Por qué no puedes dejar de comer estás leguminosas todos los días
Salud

Por qué no puedes dejar de comer estás leguminosas todos los días

Por Kiwilimón - Junio 2017
Cuando pensamos en una buena dieta y salud, nuestra mente va directamente a frutas y vegetales, pero hay otro grupo importante que ha sido sustento de la humanidad por milenios: las leguminosas. Según estudios, éstos ingredientes pueden prevenir enfermedades además de aportar un valor nutrimental altísimo a nuestro cuerpo. Así que hoy te decimos sin qué leguminosas no deberías estar viviendo.  

Lentejas

Este ingrediente es toda una joya: una sola taza contiene 18 gramos de proteína para alimentar tus músculos y sólo 1 gramo de grasa. Contiene 40 gramos de carbohidratos que aportan energía y 16 gramos de fibra para tu salud digestiva. Además, según Breast Cancer Research and Treatment su contenido de ácido fólico puede ser considerado un alimento para prevenir el cáncer de mama. Receta recomendada: Lentejas con plátano macho

Soya

Esta es una alternativa ideal para veganos y vegetarianos pues en 100 gramos de soya se encuentran 17 gramos de proteína, con tan sólo 173 calorías, 9 gramos de grasa, 10 gramos de carbohidratos y 6 gramos de fibra. Esto quiere decir que no sólo alimenta tus músculos sino que no engorda, da energía y ayuda a tu sistema digestivo. Por si fuera poco, unos 25 gramos al día de granos de soya (edamames), son considerados como una buena precaución contra enfermedades cardiovasculares. Receta recomendada: Edamame con limón y chile

Garbanzo

Es cierto que de las leguminosas es una de las que más carbohidratos contiene por lo que hay que cuidar su consumo para no subir de peso, pero en contraparte, aporta una cantidad importante de fibra, lípidos insaturados buenos para el corazón, vitamina B1, calcio, fósforo, hierro, potasio y magnesio. Recuerda que también ayuda a reducir el colesterol y digerir mejor tus alimentos. Receta recomendada: Ensalada de manzana, garbanzo y nuez

Chícharos

Puede que se presenten mucho en la comida del día a día, pero, ¿estás consiente de todos los beneficios que conllevan? Cuando consumes chícharos frescos estás metiéndole mucha vitamina C a tu cuerpo, además, estas legumbres contienen vitamina A y carotenoides, que contribuyen a mantener una vista sana. Como tardan en digerirse un poco más, los chícharos te hacen sentir más llena por más tiempo, así ayudándote contra antojos de media tarde. Receta recomendada: Ensalada de chícharos con jamón y menta

Habas

Las habas son multifacéticas, puedes comerlas frescas, secas o botanear sus semillas (la semilla de haba cruda es rica en proteínas, potasio, calcio, magnesio, fósforo y hierro). También tienen beneficios médicos pues son una excelente fuente de fibra y ácido fólico, recomendado durante el embarazo para prevenir anomalías congénitas. Cabe mencionar que son muy buenas para los niños, pues se recomiendan en la etapa de crecimiento porque absorben hierro y ayudan a mantener huesos sanos. Receta recomendada: Habas verdes Conoce más tips de salud y comida en la sección de nutrición de Doctissimo. Así sabrás con qué ingredientes mantenerte fuerte y ligera.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Otra vez arroz? Las cifras lo confirman: la gramínea salvaje favorita de todos se siembra en treinta y cuatro países; sus campos cubren más del 10% de las tierras fértiles del mundo y de él se alimenta más de la mitad de la población mundial, según la FAO, por arriba del trigo o el maíz. Es rico, es práctico y con un par de ingredientes se convierte en una elegía. Literalmente, todo el mundo come arroz. El pobre, el rico, el pequeño burgués, el asiático, el centroamericano, el africano. En Europa, los españoles le han dedicado algunos de sus mejores platos. En México, hasta canciones. Él es nuestro termómetro para saber si una mujer –y un hombre converso a la igualdad– puede casarse. Se avienta en las bodas a modo de confeti como símbolo de abundancia. Está presente en los altares del mundo para atraer la prosperidad. Su cultivo en Japón forma parte de una tradición ancestral que trasciende los temas culturales: actualmente existe una guerra de precios que favorece al mercado local a través de un alza arancelaria a los importadores. Su cultivo en el sudeste asiático es oficio heredado y un bello espectáculo en sus montañas trazadas en terrazas.De arroces, no hay uno. Está el blanco, el integral, el glutinoso que es corto y dulce, el aromático como el basmati o jazmín, el moteado como el salvaje, que sabe mejor cuando se adiciona con frutos secos, menta y aceite de oliva. Su propia anatomía y su geolocalización culinaria harán más o menos común que se sirva al vapor como el gohan, frito como el yangzhou al estilo cantonés o enriquecido con mantequilla, aceite o caldos como el risotto italiano: caldo, vino blanco, queso parmesano y hongos salteados en mantequilla son el camino al cielo del umami.El arroz pasa lista a todas horas en las mesas del mundo. Al desayuno, en varios países de Asia, especialmente en China, desfila el congee: un amasijo dulce o salado de arroz con más de dos mil años de antigüedad. En México lo infusionamos con azúcar para hacer arrocenas, lo servimos en tazones de cereal inflado con su respectivo chorrito de leche. Los deportistas lo convierten en su snack predilecto pues no contiene gluten: a una galleta de arroz le dan un embarradita de hummus, otra de aguacate, cherries y aceite de olivo. A la hora de la comida, la mejor expresión del arroz se alcanza en su versión caldosa o melosa. Ahí está el que se hace con mariscos, conejo y embutidos al estilo paella valenciana, o el negro, cuyo color y sabor se lo debe a la tintura del calamar. Habría que comerlo en una terraza de la costa catalana para sentir que no hay mejor platillo. Si va caldoso, no hay que perderse el arroz a la tumbada típico de Veracruz que quema la boca como pocos, o con pollo y judías como en la cocina española del levante.En Cuba se mezcla con frijoles para representar unos moros con cristianos; en Perú el tacu-tacu se prepara con la menestra del día anterior, leguminosas como frijoles o lentejas y un sofrito de ají amarillo. En un menú chifa –como le llaman los peruanos a la gastronomía china– no faltará el arroz chaufa, frito con verduras cortadas en brunoise y salteado al wok con huevo para que amalgame. Sabe mejor con soya y con una buena dosis de grasita. En República Dominicana, otro gran productor de nuestro amado cereal, lo preparan con mariscos, con gandules o en un sofrito de verduras y tocino para la Navidad. Cargado en los barcos procedentes de España y Portugal, el arroz desembarcó en el continente. Hoy la gastronomía del Caribe no se entendería sin él. En cada país se le añade especias endémicas y embutidos populares para que tome sabor a platillo local. En Colombia está presente en su plato de desayuno por excelencia, la bandeja paisa; va también en el arroz atollado con pollo, cebolla, papa y pimientos, o con coco para acompañar un pargo frito y patacones. En Corea es un verdadero k-pop el bibimbap, un cuenco de arroz que siempre venden en las tiendas, y sirven con proteínas y vegetales mezcladas con aceite de sésamo y gochujang. En México, a nuestro arroz le damos gentilicios: “a la mexicana”, “poblano”.  El arroz es el plato infaltable de las fonditas. Que lleve huevo estrellado, que lleve plátano frito. Crema, por supuesto. No hay mejor inversión que esos $15 extra al precio del menú.El de Maxweel Food Centre en Singapur es un agasajo: sobre un plato de plástico va una montaña de arroz y encima un pollo pochado con jengibre y hecho en sus jugos. Jugos y más jugos. En bebida alcohólica, no hay que perdérselo. El sake japonés hace gritar a todos ¡kampai! no importa la técnica de preparación y sus muy intrincadas acepciones.Si alguien prefiere lo dulce, el arroz no lo decepcionará. En Japón no hay postre más socorrido que los mochis, un pastelito elaborado de arroz glutinoso que puede ir relleno de una pasta de soya, frijoles rojos o helado. Los nacionales lo hacemos en atole, o con leche y hervido con canela y azúcar. En Kiwilimón lo hemos hecho hasta en tarta con base de galleta. Lo hemos hecho de todas formas porque como con el arroz con leche, nos queremos casar… con él. ¿Crees que nos falta alguno? Por favor, dinos cuál te gustaría.
Este 10 de mayo sorprende a mamá con su bebida favorita y la historia que hay detrás de cada una. A continuación presentamos algunos de los destilados y licores que estamos seguros que le encantarán: Tequila Es una de las bebidas favoritas de todos los tiempos. Es un destilado de Agave tequilana Weber Variedad Azul y fue el primer producto mexicano en recibir una Denominación de Origen. Los estados que tienen la DO tequila son Jalisco, Guanajuato, Michoacán, Nayarit y Tamaulipas, aunque el principal productor es Jalisco. Existen 5 tipos de tequila: tequila blanco o plata, tequila joven o tequila oro; tequila reposado, añejo y extra añejo. Cada uno con una personalidad definida.AnísOriginario de Europa, es elaborado con la destilación del anís, con badian e hinojo. En su destilación, la semilla se introduce en agua y alcohol, se deja reposar por días para después calentarlo. Este proceso crea un vapor que se mete en un conducto donde se refrigera para convertirlo en líquido de nuevo. El anís es altamente reconocido por los beneficios que tiene para el estómago, además de por ese sabor especiado inolvidable. Licor 43De Cartagena, España, es un licor dulce, hecho con 43 ingredientes, entre hierbas, frutas y cítricos. Para producirlo, se maceran los frutos y el líquido se obtiene por un proceso de maduración, para posteriormente exponerlo a temperaturas bajo cero. Este licor es el alma de uno de los cócteles más solicitados para la sobremesa: el carajillo. Rompope Esta es una de las bebidas alcohólicas favoritas de las mamis. Preparada a base de leche, yemas de huevo, brandy y vainilla es perfecta para acompañar las tardes de calor o de antojos dulces. ¡Lo mejor es que puedes prepararlo tú mismo en casa! Sólo sigue esta fácil receta de rompope casero. Baileys Es la crema irlandesa más popular del mundo. Se prepara también con leche y whisky irlandés. Te invitamos a que le prepares a mamá esta deliciosa receta de Baileys casero, aparte de super rico, fresco y dulce, es ideal para después de comer. También puedes agregar diferentes sabores como cajeta y dulce de leche. ¡Cuéntanos con qué bebida celebrarás a mamá!
El apio es una hortaliza con un sabor intenso y aromático que tiene un sinfín de usos para la cocina, especialmente para sazonar recetas de caldo, arroz, puré, pasta y acompañarse con nutritivas verduras como papas, calabazas, cebollas y champiñones. Sin embargo, este importante vegetal tiene otras virtudes para la salud, por lo que es importante que conozcas todas las propiedades y beneficios del apio. Propiedades del apio Entre las propiedades que más destacan del apio, encontramos que tiene un bajo contenido en calorías, pero es rico en vitamina B, vitamina K y ácido fólico. Además contiene gran cantidad de minerales como potasio y magnesio, así como calcio, sodio y hierro, en menor proporción. El apio también posee diferentes antioxidantes como polifenoles, taninos y flavonoides. Beneficios del apio Comer apio te ayudará a desintoxicar tu cuerpo y eliminar ácido úrico, ya que es un excelente diurético gracias a que contiene aceite esencial apiol. Esto también elimina cálculos del riñón y vesícula.Los efectos de la apigenina en el apio ayudan a prevenir la hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares.Gracias a su alto contenido de agua y fibra, el apio provoca una sensación de saciedad, que ayuda a las personas que buscan perder peso. De igual manera ayuda a cuidar el sistema digestivo, prevenir el estreñimiento y la inflamación abdominal. Si padeces de insomnio o estrés, los efectos sedantes del apio te ayudarán relajar el sistema nervioso y conciliar el sueño fácilmente.Para las mujeres, el apio puede ser un gran aliado para regular la menstruación y los síntomas de la menopausia.¿Cómo aprovechar mejor los beneficios del apio? De acuerdo a Carmen del Campo, vocal de Nutrición del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real en España, la mejor manera de aprovechar los beneficios del apio es comerlo crudo, pues así se conservan al 100% todas sus vitaminas y minerales, por lo que puedes utilizarlo en ensaladas, jugos y dips con yogurt. Daniel de Luis, miembro del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, explica que si bien al cocinar el apio éste puede perder sus componentes hidrosolubles, mantiene el resto de sus características nutricionales beneficiosas, así que no te lo pierdas en sopas, cremas y demás guisados. ¿Listo para explotar los beneficios del apio en tu dieta?
El aguacate es un alimento súper completo, rico y nutritivo que se puede aprovechar en su totalidad. Así es, tanto el hueso, como la pulpa y la cáscara pueden servir para diferentes cosas, pero en esta ocasión nos enfocaremos en los usos del hueso aguacate como ingrediente de belleza. Beneficios de la semilla de aguacate Dentro de los beneficios de la semilla de aguacate, o hueso, podemos encontrar que contiene hasta 70% de los aminoácidos de la fruta, además de ser rico en fibra soluble. De hecho, la dermatóloga Cristina Eguren, miembro de la Asociación Española de Dermatología y Venereología, también ha encontrado que el hueso rallado tiene propiedades astringentes y en su composición existen antioxidantes que podrían prevenir del envejecimiento. Hueso de aguacate para el cabello El hueso de aguacate puede ayudar a hidratar tu cabello, así como a ocultar levemente las canas. Sólo debes preparar un tónico hirviendo 1 litro de agua con 2 huesos y una raja de canela en trocitos. Deja reposar toda una noche antes de usar diariamente y notarás los cambios en tu cabello. Combate el acné con semilla de aguacate Tal como explicó la doctora Eguren, el huesito de aguacate rallado es grandioso para una mascarilla que dejará tu piel tersa, suve y secará los granitos producidos por el acné. Mezcla una cucharada de yogurt natural, con una de miel, el jugo de un limón y un hueso de aguacate rallado; aplica en tu rostro y después de 20 minutos, enjuaga con abundante agua fría. Retrasa el envejecimiento con hueso de aguacate Para disminuir las arrugas en el rostro, puedes utilizar una mascarilla con un hueso de aguacate triturado, 100 ml de leche y la mitad de un plátano. Retira con agua después de 20 minutos. Usarla 2 veces por semana te ayudará a notar grandes cambios. ¿Te gustaría usar el hueso de aguacate para cuidar tu piel?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD