Los beneficios de tomar té de tejocote
Te Cuida

Los beneficios de tomar té de tejocote

Por Gretel Morales - Noviembre 2021
El tejocote es un fruto pequeño, de color amarillo y naranja, el cual tiene un sabor bastante ácido. En México, es uno de los principales ingredientes del tradicional ponche de fruta, una bebida caliente que suele disfrutarse durante las fiestas decembrinas.

Además de aportar acidez a las bebidas, esta fruta también se usa para preparar dulces, mermeladas y té. Por otro lado, este pequeño fruto no solo tiene un sabor fresco, también se le atribuyen muchos beneficios para la salud, pues diversos estudios científicos señalan que el tejocote mejora la circulación y disminuye los niveles de colesterol. En kiwilimón te invitamos a aprovechar la temporada de esta fruta y a preparar un rico té de tejocote para aliviar muchos males.

¿El té de tejocote contiene vitaminas y minerales?

Los expertos indican que el tejocote es rico en vitaminas y minerales, aquí te decimos cuáles.
  • Complejo B
  • Vitamina C
  • Calcio
  • Hierro
También puedes leer: Los beneficios del ponche de frutas

Beneficios de tomar té de tejocote

Durante mucho tiempo, en tejocote ha sido utilizado para tratar todo tipo de malestares, desde la tos hasta la retención de líquidos y hasta la presión arterial. Aunque este fruto es una buena opción para mejorar tu salud, recuerda que no es un sustituto de tratamientos médicos, por lo que siempre debes consultar a un especialista en caso de presentar síntomas de alguna enfermedad.

Para preparar un té de tejocote, puedes emplear las hojas o fruta, las cuales debes hervir con suficiente agua.

Medicina tradicional

Según el Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana, publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México, el té de tejocote se ha usado con fines medicinales desde hace muchos años. Aquí te contamos cómo puedes aprovechar este té.

Los expertos señalan que el té de tejocote se puede beber para tratar padecimientos respiratorios como los siguientes: tos, bronquitis, resfriado, bronquitis y dolor de pulmón. Sin embargo, en el caso de la tos crónica, el té de este fruto se combina con canela, flor de saúco, chirimoya y cáscara de lima para obtener mejores resultados.

Mientras que para tratar el asma, algunas comunidades preparan el té de tejocote con un toque de eucalipto, gordolobo, flor de sauco y flor de bugambilia.

Además de las enfermedades respiratorias, esta maravillosa infusión se ingiere para combatir padecimientos estomacales tales como la diarrea, dolo de estómago, disentería y amibas.

Aunque no se ha comprobado la existencia de la “chipilez” en los niños, una etapa en la que los niños se sienten tristes durante el embarazo de sus madres, en Michoacán es común que las familias preparen té de tejocote para los niños, pues supuestamente mejora su ánimo y les mejora el apetito.

Por otro lado, esta infusión natural también se consume como diurético, para mejorar la circulación y para moderar el ritmo cardiaco.

También puedes leer: Conoce los beneficios de comer tejocote

Medicina moderna

Según el hospital Monte Sinaí, el tejocote se usa en el tratamiento de enfermedades cardiacas desde el siglo I y, por si fuera poco, los doctores lo utilizaban como tratamiento de problemas en la circulación y respiratorios desde el año 1800.

En años recientes se han llevado a cabo estudios en animales, los cuales indican que el tejocote es un fruto rico en antioxidantes, una sustancia que se encarga de combatir los radicales libres. Cabe mencionar que los radicales libres están detrás del envejecimiento, la aparición de arrugas y el desarrollo de enfermedades cardiacas y hasta el cáncer.

Disminuye los niveles de colesterol

Parece difícil de creer, pero el tejocote es un gran aliado a la hora de combatir el colesterol alto, así lo indican algunos estudios científicos. Recuerda que si no reduces los niveles de colesterol, podrías sufrir un ataque cardiaco.

También puedes leer: 4 razones para comerte el tejocote del ponche

Tejocote contra la insuficiencia cardíaca

Los profesionales de la salud indican que el tejocote mejora el funcionamiento del corazón y mejora los síntomas presentes en las personas que sufren de insuficiencia cardíaca. Aunque tomar un té de tejocote es una gran idea si padeces del corazón, recuerda que debes seguir las instrucciones de tu médico.

Hipertensión

Hoy en día, millones de personas sufren de presión arterial alta debido a una dieta poco sana y un estilo de vida poco saludable. Una investigación indicó que el extracto de tejocote tenía beneficios para las personas que sufrían de diabetes tipo 2 e hipertensión, sin embargo, aún se necesitan más estudios para confirmar estos resultados. Recuerda que antes de tomar cualquier remedio natural, debes consultar a tu médico de cabecera.

Ya lo sabes, la fruta, hojas y flores del tejocote se usan con fines medicinales, ya que contienen muchas propiedades, es por esto que es la mejor opción para preparar un té saludable cada mañana.

¿El tejocote ayuda a combatir la ansiedad?

Actualmente, el número de personas que padece ansiedad va en aumento. Aunque es importante acudir con un profesional de la salud en caso de presentar síntomas relacionados con este padecimiento, también puedes aprovechar las propiedades de esta fruta y prepararte un té, ya que, de acuerdo con un estudio publicado en 1997, el tejocote tiene un efecto sedante, el cual ayudaría a calmar los síntomas de la ansiedad.
Califica este artículo
Calificaciones (1)
Martha Dlrios
20/11/2021 20:44:23
Donde se consigue el Extracto de Tejocote? Muchas gracias.
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Nuestros pies son una parte del cuerpo muy fuerte, nos permiten andar, pararnos y hacer mil cosas más, desde bailar, hasta dar brinquitos de alegría, así que ponerles un poco de atención y tratarlos con ingredientes naturales es una buena manera de agradecerles por tanto.Aunque son una parte primordial para nuestro día a día, es posible que no les pongamos la atención suficiente y muchas veces, nuestros talones están agrietados, tenemos dolor en los pies o piel vieja y seca que ninguna cantidad de humectante podría reparar.Si quieres probar con formas sencillas y caseras, estos exfoliantes con ingredientes naturales le darán a tus pies todo lo que necesitan.Exfoliantes caseros para los pies con ingredientes naturalesExfoliar tu piel con regularidad puede ayudar a que se hidrate mejor y puedes hacer tu propia versión ecológica en casa con ingredientes sencillos y naturales, como los que te dejamos a continuación.Exfoliante con lecheEste exfoliante es un tratamiento completo para hidratar tus pies y deshacerte de las partes ásperas, así que necesitarás una piedra pómez y una muy buena crema humectante. 1 taza de leche5 tazas de agua tibia4 cucharadas de azúcar o sal1/2 taza de aceite de bebéMezcla la leche con el agua tibia en un recipiente grande y remoja tus pies de 5 a 10 minutos.En un bowl, mezcla el aceite de bebé con el azúcar o la sal hasta formar una pasta espesa y aplicala en tus pies con un masaje de movimientos circulares. Después puedes usar la piedra pómez en los talones, si lo deseas. Enjuaga y seca tus pies con una toalla y palmaditas suaves.Por último, aplica una crema hidratante espesa o vaselina en la planta de los pies, coloca unos calcetines gruesos y cómodos, y descanse con los pies en alto durante varias horas o duerme con los calcetines puestos.Exfoliante de café rico en antioxidantesEl café contiene muchos antioxidantes que no sólo puedes beberte, así que prepara este exfoliante para aprovecharlos en tu piel.1/2 taza de café molido1/4 taza de azúcar morena1/2 taza de aceite de coco1 cucharadita de extracto de vainilla realCalienta el aceite de coco hasta que esté en forma líquida.Mezcle el café con el aceite de coco y el extracto de vainilla.Una vez que la mezcla se haya enfriado, agregar el azúcar morena, de esta manera evitarás que se derrita.Masajea tus pies con la mezcla y después enjuague o retira con un paño. Si limpias tus pies con un paño, los residuos de aceite de coco que quedan en la piel seguirán funcionando.
La gastronomía mexicana es rica, variada y consta de sabores muy complejos, es tan maravillosa que fue nombrada como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO en 2010. Sin embargo, no debemos confundir la comida mexicana con la comida prehispánica, pues la primera se refiera a nuestra cocina actual, la cual es el resultado del mestizaje entre los nativos y los colonizadores españoles, así como la influencia de migrantes de todas partes del mundo. En el caso de la comida prehispánica, esta se refiere a recetas de comida creadas por los pueblos originarios, las cuales se consumen desde hace cientos o miles de años. Aunque parezca difícil de creer, hoy en día existen platillos prehispánicos que sobrevivieron a la colonización y al surgimiento de nuevas técnicas y recetas, aquí te contamos cuáles son.Platillos de comida prehispánica que aún disfrutamosComo seguramente ya sabes, la cocina prehispánica se basaba en tres principales ingredientes: maíz, el chile y el frijol. Estos alimentos no solo eran nutritivos y accesibles, también tienen una infinidad de beneficios y propiedades. Aunque no todos los platillos prehispánicos se preparaban con estos tres ingredientes, si eran los más populares. A continuación, te contamos sobre las recetas de comida prehispánica que aún disfrutamos hasta nuestros días, ¡te sorprenderás!También puedes leer: El pipián, un platillo prehispánico con mucha historiaChileatoleEl chileatole es un atole salado que se prepara con masa de maíz, elote, chiles verdes y epazote. Aunque este platillo data de la época prehispánica, hoy en día existen nuevas versiones, las cuales incluyen carne y verduras.PozoleEl pozole es otro de los platillos prehispánicos que sobrevivió a la colonización. La palabra proviene del náhuatl pozolli, que significa “espumoso”. Durante la época prehispánica, este caldo se preparaba con carne de itzcuintlis, un roedor que hoy conocemos como tepezcuintle. Los expertos también señalan que, en algunas ocasiones, los aztecas preparaban pozole con carne humano, aunque cabe señalar que esta no era una práctica común. Con la llegada de los colonizadores, también llegó la carne de cerdo a nuestro territorio, por lo que el pozole comenzó a prepararse con maíz cacahuacintle y este tipo de carne. Años más tarde, surgieron recetas de pozole rojo, verde y blanco, los cuales se acompañan con pollo, mariscos y carne de cerdo.TlacoyoEste delicioso antojito también data de la época prehispánica. La palabra tlacoyo proviene del náhuatl nacatlaoyo. De acuerdo con Fray Bernardino de Sahagún, “usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera della se llaman tianquiztlacualli; quiere decir 'tortilla o tamal que se vende en el tiánguez'. Otra manera del tiánguez, que se llama íztac tlaxcalli etica tlaoyo, quiere decir 'tortilla muy blanca que tiene de dentro harina de frijoles no cocidos'”. Hoy en día se preparan con masa de maíz azul o blanca, para luego rellenarse con requesón, frijoles, haba o chicharrón. Suele acompañarse con ensalada de nopales, queso fresco, requesón y salsa.También puedes leer: Bebidas prehispánicas: delicias de maíz y cacaoTamalesEl tamal, del náhuatl tamalli, que significa envuelto, es otro de los platillos de origen prehispánico. Según los expertos, los nativos comenzaron a preparar tamales alrededor del año 250 a. C. y solían disfrutarse durante fastuosos banquetes. En la época prehispánica, los tamales se preparaban con masa de maíz y chile, pero a veces también se rellenaban con frijoles o camarones, para luego envolverse en hojas de maíz y cocerse al vapor.Pipián¿Sabías que el pipián era uno de los platillos favoritos de Moctezuma? Esta receta de comida prehispánica se preparaba a base de pepitas de calabaza tostadas, chile y pescado o gallina. Con los años, comenzaron a añadirse especias y carne de cerdo al guiso, pero este es 100% de origen prehispánico.MemelaLa memela es otra receta de comida prehispánica que aún disfrutamos hoy en día. La palabra proviene de los términos tlaxcalmimilli y mimilli en náhuatl, lo que se traduce como tortilla larga. Según Fray Bernardino de Sahagún, las memelas prehispánicas se preparaban masa de maíz y chile. Hoy en día, las memelas se preparan con muchas maneras, aunque es común comerlas con un poco de manteca de cerdo, frijoles, salsa y queso.También puedes leer: 7 recetas fáciles de comida mestizaRecetas de comida prehispánica para preparar en casaSi quieres experimentar los sabores auténticos de nuestros ancestros, pon manos a la obra y prepara estas recetas de comida prehispánica que kiwilimón tiene para ti:Chileatole Fácil7 formas diferentes de preparar pozole3 Bebidas Prehispánicas3 Tlacoyos MexicanosTamales3 Recetas con Pipián
A veces lo más sencillo es lo mejor, incluso cuando se trata de productos para el cuidado del cabello, como usar ingredientes de cocina para hidratarlo, por ejemplo, aceites naturales como el de coco o el de oliva.Usar ingredientes naturales como remedios caseros para el pelo tiene muchos beneficios, pues te permitirá evitar los productos químicos, al mismo tiempo que nutre y fortaleces el cabello, y consigues un aspecto y un olor fantásticos en él.Los productos de belleza ecológicos están ganando popularidad rápidamente, con más mujeres que nunca queriendo usar productos naturales, así que aquí te dejamos algunos de los mejores aceites para la salud del cabello que se pueden usar directamente sobre la piel y el cabello, además de en la cocina. Aceite de olivaEl aceite de oliva es extremadamente versátil, pues se puede tomar en ayunas, es un gran aderezo, funciona bien para cocinar y además tiene propiedades protectoras e hidratantes, con las cuales cubre el tallo del cabello y protege la queratina. También tiene propiedades exfoliantes y anticaspa cuando se combina con jugo de limón. Cuando se usa regularmente, el aceite de oliva puede reemplazar la necesidad de usar acondicionador y otros productos para alisar el cabello. El aceite de oliva virgen extra orgánico es el mejor, ya que es rico en antioxidantes naturales y no contiene ningún ingrediente químico.Si tienes el cabello dañado, sin brillo, secos o con frizz, o tienes tendencia a la caspa, el aceite de oliva puede ser perfecto para ti, además, usarlo te protegerá contra el daño por calor, te dará una apariencia elegante y brillante, hidratará y le dará al cabello dañado y quebrado una apariencia saludable.Puedes usar el aceite de oliva como un tratamiento capilar semanal sobre el cabello seco o húmedo, sólo aplica una o dos cucharadas y cubre tu cabello con un gorro para bañarse durante unos 30 minutos. Después lava bien el cabello con champú y enjuágalo con agua fría. No es necesario usar acondicionador después de un tratamiento con aceite de oliva. Aceite de cocoEl aceite de coco contiene grandes cantidades de ácidos grasos que le permiten penetrar profundamente en el cabello sin evaporarse. Es rico en carbohidratos, vitaminas y minerales que son esenciales para la buena salud del cabello. Además, está disponible en varias variedades diferentes, como refinado, sin refinar y virgen extra, y es uno de los mejores aceites para el crecimiento del cabello.Lo mejor será usar aceite de coco orgánico y se puede usar en el cuero cabelludo graso si aplicas sobre el cabello, pero no en las raíces. Si tu cuero cabelludo es seco, sí puedes aplicar en raíces también. Deja actuar durante al menos 30 minutos y luego lava con tu champú sin alcohol habitual. Tratar tu cabello una vez a la semana con aceite de coco ayudará a protegerlo contra el daño y lo mantendrá con un aspecto saludable y brillante, además de que funciona bien para quienes desean reparar el cabello quebradizo y las puntas abiertas, y se recomienda para personas con crecimiento lento del cabello.Aceite de girasolEl aceite de girasol tiene un alto contenido de ácido oleico, lo que lo hace ideal para el cabello roto. Sus propiedades antiinflamatorias también lo hacen adecuado para pieles sensibles y propensas a la caspa. Úsalo como tratamiento sin enjuague y aplícalo en el cuero cabelludo antes de lavar tu cabello con champú y deja actuar durante 30 minutos o más. También puedes agregar unas gotas a tu acondicionador o aplicarlo directamente en las puntas del cabello después del champú. Esto ayudará a hidratar el cabello, prevenir la caspa y el cuero cabelludo seco, y dejará tu cabello suave y brillante.Aceite de aguacateEl aceite de aguacate es rico en ácidos grasos y minerales, por lo que es ideal para fortalecer el cabello. Contiene antioxidantes y vitamina E, por lo que es excelente para controlar el frizz, retener la humedad y aumentar el brillo.Puedes usar el aceite de oliva como un tratamiento capilar semanal sobre el cabello seco o húmedo, sólo tienes que cubrir tu cabello con una o dos cucharadas de aceite de aguacate y dejarlo actuar como una mascarilla para el cabello hasta por 3 horas. Luego sólo enjuaga y obtendrás un cabello sedoso.
Las vitaminas C y D han sido las estrellas en estos años de pandemia, cuando todos hemos buscado la forma de resguardarnos de la manera más natural posible del COVID-19. Pero ¿cómo funcionan y en qué alimentos podemos encontrar vitaminas para fortalecernos contra el coronavirus?La vitamina C es un antioxidante del cual podríamos decir que desde siempre ha sido promovido como un benefactor en la función inmunológica saludable, mientras que la vitamina D saltó a la fama en años recientes, con sus posibles efectos positivos sobre la función inmunológica.Lo que la ciencia ha podido investigar hasta el momento respecto del consumo de vitaminas como suplemento y el nuevo COVID-19 es que existe la posibilidad de que los suplementos puedan ser efectivos. Por ejemplo, algunos estudios observacionales vinculan los niveles más bajos de vitaminas en la sangre con un mayor riesgo de dar positivo por el virus que causa el COVID-19, sin embargo, estudios como estos no pueden probar que la vitamina D proteja a las personas contra las infecciones.De acuerdo con información del sitio de la Universidad de Harvard, un estudio de 2021 sobre zinc y vitamina C tampoco demostró beneficios para las personas con COVID-19 leve. En este estudio, las personas cuyos síntomas no requirieron hospitalización fueron asignadas al azar para recibir sólo vitamina C, 8.000 mg/día, o sólo zinc, 50 mg/día, o ambos suplementos en las dosis anteriores o ninguno de ellos.A pesar de las dudas sobre el beneficio general de estos suplementos, muchos médicos comenzaron a recetarlos de forma rutinaria en los primeros días de la pandemia de COVID-19, probablemente por la falta de conocimiento sobre cómo tratar esta nueva infección y el historial de seguridad que tienen los suplementos de estas vitaminas.Mientras que las personas con deficiencias nutricionales sí deben recibir suplementos y las deficiencias de zinc o vitamina D son comunes y pueden contribuir a una función inmunológica deficiente, lo mejor siempre será poder adquirirlos de una dieta nutritiva y adecuada para cada persona. A continuación, te contamos más sobre las vitaminas C y D, además de en qué alimentos encontrarlas.La vitamina C, o ácido ascórbico, es una vitamina soluble en agua, un antioxidante y eliminador de radicales libres que tiene propiedades antiinflamatorias, influye en la inmunidad celular y la integridad vascular, y sirve como cofactor en la generación de sustancias que incluyen la adrenalina, la noradrenalina y la dopamina.Cuando una persona se encuentra en un estado de estrés oxidativo, como cuando está atravesando alguna enfermedad que cause incluidas infecciones graves y sepsis, por ejemplo el COVID-19, puede que requiera más vitamina C, pero aún se está estudiando el papel potencial de altas dosis para mejorar la inflamación y la lesión vascular en pacientes con este tipo de coronavirus.Las frutas y verduras son las mejores fuentes de vitamina C, en especial las frutas cítricas, los tomates, el jugo de tomate y las papas. Otras buenas fuentes de alimentos con vitamina C incluyen:pimientos rojos y verdeskiwibrócolifresascoles de Bruselasmelón Muchas de las mejores fuentes alimenticias de vitamina C, como frutas y verduras, generalmente se consumen crudas. Consumir cinco raciones variadas de frutas y verduras al día puede aportar más de 200 mg de vitamina C.Por otro lado, la vitamina D es un nutriente importante que el cuerpo necesita para construir y mantener los huesos fuertes, entre otros beneficios. La fuente principal de esta vitamina es la luz solar, pues la piel absorbe los rayos ultravioletas del sol y los convierte en vitamina D.Sin embargo, muchas personas no obtienen la suficiente y esto ocurre especialmente si eres mayor, no comes alimentos saludables o tienes un tono de piel más oscuro. Si bien la vitamina D estimula el sistema inmunológico y alivia la inflamación, los expertos señalan que se necesita más investigación sobre sus propiedades antivirales.Aunque hay varios estudios sobre la relación entre la vitamina D y el COVID-19 que señalan que los niveles bajos de ella sí pueden aumentar la probabilidad de dar positivo, otros sugieren que los niveles más altos de vitamina D no reducen el riesgo de infección viral, hospitalización o gravedad de la COVID-19. La mejor forma de adquirir vitamina D es más luz solar, de 15 a 20 minutos tres días a la semana, y alimentos como:Pescado azul (como el salmón o las sardinas)carne rojaYemas de huevoAlimentos con vitamina D añadida, como la leche
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD