Deliciosas Recetas con Salmón

Por Kiwilimón - February 2012
Los salmones y truchas del Atlántico y del Viejo Mundo (el género Salmo) son peces marinos y de agua dulce de la familia de los salmónidos distribuidos por los océanos y mares de casi todo el mundo excepto el Océano Pacífico, con algunas especies que sólo viven en agua dulce en Europa y Asia.1 Su nombre procede del latín salmo, que es como llamaban en la antigua Roma a estos peces. Genéticamente son parientes cercanos de los salmones y truchas del Pacífico, del género Oncorhynchus, y tienen una anatomía similar, aunque el análisis de ADN mitocondrial ha mostrado que ambos géneros son diferentes. (Fuente: Wikipedia) El salmón es un pescado totalmente delicioso por su sabor, textura; además de que se puede cocinar de diferentes formas. Aquí les dejamos una serie de recetas con salmón para que tome en cuenta y hagan en casa. Tomen nota. Tortitas de Papa con Salmón Ahumado Ideal para el platillo principal de un brunch. Blinis con Hueva de Salmón Ricos canapes hechos con una base de huevo y harina con crema y hueva de salmón. Bolitas de Arroz con Salmón Estas bolitas de arroz con salmón quedan deliciosas como botana para cuando te quieras lucir. Salmón en Salsa de Vino Blanco Este platillo aunque es facil de preparar es suficientemente elegante para servirlo en una cena elegante. Frittata de Espárragos y Salmón Ahumado Las frittatas son perfectas para un desayuno de mucha gente o una comida de domingo. Es fácil de cocinar y muy nutritiva. Salmón Asado con Salsa de Pepino y Limón Un rico salmón a la parilla con una salsa fresca de pepino, menta, jengibre, chile y jugo de limón. Hamburgesas de Salmón con Salsa Tártara Ricas hamburgesas de salmón con echallot, alcaparras y mostaza acompañadas de una rica salsa tártara.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Entrar a la alberca después de comer siempre conlleva varias dudas, pues desde que éramos pequeños, hemos escuchado que debemos esperar después de comer para poder nadar. Durante muchísimos años, madres preocupadas por el bienestar de sus pequeños han tenido que lidiar con la impaciencia y la ansiedad de sus hijos para divertirse en el agua. Pero, ¿en realidad es necesario esperar? ¿Qué tan cierto es eso de que te puede dar un calambre después de comer? ¿Es solo un mito o debemos seguir siempre esta recomendación?Te invitamos a seguir leyendo para descubrir si efectivamente hay que dejar pasar tiempo después de comer para poder nadar o si simplemente se trata de una leyenda urbana.La explicación La razón que dan la mayoría de los padres a sus hijos para tener que esperar antes de regresar a la alberca es la digestión. Básicamente, la creencia general es que después de comer, la sangre de todo el cuerpo (incluyendo la de las extremidades) se concentra en el aparato digestivo, lo que hace que los brazos y piernas sean un poco menos ágiles. De igual manera, los calambres y las punzadas son mencionados como motivos para evitar entrar al agua justo después de comer. La explicación es que si una persona comienza a nadar cuando su estómago aún está haciendo digestión, esto le puede provocar un calambre o una punzada severa en las costillas, lo que podría imposibilitarla de nadar, y entonces correr el riesgo de ahogarse. La realidadSi bien es cierto que durante el proceso de digestión la sangre se dirige al estómago para procesar los alimentos, esto no significa que el resto del cuerpo se quede sin sangre o que sea incapaz de funcionar adecuadamente. Pensar que una persona puede sufrir un accidente por entrar a nadar después de comer es, en este caso, simplemente absurdo. Tus piernas y brazos van a funcionar como siempre, aunque tu estómago esté trabajando.En cuanto a los calambres y punzadas hay varias explicaciones. Los calambres son movimientos espasmódicos involuntarios que surgen durante el ejercicio. La mayoría de los casos se deben a la falta de hidratación y electrólitos, o simplemente a la fatiga. En cuanto a las punzadas, que son dolores muy intensos debajo de las costillas, aún no se sabe con exactitud qué puede provocarlas. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que los nadadores son más propensos a sufrir estas molestias que los corredores. Pero ojo, esto solo se ha registrado entre atletas profesionales de alto impacto. La conclusiónNo existe información científica ni estudios que relacionen directamente el consumo de alimentos con el riesgo de sufrir un accidente mientras se nada. Los niños en realidad no tienen que esperar 30 minutos o una hora después de comer para regresar al agua. Solamente hay que tomar en cuenta algunas consideraciones:El ingerir alimentos grasosos puede provocar una sensación de pesadez. Si vas a ir a la alberca con tus hijos, mejor lleva comida ligera, como ensalada o frutas.Es poco recomendable hacer alguna actividad física después de comer demasiado, ya que se pueden experimentar nauseas. Esto aplica tanto para nadar como para correr.Ni la Cruz Roja ni otras asociaciones de salvavidas o pediatras han registrado la pérdida de vidas en niños por nadar después de comer. Así que relájate y disfruta de la alberca con tus pequeños.Estos platillos son ideales para llevarlos a la piscina:Croquetas de papa con jamónRollitos de ensalada de polloMini hamburguesas rellenas de queso Banderillas espirales de salchicha
El sabor fresco y un poco picante del jengibre combina muy bien con la comida oriental. Sin embargo, esta fabulosa raíz es más que un ingrediente esencial en la cocina. Ahora te explicamos por qué es bueno comer jengibre e incluirlo en tu estilo de vida diario. Mejora la digestión.Los compuestos fenólicos del jengibre ayudan a aliviar la irritación gastrointestinal. De igual manera, disminuyen las contracciones gástricas y previenen el estreñimiento.Ayuda a combatir las náuseas.Masticar un pedacito de jengibre puede disminuir las náuseas tan efectivamente como un medicamento especial para eso. Lo mejor es que puedes consumirlo, aunque estés embarazada.Puede mejorar la salud cardiovascular.Aunque aún no se han realizado muchos estudios sobre estas propiedades, se cree que el jengibre puede ayudar a reducir el colesterol, disminuir el riesgo por coágulos de sangre y mantener el azúcar en niveles saludables.Reduce el dolor muscular.Consumir dos gramos diarios de jengibre puede ayudar a reducir el dolor muscular. Aunque su efecto no es instantáneo, sí puede aliviar  significativamente los malestares a nivel muscular.Controla las molestias de la osteoartritis.Tomar extracto de jengibre está relacionado con una disminución de dolor y malestar en pacientes con osteoartritis en la rodilla. Su consumo regular puede hacer que se requiera menos medicación para tratar el dolor.Protege contra úlceras en el estómago.Estas heridas, presentes en el revestimiento del estómago, son muy dolorosas y pueden provocar desde indigestión hasta fatiga, agruras y malestar estomacal. El consumo de jengibre puede ayudar a evitar la formación de este tipo de úlceras. Recuerda que si tienes padecimientos relacionados, lo mejor es que consultes a un médico para que valore tu salud. Disminuye los síntomas de la menstruación.Aunque depende del organísmo y de la sensibilidad de cada persona, se ha comprobado que el jengibre puede aliviar los dolores menstruales de una manera tan efectiva como el ibuprofeno. Esta raíz hace que tanto la intensidad como la duración del dolor se reduzcan durante la menstruación.Puede prevenir el desarrollo del cáncer.Se están realizando estudios para conocer más acerca de los efectos del jengibre en los tejidos cancerosos. Hasta ahora se sabe que los compuestos del jengibre pueden bloquear el desarrollo de cáncer en los ovarios, páncreas y próstata.¿Necesitas más razones para comer más jengibre? Estas recetas terminarán de convencerte de incluir este ingrediente en tu  alimentación:Smoothie de manzana con jengibre y granolaPollo al jengibre con manzanaSmoothie de mango y jengibre
A lo largo de nuestra vida hemos escuchado muchos mitos alrededor de la necesidad de bajar de peso. Una de las teorías que de un tiempo para acá ha cobrado importancia es sobre que el alcohol engorda pero, ¿qué pensarías si te decimos que esto no es un mito, sino verdad? Aquí te va una verdad que puede doler: las bebidas alcohólicas no sólo están saboteando tu dieta, además te están haciendo engordar y todo esto tiene una explicación que nos lleva directo al alcohol que contienen, pues este interrumpe la oxidación de las grasas e hidratos de carbono y, en lugar de quemarlos, los almacenemos. Además, el alcohol contiene etanol, una sustancia nociva para el sistema nervioso central si se consume en grandes cantidades, la cual afecta el funcionamiento del hígado. Por ejemplo, cada gramo de etanol aporta 7 Kcal y las bebidas además pueden contener azúcares y otras fuentes de calorías que también impactan en el organismo. Así que si estás buscando bajar de peso, considera moderar y, de ser posible, evitar el consumo de alcohol, porque además de las calorías vacías que te aporta, solemos tener malos hábitos alimenticios cuando consumimos este tipo de bebidas y eso es una bomba para nuestro cuerpo.Y si toda esta información no te ha bastado para dejar el alcohol, aquí te dejamos datos que te harán pensar dos veces antes de tomarte esa copita:● Una cerveza regular tiene aproximadamente 150 calorías por un vaso de 355 ml.● Una cerveza light, aproximadamente 100 calorías por un vaso de 355 ml.● El vino contiene aproximadamente 100 calorías por una copa de 145 ml.● El alcohol destilado (ginebra, ron, vodka, whiskey), aproximadamente 100 calorías por 45 ml.● Un martini tiene aproximadamente 140 calorías por una copa de 65 ml.● Una piña colada, aproximadamente 500 calorías en 205 ml.Y a algunas de esas bebidas hay que sumarle las calorías de las sustancias con las que se mezclan, como jugos, refrescos, jarabes.Por último, recuerda que la mejor manera de controlar las calorías es limitar la cantidad de alcohol que tomas. Antes de salir, establece un límite y apégate a él. Es válido rechazar una bebida que no quieres o negarse a que te sirvan una segunda copa de vino, todo está en tus decisiones y en la conciencia de ellas.
A lo largo de nuestra vida hemos escuchado muchos mitos alrededor de la necesidad de bajar de peso. Una de las teorías que de un tiempo para acá ha cobrado importancia es sobre que el alcohol engorda pero, ¿qué pensarías si te decimos que esto no es un mito, sino verdad? Aquí te va una verdad que puede doler: las bebidas alcohólicas no sólo están saboteando tu dieta, además te están haciendo engordar y todo esto tiene una explicación que nos lleva directo al alcohol que contienen, pues este interrumpe la oxidación de las grasas e hidratos de carbono y, en lugar de quemarlos, los almacenemos. Además, el alcohol contiene etanol, una sustancia nociva para el sistema nervioso central si se consume en grandes cantidades, la cual afecta el funcionamiento del hígado. Por ejemplo, cada gramo de etanol aporta 7 Kcal y las bebidas además pueden contener azúcares y otras fuentes de calorías que también impactan en el organismo. Así que si estás buscando bajar de peso, considera moderar y, de ser posible, evitar el consumo de alcohol, porque además de las calorías vacías que te aporta, solemos tener malos hábitos alimenticios cuando consumimos este tipo de bebidas y eso es una bomba para nuestro cuerpo.Y si toda esta información no te ha bastado para dejar el alcohol, aquí te dejamos datos que te harán pensar dos veces antes de tomarte esa copita:● Una cerveza regular tiene aproximadamente 150 calorías por un vaso de 355 ml.● Una cerveza light, aproximadamente 100 calorías por un vaso de 355 ml.● El vino contiene aproximadamente 100 calorías por una copa de 145 ml.● El alcohol destilado (ginebra, ron, vodka, whiskey), aproximadamente 100 calorías por 45 ml.● Un martini tiene aproximadamente 140 calorías por una copa de 65 ml.● Una piña colada, aproximadamente 500 calorías en 205 ml.Y a algunas de esas bebidas hay que sumarle las calorías de las sustancias con las que se mezclan, como jugos, refrescos, jarabes.Por último, recuerda que la mejor manera de controlar las calorías es limitar la cantidad de alcohol que tomas. Antes de salir, establece un límite y apégate a él. Es válido rechazar una bebida que no quieres o negarse a que te sirvan una segunda copa de vino, todo está en tus decisiones y en la conciencia de ellas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD