Los beneficios de comer chile poblano
Te Cuida

Los beneficios de comer chile poblano

Por Gretel Morales - Agosto 2021
El chile poblano es uno de los principales ingredientes dentro de la cocina mexicana, pues gracias a su versatilidad, se usa para preparar chiles rellenos, cremas y todo tipo de guisados. Sin embargo, los chiles poblanos cobran aún más relevancia durante el mes de septiembre, pues se utilizan para preparar los famosos chiles en nogada, el plato estrella de las fiestas patrias en México.

Además de ser un chile con un sabor único, el chile poblano también tiene muchos beneficios para la salud, por lo que su consumo se recomienda ampliamente. Así que ya lo sabes, si quieres preparar deliciosas y nutritivas recetas con chile poblano, Kiwilimón es la opción perfecta, pues tenemos una gran variedad de platillos para consentir a la familia.

¿Cuál es el origen del chile poblano?
El chile poblano es 100% mexicano. De acuerdo con la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, su cultivó comenzó en el Valle de Tehuacán, Puebla, hace muchísimos años. Recuerda que una vez que se seca, el chile poblano se convierte en chile ancho.

¿Cuáles son los beneficios de comer chile poblano?
Los chiles poblanos no solo aportan un gran sabor a los platillos típicos de la gastronomía mexicana, también son muy saludables. A continuación te contamos por qué es importante incluir este chile en tu dieta.



Vitamina C
La vitamina C es esencial en la dieta, pues ayuda en el crecimiento y desarrollo. Según la Biblioteca Nacional de Medicina de los EE. UU., esta vitamina es necesaria para la cicatrización, sanar heridas y la buena salud de huesos y dientes. Por si fuera poco, la vitamina C es un antioxidante, una sustancia que ayuda a combatir los radicales libres, los culpables del envejecimiento y la aparición del cáncer, artritis y ciertas enfermedades del corazón.

Por otro lado, aunque se ha demostrado que consumir vitamina C no reduce la posibilidad de contraer un resfriado, es cierto que las personas que consumen grandes cantidades de esta vitamina suelen recuperarse más rápidamente.

Fibra
El chile poblano es un alimento rico en fibra, por lo que es ideal para incluir en tu dieta semanal. Gracias a la gran cantidad de fibra que contiene, este delicioso chile mexicano te ayudará a sentirte satisfecho, a mejorar tu digestión y a prevenir el estreñimiento.

Ya lo sabes, los chiles poblanos son deliciosos y muy nutritivos, ¡no te pierdas todas las recetas con chile poblano que Kiwilimón tiene para ti!
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Esa noche, en Francia, Celia Florián puso a México en boca de todos. La prestigiosa La list, en su edición The World’s Best Restaurant Selection que selecciona y califica experiencias culinarias alrededor del mundo, otorgó a su restaurante Las quince letras el premio 2021 Artisan & Authenticity Award Winner. El de La list no ha sido el único premio que Celia recibió en los últimos quince días. Junto a la cocinera Rosario Cruz, en Asturias, España, la oaxaqueña obtuvo el premio Guardianas de la Tradición por resguardar los saberes de su entidad dentro de las actividades de FéminAs 2021, I Congreso Internacional de Gastronomía, Mujeres y Medio Rural.De esta cocinera se dice mucho en los círculos gastronómicos, pero fuera de Oaxaca sólo un puñado de comensales la conocen. Es momento de traer a la conversación a esta mujer que además de ser empresaria, cocinera y madre, preside desde 2015 la Asociación de Cocineras tradicionales de Oaxaca. Hace algunos días pude entrevistarla en exclusiva para kiwilimón y esto fue lo que me contó. ¿Qué significa ser una cocinera tradicional reconocida en Europa?Este es un reconocimiento que refleja el trabajo del gran equipo que hacemos en conjunto. Refleja el compromiso que tenemos por dar a conocer los sabores auténticos de Oaxaca a través de los platos. Con ello no sólo estamos promocionando nuestro destino sino también México. ¿Cómo comenzó este sueño que ha trascendido fronteras de todo tipo?Hace 29 años que abrimos Las Quince Letras recuerdo que eran días completos de trabajo. No había descanso. Antes cerrábamos a las 8 pero abríamos a las 7 A.M. Sin embargo, era un sueño cuando los clientes nos decían que estaba delicioso. Tuvimos mucha clientela local desde el principio, pero también turistas porque estamos en el centro. Por tratar de hacer las cosas mejores empecé a hacer investigación. Así podía servir platillos que no sólo eran de la región que a mí me corresponde –yo soy de la región de los Valles Centrales–. Empecé a ir a comunidades a sacar otros platos y desde entonces ha sido un compromiso grande para poder dar a conocer la grandeza de Oaxaca y sus cocineras.¿Qué te llevó a presidir la Asociación de Cocineras tradicionales de Oaxaca?Yo me decía que era importante que más mujeres salieran adelante por medio de la cocina. La cocina da para eso y mucho más. Me di cuenta de que hay muchas mujeres que no estaban siendo visibilizadas y comencé a llevarlas a eventos que a mí me invitaban fuera de Oaxaca. Ellas también se convirtieron en promotoras. Muchas de ellas siguen encantadas con el proyecto, otras han puesto sus restaurantes tradicionales, otras trabajan dando servicio de catering llevando su cocina tradicional a eventos privados. Se han empoderado, se han dado a conocer. Ahora son ponentes de cocina tradicional en universidades, en eventos. ¿En qué consiste tu labor con ellas?Ha sido muy bonito apoyarlas cuando viajamos, apoyarlas en los eventos que tenemos en Oaxaca, asesorarlas de cómo viajar, de cómo tienen que presentarse por primera vez a los encuentros. Siempre les digo que es importante que utilicen sus utensilios de barro, que sus platillos sean autóctonos, que no manejen tanta grasa, que enseñen la autenticidad de nuestra cocina y nuestra gran cultura, que lleven su ropa tradicional. He procurado con las instancias gubernamentales que las apoyen con recursos, el manejo higiénico de alimentos, el tema cultural. Les pido que hablen de nuestra cocina y por eso las invito a que conozcan más: para que cuando la gente les pregunte estén bien informadas. Trato de apoyarlas en cuanto a la no violencia de género. Que ellas identifiquen si están siendo violentadas y traten de evitar ese tipo de violencia dentro de sus familias.Para ti que eres portavoz, ¿qué es lo que hace única a la gastronomía oaxaqueña? Los sabores que tiene. Por ejemplo, cuando ya conoces otras cocinas del mundo, te das cuenta de que nuestros sabores son especiales, autóctonos. Podría decir que es debido a la cultura, a la biodiversidad de Oaxaca. Somos el estado que cuenta con la mayor cantidad de agaves silvestres, el maíz cuyo origen según las últimas investigaciones se dio en la cueva de Guila Naquitz. También la cantidad de quelites; tenemos el mayor número de chiles endémicos. Tenemos una excelente cocina, pero también tenemos una excelente bebida que es el mezcal. Están los moles de cada región, de cada comunidad, de cada pueblo. Yo los gozo todos porque cada casa tiene su sazón, cada familia y cada comunidad. Hay que saber disfrutar y valorar el trabajo de las personas pues no es nada fácil hacerlo, tiene complejidades y muchas técnicas. Hablar de moles en Oaxaca es una variedad infinita.¿Nos podrías compartir una de las recetas tradicionales que sirves en Las Quince Letras?Para un chileatole verde de cinco porciones necesitas 3 elotes, 2 hojas de hierba santa, 1 rollo de cilantro, 1 rollito de epazote, 1 chile jalapeño o serrano, 1 gajo de cebolla, ½ diente de ajo y la punta de una cuchara con mantequilla, aunque si lo queremos, lo podemos hacer sin ella. Comienza partiendo 1 elote en trozos; los otros 2 los desgranamos. Divídelos a la mitad y reserva. En una olla fríe la mantequilla y agrega solo la mitad de 1 elote desgranado. Sofríe. Agrega agua y los trozos de elote. Aparte muele todo junto: las hierbas, el chile (si al momento de cortarlo está muy picante, retírale las semillas; si no pica tanto déjale solo un poquito ellas), la cebolla, el ajo y la otra mitad de granos que reservaste, para espesar. Cuando rompa el hervor en tu olla incorpora todo lo verde que moliste. Sazona con sal y lleva de nuevo a hervir. Saca del fuego y acompáñalo con cuadritos de queso seco o fresco. Decora con epazote. 
El té de jazmín va perfumado con el aroma de las flores de la planta de jazmín y aunque a veces se usa té blanco o té negro, la base de esta bebida suele ser té verde, es por eso que el té de jazmín brinda muchos de los mismos beneficios de esta infusión.Por ejemplo, entre los beneficios del té de jazmín tenemos que está lleno de antioxidantes, puede ayudarte si estás en un régimen alimenticio para perder peso, es bueno para el corazón y como remedio casero, puede usarse como enjuague bucal para mantener la salud de tus dientes.Té de jazmín: ¿para qué sirve tomarlo?Como muchos tés, el té de jazmín no tiene valor nutrimental a menos que le agregues leche, azúcar u otra sustancia con valor alimenticio, pero sí contiene algunas vitaminas y minerales en pequeñas cantidades que provienen de las hojas de té verde, como hierro, zinc, potasio y cobre. Puedes tomar hasta 8 tazas de té de jazmín al día, que pueden brindarte los increíbles beneficios de sus antioxidantes, pero no olvides que este té sí contiene cafeína y podría causarte insomnio y nerviosismo si te excedes en su consumo.El té de jazmín está cargado de poderosos compuestos vegetales conocidos como polifenoles llamados catequinas, los cuales actúan como antioxidantes en el cuerpo y protegen a las células contra el daño de los radicales libres. Una catequina particularmente poderosa en el té verde es el galato de epigalocatequina (EGCG), de la cual se ha demostrado que tiene efectos antiinflamatorios y reductores de lípidos en sangre y se ha relacionado con beneficios como la pérdida de peso, un mejor control del azúcar en la sangre, así como la salud cardíaca y oral.Té de jazmín como enjuague bucalYa que el té de jazmín se basa en el té verde, que está lleno de catequinas, puede ayudarte a proteger los dientes contra la caries dental al matar las bacterias formadoras de placa como Streptococcus mutans.Varios estudios han mostrado evidencia de esto y por ejemplo, uno realizado con 15 personas demostró que una solución que contenía catequinas del té verde impidió que Streptococcus mutans produjera ácido cuando se aplicaba a los dientes, el exceso de este ácido puede erosionar el esmalte de los dientes.Otro reveló que el uso de un enjuague bucal a base de catequina de té verde durante 1 semana es tan efectivo para reducir la placa dental como un enjuague bucal antiséptico, mientras que algunos estudios sugieren que el té de jazmín puede combatir el mal aliento al reducir las bacterias que causan el mal olor.
Esa noche, en Francia, Celia Florián puso a México en boca de todos. La prestigiosa La list, en su edición The World’s Best Restaurant Selection que selecciona y califica experiencias culinarias alrededor del mundo, otorgó a su restaurante Las quince letras el premio 2021 Artisan & Authenticity Award Winner. El de La list no ha sido el único premio que Celia recibió en los últimos quince días. Junto a la cocinera Rosario Cruz, en Asturias, España, la oaxaqueña obtuvo el premio Guardianas de la Tradición por resguardar los saberes de su entidad dentro de las actividades de FéminAs 2021, I Congreso Internacional de Gastronomía, Mujeres y Medio Rural.De esta cocinera se dice mucho en los círculos gastronómicos, pero fuera de Oaxaca sólo un puñado de comensales la conocen. Es momento de traer a la conversación a esta mujer que además de ser empresaria, cocinera y madre, preside desde 2015 la Asociación de Cocineras tradicionales de Oaxaca. Hace algunos días pude entrevistarla en exclusiva para kiwilimón y esto fue lo que me contó. ¿Qué significa ser una cocinera tradicional reconocida en Europa?Este es un reconocimiento que refleja el trabajo del gran equipo que hacemos en conjunto. Refleja el compromiso que tenemos por dar a conocer los sabores auténticos de Oaxaca a través de los platos. Con ello no sólo estamos promocionando nuestro destino sino también México. ¿Cómo comenzó este sueño que ha trascendido fronteras de todo tipo?Hace 29 años que abrimos Las Quince Letras recuerdo que eran días completos de trabajo. No había descanso. Antes cerrábamos a las 8 pero abríamos a las 7 A.M. Sin embargo, era un sueño cuando los clientes nos decían que estaba delicioso. Tuvimos mucha clientela local desde el principio, pero también turistas porque estamos en el centro. Por tratar de hacer las cosas mejores empecé a hacer investigación. Así podía servir platillos que no sólo eran de la región que a mí me corresponde –yo soy de la región de los Valles Centrales–. Empecé a ir a comunidades a sacar otros platos y desde entonces ha sido un compromiso grande para poder dar a conocer la grandeza de Oaxaca y sus cocineras.¿Qué te llevó a presidir la Asociación de Cocineras tradicionales de Oaxaca?Yo me decía que era importante que más mujeres salieran adelante por medio de la cocina. La cocina da para eso y mucho más. Me di cuenta de que hay muchas mujeres que no estaban siendo visibilizadas y comencé a llevarlas a eventos que a mí me invitaban fuera de Oaxaca. Ellas también se convirtieron en promotoras. Muchas de ellas siguen encantadas con el proyecto, otras han puesto sus restaurantes tradicionales, otras trabajan dando servicio de catering llevando su cocina tradicional a eventos privados. Se han empoderado, se han dado a conocer. Ahora son ponentes de cocina tradicional en universidades, en eventos. ¿En qué consiste tu labor con ellas?Ha sido muy bonito apoyarlas cuando viajamos, apoyarlas en los eventos que tenemos en Oaxaca, asesorarlas de cómo viajar, de cómo tienen que presentarse por primera vez a los encuentros. Siempre les digo que es importante que utilicen sus utensilios de barro, que sus platillos sean autóctonos, que no manejen tanta grasa, que enseñen la autenticidad de nuestra cocina y nuestra gran cultura, que lleven su ropa tradicional. He procurado con las instancias gubernamentales que las apoyen con recursos, el manejo higiénico de alimentos, el tema cultural. Les pido que hablen de nuestra cocina y por eso las invito a que conozcan más: para que cuando la gente les pregunte estén bien informadas. Trato de apoyarlas en cuanto a la no violencia de género. Que ellas identifiquen si están siendo violentadas y traten de evitar ese tipo de violencia dentro de sus familias.Para ti que eres portavoz, ¿qué es lo que hace única a la gastronomía oaxaqueña? Los sabores que tiene. Por ejemplo, cuando ya conoces otras cocinas del mundo, te das cuenta de que nuestros sabores son especiales, autóctonos. Podría decir que es debido a la cultura, a la biodiversidad de Oaxaca. Somos el estado que cuenta con la mayor cantidad de agaves silvestres, el maíz cuyo origen según las últimas investigaciones se dio en la cueva de Guila Naquitz. También la cantidad de quelites; tenemos el mayor número de chiles endémicos. Tenemos una excelente cocina, pero también tenemos una excelente bebida que es el mezcal. Están los moles de cada región, de cada comunidad, de cada pueblo. Yo los gozo todos porque cada casa tiene su sazón, cada familia y cada comunidad. Hay que saber disfrutar y valorar el trabajo de las personas pues no es nada fácil hacerlo, tiene complejidades y muchas técnicas. Hablar de moles en Oaxaca es una variedad infinita.¿Nos podrías compartir una de las recetas tradicionales que sirves en Las Quince Letras?Para un chileatole verde de cinco porciones necesitas 3 elotes, 2 hojas de hierba santa, 1 rollo de cilantro, 1 rollito de epazote, 1 chile jalapeño o serrano, 1 gajo de cebolla, ½ diente de ajo y la punta de una cuchara con mantequilla, aunque si lo queremos, lo podemos hacer sin ella. Comienza partiendo 1 elote en trozos; los otros 2 los desgranamos. Divídelos a la mitad y reserva. En una olla fríe la mantequilla y agrega solo la mitad de 1 elote desgranado. Sofríe. Agrega agua y los trozos de elote. Aparte muele todo junto: las hierbas, el chile (si al momento de cortarlo está muy picante, retírale las semillas; si no pica tanto déjale solo un poquito ellas), la cebolla, el ajo y la otra mitad de granos que reservaste, para espesar. Cuando rompa el hervor en tu olla incorpora todo lo verde que moliste. Sazona con sal y lleva de nuevo a hervir. Saca del fuego y acompáñalo con cuadritos de queso seco o fresco. Decora con epazote. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD