Top 5: alergias alimenticias más comunes

Por Kiwilimón - Noviembre 2014
Por mucho que nos gustaría comer de todo, hay algunos a los que se nos imposibilita por una u otra reacción física. Las alergias a la comida no son nada raro, de hecho, una gran parte de la población sufre de ellas en algún momento y hoy te decimos cuáles son las cinco que más nos afectan en el día a día. Este es nuestro top 5: alergias alimenticias más comunes. También te dejamos algunas recetas con sustitutos en caso de que no puedas comer alguno de los siguientes ingredientes. Nueces. Esta es una alergia bastante común y, en algunos casos, bastante seria. Normalmente, quienes tengan algún repele a las nueces que crecen debajo de la tierra también las tendrán a aquellas que nacen de los árboles. La buena noticia es que más del 20% de los niños que sufren de esta alergia la superarán cuando lleguen a la pubertad. como hacer granola Leche de vaca. Esta es la alergia más común entre niños y bebés en todo el mundo. Poco más del 2.5% de los niños recién nacidos tendrán esta condición, pero la mayoría la dejará a atrás cuando crezca. Lo que sí hay que tener en mente es que esta alergia no es intolerancia a la lactosa, son dos males completamente diferentes. leche de soya caseraTrigo. De nuevo, tener alergia al trigo no quiere decir que uno tenga enfermedad celiaca ni que haya que evitar el gluten, sino que es una condición específica. Esta es otra alergia que puede superarse con el tiempo, pero mientras uno a sufra se debe evitar a toda costa, lo que es difícil pues una cantidad enorme de productos en América llevan este ingrediente. Dulce de amaranto express Pescado y mariscos. En especial los crustáceos tienden a causar reacciones como hinchazón, cierre de garganta y náuseas cuando son consumidos por alguien alérgico. Lo bueno es que son fáciles de evitar, a diferencia del trigo o la leche que vienen presentes en demás productos. La mala noticia es que esta alergia suele ser para toda la vida y no desaparece con la edad. ceviche de campiñones Huevos. Este ingrediente de cada día puede ser el menos común de los de la lista, lo malo es que cuando uno la desarrolla se extiende también a huevos de codorniz, pavo, pato, etc. Una cosa importante a recordar es que muchas vacunas, incluyendo la anual contra la gripe, tienen proteína de huevo de gallina en sus componentes. Si tú o tus hijos son intolerantes entonces discútelo con el doctor antes de recibir la inyección. ensalada de tofu con zanahoria
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía española es una de las más populares y deliciosas de todo el mundo, gracias a platillos como la paella, las tapas, el gazpacho, la tortilla de patatas, la fabada, los churros y otros exquisitos platillos. En Kiwilimón te contamos sobre la tradición culinaria del país europeo y te decimos cuáles platillos debes probar.  Paella La paella es, sin duda, la receta española más famosa a nivel mundial. Aunque existen muchas variedades de este platillo, una de las recetas más famosas es la de la paella valenciana la cual se prepara con arroz valenciano, pollo, caracoles, conejo, ajo, tomate, pimiento y azafrán, entre otros ingredientes. Otras versiones incluyen todo tipo de mariscos o carne roja.  Cabe mencionar que la paella es un platillo de origen humilde, pues los jornaleros mezclaban todos los alimentos que tenían a la mano. Años más tarde, este platillo se convertiría en un estandarte de la gastronomía de España. Cualquier tipo de paella será ideal para compartir con la familia o amigos, acompañada de una copa de vino.  Tortilla de patatas Este tradicional platillo también es conocido a nivel mundial, pues es un excelente desayuno o guarnición. La popularidad de este platillo es tal que en España puedes encontrarlo en todos los bares y restaurantes.  Otra de las grandes cualidades de la tortilla española es que se prepara con muy pocos ingredientes: cebolla, papas y huevo. No dudes más y prepara está increíble receta para el almuerzo dominical.  En cuanto a su origen, la tortilla de patatas se inventó en el siglo XVIII y el siglo XIX, pero aún se desconoce la localidad en que surgió por primera vez. Aunque actualmente se dice que la receta original no llevaba cebolla o que el aceite debe sustituirse por manteca, cualquier versión será deliciosa y muy rápida de cocinar.  Croquetas de jamón serrano Las croquetas son otro platillo imperdible de la gastronomía española. Aunque parece ser una receta muy complicada, estas delicias se preparan a base de una salsa bechamel y jamón serrano, después se empanizan con huevo y pan molido y se fríen. ¡No olvides añadir nuez moscada, esto hará toda la diferencia! ¡Recuerda que en Kiwilimón puedes encontrar la receta ideal para preparar las croquetas de jamón serrano más deliciosas! Fabada asturiana La fabada es una de las joyas de la cocina española. Este platillo surgió, como su nombre lo indica, en Asturias, aunque hoy en día es un platillo muy popular en todo España. La receta de la fabada asturiana es muy fácil y rápida de preparar, pues tan solo necesitas alubias, morcilla, chorizo y panceta.  No lo pienses más y cocina una exquisita fabada para una comida familiar o incluye este platillo en tu menú semanal.  Pulpo a la gallega  A este platillo también se le conoce como “pulpo a feira” y es uno de los guisos más aclamados entre los españoles. Suele servirse sobre un plato de madera y se baña con un poco de aceite de oliva, sal y paprika. No olvides acompañar el pulpo a la gallega con unas deliciosas papas. Este platillo es ideal para una comida familiar o una cena con amigos, quienes además quedarán impresionados por lo sabroso y vistoso de este tradicional platillo español.  Churros Aunque parezca difícil de creer, los deliciosos y crujientes churros no son mexicanos. En aquel país suelen disfrutarse durante el desayuno o la cena, acompañados de un chocolate caliente, ¡el complemento perfecto para estas delicias! Los churros siempre son el postre ideal para compartir con la familia o disfrutar durante una tarde lluviosa, claro, siempre y cuando los acompañes con una taza de chocolate caliente.
Hay muchas razones para tener plantas en casa, pues no solo le dan vida a nuestro hogar, sino que también nos pueden servir para darle un toque extra a nuestros platillos o preparar deliciosas y relajantes infusiones o tés. ¡En Kiwilimón te decimos cuáles son las 5 mejores hierbas de cocina para cultivar desde casa! Menta De acuerdo con los expertos, la menta es una de las mejores opciones de hierbas para cultivar en casa, pues no requiere de muchos cuidados, crece rápidamente y nos regala un freso aroma. Sin embargo, antes de poner manos a la obra, recuerda que existen diferentes tipos de menta, por lo que debes asegurarte de que el tipo que elijas se pueda utilizar en la cocina. Una vez que tengas suficiente menta en casa, la puedes utilizar para adornar postres, darle un toque de frescura al agua de sabor, para preparar mojitos, hacer tés y hasta deliciosas salsas para acompañar tu menú semanal. Perejil El perejil es otra gran opción para cultivar dentro de tu hogar. Esta hierba es muy fresca y aromática, por lo que es indispensable en tu cocina. Antes de comenzar a cultivar, recuerda que hay dos tipos de perejil: el de hoja rizada y el de hoja común; escoge el que más te guste. Aunque esta hierba de cocina no requiere de muchos cuidados, es importante que obtenga bastante sol. Puedes utilizar perejil en un sinfín de platillos, sopas, salsas y ensaladas.CilantroEste es un básico en la cocina mexicana, pues sin esta hierba, los tacos no serían lo mismo. Los expertos recomiendan plantar el cilantro entre los meses de agosto y septiembre. Otra ventaja es que la planta usualmente sobrevive al invierno. Usa está hierba para darle sabor a tus salsas caseras, para darle un toque final a los tacos o para cualquier otro guiso. RomeroSi no tienes mucha experiencia en el área de la jardinería y las plantas, el romero es una gran opción para ti. Esta hierba es indispensable en la gastronomía italiana, pues las salsas y los platillos no serían tan deliciosos sin el sabor que aporta el romero. Esta planta solo requiere de bastante luz del sol. Recuerda que puedes utilizar el romero para infusionar aceites, para darle un giro a las papas o para hacer una receta de pollo o carne aún más exquisita. Albahaca¡Otra hierba de cocina imperdible de la gastronomía italiana! La albahaca es un must a la hora de preparar pesto, salsas de tomate y pizzas, pues brinda un toque especial de frescura a cualquier preparación. Los expertos dicen que a esta planta le encanta el calor y la luz brillante, por lo que es recomendable colocarla en un lugar adecuado.
El imponente bosque de coníferas coquetea con robarme la atención, sin embargo, mis sentidos se concentran en algo más: ahí, subiendo los escalones de las calles empedradas de Tlalpujahua, están los puestos de comida del mercado. Hay ollas exhalando el humo de sus tamales y corundas, conservas y ates acorralados por las abejas, pan apilado en bolsas. Ay, con el pan de pulque. Ay, con el pan de pucha. En Michoacán, la naturaleza es la que llama pero es la comida la que obsesiona a regresar. Quien no ha ido a comer a este estado se ha perdido de una de las tres mejores gastronomías regionales del país. Más claro, imposible. Michoacán es un conglomerado de michoacanes. La zona lacustre, el mar, la milpa, el bosque albergan una tradición, una colección de sabores enmarcados por las técnicas ancestrales y los ingredientes endémicos. A esa suma cultural, a esas coordenadas geográficas, les debemos más que éxtasis culinarios. Gracias a ellas aparecemos en la única lista que importa: la del Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO. “La gastronomía michoacana es única por la alineación de un paisaje fértil con muchos tipos de terreno y lagos ricos en pesca, así como una cultura prehispánica que ha pasado sus tradiciones a través de generaciones”, asegura el arquitectico Fernando Vela, presidente del Festival gastronómico Morelia en Boca. Desde sus heterogéneos rincones, collage de imágenes y climas, salen productos excepcionales como los charales, el pescado blanco, la trucha. En la meseta purépecha se dan productos como el amado aguacate; en Zamora del Valle, las fresas; en Valle de Apatzingán, los limones, las moras; en la milpa, esos maíces rojos, negros, azules, amarillos con la mineralidad en las entrañas; de Cotija, su queso. Aunque de quesos no son los únicos, pero sí los más prestigiosos. Otros menos conocidos son los quesos de la Ruana, de Tierra Caliente, frescos u oreados.Las manos detrás de la cocina complementan esta suerte de sortilegio. Lucero Soto, una de las chefs más representativas de la región, cree que el verdadero tesoro está en las cocineras tradicionales. Nombres como Esperanza Galván resuenan en embajadas del mundo haciendo lo que mejor saben hacer: ser guardianas de recetas y técnicas, exportadoras de cultura; ella, particularmente, de la purépecha. También está Blanca Villagómez, en Tzintzuntzan, quien según el arquitecto Fernando prepara una hueva de pescado en salsa de guajillo como ninguna otra. Lucero Soto, por su parte, no es cocinera tradicional pero acerca el folklor michoacano de las calles a los manteles emblemáticos del país desde el Restaurante Lu Cocina Michoacana. No se puede dejar de mencionar a Mariana Valencia de Cocina M, en Uruapan.En Morelia hay que emprender un peregrinaje por carnitas Don Raúl, o encaminarse de filón hasta Quiroga para probarlas confitadas en cazo de cobre. Ante una señora con una cubeta de charales hay detenerse por un taquito de tortilla de maíz, un puñito de charales fritos y unas gotitas de limón –poquita, porque no queremos críticas–. De mañana hay que estar por la catedral o el mercado y sentarse en uno de esos locales con nombres de mujeres para ser provistos de platos de plástico rojo y unos uchepos con los sabores del elote, unas corundas con la trinidad mexicana de la garnacha –crema, salsa y queso– y un atolito dulce.Yo no me pierdo la sopa tarasca para el medio día o las atapakuas purépechas, parecidas al mole; se preparan semillas como el cacahuate o la pepita de calabaza y van acompañados de verduras y carne. En Lu me gusta probar las enchiladas morelianas de pato que inhabilitan cualquier tipo de insatisfacción. El arquitecto Fernando prefiere la xanducata (una especie de pipián elaborado también con pepita), las jahuácatas (una corunda preparada en capas y que lleva frijoles) y por supuesto, el aporreadillo de Tierra Caliente. Como gran conocedor de la gastronomía de aquel estado habla del churipo purépecha (un plato de cuchara), del mole de queso y el conejo estirado, tradicional de Corpus Christi.A la hora del postre la gastronomía michoacana ofrece variedad. Los chongos zamoranos, la fruta en conserva y los ates pueden conseguirse en las tiendas que resguardan mujeres ataviadas con vestidos virreinales. Lucero Soto dice que cuando el antojo llama a mitad de calles hay que recurrir al gazpacho moreliano.Yo no dejo el estado sin comerme unas morelianas de cajeta, nuez y papel estrella o sin buscar por cielo, mar y tierra la mejor heladería, esa que venda una buena nieve de pasta de gusto avainillado, tradicional de Pátzcuaro. Cuando llega la hora pido uno doble. Y es que Michoacán, nada de sencillo. Eso nunca.
Entre los beneficios de la piña podemos encontrar que es fuente de vitaminas A, C, B6, E, calcio, potasio, magnesio y ácido fólico. No por nada es una de las frutas exóticas más populares pero, ¿sabías que la cáscara de piña es buena para la salud? Cuando te enteres de todos los beneficios de consumir té de cáscara de piña, ya no querrás volver a tirarla. Beneficios del té de cáscara de piña Té de cáscara de piña para la digestión El té de cáscara de piña es un excelente remedio para cuidar la salud digestiva, pues ayuda a digerir las pesadas proteínas de origen animal, reduce la producción de gases y evitan el estreñimiento. Elimina colesterol malo con cáscara de piña Tomar té de cáscara de piña ayuda a reducir los niveles del colesterol LDL, también conocido como colesterol malo y beneficia la circulación sanguínea para prevenir enfermedades cardiovasculares. El té de cáscara de piña como diurético natural Una de las principales funciones de esta bebida es que sirve como diurético natural, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo y limpiará tus riñones para evitar enfermedades e infecciones. También depura la grasa corporal, por lo que te podría ayudar a perder peso. Es un excelente antiinflamatorio La bromelina, propiedad principal de la cáscara de piña, es un componente que fomenta la eliminación de toxinas en el cuerpo, ayudando a desinflamar el organismo. Mezclarla con agua y tomarla en ayunas te ayudará a absorber mejor los nutrientes de tus comidas posteriores. Disminuye el estrés con té de cáscara de piña Las enzimas del té de cáscara de piña producen una sensación tranquilizante que ayuda a disminuir la tensión y los síntomas del estrés. Té de cáscara de piña para los huesos El té de cáscara de piña fortalece el sistema óseo gracias a su alto contenido de manganeso. De acuerdo a información de MedlinePlus, este mineral ayuda a mejorar la calidad de los huesos. ¿Cómo preparar té de cáscara de piña? En un litro de agua, agrega la cáscara previamente lavada y deja hervir. Reposa 5 minutos, cuela y de preferencia sirve sin endulzar. Recuerda consultar a tu especialista antes de añadirlo a tu dieta, ya que puede causar efectos secundarios en algunas personas. ¿Listo para gozar de los beneficios del té de cáscara de piña?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD