Los mejores y peores pescados que se pueden comer
Cuaresma

Los mejores y peores pescados que se pueden comer

Por Kiwilimón - February 2013
  No todos los pescados son saludables a la hora de comer. Hemos investigado cuáles son los mejores y peores pescados que se pueden comer en esta época tan especial. Los pescados más recomendables que se pueden comer son los que tienen alto contenido en omega-3. Esta sustancia conocida como omega-3 es considerado un ácido graso que entre alguna de sus características principales tenemos que ayuda al organismo a mejorar los tiempos de coagulación en la sangre por lo que podemos evitar enfermedades cardiovasculares. Esta sustancia la podemos encontrar en algunos alimentos en distintas cantidades como las nueces, almendras, fresas, lechuga, la chía, y sobretodo en los pescados, por lo que los pescados que podemos comer más benéficos para la salud en orden de más alta cantidad en omega-3 son:
  • Arenque
  • Sardina
  • Atún
  • Salmón
  • Anchoas
  • Bacalao
  • Langosta
  • Camarón
Además de tener alto contenido en omega-3, los pescados contienen cierta cantidad de mercurio, que es una sustancia tóxica para el cuerpo. Las personas que deben evitar comer estos pescados principalmente son las mujeres en edad fértil, mujeres embarazadas o lactantes y los niños que todavía están en vías de desarrollo, por lo que los pescados que debemos evitar comer en altas cantidades son:
  • Tiburón
  • Pez espada
  • Marlin
  • Mero
  • Corvina chilena
  • Atún blanco
  • Caballa
  • Lubina
El organismo puede tardar hasta un año en sacar el mercurio de la sangre y éste se puede ir acumulando si no se cuidan las raciones que se consumen. Por lo mismo, les hemos preparado algunas recetas de pescados que se pueden comer con mayor seguridad y cuidando siempre al organismo. ¡Disfrútenlas!

Recetas de cocina

(haz click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma)

Tempura de camarón

El tempura es la fritura rápida japonesa. Esta rica receta es de camarones tempura, acompañé con una rica salsa de soya. Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/pescados-y-mariscos/tempura-de-camaron

Bisque de langosta

El bisque de langosta es una crema elegante hecha a base de los jugos y fragancias de la langosta. Esta sopa es ideal para una noche de langosta ya que la sopa solo utiliza el cascarón de la langosta pero no su carne. Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/sopas/bisque-de-langosta

Salmón teriyaki

Para los amantes del salmón esta receta es perfecta, va acompañado de una salsa oriental Teriyaki que le da toque agridulce a tu platillo, prueba cocinándolo en la parrilla el sabor te encantara. Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/pescados-y-mariscos/salmon-teriyaki  

Caldo de cangrejo con tallarines

    Prueba este caldo de cangrejo es una receta china. Seguro te va a encantar, es muy sencilla de hacer solo consigue los tallarines y listo!! Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/pescados-y-mariscos/caldo-de-cangrejo-con-tallarines

Caldo de camarón seco

Se dice que un buen caldo de camarón es un remedio efectivo para combatir la resaca después de una noche de fiestas. Pruébalo por ti mismo. Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/sopas/caldo-de-camaron-seco

Blinis de salmón ahumado

Si eres amante del salmón tienes que probar esta deliciosa botana de tortitas con salmón ahumado y queso crema, es perfecto para una fiesta. Ver receta: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/blinis-de-salmon-ahumado

   
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las personas que tienen perro saben lo importantes que son estos peludos para la familia, por eso les gusta incluirlos en todas las fiestas, y la Navidad no es la excepción. Disfruta tu cena navideña en compañía de tus seres queridos y, por supuesto, de tu adorado perro. Aquí te contamos lo que puede cenar un perro en Navidad.Pierna de cerdoSi  vas a preparar Pierna para la cena, reserva una pequeña parte para tu perro. No es necesario que la condimentes. Solo córtala en trozos pequeños y cocínala muy bien. Antes de servirla a tu perro, checa la temperatura de la pierna. ¡Nunca le des comida caliente a tu mascota!Carne de resLa Carne de Res siempre es una buena opción para los perros. Lo único en lo que te debes fijar es que no tenga mucha grasa ni huesos, y obviamente, que esté en buen estado. Recuerda que entre más pequeño sea el perro, deben ser chicos los trozos de comida. Así que, si tienes un perro petit, corta la carne en pedazos chiquitos.PolloLa  solución más sencilla para que tu perro pueda cenar en Navidad, es  darle Pollo. Pero, ten cuidado. No le vayas a dar las piezas enteras, ya que los huesos del Pollo pueden ser peligrosos. Lo mejor es que limpies el pollo para que le quites la  piel y los trozos de grasa, así como los huesos para que tu perro coma tranquilamente.Vísceras Aprovecha  las vísceras del pavo o el pollo para la cena de tu perro. Los órganos de las aves, como el corazón o el hígado, son excelentes fuentes de nutrientes y  aportan muchísimas vitaminas a los perros. Aunque puedes darle a tu mascota  estos alimentos crudos, te sugerimos que para que tu perro cene en Navidad, cocines cada pieza esto ayudará a eliminar cualquier bacteria.Pavo A los  perros les encanta la carne magra de Pavo. Puedes guardar una  parte si vas a preparar pavo o comprar unos gramos de Pechuga de Pavo exclusivamente para tu perro. Es muy importante que cocines aparte la carne  para tu perro, ya que los condimentos y otros ingredientes que usas en la cocina pueden sentarle mal.TE RECOMENDAMOS: VIDEO: Pastel de cumpleaños para perroNOTA: ¿Amas a tu perro? Debes darle de comer esto en NavidadVIDEO: Guisado de Pavo Navideño para tu perro
La Navidad es una de las fechas más importantes para los niños, y no solo por los regalos. Los colores, la decoración, los postres y el ambiente general que se vive en esta época hacen que la Navidad sea una fiesta muy especial para los pequeños. Sin embargo, al momento de organizar las celebraciones navideñas, muchas de estas reuniones parecen estar hechas pensando solo en los adultos. ¡Gran error! Asegúrate de que todos tus comensales, incluyendo tus hijos y los de tus invitados, disfruten por igual la cena de Navidad siguiendo estas recomendaciones:Haz un ambiente agradable para ellos.Las fiestas en las que la decoración está tan perfecta que los invitados no deben moverse de su lugar para no arruinar nada son una verdadera pesadilla para los chiquitos. Si sabes que vas a recibir niños en tu cena de Navidad, prepara un espacio especial para ellos. Una mesa en la que no importa si tiran el refresco o donde los centros de mesa no pueden romperse. Con este pequeño detalle tú estarás más a gusto y ellos más tranquilos.Déjalos que participen.A los niños no les gusta llegar a un lugar, sentarse y solo ser observadores. Dales la oportunidad de participar y disfrutar del espíritu navideño. Antes de que lleguen, hornea unas galletas con formas variadas y haz betún de diferentes colores. Cuando los niños estén en tu casa, pídeles que te ayuden a decorar las galletas. Probablemente no queden tan bien como las tuyas, pero ellos estarán encantados de colaborar.Ofrece comida especial para los pequeños.Otro gran error de las fiestas navideñas es la comida. Sí, por supuesto el foie gras, el caviar, los ostiones o el queso azul son alimentos delicatesen, pero sus sabores son demasiado fuertes para el paladar de un niño. Cuando vayas a tener invitados infantiles prepara un menú más ad hoc con sus gustos. No tiene que ser una comida súper elaborada, solo algo con lo que están familiarizados.Organiza actividades que les gusten.Es ingenuo pretender que un niño puede llegar a una reunión, sentarse, platicar y convivir con el resto de los invitados como lo haría un adulto. A los niños les gusta estar haciendo algo. Y si no quieres que se entretengan con las esferas de tu árbol de Navidad, mejor organiza alguna actividad. Tal vez alguna manualidad o un juego.Recetas especiales para niños:Pasta de coditos con jamón fríaQuiche de jamón y queso Galletas de azúcar navideñas Galletitas de mantequilla
Después de comer ciertos platillos es normal que sintamos un poco de indigestión o malestar estomacal. Para disminuir estas molestias existen remedios sencillos y muy económicos. Estos son algunos tónicos caseros que te ayudarán a sentirte más ligero.Jengibre + miel + limónPrepara un té de jengibre poniendo a hervir una taza de agua con un pedacito de jengibre fresco. Quítalo del fuego y añade una cucharadita de miel y el jugo de un limón. El jengibre te quitará las náuseas provocadas por la indigestión, la miel hará que te desinflames y el limón combatirá el exceso de acidez en tu estómago.Canela + mielPon a hervir una taza de agua y coloca una raja de canela dentro. Deja que entre en ebullición por unos minutos y después deja reposar. Agrega una cucharadita de miel y bebe lentamente el té. La canela es un ingrediente muy bueno para aliviar los síntomas de la indigestión, por lo que te sentirás más ligero después de tomar esta bebida.Anís estrella + manzanillaCombina un poco de anís estrella con manzanilla y haz un té. Bébelo como agua de uso durante todo un día y después tómalo por la mañana y la noche. El anís aliviará la inflamación provocada por los gases, y la manzanilla quitará el dolor estomacal gracias a sus efectos antiespasmódicos.Hierbabuena + mielEn una olla pon medio litro de agua y un manojo de hierbabuena (las hojas con todo y los tallos). Deja que hierva unos minutos y después agrega una cucharadita de miel. La hierbabuena es un remedio natural para mejorar el proceso digestivo. Si padeces de acidez, no tomes hierbabuena, ya que puede empeorar los síntomas.Agua + bicarbonato de sodioAgrega una cucharada de bicarbonato de sodio a un vaso con agua. Disuelve bien y después bébelo. Fíjate que no se quede todo el bicarbonato en el fondo del vaso. Este tónico funciona muy bien en las personas que suelen tener digestiones pesadas o que padecen de indigestión debido a la acidez.Estos remedios caseros pueden sacarte de un apuro cuando te sientes pesado después de una comida, pero no pueden sustituir un tratamiento médico. Si presentas síntomas de indigestión en repetidas ocasiones, te recomendamos visitar a tu doctor.Puedes probar estas Recetas Ligeras y darle un giro a tus platillos diarios:Pan fácil de avenaEnfrijoladas de claras rellenas de nopalessAguacate relleno de ensalada de nopalesVasitos de yogurt con crujientes de almendras
El comienzo del Año siempre es una oportunidad para hacer borrón y cuenta nueva. Si en el último año sentiste que no estabas cuidando bien tu cuerpo o que tu salud comenzaba a sufrir los estragos de tu estilo de vida, aprovecha el Año Nuevo para construir nuevos hábitos alimenticios.¿No tienes ni idea de por dónde comenzar? Estos son los hábitos que mejorarán considerablemente tu salud.Bebe más agua natural. Cuando no tomas suficiente agua, el cuerpo se deshidrata. Esto puede provocar problemas de salud, hacerte sentir débil y comerás de más. Este año hazte el propósito de beber dos litros de agua natural todos los días.Come cinco veces al día. Los periodos de ayuno prolongados hacen que los niveles de azúcar se desestabilicen, haciendo que tengas más antojos de comida chatarra. Mantén tu metabolismo a buen ritmo con cinco comidas al día.Desayuna bien todos los días. Jamás comiences tu jornada sin haber desayunado. El brincarte esta comida no solo hace que sea más difícil arrancar motores, sino que además está relacionado con el aumento de peso. Inicia todos los días con una comida balanceada.Busca siempre frutas y verduras frescas. Parte de una buena alimentación, es comer menos comida con conservadores. Sí, es muy sencillo tener todo en reserva como enlatado, pero para absorver verdaderamente bien los nutrientes, tu cuerpo necesita comida fresca. Cocina más. Este año lucha contra la flojera y las prisas, y métete más a la cocina. El tiempo que inviertas en la preparación de tus comidas te ayudará a hacerte más consciente de tu alimentación y de tus hábitos alimenticios.Mejora tu relación con la comida. La ansiedad, el temor y la frustración son algunas emociones que pueden llevarnos a comer sin tener hambre necesariamente. Analiza las razones por las cuales comes y descubre si hay algún patrón que desencadene algún comportamiento negativo hacia la comida.Prueba nuevos alimentos. Date la oportunidad de descubrir nuevos sabores. Prueba nuevos ingredientes y estilos diferentes de comida. Es bueno tener platillos favoritos, pero no limites tu experiencia gastronómica a un par de recetas ya conocidas.Y sobre todo recuerda: Haz ejercicio tres veces por semana, aunque suene a cliché, en verdad tu cuerpo necesita que hagas más ejercicio. Y no se trata solo de una cuestión de perder peso, la actividad física tiene la capacidad de hacerte sentir mejor y con más energía.¿Tú ya tienes tus propósitos para el Año Nuevo? Si lo que quieres es comenzar a cocinar más, estas recetas son perfectas para ti:Ensalada de Camote con Frutos SecosCroquetas de Camarón con Salsa de HabaneroEnsalada de Espinacas con Fresas
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD