Los tipos de ayuno
Cuaresma

Los tipos de ayuno

Por Kiwilimón - March 2014
Ayunar no sólo se trata de dejar de comer, hay formas y métodos para lograrlo sin desnutrirse y para cumplir diversos objetivos. Es por eso que aquí te platicamos de los tipos de ayuno que hay y sus características.  

Ayunar no es difícil, pero sí que hay que fijarse muy bien en lo que uno come antes de hacerlo, y por supuesto, en lo que se come después para recuperarse. Estas etapas son importantes pues son en las que uno prepara y revitaliza el cuerpo previo y consiguiente al acto. Aquí van las diversas variantes:

Basado en frutas

Consiste en comer solamente frutas frescas, en combinaciones adecuadas, durante todo el tiempo que dure el ayuno. Hay que tomar en cuenta que este no es el método más llamativo para quienes quieran perder peso pues el concentrado de glucosa en la fruta se convierte en azúcar para el cuerpo.

A base de una sola fruta

Esto no quiere decir que debes vivir de manzana o plátano cada día, pero sí que cada comida que hagas puede consistir sólo de una fruta. Es decir, si en un día desayunas naranja, después comes mango y cenas, finalmente, fresas, entonces estarás haciendo un ayuno a base de una sola fruta. Aquí puedes mezclar diferentes tipos como desayunar cítricos y comer o cenar algunas con más fibra o proteína.

De líquidos

Este tipo de ayuno consiste en sólo tomar líquidos como jugos de frutas. De los ayunos parciales este es el más difícil de conseguir pues no hay ingesta sólida pero posee la facultad de surtir poderosos efectos purificadores y curativos en el cuerpo pues aleja las toxinas y rehidrata el organismo.

El ayuno completo

Como su nombre bien lo dice este tipo de ayuno no dicta no comer nada ni tomar nada. Lo único que se puede ingerir es agua pura y sólo en el caso de que se necesita quitar la sed, no como un sustituto de alimento o comida de cualquier tipo.  

Recetas para diferentes tipos de ayuno

 Brochetas de Frutas con Dip de Limón

 Agua de Fresa

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La salud y el fortalecimiento de tus hijos comienza desde la casa. El inculcar en ellos prácticas saludables, como desayunar todos los días, hacer ejercicio y llevar una alimentación adecuada contribuye al buen desarrollo de tus pequeños. Por esta razón, es muy importante que les des sólo alimentos de la mejor calidad.Una manera sencilla de asegurarte de que tus hijos están recibiendo todos los nutrientes que necesitan, es darles un vaso de leche al día, porque recuerda que con el poder de la leche y leche alpura, puedes tener la tranquilidad de que tus pequeños se están alimentando bien y sin tantas complicaciones, gracias a los beneficios de la leche entera.¿Te gustaría saber qué está tomando tu hijo cada vez que bebe un vaso de leche? Descubre todos los beneficios que hay en 500 ml de leche al día:Calcio: este es un mineral esencial para el buen desarrollo de los niños, ya que ayuda a la formación de dientes definitivos y favorece los brotes de crecimiento.Proteínas lácteas: son necesarias para reconstituir músculos y tejidos, además de que fortalecen el sistema inmunológico.Carbohidratos: son una fuente de energía saludable para los pequeños. Al combinarse con las proteínas lácteas, controlan el índice glucémico.Lípidos: las grasas son indispensables en el desarrollo de un niño debido a que lo protegen contra el frío y lo ayudan a absorber las vitaminas A, D, E y K.Vitaminas: la leche contiene vitamina A y E, las cuales promueven la eliminación de sustancias tóxicas del organismo y mejoran la memoria.Triptófano: este aminoácido tiene un impacto directo en la producción de serotonina, la cual provoca una sensación de bienestar.Gracias a las múltiples propiedades de la leche de vaca, como el poder de la leche y leche alpura, es considerada un súper alimento. Al incluirla en la dieta de tu familia no sólo estarás cuidando la salud de tus pequeños, sino que también los estarás apapachando con un alimento delicioso y natural.Nutre a tus hijos con la leche de mejor calidad. En alpura contamos con los mejores métodos para llevar hasta tu mesa la mejor leche. Disfruta junto a tu familia todas las propiedades de este súper alimento bebiendo un vaso de leche alpura al día.Estas recetas harán aún más fácil que tus hijos consuman su porción diaria de leche:Tarta de Arroz con leche y Galleta MaríaPastel Imposibole de Tres lechesTradicionales Chongos Zamoranos
Los mariscos son deliciosos, pero también pueden ser peligrosos si no se refrigeran apropiadamente. Evita problemas de salud conociendo cómo debes almacenar los mariscos y los días que pueden durar refrigerados.Primero que nada, ¿en qué debes fijarte para elegir mariscos en buen estado?Si un marisco se encuentra ya en estado de descomposición, no importa si lo guardas en el refrigerador o en el congelador, simplemente ya no sirve y no debes usarlo para cocinar. Estos son los principales aspectos que debes revisar al momento de comprar mariscos:Los caparazones de los mariscos, como las ostras o las almejas, deben estar enteros, es decir, sin grietas. Si te encuentras con un caparazón quebrado, no compres ese marisco.Para comprobar la frescura de los mejillones, ostras y almejas hay un truco muy sencillo. Golpea suavemente el caparazón. Si este se cierra, esto significa que el marisco aún está vivo, en caso contrario, mejor no lo compres.Los cangrejos y las langostas deben comprarse vivos, ya que se echan a perder muy rápidamente. Así que cuando los vayas a comprar asegúrate de que las patas se mueven, el caparazón está firme y la cola se encuentra recogida (no extendida).¿Cuántos días duran los mariscos refrigerados?Es muy importante que prestes atención a la manera en que guardas los mariscos. A diferencia de la carne de res que puede estar en el refrigerador sin problemas por varios días, los mariscos tienen una caducidad mucho menor. Recuerda que el consumir mariscos pasados o en mal estado puede provocar alguna infección o problema de salud, así que mejor ahórrate esos inconvenientes almacenando los mariscos de acuerdo con estas indicaciones.Los camarones, ostiones, langosta y calamares frescos solo pueden refrigerarse dos días (no más). En el congelador tienen un mayor tiempo de caducidad, ya que aguantan entre tres y seis meses.En el caso de los mariscos cocidos, si se cocina el mismo día que se consume, pueden refrigerarse hasta tres días. Si no preparaste tú la comida, checa directamente con el fabricante las indicaciones de consumo para saber cuánto tiempo más puede almacenarse el platillo en el refrigerador.De cualquier manera, es muy importante que antes de consumir mariscos (cocidos o frescos) que han estado refrigerados o congelados, revises su estado general. El olor de estos nunca debe ser agrio o parecido al amoniaco.Aunque no son mariscos, los pescados también deben almacenarse con cuidado para evitar que se descompongan. La recomendación es que los pescados (magros y grasos) pueden estar en el refrigerador como máximo dos días, y en el congelador desde seis hasta ocho meses.Recuerda revisar periódicamente la temperatura de tu refrigerador, la cual debe estar en 4° C, y la del congelador en -18° C.¿Te encantan los mariscos? Entonces no puedes perderte estas recetas fáciles: Tostadas de pulpo adobadoAros de Calamar en caldo de mostaza picositaEsquites de camarón y chile guajillo
Los niños no desarrollan por arte de magia el gusto por todo tipo de alimentos, así como tampoco empiezan a adoptar costumbres saludables por sí mismos. Si quieres que tus hijos adquieran buenos hábitos alimenticios, tienes que guiarlo y acompañarlo. Sigue estos tips para que esta tarea sea más sencilla. Crea un ambiente agradable.Algo importante que debes tener en cuenta es que los niños relacionan todo. No puedes esperar que ellos vean la ingesta de alimentos como algo bueno si siempre les gritas o regañas a la hora de la comida. Trata de establecer un ambiente tranquilo para que tus hijos poco a poco relacionen su alimentación con un momento agradable.Pon el ejemplo.Como todo en la vida, una acción vale más que mil palabras. Enseña a tus hijos buenos hábitos alimenticios asumiéndolos tú también. Procura comer alimentos variados, sigue una rutina saludable y disfruta de todo lo que comes, de esta manera tus pequeños también querrán seguir tus pasos.Involucra a tus pequeños en la cocina.Conforme los niños van creciendo pueden ir asumiendo mayores responsabilidades en el hogar. Puedes aprovechar esto para pedirles que te ayuden en las labores de la cocina. Cuando permites que tu hijo elija sus alimentos o los prepare él mismo, estás desarrollando en él un mayor sentido de compromiso y responsabilidad hacia sus alimentos, sin necesidad de obligarlo o regañarlo.Toma en cuenta sus necesidades.Los niños son niños. Punto. No puedes pretender que tu pequeño coma las mismas cantidades ni los mismos alimentos que un adulto. Si bien es importante que lo ayudes a descubrir nuevos sabores, tampoco lo obligues a probar alimentos demasiado fuertes o muy condimentados. Recuerda que el paladar de tu pequeño es muy diferente al tuyo.Mantén una relación saludable con los alimentos. Esto incluye tanto tu alimentación como la de ellos. Si te la pasas quejándote de las calorías y siempre estás hablando de dietas, es muy probable que tus hijos crezcan creyendo que la comida es algo malo. Asimismo, el usar ciertos alimentos como castigo también hace que los niños desarrollen aversión hacia estos.¿Tienes algún otro tip para enseñar a los niños buenos hábitos alimenticios? Comparte tus ideas en los comentarios. Recetas ideales para niños:Gelatina de Yoghurt con FresaRollitos de crepas confetiMacarrones con carnePan francés fácil 
La celulitis es uno de los temas de belleza que más problemas da a las mujeres. De hecho, se calcula que alrededor del 90% de las mujeres tienen celulitis en alguna parte de su cuerpo. Precisamente su alta incidencia hace que sea muy común encontrar cremas, tratamientos y demás para combatirla. Pero, ¿sabes si realmente funcionan? Sigue leyendo para descubrir cómo puedes reducir efectivamente la celulitis. ¿Por qué sale celulitis?Para combatir la piel de naranja y poder deshacerte de ella de una vez por todas lo primero es saber exactamente por qué sale la celulitis. Como mencionamos en este artículo pasado, existen diferentes hábitos que pueden provocarte celulitis: usar ropa muy apretada, fumar, someterte a largos periodos de estrés, etc. Es cierto: hay cientos de cosas que hacemos todos los días que pueden estar afectando directa o indirectamente el aspecto de nuestra piel. Sin embargo, no hay que olvidar que la celulitis es básicamente grasa acumulada en las últimas capas de la piel. Esto significa que tanto nuestros hábitos alimenticios como el nivel de actividad física que realizamos diariamente tienen un impacto fuerte en la celulitis.Seamos realistas. Puedes aplicar varios tratamientos tópicos al día o incluso invertir en masajes, pero si no haces cambios fundamentales en la manera en que te alimentas o no haces más ejercicio, será más difícil eliminar la piel de naranja. Así que, antes de que compres un nuevo tratamiento anticelulitis, ponte a analizar tus comportamientos y determina qué puede estar provocándote la piel de naranja: ¿haces ejercicio?, ¿tomas suficiente agua?, ¿bebes demasiado alcohol?, ¿ingieres muchos alimentos grasosos? ¿Cómopuedes reducir la celulitis?No queremos desanimarte, pero no existe un tratamiento que por sí solo pueda eliminar completamente la celulitis. No obstante, hay una gran variedad de opciones y remedios que combinados pueden ayudar a mejorar considerablemente el aspecto de la piel. Estas son algunas de las medidas que pueden reducir la celulitis:Pérdida de peso: el exceso de peso hace que la grasa debajo de la piel sea más visible. Así que, si pierdes algunos kilos y te mantienes en un peso saludable, puedes reducir la piel de naranja. Ejercicio: la actividad física hace que quemes grasa, pero también te ayuda a desarrollar tus músculos. Si logras sustituir la grasa de tu cuerpo con masa muscular la celulitis será menos notoria.Tratamientos con cafeína: las cremas, lociones y exfoliantes que contienen cafeína han demostrado ser efectivos en la reducción de celulitis, ya que estos deshidratan las células, haciendo que la celulitis sea menos visible.¿Qué cambios debes hacer en tu rutina para combatir la celulitis?Disminuye tu consumo de sal. Deja de fumar.Reduce la ingesta de bebidas alcohólicas.Bebe por lo menos dos litros de agua natural al día.Haz ejercicio diariamente, por lo menos 30 minutos.No uses ropa demasiado ajustada.Procura mantener un peso saludable.Incluye en tu dieta alimentos con fibra.Baja el consumo de alimentos procesados y grasosos.Recetas saludables que te pueden interesar:Bowl de chía con frutaBarras congeladas de yoghurt con fruta Ensalada caliente de lentejas Pan tostado con aguacate y esquites  
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD