A la larga, el insomnio genera cansancio y fatiga crónica, aumento de apetito y malestar en general. Por lo cual, una ingesta adecuada de Omega 3 aumentará la calidad y duración del sueño. Libérate finalmente del horrible insomnio con una cena como esta: Chayotes rellenos de ensalada cremosa de atún.Periodo menstrual sin dolorEl consumo de alimentos ricos en Omega 3 reduce las molestias causadas por las contracciones y cambios hormonales durante el periodo menstrual. Incluso es un antiinflamatorio muy eficaz.¿Sabes si estás consumiendo suficientes grasas buenas? Prepara platillos con ingredientes ricos en Omega 3 para mantener en buen estado tu salud.
La matcha es una variedad de té verde. De hecho, es la versión más pura y concentrada, por lo que los beneficios del té verde se ven multiplicados al tomarse la matcha. Gracias a su creciente popularidad puedes encontrar muchas opciones de matcha en el súper mercado, sin embargo, no todas son de buena calidad. Para identificar la pureza del té matcha debes fijarte en estos elementos:TexturaEl té matcha puro es un polvo muy fino. Su textura debe ser muy suave y fina, casi como seda. Puedes identificar un té matcha de mala calidad si encuentras pedazos más grandes en el polvo o si sientes que tiene una consistencia más dura.Solubilidad La matcha de buena calidad debe ser soluble tanto en agua caliente como fría. En realidad, no debe ser necesario mezclar tanto. Si pones tu té dentro de una botella de agua, este debe disolverse después de agitar la botella unos segundos. Y, obviamente, no debes encontrar grumos en tu té.SaborNo te dejes engañar por el sabor de la bebida. A diferencia de los tés tradicionales, que suelen tener un gusto amargo, el té matcha de buena calidad debe tener un sabor suave, un poco dulce y, por supuesto, no amargo. De hecho, cuando tomas matcha pura no hay necesidad de agregar azúcar o endulzantes.ColorLa matcha tiene un color muy característico. Es un verde muy brillante que se mantiene después de mezclarlo con el agua. En cambio, los tés de menor calidad tienen un color un poco amarillento o incluso medio café.OrigenAntes de comprar una caja de matcha fíjate en la etiqueta. Aunque China, Taiwan y Japón producen por igual este tipo de té, se considera que el de origen japonés es el de mejor calidad. Si encuentras en la etiqueta los nombres de Aichi o Kyoto, no dudes en comprar ese té.Ahora que ya sabes cómo identificar matcha de buena calidad, ¿qué estás esperando para disfrutar una taza, o mejor aún, un platillo hecho con esta bebida?
Congelar tu comida puede cambiarte la vida. Eso es cierto. Sin embargo, hay algunos alimentos que no debes guardar en el congelador porque podrías afectar su consistencia. Conoce cuál es la comida que debes mantener fuera del congelador.Verduras verdesLa lechuga, kale, apio, espinaca pierden su natural textura crujiente cuando se almacenan en el congelador. Por si fuera poco, su sabor también pierde mucha intensidad cuando las hojas verdes son sometidas a temperaturas bajo cero. Además, como algunas tienen grandes cantidades de agua, pasan por el temido efecto de qudar "quemados"; que quiere decir que su consistencia se volverá un poco arrugada y escurrirán demasiado. Algunos lácteosLa leche, el queso suave, el yogurt y la crema jamás deben congelarse. Y la razón es muy sencilla. La grasa presente en estos alimentos tiende a separarse cuando se congela, entonces al entrar en temperatura ambiente el resultado es una sustancia un tanto desagradable. Aunque puedes usar los lácteos descongelados para cocinar, te aseguramos que no se te antojará comerlos solos.  Alimentos fritosLas papas a la francesa o el pollo frito jamás deben meterse al congelador. Las bajas temperaturas hacen que la textura crujiente se convierta en una consistencia suave y aguada. Además, este proceso hace que el aceite se impregne aún más en los alimentos, por lo que será más difícil quitar el exceso de grasa con toallas de papel.HuevosUn gran error que se comete muy seguido es el congelar los huevos cuando están aún dentro del cascarón. Recuerda que los líquidos se expanden al congelarse, por lo que los huevos pueden explotar y estar expuestos a las bacterias. En caso de que necesites guardar huevos en el congelador, rómpelos y ponlos dentro de recipientes herméticos.PapasAl igual que las hojas verdes, las papas pierden mucha textura cuando se congelan. Si quieres preparar papas fritas, nunca las congelen antes de hacerlas. En caso de que vayas a hacer sopas o caldos, no importa mucho el cambio en la consistencia de las papas.Frutas y verduras crudasEl alto contenido de líquido que tienen las frutas y verduras sin cocer hace que sean alimentos prácticamente prohibidos en el congelador. Solamente te recomendamos que congeles las frutas cuando vayas a preparar un licuado o un smoothie.Arroz y pasta No arruines un delicioso plato de arroz o pasta al guardarlo en el congelador. A menos que quieras recalentar un platillo de consistencia aguada, mejor mantén alejados el arroz y la pasta de esta parte del refrigerador.Estas recetas te podrían interesar:Pasta cremosa al cilantroPescado con papas a la cremaPapa al horno con champiñones Deliciosos huevos divorciados
Si sigues nuestro blog, seguramente ya sabes que existen diferentes formas de empanizar. A continuación te contamos  los tips básicos que debes conocer para lograr un empanizado perfecto (a prueba de novatos y aprendices de cocina).Seca bien los alimentos antes de empanizarUno de los mayores que pueden hacerse al empanizar es usar pollo, carne, pescado o vegetales demasiado húmedos. Esto provoca que, al contacto con el calor, el vapor desprenda el empanizado. Antes de empezar con la harina o el huevo, checa que tus ingredientes no estén escurriendo.Intenta no prescindir de la harinaCuando haces esta técnica con pan es necesario que primero pases la carne o el pollo (o lo que sea que vayas a empanizar) por un plato con harina. Si te vas directamente al huevo, el pan no se pegará bien y terminará cayéndose.Sí puedes cambiar harina por maicenaGeneralmente se usa harina de trigo para empanizar, pero también puedes probar usando maicena. La gran ventaja de este ingrediente es que hace que el empanizado quede más crujiente.Prepara estos TACOS DE PESCADO CON ADEREZO PICANTECondimenta la harinaNo cometas el error de pasar tus alimentos por un plato de harina simple y sin sabor. Mézclala con sal, pimienta, ajo en polvo, hierbas, etc. Aunque muy poco de esto termine en tus alimentos, realmente le da un sabor muy diferente.Combina el huevo con lecheSi el huevo está demasiado espeso, será más difícil que logres un empanizado homogéneo. Para evitar esto, usa huevo a temperatura ambiente y rebájalo un poco con un chorrito de leche.Bate primero las clarasEn caso de que prefieras un empanizado más esponjoso y no tan crujiente, lo mejor es separar los huevos para batir primero las claras y después las yemas. Así tendrás una textura esponjosa y más ligera.Prepara esta ENSALADA DE POLLO EMPANIZADO CON FRUTOS SECOSDeja reposar el empanizado antes de freírDespués de que pasas los alimentos por el pan molido, te recomendamos refrigerarlos unos minutos. De esta manera, el empanizado se adherirá mejor y batallarás menos al freír.Usa aceite con especiasNo tienes que buscar un aceite especial para empanizar. Es suficiente con que agregues unas ramitas de romero o un poco de chile seco mientras se calienta. Retira antes de comenzar a freír.Asegúrate de que el aceite esté muy calienteJamás, jamás, jamás se te ocurra freír algo en aceite tibio. O de lo contrario tendrás un alimento excesivamente grasoso y mal cocido. La mejor manera de saber si el aceite está listo es añadiendo un poco de huevo al sartén.Prepara esta RECETA DE ROLLITOS DE PESCADO RELLENOS DE VERDURAS
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD