Remedios caseros para aliviar las alergias de temporada
Salud

Remedios caseros para aliviar las alergias de temporada

Por Eloísa Carmona - Noviembre 2021
En febrero y marzo, o sea, al principio de la primavera, las alergias por polen suelen ser muy comunes, sin embargo, en el invierno hay mayor cantidad de sustancias que provocan reacciones alérgicas, pues también existe la polinización invernal.

Además, ya que los síntomas de las alergias son muy parecidos a los de los resfriados comunes, pues estos incluyen estornudos repetitivos, obstrucción nasal, flujo abundante de mucosidad y comezón en ojos y garganta, es especialmente importante cuidarse en la temporada de frío, para evitar cuadros más complejos de infección.

Las vacunas tanto de la influenza como para controlar las alergias, además de abrigarse bien, cubrir nariz y boca, evitar los cambios bruscos de temperatura, llevar una dieta balanceada y rica en vitamina C para fortalecer el sistema inmunológico son las recomendaciones principales de las instituciones de salud para la temporada de alergias invernales, pero estos remedios caseros también pueden ayudarte a aliviar los síntomas.

4 remedios caseros para las alergias invernales

Las alergias son una reacción del sistema inmunológico a cosas que a otras personas no les molestan; entre los agentes que más provocan alergias podemos incluir:
  • polen
  • ácaros del polvo
  • caspa de mascota
  • esporas de moho
  • picaduras de insectos
  • comida
  • medicamentos
Los síntomas que pueden producir las alergias van desde estornudar mucho, moqueo constante de la nariz, comezón, erupciones en la piel, hinchazón y hasta asma, y los siguientes remedios caseros pueden ayudar a aliviarlos.

Lavados nasales con solución salina
Un lavado nasal consiste en enjuagar los conductos nasales con una solución salina y sirve para eliminar los alérgenos, la mucosidad y otros desechos. Esta irrigación nasal con agua con sal puede aliviar los síntomas de la congestión nasal y ayudar a prevenir las infecciones de los senos nasales. La solución salina se puede hacer con cosas que tienes en la cocina:
  • agua del grifo
  • sal de mesa o sal marina fina (sin yodo)
  • una olla con tapa
  • un frasco limpio
  • una taza medidora
Pon a hervir 2 tazas de agua en una olla tapada por 15 minutos, luego permite que se enfríe a temperatura ambiente y añade una cucharadita de sal; revuelve hasta que se disuelva. Úsala en las próximas 24 horas, puedes mantenerla refrigerada en un recipiente hermético, pero después de ese tiempo, deberás desecharla. Para una versión más estéril y duradera, puedes usar agua destilada.

Probióticos
Varios estudios han indicado que los probióticos pueden ayudar a aliviar y aminorar los síntomas de la rinitis alérgica. Algunos de los alimentos en los que puedes consumir probióticos son el yogurt, el kéfir, el miso, algunos tipos de queso y el kimchi, entre otros.

Miel
Aún no hay evidencia científica que lo demuestre, pero se cree que comer miel producida orgánica y localmente ayuda a reducir con el tiempo la reacción alérgica al polen que las abejas recolectan en el área para producir su miel.

Espirulina
Entre los muchos beneficios de la espirulina, estudios han demostrado que tiene efectos protectores antialérgicos frente a la rinitis alérgica. La espirulina es un alga verde azulada que por lo general se encuentra como un polvo, el cual se puede añadir a jugos, licuados y hasta en tortitas de verduras.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Es difícil imaginar una cena de Acción de Gracias sin el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y, por supuesto, el característico pavo al centro de la mesa. Esta escena se repite múltiples veces en series de televisión, películas y anualmente en millones de hogares a lo largo y ancho de los Estados Unidos el cuarto jueves de noviembre. El Thanksgiving Day es tan importante en los Estados Unidos que está catalogado como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza a un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias. Si bien, expresar el agradecimiento por las buenas cosechas es una actividad muy común en los distintos festivales que se celebran alrededor del mundo, el concepto de la cena del Día de Acción de Gracias se remonta a un festín entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los Wampanoag. Aunque no se sabe la fecha exacta de ese mítico festín, se considera que la primera cena de Día de Acción de Gracias de la historia tuvo lugar en 1621, pues el cronista peregrino Edward Winslow hizo mención de los preparativos previos en una carta: “Ya que aseguramos nuestra cosecha, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a cazar aves para que podamos alegrarnos juntos una vez que hemos reunido los frutos de nuestro trabajo. Los cuatro mataron tantas aves en un día que, con un poco de ayuda, duraron para la compañía casi una semana.” Por si fuera poco, Edward Winslow describe más adelante lo que parece ser la primer cena de Acción de Gracias de la que se tiene registro: “En ese momento, entre otras actividades, usamos nuestras armas, muchos de los nativos vinieron con nosotros, y entre ellos estuvo su gran rey Massasoit, con unas noventa personas, a quienes entretuvimos y celebramos durante tres días, y ellos salieron y cazaron cinco venados, que trajeron a la plantación y los concedieron a nuestro gobernador, al capitán y a algunos otros. Y a pesar de que no siempre será tan abundante, por la gracia de Dios, estamos tan lejos de la necesidad que deseamos compartir con ustedes nuestra abundancia”. De acuerdo con distintos historiadores, es poco probable que el pavo fuera el única ave al centro de la mesa en los festines de fin de la cosecha, pues diferentes productos de la cosecha, venados, cisnes, gansos, patos, y otras aves pequeñas también pudieron haber sido parte del menú como lo indica el recuento de Edward Winslow. Con el paso de los años, la tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra y su popularidad fue tal que en 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual que se celebra hasta nuestros días.
El vino es la estrella de las celebraciones. Es una historia líquida embotellada que nos permite saborear el terruño, tipicidad y la tradición de una región vitivinícola, la cual complementa a la perfección la experiencia gastronómica de festejar en la mesa con nuestros seres queridos. Para este Thanksgiving, les proponemos acompañar sus banquetes de celebración con cinco vinos excepcionales, que son parte del portafolio de D’Otto Wine, un distribuidor mexicano que lleva más de veinte años promoviendo el consumo del vino en México y que representa a 43 bodegas de diferentes regiones del mundo. La filosofía de Otto es “Crear experiencias alrededor del vino. Las bodegas que representó son la sumatoria de una vida dedicada a esta maravillosa industria, además, son proyectos de todo el mundo que los amantes del vino deberían conocer. Por eso, este 2021 organicé la primera edición del D’Otto Fest, festival en el que estuvieron presentes 18 de las bodegas con las que trabajamos, para que las personas pudieran conocer los vinos de la mano de los mismos propietarios y enólogos que los elaboran. Esa es nuestra principal característica: trato personalizado con toda la cadena que está detrás de las mejores etiquetas del mundo y con nuestro consumidor final”. Estas son las cinco etiquetas de vinos que te recomendamos para celebrar Thanksgiving con sabores mexicanos: Pinot Gris de Alexana Winery La bodega fue fundada por un cardiólogo de la India que decidió seguir su pasión hasta Willamette Valley, Oregon, para producir vinos en un terroir único en el mundo, pues cuenta con 18 tipos de suelos diferentes. Para hacer este vino blanco, se clasifica a mano dos veces y el jugo se extrae de todo el racimo. Después, fermentan el jugo por completo y dejan que el vino terminado se asiente sobre las lías, mientras lo remueven cada dos semanas para extraer más sabor y textura. En boca, es un vino de sabores ricos y redondos con notas de melón y cítricos. Acompaña este vino con un sabroso pollo adobado relleno. Horizonte de Exopto Exopto viene del latín y significa “desear fuertemente”. Esa filosofía inspiró a Tom Puyaubert, en el 2003, para recuperar y valorizar viñas viejas en las laderas de la Sierra Cantabria y del Monte Yerga, dentro de la  D.O.Ca Rioja. Durante este tiempo su trabajo ha sido elaborar vinos artesanalmente para confeccionar etiquetas auténticas, honestas y sorprendentes. Te invitamos a acompañar esta celebración con Horizonte Tinto, el primer vino creado en la bodega, elaborado a base de Tempranillo (80%), variedad insignia de Rioja, con Garnacha y Graciano, junto con el platillo estelar de la temporada: un pavo, pero ¡al pastor! Descubre aquí la receta. Sangarida Godello de Attis Bodegas & Viñedos Ubicados en el corazón del Val do Salnés, dentro de la Denominación de Origen Rías Baixas, una zona abrazada por el Atlántico, nace este vino de la uva Godello, ¡único en el mundo! En Bierzo, esta variedad sólo representa el 4% de la producción que se cultiva. Y esta bodega lo produce con excelencia, con la sabiduría heredada de tres generaciones al servicio de la vid; es fresco, irreverente y memorable. Pruébalo con estos mini elotitos de mayonesa con tocino. Plan di Nova de Il Borro Wines¿Te imaginas una vinícola con orígenes medievales? A 20 minutos de Florencia, encontrarás este edén histórico que perteneció a las familias más poderosas de la Toscana y que en 1993 compró la familia Ferragamo para producir vinos de la más alta calidad y con certificación orgánica (desde 2015). Tienen mil hectáreas dedicadas a los viñedos y cuentan con un increíble pueblo medieval reconstruido para visitarlo con la familia. Tienes que probar Plan di Nova, elaborado con las uvas Siray (75%) y Sangiovese (25%), es floral y especiado en nariz, con una acidez perfecta en boca, redondo y muy bien balanceado. Acompáñalo con una tabla de quesos o con tu carne favorita para el Thanksgiving. Corral de Campanas de Quinta la Quietud En el municipio de Toro se encuentra esta vid con concepto ecologista con uvas 100% de viñedos propios. Este vino Tinta de Toro 100% tiene una fermentación natural espontánea sin sulfitos añadidos, lo que lo hace muy profundo, de un color púrpura, con aroma intenso de fruta roja, notas balsámicas y especiadas. En boca, es fresco y combina perfecto con esta pechuga de pavo con salsa de arándanos. ¡Comparte con nosotros cómo celebrarás tu Thanksgiving y con qué vinos lo acompañaras! 
Exfoliar la piel puede ser una gran forma de darle luminosidad y hacer exfoliantes caseros con azúcar morena es súper sencillo y lo más probable es que no necesitarás comprar ingredientes extra, pues puedes usar los que tienes en casa.La azúcar morena es un gran exfoliante por el tamaño pequeño de sus granos, gracias a los cuales afloja los enlaces de las células de la piel, elimina las células muertas y promueve que salgan las células nuevas.Por otra parte, la azúcar morena es un humectante natural para mantener la piel suave e hidratada, es más suave que la sal para la piel, ideal para pieles sensibles, además de que es un ingrediente económico.Cómo hacer un exfoliante casero con azúcar morenaLos gránulos de azúcar pueden hacer que la piel se sienta pegajosa, así que asegúrate de enjuagarte bien después de exfoliarte con este remedio casero para pieles sensibles.Necesitarás:1/2 taza de azúcar morena1/2 taza de aceite vegetal que puede ser coco, jojoba, oliva, almendra o semilla de uvaMezcla la azúcar morena con el aceite en un tazón y si es necesario, agrega más azúcar o aceite para obtener la consistencia adecuada. Si lo deseas también puedes añadir una o dos gotas de tu aceite esencial favorito en la mezcla. Es importante lograr la consistencia adecuada, esto significa que no debe quedar demasiado líquida, porque esto puede dificultar poder tomarla con las manos, pero tampoco debe quedar muy seca y desmoronarse demasiado.Una vez listo, aplica el exfoliante casero de azúcar morena con movimientos circulares suaves sobre la piel y después enjuaga con agua tibia.Lo recomendables es hacerlo dos o tres veces por semana y evitar hacerlo diario, pues exfoliar demasiado la piel puede dejarla seca, sensible e irritada. Si tu piel está seca y sensible, lo mejor es hacerlo solo una vez a la semana y si tienes una afección cutánea o no estás seguro de la frecuencia con la que debes exfoliar tu piel, habla con tu dermatólogo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD