Alimentación y ansiedad
Te Cuida

Alimentación y ansiedad

Por Fernanda Balmaceda - Julio 2021
La ansiedad nos genera un estado de incomodidad e inconformidad. Es un padecimiento más común de lo que imaginamos, la OMS estima que durante las emergencias humanitarias, como la que hoy vivimos, 1 de cada 5 personas se ve afectada por la depresión y la ansiedad.

Aunque no hay una dieta específica que elimine la ansiedad, hay alimentos que pueden ayudar a controlarla y aminorarla. También hay otros alimentos que propician que la ansiedad se detone como los que contienen carbohidratos refinados y, en general, los alimentos procesados.

En #KiwiTeCuida presentamos el #RetoContraLaAnsiedad, en el que el chef Mau Eggleton preparará una clase de cocina dedicada al tema (19 de julio) y será reforzado por el conversatorio entre la nutrióloga Gina Rangel y nuestra directora editorial Shadia Asencio (26 de julio), para resolver todas sus inquietudes de cómo combatir la ansiedad a través de la alimentación.

Algunos otros tips para controlar la ansiedad son los siguientes:
  • Incorpora siempre a tu desayuno proteínas limpias y magras, dan saciedad y ayudan a mantener los niveles de azúcar en sangre para tener energía durante el día.
  • Agrega a tu dieta carbohidratos complejos, pues aumentan la producción de serotonina en el cerebro, lo cual nos ayuda a estar relajados. Los granos integrales como la quinoa, la avena o los panes de masa madre e integrales reposados son excelentes opciones.
  • Evita carbohidratos simples tales como bebidas azucaradas, dulces, harinas refinadas y productos procesados.
  • Ten alimentos preparados y listos para consumir inmediatamente, crudités, galletas saludables, fruta picada y frutas y verduras desinfectadas.
  • Toma mucha agua, pues a veces se confunde la sed con hambre. La ansiedad hace que evitemos hidratarnos y por esta razón sentimos “hambre” cuando en realidad es deshidratación.
  • Limita o evita el consumo de alcohol y cafeína, el alcohol de momento nos hace sentir tranquilidad, pero cuando lo procesamos en el cuerpo, nos produce ansiedad, además que afecta en el ciclo saludable del sueño. La cafeína provoca un efecto de nerviosismo, detona la ansiedad y también interfiere con el sueño.
  • Mantente atento si tienes alguna intolerancia alimentaria, debido a que existen muchas condiciones que pueden detonar la ansiedad, la depresión o los cambios de humor e irritabilidad.
  • Procura mantener una dieta balanceada y saludable y hacer ejercicio. Los alimentos ricos en omega 3 y ácidos grasos nos pueden ayudar mucho.
  • Prepara en casa snacks crunchy, picositos o dulces, te ayudarán a no pecar entre comidas y poder llevar una alimentación saludable.
El llevar una vida saludable nos invita a seguir sumando hábitos que nos generen bienestar, reduciendo la ansiedad y gozando de salud integral. Si quieres conocer más a fondo del tema, te invitamos a seguir nuestras transmisiones en vivo los días lunes a través de nuestra cuenta oficial de Instagram de Kiwilimón, en punto de las 6:00 pm. ¡Te esperamos!
Califica este artículo
Calificaciones (9)
Connie Sosa
25/07/2021 22:06:29
Excelente recomendaciones!!
Ana Leticia U A
19/07/2021 11:30:30
Muy interesante
Elena Vega
19/07/2021 09:47:24
Yo esta bien explicado lo os felicito
Maria Rojo
19/07/2021 08:00:41
rojo71maria@gmail.com
Cuquita Ibarra
19/07/2021 00:50:10
Muy Interesante Felicidades!!!
Ver más
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Tlaxcala se ubica en un lugar estratégico, justo al centro de la megalópolis mexicana. Su geolocalización, cercana a la capital y a otros estados, históricamente le ha valido bendiciones y una serie de vuelcos a su destino que se tradujeron en el enriquecimiento de la cultura y un sinfín de delicias culinarias que no pasan desapercibidas.El origen de la cocina tlaxcalteca data de más de setecientos años, con el asentamiento de los primeros grupos que conformaron esta gran civilización. “Al estar cerca del eje neo volcánico Tlaxcala recibe muchas aguas de los deshielos que luego se van al subsuelo y que hacen rica y bondadosa a la tierra”, comenta Irad Santacruz, catedrático de la cocina de su entidad por la Culinary Art School. De ahí que la gastronomía emerge entre insumos inmejorables donde la tortilla es reina. No por nada, Tlaxcala significa lugar de tortillas. Para Francisco Molina, uno de los cocineros más emblemáticos del estado y cuyo restaurante Evoka es una parada imperdible en la visita, los ingredientes primordiales de la región son el maíz y el maguey. Este último es el ingrediente que más orgullo le genera: “De él se ocupa todo. Trato de utilizar la filosofía del maguey en mi restaurante”. Del agave se extrae el agua miel y la miel de agave con sus sabores herbáceos; al fermentarlo se produce el pulque; sus pencas se utilizan para cocciones como la barbacoa; hasta con la plaga del maguey, que es el gusano, se elaboran platillos de buena complejidad. Las milpas crecen por las planicies y ofrecen un puñado de ingredientes que terminarán en una buena sopa. Adicionalmente existe el llamado metepantle, un concepto proveniente de la agricultura prehispánica en el que el ecosistema se crea en torno al maguey. “Cada árbol le otorga ciertas características y ciertos nutrientes al piso, dándole una especie de equilibrio a la tierra. Para mí este es básicamente el origen de la cocina tlaxcalteca”, comenta el chef Francisco. No es un secreto que antes de la llegada de los españoles los tlaxcaltecas estaban sometidos a los aztecas. A forma de castigo por querer deslindarse de pagar impuestos a los habitantes de la región se les prohibió la compra de sal y otros insumos. De ahí que los guisos regionales ocupen pocos ingredientes, pero que aunados a la creatividad y las técnicas han hecho posible una buena variedad.“Aproximadamente se obtienen treinta y cinco ingredientes que forman parte de la culinaria tlaxcalteca, de la cocina tradicional” afirma Irad, en los que los más emblemáticos son el mole de ladrillo, el mole prieto y el atole agrio. “El mole prieto es un mole más ceremonial, un mole más líquido que espeso y que se hace con puerco. El mole de ladrillo es un mole también ceremonial de origen otomí”. Por su parte el atole agrio se elabora a partir de especies de maíz rojo y se sirve con un frijol o ayocote en el fondo.El mole que puede encontrarlo a uno en casi todo el estado es el mole de fiesta, pero claro, con ciertas sazones que van mutando en cada comunidad. Junto al estado de México e Hidalgo, comparte la tradición de la mejor barbacoa del país y la técnica del mixiote. De sopas están las tlatlapas, una sopa espesa que se preparara con frijol amarillo, el chileatole verde y la sopa de milpa común en temporada. El insumo predilecto de la época de lluvias es el hongo comestible que es proteína vegetal en guisos y moles típicos. Pero nada de eso terminaría de amalgamar sin el rey de las bebidas milenarias: el pulque. El pulque es cultura, es ingrediente en copiosos platillos, es la predilección de Quetzalcóatl y por lo que tuvo que redimirse en el exilio. En el lado dulce, Tlaxcala es un paraíso por descubrir. “Están los muéganos tradicionales de Humantla, de Santa Ana, de Santa Cruz y de la capital”; pero también están los tlaxcales –tortitas elaboradas con masa de maíz y azúcar–, los dulces de pepita, las conservas de guayaba, de camote, o de cualquier fruta de temporada. No hay que perderse tampoco los burritos –y olvida el gran envoltorio hecho con tortilla de harina–. En Tlaxcala están hechos de maíz a punto de reventar y van cubiertos por aguamiel, piloncillo o azúcar. Otros postres tradicionales son el chacualole, un postre elaborado a partir de calabaza u otras frutas y aromatizado con canela, piel de naranja y clavo, o los buñelos de rodilla y de viento. Por supuesto, en las fiestas patronales, hay que dejarse conducir hasta el aroma de unos panes de feria. Si de gastronomía callejera hay que hablar, el chef Francisco recomienda las tortas de la 2 de abril. “Son unas tortas que vienen con milanesa de cerdo, chalupa, quesadilla de huitlacoche o de queso, todo va frito. Viene con su ensalada, su jitomate y su pan”. Si se prefiere la tortilla por sobre el bolillo, hay que detenerse en una esquina por tacos de canasta, supuestamente originarios de la entidad. Irad recomienda asistir los viernes el mercado alternativo de productores agroecológicos que se instala en el parque de San Nicolás, el tianguis sabatino de Tlaxcala y el de los miércoles de la Loma: “Ahí no solamente encuentras el producto y a las personas, sino que también seguramente vas a comer delicioso en alguno de sus múltiples puestos”. Y es que sí, dar un paseo por este pequeño estado es probar tradiciones bien conservadas en un contexto de haciendas, de leyendas vivas y cruces de camino.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD