Los niños y la alberca
Cuaresma

Los niños y la alberca

Por Kiwilimón - Marzo 2015
Llegan las vacaciones y con ellas  los días de alberca y playa, aumenta la seguridad de tus pequeños dentro y fuera del agua. Descubre nuestros mejores consejos para unas felices y seguras vacaciones.  La seguridad de los pequeños en la playa y la alberca es muy importante. Si tu hijo no sabe nadar deberá llevar un sistema de flotación. Como mamá no sólo debes de cuidar de su protección solar, también  debes de tener en cuenta los siguientes puntos: - Comprueba que el agua esté debidamente cuidada y con la menor cantidad de cloro. - Ducha a tu hijo antes de meterlo a la piscina. - Evita que beba agua de la alberca. -No lo metas al agua con pañales absorbentes ya que estos se inflan, y con ello pesan y estorban. Mejor utiliza calzoncitos desechables especiales para actividades acuáticas. - Evita que tu pequeño esté mucho tiempo en el agua. - Enseña a tu hijo las conductas que pueden ser peligrosas en una piscina, como tirarse del borde o tirarse al agua de manera poco responsable. - Nunca  pierdas de vista a tu pequeño. En caso de ser  más grande puedes dejarlo solo, pero siempre vigilándolo a cierta distancia.      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
De acuerdo con el Servicio Nacional de Salud británico, es común que durante la infección por COVID-19 o la recuperación, las personas experimenten una reducción en el apetito, sin embargo, es esencial que se alimenten de una manera adecuada. Además, el NHS señala que “comer bien es importante, ya que tu cuerpo necesita energía, proteína, vitaminas y minerales para ayudarte a recuperarte. Comer bastante proteína y alimentos ricos en energía te ayudarán a reconstruir los músculos, darle mantenimiento a tu sistema inmune y a incrementar tus niveles de energía para permitirte realizar tus actividades diarias”.¿Qué debo comer si tengo COVID-19?Ahora que ya sabes por qué es importante alimentarte muy buen durante la enfermedad, aquí te decimos cuáles son algunos de los alimentos que puedes incluir en tu dieta:FrutasHuevoCarnePescadoFrijolesQuesoLentejasLecheYogurNueces y semillasBrócoliKaleEspinacasMantequilla de maní o de almendraAdemás, se recomienda comer tres comidas al día, así como una o dos colaciones saludables, recuerda que también es crucial que tomes suficiente agua y té.También puedes leer: Remedios caseros para combatir la fiebreAlimentos que debes comer si tienes COVID-19Aunque ya mencionamos algunos de los ingredientes que no pueden faltar en tu cocina si estás enfermo de COVID-19, aquí ahondamos más en porque algunos de estos alimentos son tan buenos para ti.EspinacaDe acuerdo con la Universidad Loma Linda, debemos consumir una gran variedad de alimentos antiinflamatorios durante la enfermedad por COVID-19, por lo que la espinaca no puede faltar en tus comidas. Esta hoja verde está llena de vitamina A, E y K, así como fibra, antioxidantes y carotenoides, por lo que se convierte en una excelente opción. Recuerda comer las espinacas crudas en una ensalada o en un jugo verde.Frutos rojosGracias a que son ricos en antioxidantes y otros nutrientes, los frutos rojos son ideales para ti si estás enfermo de COVID-19. Una buena opción para el desayuno o la cena sería un smoothie de yogur griego sin azúcar, frutos rojos, nueces y un poco de mantequilla de almendra sin azúcar. También puedes leer: Remedio casero con naranja para recuperar el gusto y el olfatoNueces y semillasSi estás buscando alimentos que combatan la inflamación, las nueces y semillas son una gran opción. Un desayuno ideal sería una bowl de frutas con chía, linaza, leche de vaca o vegetal y un poco de almendras y pistaches.FluidosSi tienes fiebre o te sientes muy cansado debido a la enfermedad, recuerda que es esencial que te mantengas hidratado, pues la calentura te deshidrata. Por otro lado, puedes sentirte aún más cansado debido a la deshidratación.CúrcumaEste alimento es un poderoso antiinflamatorio, por lo que no dudes en añadirlo en tu jugo o a tu té. También puedes leer: Tendencias de salud para 2022Adopta la dieta mediterráneaEsta dieta es famosa por ser una de las más nutritivas en el mundo, pues incluye alimentos con grandes propiedades para la salud, tal como pescado, aceite de oliva, leguminosas y verduras y frutas frescas.¿Por qué comer frutas y verduras durante el COVID-19?Comer de manera saludable es indispensable para todos, independientemente si tienes COVID-19 o no, pero tu dieta si juega un papel muy relevante durante la enfermedad. Un estudio publicado en septiembre de 2021 señala que una dieta vegetariana o vegana, las cuales incluyen frutas y verduras en su mayoría, disminuía las probabilidades de padecer esta enfermedad, pero también reducía la gravedad de los síntomas una vez que se contraía el virus.Si padeces COVID-19, recuerda que lo mejor es acudir con un profesional de la salud, quien te orientará sobre los cuidados y la alimentación adecuada.
No es ninguna novedad que el consumo de aceite de oliva tiene muchos beneficios, pues es un ingrediente cargado de antioxidantes que es perfecto para cocinar o para usar como aderezo, pero también puedes beberlo en ayunas por las mañanas.El aceite de oliva es uno de los elementos principales en la dieta mediterránea, de la cual también se ha dicho que es una gran forma de alimentarse de manera saludable, y las personas que toman aceite de oliva en ayunas señalan que les ayuda a desintoxicar su cuerpo, calmar su estómago e incluso ayudar a perder peso.Algunas personas en la región mediterránea beben 1/4 taza (60 ml) de aceite de oliva todas las mañanas y esta sí podría ser una forma de aprovechar sus múltiples beneficios antiinflamatorios y preventivos de enfermedades.Si bien aún no hay suficientes investigaciones que respalden que beberlo sea mejor que usarlo en una comida y tomar aceite de oliva podría causar aumento de peso y no lo contrario, beberlo en ayunas sí tiene beneficios potenciales que te explicamos a continuación.3 beneficios de tomar aceite de oliva en ayunasDiversos estudios sugieren que beber aceite de oliva puede ofrecer varios beneficios para la salud, por ejemplo:1. Puede ayudar a alcanzar la ingesta recomendada de grasas saludablesLa recomendación en las reglas dietéticas es que se debe obtener de 20 a 35% de las calorías de las grasas, principalmente de los ácidos grasos poliinsaturados (PUFA) y ácidos grasos monoinsaturados (MUFA), pero aunque la mayoría de las personas ingieren suficiente grasa total, muchas no obtienen suficientes PUFA y MUFA.El aceite de oliva es una de las fuentes vegetales más ricas en MUFA y beber un par de cucharadas de aceite de oliva al día podría ayudarte a alcanzar la cantidad recomendada de esta grasa si no estás consumiendo cantidades suficientes en tu dieta. Los MUFA son especialmente beneficiosos para la salud del corazón y pueden ayudar a reducir su riesgo de enfermedad cardíaca.Los MUFA se encuentran en algunos productos animales, pero los estudios sugieren que sus mayores beneficios para la salud se logran al consumir fuentes vegetales de esta grasa, como ciertos aceites, nueces, semillas y otras fuentes vegetales.2. Puede aliviar el estreñimientoUn estudio de 4 semanas demostró que administrar aproximadamente 1 cucharadita (4 ml) de aceite de oliva al día a 50 pacientes con estreñimiento en hemodiálisis resultó en heces significativamente más blandas.Otro estudio en 414 personas mayores de 50 años encontró que 97,7% de los que tenían más de 3 evacuaciones intestinales por semana consumían mucho aceite de oliva. Aunque estos hallazgos son prometedores, se necesitan más estudios para comprender mejor cómo beber aceite de oliva puede ayudar a aliviar el estreñimiento.3.Puede tener beneficios para el corazónUno de los compuestos que se encuentra en grandes cantidades en el aceite de oliva es el ácido oleico, un tipo de grasa monoinsaturada que se cree que juega un papel en el apoyo a la salud del corazón, el cual puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca cuando se usa en lugar de otras fuentes de grasa.De hecho, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) afirma que reemplazar las grasas y los aceites con alto contenido de grasas saturadas con 1,5 cucharadas (22 ml) de aceites con alto contenido de ácido oleico al día puede reducir el riesgo de enfermedad cardíaca. Sin embargo, para lograr este beneficio, las calorías del ácido oleico no deberían aumentar la cantidad total de calorías que consume por día.Por otra parte, un estudio encontró que consumir al menos 4 cucharadas (60 ml) de aceite de oliva logra un 30% menos de probabilidades de desarrollar una enfermedad cardíaca, en comparación con aquellas personas en el estudio que siguieron una dieta baja en grasas durante 5 años, y muchos otros estudios han demostrado que aquellos que tienen una alta ingesta de aceite de oliva tienen un menor riesgo de enfermedad cardíaca.El aceite de oliva es una grasa saludable que contiene compuestos antiinflamatorios y tomarlo con regularidad sí puede beneficiar al corazón e incluso a los huesos y a la salud digestiva, además de ayudar a estabilizar los niveles de azúcar en sangre.
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
La Ciudad de México se ha convertido en el escenario ideal para sumergirse en las tradiciones culinarias de países de todos los continentes. Mes con mes, aparecen nuevas propuestas gastronómicas que deleitan nuestros paladares con novedosos platillos, sin embargo, hay una cocina que se ganó el corazón de los mexicanos desde hace ya varias décadas: la gastronomía libanesa. La comunidad libanesa comenzó a migrar a México a mitad del siglo XIX, pero también tras la Primera Guerra Mundial. A su llegada, el centro de la Ciudad de México comenzó a llenarse con todo tipo de maravillosas especias que han enriquecido la gastronomía mexicana, pero que también han dado paso a nuevos platillos. De acuerdo con el documental El Eterno Festín, producido por la Universidad Nacional Autónoma de México, la comida de Medio Oriente comenzó a venderse en pequeños restaurantes y dentro de las vecindades, pero hoy en día, la comida libanesa es una de las más populares en nuestro país. Tanto es así que ahora hay un gran número de restaurantes de comida libanesa y con influencias de Medio Oriente en México. Gracias a la llegada de los migrantes libaneses, ahora podemos disfrutar de platillos como el taco al pastor, un ícono de la comida mexicana a nivel mundial. Sin embargo, la fusión de sabores ha dado como resultado la tropicalización de platillos, pues es común encontrar kepe crudo con chile verde o tahini con cilantro y chile. Aunque la fusión de sabores es la muestra de que las cocinas mexicana y libanesa se complementan muy bien, las tendencias gastronómicas para 2022 que el comensal ahora está interesado en probar recetas auténticas y con una sazón casera, pues tienen el deseo de conocer las verdaderas tradicionales culinarias. En el caso de la gastronomía del Líbano, uno de los principales exponentes de esta tradición culinaria es Casa Kuri, un pequeño y acogedor restaurante ubicado en la colonia Condesa. El chef Naguib Kuri, de madre libanesa y abuelos sirios, ha sido el encargado de traer los verdaderos sabores del país de Medio Oriente hasta la CDMX.También puedes leer: 10 recetas para conocer la gastronomía del LíbanoDar a conocer los sabores más auténticos del Líbano se ha convertido en la misión del chef Naguib, pero le da un giro al presentar platillos tradicionales con un estilo fine dinning, además, utiliza ingredientes de la más alta calidad, los cuales prepara a través de técnicas familiares que ha heredado. En la mayoría de los restaurantes libaneses suelen servirse porciones abundantes de hummus, baba ganoush, arroz con fideo, kibbeh bola, kibbeh crudo, shawarma, falafel, hojas de parra y otras delicias, sin embargo, disfrutar de una comida en Casa Kuri es viajar a través de los sabores más auténticos del Líbano, pues según el chef, recrea los platillos que puedes disfrutar en Beirut. Este pequeño restaurante es el ejemplo perfecto de que la alta cocina puede combinarse a la perfección con recetas familiares, pues el pollo con jocoque, papas cambray y paprika, receta de su madre, es un platillo imperdible. Otro de sus platos insignia, el cual no encontrarás en otros restaurantes, es el kibbeh damasco, el cual se prepara con cebollas caramelizadas y piñón. Si nunca has probado este tipo de cocina, te recomiendo pedir el menú “Comiendo en Beirut”, el cual te permitirá probar los platillos más representativos de Casa Kuri. Si tienes ganas de probar algo diferente, entonces tienes que pedir el menú de degustación, el cual consta de 12 tiempos que el chef crea al momento y también incluye una botella de vino. Para cerrar tu comida con broche de oro, no te pierdas los mejores dedos de novia de la ciudad, los cuales son preparados por la mamá del chef. Otra excelente opción para la hora del postre es el pastel de 85% de cacao con betabel. Casa Kuri es un restaurante que ofrece una experiencia que va más allá de la comida comercial libanesa, pues sus platillos son honestos y preservan los sabores más auténticos del Líbano al usar ingredientes de la mejor calidad.*Fotos tomadas de Casa Kuri en Instagram
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD