10 placeres de la comida que no te dejaban disfrutar cuando eras niño
Día del Niño

10 placeres de la comida que no te dejaban disfrutar cuando eras niño

Por Kiwilimón - Abril 2017
Dicen por ahí que Dios está en los detalles, y es justamente ahí, en esos pequeños placeres donde se encuentra el verdadero amor por la comida. Como pequeños, la realidad es que aunque queríamos, no se nos permitía disfrutar al 100% de nuestros ingredientes favoritos. Ya sea para guardar apariencias, mantener los modales e incluso por nuestra propia salud, nuestros padres limitaban nuestros movimientos. Ahora que estamos grandes las cosas han cambiado, así que aquí te dejamos 10 placeres de la comida que no te dejaban disfrutar cuando eras niño y que ahora puedes aprovechar. No nos dejaban comer con las manos (y chuparnos los dedos después). via GIPHY Y había una ley de “nada de postre antes de comer”: via GIPHY Aún menos cuando queríamos crema batida directa del bote… via GIPHY ¿Qué les costaba dejarnos botanear cereal? via GIPHY Jugar con la comida era tan inocente, y ni así nos dejaban: via GIPHY ¿Por qué no podíamos comer nutella cuando se nos diera la gana? via GIPHY Y acompañarla con leche directa del cartón: via GIPHY ¿Por qué nos obligaban a usar servilletas para limpiarnos si teníamos mangas? via GIPHY Y si compartir es amor, ¿por qué no podíamos alimentar a nuestro mejor amigo por debajo de la mesa? via GIPHY ¿¡Por qué no nos dejaban ser libres!? via GIPHY Ya que sacaste toda la frustración reprimida disfruta el hecho de que ahora puedes hacer todas las cosas de la lista sin remordimiento y hasta, en ocasiones, darle un poco más de permiso a tus pequeños para que disfruten con su comida.

También te invitamos a preparar estas recetas de postres indulgentes para que en tu casa haya una dulce felicidad. ¡Disfruta!

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Te ha pasado que estabas en una reunión familiar y terminaste con una mancha de vino en tu blusa preferida? Para que no vuelvas a sufrir cuando algo así te suceda, te contamos cómo quitar manchas difíciles como vino, salsa de soya, pasto y comida de bebé de las prendas y por qué es importante usar productos adecuados para cuidar la tela.Primero que nada, cuando vayas a tu súper de confianza, busca productos con ingredientes que brinden varios beneficios como remover las manchas, remover malos olores1, cuidar la tela y además, mantener en buen estado el color de tu ropa. Porque mientras menos productos combines, maltratarás menos tus prendas.Para quitar manchas comunes como las de café, vino, refresco, comida e incluso frutos rojos, lo mejor que puedes hacer es usar un poco de Vanish® OxiAction® Multipower, ya que gracias a su potente oxigeno activo logrará remover las manchas más difíciles junto con tu detergente. ¿Difícil de creer, no?En caso de que seas una persona enfocada en el deporte y constantemente notes que la playera que mejor te amolda empieza a tener olores desagradables, te recomendamos dejar tu prenda de algodón remojando en agua con Vanish® OxiAction® Multipower, que con su fórmula mejorada removerá los malos olores1, quitará la mancha de sudor que tanto trabajo te ha costado y lo mejor de todo, la tela no se dañará. No olvides que es importante leer la etiqueta del producto y de la prenda antes de usar y/o lavar.Recuerda que las manchas en la ropa pueden ser difíciles de quitar, pero jamás será imposible si usas los productos adecuados de la forma correcta, porque más allá de mantener tu ropa limpia, no apagarás el vivo de los colores. Comprueba el poder de Vanish® OxiAction® Multipower el cual remueve manchas, remueve malos olores1 y revive los colores2.CUIDA EL AGUA1Como transpiración, pies y comida en prendas de algodón siguiendo instrucciones de uso en remojo.2En condiciones de lavado a máquina, con el uso de Vanish® de manera habitual en cada lavada.
Seguramente cuando piensas en una cena romántica, piensas en dos personas en una mesa, a la luz de las velas y lo más probable es que el escenario sea un restaurante lujoso, sin embargo no necesariamente tienes que gastar ni mucho dinero ni tiempo para hacer algo especial para la persona que quieres.Se acerca el 14 de febrero y una de las cosas más especiales que puedes hacer para tu pareja es regalar una experiencia romántica. Para hacerla y conseguir una noche mágica y llena de amor, es necesario pensar en diferentes aspectos como la decoración, las bebidas y la música, pero no te abrumes, aquí te vamos a decir qué necesitas para hacer una cena romántica en poco tiempo.Decoración:La decoración hará gran parte de la magia para hacer un entorno romántico y para eso necesitas tener algunos elementos básicos como: -Una mesa: si es pequeña es mejor, ya que así podrán estar más juntos y compartir la comida, también puedes hacer algo más inesperado como un picnic (aunque no tengas jardín) simplemente puedes delimitar el área donde va la comida con un mantel lindo y puedes poner cojines alrededor. -Velas: todo es más romántico a la luz de las velas, además de usarlas como elemento de iluminación, también puedes colocarlas como un elemento de decoración. Se estratégica y cuidadosa con su colocación, no queremos que te quemes o que se apaguen con el viento .-Flores: poner pétalos de rosas sobre la mesa o alrededor del lugar es algo muy común pero, sin duda, es un detalle que grita romanticismo. También puedes ponerte creativa y hacer figuras o formar sus iniciales con los pétalos. MúsicaLa música es esencial para crear un ambiente romántico, procura usar música suave, tranquila y de preferencia haz tu lista de reproducción desde antes para que en ese momento te puedas despreocupar de la música. ComidaSin duda alguna, uno de los puntos esenciales es la comida. Existen muchas de opciones de menús: románticos, afrodisíacos, apasionados, pero más importante es conocer los gustos del otro para evitar contratiempos. La cena debes tenerla preparada desde antes para que durante la cena podrás centrarte en disfrutar y no estar pendiente de servir o preparar cosas.Aquí te dejamos algunas opciones del menú que puedes preparar:EntradasLas entradas más fáciles suelen ser las ensaladas, pues con ellas sólo tienes que limpiar los ingredientes, mezclarlos y aderezarlos. Prueba con diferentes mezclas de lechugas y prepara aderezos en casa, para que tengan el toque de sabor perfecto.ENSALADA DE MANDARINA CON VINAGRETA DE AJONJOLÍ4 ADEREZOS CASEROSPlato fuertePara el plato principal, una pasta siempre te salvará, pues se cocinan en alrededor de 15 minutos y hacer una salsa cremosita tampoco toma mucho más tiempo.Fetuccini cremoso con salmónEste plato fuerte es una gran combinación, con el sabor del salmón, lo versátil y delicioso de la pasta y lo cremosito, sin duda, una muy buena opción para tu cena romática.Rollitos de carne envueltos en tocinoLa carne siempre es una buena opción para la cena, pero si quieres darle más sabor y volverla especial, hacerla rollitos y envolverlos en tocino es lo único que necesitas. Con un relleno delicioso de papa y queso manchego, esta receta fácil siempre te será útil y práctica para una ocasión tan especial como esta.PostresPara el postre, puedes ponerte práctica y simplemente comprar un bote del helado favorito de tu persona especial, pero si aún tienes tiempo o quizá planeaste con antelación la cena, prueba con postres sin horno, que sólo requieran de un poco de refrigeración para que estén listos.Pay de yogurt con mandarinaYa tienes todo para hacer una cena romántica especial aún cuando tienes poco tiempo para prepararla. Ahora lo único que falta es hacer la cita con esa persona, ponerle mucho amor y mucha creatividad.
En cuestión de belleza, existe una gran variedad de productos con distintos precios, marcas y estilos; sin embargo, muchas veces la naturaleza es nuestra gran aliada, ya que muchísimos elementos extraídos del entorno proveen propiedades que son buenísimas y muy útiles tanto para la salud, como para la cosmética.Las fresas, además de ser deliciosas son muy benéficas para el organismo, ya que tienen un bajo índice de calorías, alto valor energético, altos niveles de vitamina C, ayuda a nivelar el colesterol, aportan vitamina B y son antioxidantes y antiinflamatorias natural, fortalecen los huesos, mejoran la vista y favorecen la circulación sanguínea.Sin embargo, también son muy efectivas en tratamientos de belleza y aquí te vamos a enseñar cómo puedes usarlas para mejorar la apariencia de tu piel.Como lo mencionamos anteriormente, la fresa contiene un importante nivel de vitamina C y ácido elágico, que ayuda a combatir los daños de los radicales libres, como la resequedad, las líneas de expresión y la flacidez, por lo que, incluyéndolos en tu dieta diaria, podrás contribuir a retardar los efectos de la edad desde adentro. Además, las fresas también tienen un alto contenido de ácido salicílico que es gran aliado a la hora de combatir los brotes de acné y regular la producción de grasa del rostro.Estas son algunas de las mascarillas que puedes hacer y usar en casa, son fáciles de preparar y verás que te serán de mucha ayuda para la apariencia de tu piel:- Limpieza profundaUsa media taza de fresas maduras y limpias y mézclala con ¼ de taza de fécula de maíz hasta obtener una pasta espesa. Colócala sobre tu cara previamente lavada, déjala por veinte minutos y luego enjuega.- ExfolianteIncorpora un huevo, media taza de fresas, una cucharada de miel natural y una cucharada de jugo de limón hasta obtener una mezcla que deberás aplicar sobre tu rostro evitando los ojos y los labios. Después de 10 minutos, enjuaga con agua fría. - Anti acnéPara esta mascarilla debes de mezclar ¼ de taza de fresas limpias con una cucharada de crema agria y aplícala sobre la zona afectada de tu piel limpia y seca por 10 minutos y posteriormente enjuaga. Esta mascarilla la puedes usar dos veces por semana para mejores resultados.Como ves, estos frutos no sólo son deliciosos, nutritivos, sino también nos ayudan a lucir bellas. Todo un regalo de la naturaleza ¿No crees?
La pasta es uno de los alimentos más ricos, versátiles y variados: espagueti, macarrones, tallarines, fusilli y otras formas de pasta son parte de la dieta cotidiana de muchos hogares alrededor del mundo. Este producto básico de la dieta mediterránea se puede combinar con una gran cantidad de salsas, así como también suele ser gran acompañante de ensaladas y carnes. Se trata de un alimento que se ha incorporado a la dieta de la mayoría de países del mundo.Debido a sus numerosas variables, existen varios trucos, así como también varios mitos para prepararla, y aunque no existe una manera incorrecta de cocinar la pasta, aquí te vamos a dar unos excelentes tips para que te quede perfecta. Cantidad de aguaLa pasta se debe cocer en abundante agua, la relación debe ser el peso de la pasta multiplicado por 10. Por ejemplo: si vas a cocer 100 g de pasta, entonces lo ideal será usar un litro de agua como mínimo. El agua es primordil porque durante su cocción, la pasta pierde almidón y el que esté bien hidratada evitará que se se pegue. Aceite, ¿sí o no?Uno de los errores más comunes es echarle aceite o mantequilla, sin embargo hacerlo es algo que debes evitar, pues no añade sabor y el aceite provocará que la pasta adquiera una capa que la hará escurridiza. Si no quieres que se pegue, lo único que hay que hacer es calcular bien la cantidad de agua a utilizar para la cocción.Sal, ¿en qué momento se le añade?La sal la debes echar después que el agua haya empezado a hervir, porque si lo haces antes retrasarías la ebullición. Para saber cuánta sal es la correcta, ten en cuenta esta regla: la proporción de sal y agua debe ser de aproximadamente una cucharada sopera de sal por litro de agua, puede sonar demasiado pero la mayoría de la sal se quedará en el agua cuando la escurras. Otro de los consejos que te podemos dar es que uses sal de grano en lugar de sal fina, ya que la sal de grano es más fácil de dosificar. PastaLa pasta se debe agregar al agua una vez que haya hervido y después de la sal; manten el fuego lo suficientemente alto como para garantizar que el agua no deje de hervir en ningún momento. No es necesario tapar la olla ni tampoco remover más de una vez la pasta, pues si pusiste agua abundante, el movimiento de las burbujas será suficiente para mantener la pasta en movimiento sin necesidad de remover.Tiempo de cocciónEl tiempo de cocción depende del tipo de pasta, la temperatura del agua, el tipo de pasta, pero de manera general se recomienda de 5 a 7 minutos. Si vas a mezclarla con salsa y cocinarla un poco más, basta con 5 minutos. Si en el paquete de la pasta se recomienda cocer por 10 minutos, de 5 a 7 ya estará al dente. En caso de usar la pasta para una ensalada, lo recomendable es cocerla de 6 a 7 minutos y enfriarla para cortar la cocción. SalsaUn par de minutos antes que finalice la cocción, calienta la salsa en una olla o sartén. Si tú preparaste la salsa, puede ser en el mismo recipiente de la preparación, en caso de salsas calientes.Pasos finalesEscurre la pasta en un colador y viértela en la sartén o la olla con la salsa previamente calentada. Saltea la pasta a fuego vivo durante unos 30 segundos, removiendo continuamente para garantizar una distribución uniforme de salsa. Si notas que la pasta está un poco seca, puedes agregar unas cucharadas de agua. Quita del fuego la sartén pasados los 30 segundos para evitar que la pasta se pase.Si sigues estos consejos, te garantizamos que tendrás una pasta perfecta, aunque a la hora de cocinar en gustos se rompen géneros y la creatividad será tu mejor aliada.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD