10 platillos que evolucionaron este 2018
tendencias de cocina

10 platillos que evolucionaron este 2018

Por Kiwilimón - December 2018

Sin duda, este 2018 el pan dulce mexicano pasó por muchos cambios. Y es que la comida tradicional que originalmente las abuelitas preparaban siguiendo cada paso al pie de la letra, pasó a ser parte de algunas otras combinaciones que para muchos, resultan deliciosas. Por eso hicimos un recuento de 10 platillos que evolucionaron este 2018. En esta lista veremos cómo cambiaron platillos tan típicos como los tamales y el pan dulce. 

MANTECONCHAS. En primer lugar, tenemos al famoso invento originario de Querétaro. La fusión de las mantecadas y las conchas nació en la panadería El Manantial y poco a poco invadió a todo el país. 

DONCHAS. Se los dijimos, el tradicional pan mexicano vivió ciertos cambios que posiblemente ni las abuelitas hubiesen permitido. ¿Se imaginaron alguna vez que comerían una dona con cubierta estilo concha y sabor a concha? Sí es posible y la receta está AQUÍ

ROSCA DE CONCHAS. Claro, quedó confirmado que el pan con el que más experimentos hicieron los panaderos fue con las conchas y todo lo que pudiera llevar su sabor y sí, hasta la forma. La receta la encuentran AQUÍ

MANTEMUERTO.Por supuesto que el pan de muerto no podía quedarse atrás. Este año tuvimos la gran suerte de conocer la fusión entre las mantecadas y el pan de muerto. Si no las probaste, lamentamos decirte que tendrás que esperar varios meses.

SUSHI CON DORITOS. A los mexicanos nos encanta adaptar los platillos extranjeros agregando algunos ingredientes propios de nuestra alimentación. Y aunque las frituras de maíz no son exclusivas de México, sí que le dan un toque muy mexa al sushi.

CONCHAS CON CHILAQUILES. Cuando creímos que habíamos alcanzado el paraíso culinario con las deliciosas tecolotas, nuestras amadas tortas de chilaquil, llegaron las novedosas conchas con chilaquiles. Ámalas u ódialas, pero pruébalas.

CUPCAKES DE ROSCA. Una versión  mucho más práctica de la tradicional Rosca de Reyes viene en forma de pequeños cupcakes. Lo mejor de esta innovación es que te ahorras el tener que andar partiendo y sirviendo la rosca entre tus invitados. La receta está AQUÍ

AVOCADO LATTÉ. Por más raro que parezca, tomar café en un aguacate se ha convertido en una tendencia, sobre todo entre los millennials. Aunque algunas personas dicen que el sabor no es el mejor, tenemos que reconocer la originalidad de este invento.

HAMBURONCHA. Si te gustan las hamburguesas, ¿por qué no combinarlas con las conchas? Tenemos que admitir que este fue uno de los inventos que más opiniones dividió entre los foodies. Nuestro veredicto: tienes que probarla para decidirlo.

CONCHURRAS. Una conchacon base de churro no puede ser jamás una mala idea. El 2018 nos llenó de descubrimientos culinarios, sin embargo, los amantes de la panadería fueron los más beneficiados definitivamente.

Mención especial: Tamales con cátsup. El cierre del año no podía dejarnos sin sorpresas. Y es que apenas hace unos días nos enteramos de que hay gente que le pone cátsup a los tamales. Aunque no representa propiamente una evolución en el platillo, sí que es una manera diferente de comerlo. ¿Te atreverías a probar tu tamal favorito con salsa de tomate?

Esperemos que el año que entra nos traiga más innovaciones gastronómicas para seguir disfrutando nuevos platillos.

¡Feliz  Año Nuevo!

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las cáscaras de plátano contienen nutrientes que son esenciales para la salud de las plantas en macetas. Por ejemplo, a medida que se descomponen, las cáscaras de plátano agregan potasio, así como pequeñas cantidades de nitrógeno, fósforo y magnesio al suelo, de manera similar a un fertilizante de liberación lenta. Es así como las cáscaras de plátano puede ser fertilizantes completos para tus plantas.Así, los plátanos, que son bien conocidos por su contenido de potasio con muchos beneficios para el cuerpo humano, también lo contienen en las cáscaras, que proporcionan nutrientes esenciales a las plantas cuando las cáscaras comienzan a descomponerse. Existen varias formas de usar cáscaras de plátano para las plantas en macetas. La forma más fácil es simplemente colocar las cáscaras sobre la tierra a unos 5 centímetros del tallo de la planta. Pero también puedes iniciar la fertilización con nuevas plantas colocando cáscaras de plátano en el fondo de la maceta, a medida que agrega la planta a la maceta.Además, cortar las cáscaras en trozos de 1 pulgada facilita la mezcla con la tierra de la maceta. Si ya haces abono, añade cáscaras de plátano a la mezcla para aumentar el contenido de potasio. Por otro lado, hacer puré de las cáscaras con agua es un excelente fertilizante líquido para verter en las macetas.Beneficios de las cáscaras de plátano en las plantasYa que la cáscara de plátano es rica en potasio, este mineral ayuda a promover el vigor general de la planta, desarrollar resistencia a plagas y enfermedades, desarrollar frutos, regular alrededor de 50 enzimas en una planta, crear turgencia, es decir, la fuerza de la planta (o la verticalidad de los tallos y el grosor de las paredes celulares).Todo esto es extremadamente importante para plantas como los helechos cuernos de ciervo o de alce, que literalmente cuelgan de los troncos de los árboles en la naturaleza, y vegetales verticales como cebolletas, puerros y cultivos frutales.Por su parte, también aportan fósforo, el cual influye fuertemente en la fructificación y la floración, es esencial para un buen crecimiento de raíces y brotes, ayuda con la polinización y es muy importante en la germinación y viabilidad de las semillas.Por último, las cáscaras de plátano también incluyen calcio, el mineral más importante del suelo, es el ingrediente de las paredes celulares que se ocupa del desarrollo de las raíces y de los puntos del tallo en crecimiento, además de que ayuda a “abrir” el suelo para permitir más oxígeno.Con papeles tan importantes que desempeñar, estos macronutrientes son vitales para la salud y el bienestar de las plantas. Sin embargo, las plantas también necesitan muchos otros nutrientes, que puedes conseguir en un fertilizante orgánico equilibrado de liberación lenta con oligoelementos vitales en forma de polvo fino o gránulos que se disuelven rápidamente y se vuelven disponibles para las plantas. Eso significa que pueden ser absorbidos por microbios en el suelo y pelos finos de las raíces de las plantas.Estos fertilizantes orgánicos pueden rociarse directamente sobre el suelo, excavarse ligeramente o rociarse en la cuenca del follaje en medio de plantas como los helechos.
La pasta es uno de los platillos favoritos de muchos porque es sencilla y tiene muchas combinaciones. Su preparación puede tomarte sólo 30 minutos, aunque si se trata de una pasta clásica, como de la que hoy te vamos a contar, tal vez necesites buscar cómo se hace el espagueti a la boloñesa.El espagueti a la boloñesa es en realidad un derivado del ragù, una salsa italiana a base de carne, y la característica del ragù a la boloñesa es que lleva tomate y se prepara con pastas gruesas, como tallarines, tortellini o ñoquis, y nunca con espaguetis, pues las pastas gruesas sostienen mejor la carne.El ragù alla bolognese, o salsa boloñesa, es solo una de las muchas formas en que se puede preparar una salsa de carne, llamada ragù, en Italia, es decir, este es un término general que se utiliza para indicar cualquier salsa de carne cocinada a fuego lento durante muchas horas. Cada ragù se compone de numerosos ingredientes, que varían según cada región, de ahí que “alla Bolognese” signifique que pertenece al estilo de la ciudad de Bolonia.Historia, ingredientes y receta italianaSegún Livio Cerini, uno de los más grandes escritores de libros de cocina italianos del siglo XX, la base de este apetitoso estilo de preparar salsas con carne se la debemos a los romanos, sin embargo, el término ragù viene de la palabra francesa ragôuter, un verbo que puede traducirse en como “agregar sabor a algo”. El ragú deriva del periodo de la invasión romana, pues los galos reelaboraron la receta romana, transformándola en el ragú, muy similar a las salsas que conocemos hoy.Inicialmente, las salsas ragú eran una especie de guiso que se comía como plato principal, pero luego comenzaron a comerse untadas sobre pan tostado, y todos estos primeros platos de ragú se hicieron sin tomates, ya que los tomates no llegaron a Europa hasta el siglo XVI, por supuesto, desde el Nuevo Mundo y gracias a Hernán Cortés y los conquistadores.Se cree que el nacimiento de la receta original de Ragù alla Bolognese se remonta a finales del siglo XVIII, cuando Alberto Alvisi, el chef del Cardial de Imola, cocinó la primera auténtica salsa de carne a base de tomate, que se sirvió con un plato de pasta de macarrones.A principios del siglo XIX, las recetas de ragú a base de tomate comienzan a aparecer en algunos libros de cocina de la región de Emilia-Romagna. En esta época era un plato que, por lo general, estaba reservado para fiestas u ocasiones especiales.Fue hasta 1982 que la receta oficial fue registrada por Academia Italiana de Cocina en la Cámara de Comercio de Bolonia. En ella se encuentran el tocino y la leche entre los ingredientes habituales. Pero ya sea que ahora le pongas leche a tu boloñesa o no, sin tomates, nos referiríamos a estas salsas simplemente como ragú. Así que los tomates son uno de los ingredientes característicos del espagueti a la boloñesa.En la actualidad, existen muchas formas de hacer espagueti a la boloñesa, por ejemplo, vegano o en presentación de lasaña, ¿cuál es tu favorito?
Esta temporada invita a calmar la sed con sabores, texturas y aromas insospechados. Sin duda una gran regla para seguir la frecuencia de las notas primaverales es aprovechar los frutos que esta temporada nos regala tales como frutas, flores, hierbas y bebidas refrescantes como cerveza y espumosos. Aquí te presentamos 3 recetas de cocteles ideales para acompañar esta primavera: Lager pop Mixólogo Luis C. IriarteIngredientes: 30 ml de licor de mandarina 150 ml de refresco de toronja 2 toronjas supremas1 top de cerveza lager Procedimiento: En un vaso cervecero, integra todos los ingredientes y finaliza con la cerveza. Decora con una garnitura de toronja. Tokyo té Mixólogo Luis C. IriarteIngredientes: 15 ml de midori15 ml de vodka 15 ml de ron15 mil de ginebra 15 mil de tequila 15 ml de triple sec30 ml de jugo de limón verde 30 ml de jarabe simple Hielo al gusto Procedimiento: En un shaker vierte todos los ingredientes, agita con hielo y sirve. Ganso rojo Mixólogo Israel DíazIngredientes: 2 frambuesas 2 moras azules 20 ml de jarabe de romero 15 ml de jugo limón amarillo 1 varita de canela 1 varita de romero 45 ml de vodka15 ml de licor de naranja Hielo al gusto1 vara de romero Procedimiento: Con ayuda de un mortero, macera la fruta con el jarabe de romero y el jugo de limón. Sobre un plato, enciende las varitas de canela y de romero. Tapa con una copa alta para ahumarla. Mientras se queman, en un shaker con hielo vierte el vodka, el licor de naranja y la fruta macerada. Realiza un doble colado y sirve en la copa con hielos y una ramita de romero fresca.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD