Vacaciones, cómo cuidar al bebé en la playa
Cuaresma

Vacaciones, cómo cuidar al bebé en la playa

Por Kiwilimón - Marzo 2015
Las vacaciones en la playa tienen ciertos riesgos para tu bebé, ya que es mucho más sensible a las altas temperaturas, a los rayos del sol, al cloro de las albercas y a los cambios de rutina. Te compartimos los siguientes consejos para proteger a tu bebé en el agua y puedas disfrutar de grandes momentos de diversión con tu familia.
  • Acompaña a tu bebé en todo momento.
No dejes de vigilar a tu bebé ni un segundo cuando esté dentro del agua, ya que es una regla fundamental en su cuidado; una llamada telefónica o cualquier distracción, por mínima que parezca puede ser fatal. No descuides a tu bebé cuando juegue en el borde de la piscina, recuerda que aún no es consciente del peligro que corre; puede tirar cualquier juguete y querer rescatarlo, corriendo el riesgo de caer al agua, es mejor mantener sus juguetes fuera del agua. Si tus vacaciones son en playa busca alguna manera de identificar al pequeño con alguna pulsera o colgante que lleve su nombre y tu número de telefónico por si acaso pudiera extraviarse.
  • Recuerda aplicar protector solar a tu bebé y volvérselo a aplicar con regularidad.
La piel de los bebés es muy delicada, por lo que aplicarle un bloqueador solar con protección UVB y UVA para que lo proteja de los rayos del sol es muy importante, el cual deberás reaplicar cada 40 minutos más o menos, y después de cada baño. Recuerda que solo debes aplicar bloqueador solar a tu bebé si es mayor a 6 meses de edad.
  • Asegúrate de que consuma suficientes líquidos especialmente si está activo bajo el sol.
Los bebés son más vulnerables a la deshidratación que los adultos ya que la proporción de agua en su cuerpo es mayor y su equilibrio más débil; una excesiva pérdida de líquidos puede tener graves consecuencias para su organismo, es por ello que hay que tener especial precaución en lugares cálidos. Es básico que cuentes con un biberón con agua para hidratar a tu pequeño, el agua que le des no debe estar ni muy fría ni muy caliente, mantenla en un lugar fresco. La leche materna también ayuda a hidratar al niño y las frutas naturales, sólidas o en papillas. Si tu bebé aún es lactante ofrece el pecho a demanda y de forma más frecuente, ya que además de proveerle líquido, la leche materna aporta sales minerales y electrolitos que previenen la deshidratación. Si se alimenta de pecho, no es necesario darle agua, pues la leche materna está compuesta por un 90% de agua y es suficiente para conservar su hidratación.
  • Verifica que la temperatura del agua sea agradable.
La temperatura ideal para los pequeños va entre los 28° C y 30° C; procura que su ropa sea liviana, ideal para protegerlo de los rayos del sol, no lo tengas muy abrigado ni tampoco con poca ropa; es importante tenerlo siempre bajo una sombrilla o ponerle calcetines ligeros al caer la tarde. Para refrescarlo es ideal  que pases una toallita húmeda sobre algunas partes de su cuerpo. Puedes meterte con tu bebé a la playa o la alberca a partir de los 5 o 6 meses, si la temperatura es adecuada. El agua debe estar templada, nunca fría, y hay que introducirlo lentamente en ella, humedeciéndole antes los brazos, las piernas y la nuca. Si el agua no está bastante caliente (unos 32ºC), no conviene que esté en ella más de 5 minutos y siempre con vigilancia. No lo metas al agua con pañales absorbentes, utiliza un calzoncito desechable especial para actividades acuáticas. Cuando lo saques del agua es importante retirar el calzoncito desechable especial para el agua, secar bien a tu bebé y cambiarlo de ropa cuanto antes. Porta un tarrito de suero fisiológico para limpiar de cloro sus ojos, lo puedes adquirir en farmacias y le aliviará el escozor.      
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
México es un país que se caracteriza por tener una de las tradiciones culinarias más ricas de todo el mundo, pues es una mezcla de ingredientes y sabores prehispánicos con otros elementos traídos al territorio nacional por los colonizadores. Desde el mole, las tlayudas, las enchiladas, los chiles en nogada y hasta los antojitos y garnachas, la comida mexicana es simplemente exquisita y siempre habrá algo para todos los gustos. Cuando se trata de la comida del día a día, en nuestro país no pueden faltar los frijoles de la olla, el arroz a la mexicana, los guisados, los antojitos y las aguas frescas. Para cerrar con broche de oro, suelen prepararse postres como flan, arroz con leche o gelatinas de todo tipo. En México existen enchiladas de todos tipos: enchiladas verdes, enchiladas rojas, enchiladas suizas, enchiladas mineras, enchiladas de mole, enchiladas con salsa de frijol, enchiladas potosinas, entre otras. Y aunque todas estas variedades son exquisitas, no cabe duda de que las enchiladas suizas verdes y rojas están entre las más populares. También puedes leer: Nuestras 7 mejores recetas de enchiladas suizasLa historia detrás de las enchiladas suizasLas enchiladas suizas tienen una peculiar historia, pues de acuerdo con el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana, este tipo de enchiladas se inventaron a principios del siglo XX en una famosa cafetería de la Ciudad de México. Por su parte, la Asociación Mexicana de Restaurantes señala que las enchiladas suizas se prepararon por primera vez a mediados del siglo XIX, cuando México era gobernado por Maximiliano de Habsburgo. Años más tarde, con el fin del imperio, el mayordomo de Maximiliano huyó a Coahuila, para regresar a la Ciudad de México años después. Cabe mencionar que tenía las recetas favoritas de Maximiliano en su poder. La AMR indica que el mayordomo abrió el llamado Café Imperial, en donde supuestamente se inventaron las enchiladas suizas. La primera versión apunta que la esposa del mayordomo las nombre enchiladas suizas porque tenía la costumbre de nombrar a los platillos con nombre ligados a los Habsburgo. La segunda versión señala que esta versión de enchiladas le recordaba a Walter Sanborn, el fundador de una famosa cadena, a los Alpes suizos debido a este platillo estaba cubierta con una pequeña montaña de queso y crema. También puedes leer: 20 formas diferentes de hacer enchiladas¿Cómo se preparan las enchiladas suizas?Como ya mencionamos anteriormente, las enchiladas suizas se preparan con una salsa verde o roja, a la cual se le añade crema para hacerla más espesa y también para bajar el picor. El toque especial se lo da el queso manchego fundido. En algunos lugares suele añadirse crema ácida y rodajas de cebolla blanca o morada. Si no sabes con qué acompañar las enchiladas suizas, únicamente necesitas un poco de arroz rojo a la mexicana y listo.¿Cómo preparar las mejores enchiladas suizas?Si te fascinan las enchiladas suizas rojas y las enchiladas suizas verdes, no te pierdas estos consejos que te ayudarán a mejorar tu receta de una manera muy sencilla. Añade queso crema a la salsa para enchiladas suizas Sabemos que lo mejor de las enchiladas suizas es que la salsa es espesa y tiene un gran sabor, pero si quieres llevarla al siguiente nivel, todo lo que tienes que hacer es añadir un poco de queso crema, esto hará toda la diferencia. Prepara las tortillas a mano No hay nada mejor que una tortilla recién hecha, por eso te recomendamos prepararlas al momento si quieres tener las mejores enchiladas suizas de la historia. Dale un toque extra de sabor a tus enchiladas Si quieres darle aún más sabor a tu platillo, puedes rellenar las enchiladas suizas con chorizo, carne de res, frijoles refritos o el ingrediente de tu preferencia. También puedes leer: Enchiladas Suizas RojasNo olvides las especias y hierbas de olor Lleva tu salsa para enchiladas suizas al siguiente nivel utilizando especias como comino, clavo, pimienta, hojas de laurel, tomillo o el ingrediente que más te guste. Sigue las recetas de kiwilimón al pie de la letra Recuerda que nuestras recetas son preparadas con mucho cariño por un grupo de chefs, quienes te cuentan todos sus secretos para cocinar platillos deliciosos. Usa ingredientes frescos Tus enchiladas suizas al horno serán las más deliciosas que hayas probado si empleas tomates verdes o rojos, chile, cebolla, ajo, cilantro, tortillas y pollo fresco y de buena calidad.
El horno de microondas es básico en todas las cocinas, pues nos ayuda a calentar la comida, a cocinar de manera más rápida y hasta hacer postres de manera muy sencilla. Debido a que es uno de los electrodomésticos más usados, es imprescindible que siempre esté limpio, pues la higiene dentro de la cocina es muy importante. Si tu microondas está sucio por dentro y por fuera, está guardando malos olores o hay comida pegada en el interior, no te preocupes, en kiwilimón te decimos como limpiarlo a fondo en un dos por tres. Lo mejor de todo es que tu horno de microondas quedará rechinando de limpio después de utilizar ingredientes que ya tienes en casa.¿Cómo limpiar el horno de microondas?La clave para mantener el microondas impecable es limpiarlo al menos una vez a la semana, pues de esta manera la suciedad no se acumulará y alargarás la vida útil de tu electrodoméstico. Si quieres limpiarlo de fondo empleando productos naturales, no te pierdas los consejos que te daremos a continuación.También puedes leer: Reglas básicas para saber qué sí y qué no cocinar en el horno de microondasAntes de limpiar tu microondasLa compañía General Electric hace las siguientes recomendaciones para limpiar tu microondas:Usa jabón líquido para trastes para limpiar el microondas.Emplea bicarbonato de sodio para limpiar el interior.Si hay comida muy pegada en el interior, calienta una taza de agua, pues el vapor ayudará a remover la suciedad más fácilmente.No emplees cloro o productos abrasivos para limpiar el horno de microondas, ya que este tipo de productos pueden dañar el electrodoméstico.Limpia tu microondas en un dos por tresAhora que ya sabes cuáles son los productos que puedes utilizar para limpiar tu horno de microondas, es hora de poner manos a la obra.¿Cómo limpiar el interior del microondas?1. Mezcla 1 taza de agua y dos cucharadas de vinagre de manzana en un traste apto para microondas. 2. Coloca el recipiente dentro del horno y calienta la mezcla por alrededor de 5 minutos o hasta que comience a hervir y suelte vapor. 3. Deja que la mezcla de vinagre y agua se enfríe y retira del horno de microondas. 4. Emplea una mezcla de agua con jabón líquido para limpiar el interior con una esponja. 5. Usa un trapo limpio y seco para secar el electrodoméstico.También puedes leer: 3 postres que no sabías que se pueden hacer en microondas¿Cómo limpiar las puertas del microondas?Si las puertas del horno de microondas están llenas de grasa y cochambre, no te preocupes, en kiwilimón tenemos la solución. 1. Mezcla un poco de agua con carbonato, sumerge una esponja en el líquido y remueve el exceso. 2. Talla la puerta, por dentro y por fuera, cuidadosamente, sin utilizar demasiada agua. 3. Emplea un trapo limpio y seco para remover los restos de la mezcla. 4. Si la puerta del microondas tiene cochambre, mezcla 1/3 de taza de agua con 1/3 de taza de vinagre y aplica sobre la grasa. 5. Deja reposar por alrededor de 10 minutos y limpia con un trapo húmedo.¿Cómo eliminar malos olores del microondas?Sabemos que los malos olores pueden ser muy molestos, por eso te enseñamos a deshacerte de ellos fácilmente. 1. Lo único que tienes que hacer es poner un poco de bicarbonato en un tazón y colocarlo dentro del microondas para que absorba los malos olores.
Leer en españolNowadays, granola has become part of our diet since its health benefits and its low-calorie content make it ideal for meal plans and healthy dishes. However, as it grows in popularity, more brands have launched industrialized versions to the market, most of which are less healthy than they used to. Therefore, here you’ll find everything about granola and how to make your own to make the most of its healthy and natural origin.What Is Granola?There are many types and varieties of granola, but true granola must be a mix of different nuts, rolled oats, honey, and several dried fruits that are baked until crunchy. How to Make the Best Granola?To each their own, but this is a great place to start if you have never made granola before. Keep reading to learn how to prepare granola step by step.1. Grains Use three cups of the grains of your choice. Oats are a classic option, but you can do as you will with the recipe and use rye, wheat, etc.2. Nuts A cup and a half will do and there is an immense variety to choose from: peanuts, pistachio, almonds, hazelnuts, or even a mix.3. Sweetener Time for honey. You can use either honey or maple syrup for a healthier option.4. Oil This ingredient is very important because it keeps the granola from burning or sticking and gives it a nice and smooth feeling. Use half a cup of olive oil.5. Salt That sweet and savory taste of the best granolas comes from adding a teaspoon of salt to the recipe to enhance all the mixed flavors.6. Mix Now, it’s just a matter of mixing the dry ingredients and adding, one by one, the wet ingredients to obtain a uniform mixture.7. To the oven Evenly spread the mixture on a baking sheet and bake it at 356 °F for at least 30 minutes.Why Is It Best to Make Your Own Granola?Making your own granola is not a whim or a game, it truly has benefits:It is more delicious, as you can prepare it according to your taste and use the ingredients you prefer. Some even add bacon or peanut butter.It is extremely easy to prepare and it is even faster than a trip to the supermarket to buy it.It is cheaper than store-bought granola and you already have all the utensils you need to make it at home.Your house will smell delicious.TipsFor even healthier granola, add some tablespoons of quinoa.For a boost of flavor, add shredded coconut or dried pineapple.Always use fruit cut into small chunks to keep your granola from getting mushy.Add a citrus touch with lime or orange zest.To spice up your granola, add a bit of cinnamon, vanilla, ginger, or nutmeg.RecipesOnce your granola is ready, you can use it to prepare these delicious recipes that your family will enjoy. Yogurt & Granola Fruit Swekers with Granola Honey Granola MuffinsTranslated by Miranda Perea
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD