¿Cuáles son beneficios del té de hierba de limón?
Te Cuida

¿Cuáles son beneficios del té de hierba de limón?

Por Adriana Sánchez - Marzo 2021
El limoncillo, también conocido como hierba de limón, es uno de los secretos mejor guardados de las abuelitas, ya que éste cuenta con múltiples propiedades que ayudan al cuerpo a fortalecer el sistema inmune, mejorar la digestión y mucho más. Si quieres sacarle todo el provecho a esta increíble planta, entonces debes conocer para qué sirve el té de hierba de limón.



Beneficios del té de hierba de limón

Té de hierba de limón para la cabeza

De acuerdo a estudios realizados por la Universidad de Griffith de Australia, esta planta medicinal provoca un maravilloso efecto analgésico y antiinflamatorio que reduce el nivel de dolores de cabeza o migrañas.

La hierba de limón ayuda al sistema cardiovascular

Al tener alto contenido de potasio, el limoncillo ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares ya que reduce la tensión en los vasos sanguíneos. También ayuda a mejorar la circulación, la tensión en el corazón y controla los niveles de colesterol malo.

Olvídate de la fiebre con limoncillo

De igual manera, otros estudios han demostrado que el té de hierba de limón tiene propiedades antipiréticas, en otras palaras, ayuda a regular la temperatura corporal y reduce la fiebre.

Té de hierba de limón para el sistema inmunológico

Tal como indica el portal médico Hola Doctor, el té de hierba de limón incrementa tus niveles de antioxidantes y te defiende de los radicales libres. Además tiene propiedades antimicrobianas muy fuertes que te ayudan a combatir gérmenes comunes.

Té de limoncillo para mejorar la digestión

La hierba de limón contiene un importante compuesto conocido como citral, el cual ayuda a regular la digestión al repoblar el colón de bacterias beneficiosas para su salud. Esto ayuda contra la acidez estomacal, la distensión abdominal, los vómitos o el estreñimiento.

¿Ya preparaste tu tacita para aprovechar todos los beneficios del té de hierba de limón?
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En kiwilimón sabemos que siempre estás buscando formas de cuidar el medio ambiente y de mantener tu hogar y cocina limpios. En el caso de la cocina, el lugar en donde la magia sucede, es muy importante mantener todo muy limpio y ordenado, pues cocinar será muy fácil de esta manera. Sin embargo, además de limpiar todo muy bien, también es fundamental desechar los ingredientes de la manera adecuada, pues de lo contrario, podemos contaminar el medio ambiente y dañar nuestra casa. Este es el caso del aceite de cocina, el cual debe desecharse de una manera adecuada, pues de acuerdo con información publicada por las autoridades de la Ciudad de México, tirar este ingrediente al drenaje es un delito que se castiga con multas y tiene las siguientes consecuencias:1 litro de aceite contamina 1,000 litros de aguaObstruye tuberías y drenajesCausa inundacionesProvoca malos oloresTambién puedes leer: Usos del aceite de oliva para la limpieza y el hogar¿Por qué no se debe tirar el aceite al drenaje?Además de estar tipificado como un delito por las autoridades de la CDMX, tirar el aceite al drenaje puede terminar en un desastre en tu cocina, pues una vez que se vuelva sólido, podría tapar la tubería y tendrías que llamar a un plomero. Por si fuera poco, tirar el aceite quemado al drenaje no solo daña la tubería de tu hogar, sino que se acumula en el drenaje de toda la ciudad, se solidifica y cause inundaciones y mal olor. Es por esto que es crucial deshacerte del aceite de cocina de una manera responsable, ¡es muy fácil!Cómo deshacerse del aceite de manera correctaAhora que ya sabes que no debes tirar el aceite al drenaje, aquí te decimos cómo puedes tirarlo de una manera adecuada.Usa una botella de plásticoSi cocinaste unas ricas papas fritas o unos crujientes churros y ahora tienes que tirar el aceite, lo único que necesitas es una botella de plástico con taparrosca. Una vez que el aceite este frío, viértelo dentro de la botella, ciérrala muy bien y tírala a la basura. También puedes leer: Conoce las propiedades del aceite de coco dentro y fuera de la cocinaCongela el aceiteSi cocinaste algo con mucha grasa, también puedes congelar este residuo y luego ponerlo dentro de un contenedor y sellarlo muy bien antes de tirarlo a la basura.Añade harinaPara que el aceite sea aún más fácil de tirar a la basura, añade un poco de harina, pues de esta manera se solidificará.Mézclalo con otros desechosSi únicamente vas a tirar una o dos cucharadas de aceite de cocina, puedes esperar a que se solidifique y después tirarlo en la bolsa de basura orgánica, para que los demás desechos lo absorban.No olvides tus sartenesAunque no cocines con grandes cantidades de aceite, recuerda que es importante que limpies tus sartenes después de cocinar, pues así evitas que se vaya acumulando la grasa en la tubería poco a poco. También puedes leer: 4 aceites que puedes usar en la cocina y en tu pelo
Las vitaminas C y D han sido las estrellas en estos años de pandemia, cuando todos hemos buscado la forma de resguardarnos de la manera más natural posible del COVID-19. Pero ¿cómo funcionan y en qué alimentos podemos encontrar vitaminas para fortalecernos contra el coronavirus?La vitamina C es un antioxidante del cual podríamos decir que desde siempre ha sido promovido como un benefactor en la función inmunológica saludable, mientras que la vitamina D saltó a la fama en años recientes, con sus posibles efectos positivos sobre la función inmunológica.Lo que la ciencia ha podido investigar hasta el momento respecto del consumo de vitaminas como suplemento y el nuevo COVID-19 es que existe la posibilidad de que los suplementos puedan ser efectivos. Por ejemplo, algunos estudios observacionales vinculan los niveles más bajos de vitaminas en la sangre con un mayor riesgo de dar positivo por el virus que causa el COVID-19, sin embargo, estudios como estos no pueden probar que la vitamina D proteja a las personas contra las infecciones.De acuerdo con información del sitio de la Universidad de Harvard, un estudio de 2021 sobre zinc y vitamina C tampoco demostró beneficios para las personas con COVID-19 leve. En este estudio, las personas cuyos síntomas no requirieron hospitalización fueron asignadas al azar para recibir sólo vitamina C, 8.000 mg/día, o sólo zinc, 50 mg/día, o ambos suplementos en las dosis anteriores o ninguno de ellos.A pesar de las dudas sobre el beneficio general de estos suplementos, muchos médicos comenzaron a recetarlos de forma rutinaria en los primeros días de la pandemia de COVID-19, probablemente por la falta de conocimiento sobre cómo tratar esta nueva infección y el historial de seguridad que tienen los suplementos de estas vitaminas.Mientras que las personas con deficiencias nutricionales sí deben recibir suplementos y las deficiencias de zinc o vitamina D son comunes y pueden contribuir a una función inmunológica deficiente, lo mejor siempre será poder adquirirlos de una dieta nutritiva y adecuada para cada persona. A continuación, te contamos más sobre las vitaminas C y D, además de en qué alimentos encontrarlas.La vitamina C, o ácido ascórbico, es una vitamina soluble en agua, un antioxidante y eliminador de radicales libres que tiene propiedades antiinflamatorias, influye en la inmunidad celular y la integridad vascular, y sirve como cofactor en la generación de sustancias que incluyen la adrenalina, la noradrenalina y la dopamina.Cuando una persona se encuentra en un estado de estrés oxidativo, como cuando está atravesando alguna enfermedad que cause incluidas infecciones graves y sepsis, por ejemplo el COVID-19, puede que requiera más vitamina C, pero aún se está estudiando el papel potencial de altas dosis para mejorar la inflamación y la lesión vascular en pacientes con este tipo de coronavirus.Las frutas y verduras son las mejores fuentes de vitamina C, en especial las frutas cítricas, los tomates, el jugo de tomate y las papas. Otras buenas fuentes de alimentos con vitamina C incluyen:pimientos rojos y verdeskiwibrócolifresascoles de Bruselasmelón Muchas de las mejores fuentes alimenticias de vitamina C, como frutas y verduras, generalmente se consumen crudas. Consumir cinco raciones variadas de frutas y verduras al día puede aportar más de 200 mg de vitamina C.Por otro lado, la vitamina D es un nutriente importante que el cuerpo necesita para construir y mantener los huesos fuertes, entre otros beneficios. La fuente principal de esta vitamina es la luz solar, pues la piel absorbe los rayos ultravioletas del sol y los convierte en vitamina D.Sin embargo, muchas personas no obtienen la suficiente y esto ocurre especialmente si eres mayor, no comes alimentos saludables o tienes un tono de piel más oscuro. Si bien la vitamina D estimula el sistema inmunológico y alivia la inflamación, los expertos señalan que se necesita más investigación sobre sus propiedades antivirales.Aunque hay varios estudios sobre la relación entre la vitamina D y el COVID-19 que señalan que los niveles bajos de ella sí pueden aumentar la probabilidad de dar positivo, otros sugieren que los niveles más altos de vitamina D no reducen el riesgo de infección viral, hospitalización o gravedad de la COVID-19. La mejor forma de adquirir vitamina D es más luz solar, de 15 a 20 minutos tres días a la semana, y alimentos como:Pescado azul (como el salmón o las sardinas)carne rojaYemas de huevoAlimentos con vitamina D añadida, como la leche
El restaurante Piloncillo y Cascabel, donde se cocina comida ordinaria de una manera extraordinaria, es el claro ejemplo de que la propuesta gastronómica de la ciudad no necesita ser ostentosa, excéntrica ni complicada para alcanzar la excelencia en cuanto a sabor y calidad. Conocido por su inventiva culinaria original, sencilla y deliciosa, Piloncillo y Cascabel nace en 2010, de la mano de Wenceslao Vera e Itzia Rojas, egresados de la Licenciatura en Gastronomía de la Universidad del Claustro de Sor Juana, quienes juntos crearon un paraíso justo tanto para su equipo como para sus proveedores en la Central de Abastos. La especialidad de Piloncillo y Cascabel es la cocina mexicana contemporánea, la cual desmenuzan en un menú de 3 tiempos, diferente cada día, que sólo cuesta $90 pesos y vuela gracias a su sabor y precios accesibles. Además del menú diario, podemos encontrar desayunos desde $65 pesos, como los irresistibles chilaquiles con salsa de chapulín, o platos fuertes que no pasan los $100 pesos, como consomé de hongos con ravioles o el risotto con salmón, sin embargo, mi favorito por siempre es el postre, cuya corona se la lleva el pastel caliente de chocolate oaxaqueño. Si bien podrían definirse como una fondita bistró gracias a sus deliciosos platillos, la comida de Piloncillo y Cascabel destaca por ser creativa pero sencilla, bien hecha y sobre todo, honesta, sin cargos extras ni presunción alguna. Ubicación: Torres Adalid 1263, colonia Narvarte Poniente, CDMX. Facebook: facebook.com/piloncilloycascabel Instragram: instagram.com/piloncillo_y_cascabel
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD