Éstas son las formas MAESTRAS de festejar a papá
Día del Padre

Éstas son las formas MAESTRAS de festejar a papá

Por Kiwilimón - June 2016
Lo divertido del día del padre es que nos invita a salir de la rutina. Aceptémoslo, a veces, lo que le gusta a hacer a papá no le interesa a toda la familia, pero por este día podemos acompañarlo y verlo disfrutar mientras todos tenemos un día especial en familia. Ahora, hay varias maneras de consentirlo, y hoy te vamos a recomendar cuatro diferentes en las que la comida es el ingrediente principal, además de la diversión y el cariño, claro está.

¡Ve los partidos con él!

Estamos en época de Copa América y Eurocopa, y muchos papás lo que quieren hacer es sentarse en su cómo sillón a disfrutar un poco del mejor fútbol que existe en el planeta. Cuando lo acompañes a ver los partidos, asegúrate de prepararle unas botanas dignas de papá. Ya sean alitas de pollo, nachos o incluso aros de cebolla, seguro te agradecerá el gesto y además tu compañía. ¡Sorpréndelo con postres a su medida! Nada como un regalo inesperado en el momento oportuno. Cuando papá despierte puedes tenerle un detalle dulce y muy apropiado. Pueden ser galletas de camisa o de herramientas, tal vez galletas de futbol americano o unas increíbles paletas de balón de futbol americano. Estas recetas de niños para día del padre despertaran el infante que aún lleva dentro, le sacarán una sonrisa y sin duda, le parecerán deliciosas.   ¡Organiza una parrillada! Lo divertido de esta idea es que no sólo amará las recetas y la variedad de carnes a la parrilla, sino que también es una actividad que le gusta hacer. Ver a papá en la parrilla volteando las hamburguesas y marinando los filetes es una imagen clásica, y con éstas recetas ideales para una parrillada le darás un día de campo que seguro recordará. ¡Prepara una cena casera en familia! Aunque no es cualquier cena, las especialidades ideales para papá que te recomendamos harán que se enamore aún más de su familia. No creemos que haya un papá que se pueda resistir a un filete mignon, costillitas barbecue o, ya de postre, a un pastel de chocolate o un pie de limón. Consentirlo a través del estómago es una forma real de mostrarle tu cariño y además, es una excelente excusa para sentarse alrededor de la mesa y disfrutar.    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía de Colombia es tan vasta y abundante como las riquezas del propio país, cuyo suelo es tan fértil que todo lo que se consume es cultivado en su mismo territorio, tal como la yuca (tubérculo similar al camote), el ñame (planta muy parecida a la papa), el maíz y los plátanos verdes. Si aún no estás familiarizado con los alimentos de la región, es hora de que conozcas la comida típica de Colombia más deliciosa. Los platillos típicos de Colombia son de los más populares en la región latinoamericana gracias a las increíbles combinaciones que se pueden hacer con sus ingredientes, además de que son platillos tan abundantes que no sólo te llenan de sabor, como podrás ver a continuación. Arepa de huevo Las arepas son una herencia de Venezuela de la época precolombina, pero se convirtieron en un plato típico de Colombia, que puedes encontrar en distintas variaciones, frita o en comal, dulces o saladas. Una de las favoritas es la arepa de huevo, la cual consiste en una especie de tortilla de masa de maíz frita, que lleva un huevo crudo en su interior, se sella y se vuelve a freír. Sancocho El sancocho es comida tradicional de Colombia de la región costera del país y se trata de una rica sopa con distintos tipos de carnes como res, pollo, gallina y verduras, condimentos y algunas especias para darle más sabor. ¡Es como un caldo de pollo pero revolucionado! Bandeja Paisa Como lo mencionamos anteriormente, la bandeja paisa es uno de los platos más completos de la comida típica de Colombia y es que trae consigo hasta 10 platillos distintos. En una bandeja paisa podemos encontrar chicharrón frito, frijoles rojos, arroz blanco, tajadas fritas de plátano, huevos fritos, cebolla, tomate, una arepa, aguacate, chorizo, morcillas (embutido de vísceras de cerdo), patacones (rodajas de plátano verde frito), carne molida y costillas. ¿Te atreverías a comer una bandeja tú solo? Tamales colombianos Al igual que México, Colombia cuenta con sus propios tamales que incluso las personas utilizan para desayunar en familia. Los tamales van envueltos en hoja de plátano y se preparan a base de maíz, rellenos de diversas legumbres y carnes. ¿Probarías este plato típico de Colombia o te quedas con la versión mexicana? Mondongo El mondongo es un caldo bastante controversial ya que, al estar hecho con vísceras, papas colombianas y una inmensa cantidad de verduras, muchos lo consideran como un alimento un tanto pesado para comer de una sola sentada, sin embargo, nunca falta en cualquier menú colombiano. Plátano maduro relleno El plátano maduro relleno es uno de los platillos colombianos más comunes para la hora del almuerzo y es que ese toque dulce es irresistible para rellenar con queso crema, arequipe (parecido al dulce de leche) y mantequilla. Aguapanela con queso Por último, te presentamos una de las bebidas más famosas en Colombia: el aguapanela con queso, una bebida que se puede servir helada o como té. El aguapanela es un producto que se obtiene de procesar la caña de azúcar y generalmente se toma caliente, acompañada de queso para mejorar su sabor. Como puedes ver, la comida típica de Colombia es vasta y llena de sabores deliciosos, por eso nos encantaría saber cuál es el platillo que se te antojó más.
Ahora que parece que todos le perdimos el miedo al horno y estamos probando con diferentes tipos de panes y recetas. Así, todos los neófitos en este terreno nos hemos encontrado con una gran duda: ¿el polvo para hornear es lo mismo que la levadura?Y todavía más preguntas, ¿podemos usarlos e intercambiarlos?, ¿cuál es el uso de cada uno? Para alguien nuevo en la horneada, es necesario saber esto y tener a la levadura y al polvo para hornear bien diferenciados.La levadura es el ingrediente que al hacer pan, realiza la fermentación. Se trata de un hongo, es decir que la levadura está compuesta por microorganismos vivos, que descomponen la materia orgánica al tiempo que generan nuevos elementos, como dióxido de carbono o alcoholes. Esto es el proceso de la fermentación y por eso, al hacer una masa para pan, cuando se indica dejarlo fermentar, se trata de ese tiempo de reposo en el que se permite a la levadura llevar a cabo este procedimiento y como resultado, la masa incrementa su volumen, pues ya hubo una transformación de materia en dióxido de carbono.Este uso de la levadura es uno de los más antiguos y se usan muchos tipos de levadura para hacer alimentos además de pan, por ejemplo, para hacer cerveza o vino.Por su parte, el polvo para hornear es una levadura química, hecha con bicarbonato de sodio, cremor tártaro (bitartrato de potasio) y un absorbente de humedad, por lo que la principal diferencia entre la levadura y el polvo para hornear es que la primera es orgánica, es decir, está viva, mientras que la segunda no.Aunque tanto el polvo para hornear como la levadura sirven para un mismo fin, no son lo mismo. Los dos productos ayudan a los alimentos horneados a aumentar su tamaño, pero el proceso por el cual lo hacen es diferente.Cuando se usa en una receta para hacer bisquets, por ejemplo, el polvo para hornear libera gas de dióxido de carbono a través de la masa, lo que hace que la comida se hinche.El proceso de la levadura es que se alimenta de los azúcares en la harina y entonces así libera dióxido de carbono, lo que hace que la comida se eleve. Ambos procesos liberan dióxido de carbono para aligerar la masa, pero la levadura es mucho más lenta y deja un sabor y olor distintos.Los dos ingredientes no sólo funcionan de manera diferente, sino que también se usan en diferentes tipos de recetas. Por ejemplo, el polvo para hornear se usa en la mayoría de los productos de repostería, como las galletas, pasteles o muffins.La levadura se usa principalmente para panes, incluidos pan blanco, trigo integral, brioche y centeno.Lo más seguro, es que la receta que estés consultando te dicte el uso de uno u otro, pero si vas a hacer un pastel y tienes levadura pero no polvo para hornear, quizá lo mejor será no intentar intercambiar los ingredientes. Ahora que ya sabes que la levadura y el polvo para hornear no son lo mismo, podrás continuar con tu dominio del delicioso y desestresante arte de hacer pan casero.
Saber cómo descongelar pollo de manera fácil siempre es útil, porque esta es una carne muy popular y fácil de cocinar, conservarla en el congelador es una práctica muy común y quizá no lo sabías, pero hay formas sencillas e higiénicas para descongelarla.Tener en el refrigerador esta carne blanca magra no solo es una opción saludable para las comidas, también es una versátil y se puede preparar de muchas maneras diferentes. Porque una vez que descubres que congelar pollo te ahorra tiempo e incluso quizá dinero, no hay vuelta atrás.Por suerte, hay varios métodos para descongelarlo, lo único que debes tener en cuenta es no descongelar tu pollo dejándolo en el mostrador o sumergiéndolo en agua caliente, ya que esto permitirá que las bacterias se multipliquen rápidamente.1. En el refrigeradorEste método requiere de planificación anticipada, ya que toma al menos un día completo para que el pollo se descongele, pero también es el más seguro y el más recomendado. Para descongelar el pollo con este método, simplemente pasa el pollo del congelador al refrigerador.Mantén el pollo envuelto y en un recipiente, bandeja o plato que evite que los jugos se filtren a otros alimentos.2. Agua fríaEste método es más rápido (alrededor de una hora) que la descongelación en el refrigerador, pero requiere más atención. Primero, tienes que colocar el pollo en una bolsa de plástico que pueda ser cerrada sin peligros de fugas, así evitarás que se introduzcan bacterias en el aire o el entorno circundante al pollo y también que el agua dañe el tejido de la carne. Luego llena un tazón grande con agua fría y sumerge la bolsa que contiene el pollo en el agua. Cambia el agua cada 30 minutos para que continúe descongelándose.El pollo que se descongela por el método de agua fría debe cocinarse inmediatamente, o si se vuelve a congelar, debe cocinarse antes de colocarlo en el congelador.3. En el microondasSi tienes poco tiempo, el microondas es el método más rápido para descongelar pollo. Para descongelar de manera segura el pollo en el microondas, retira cualquier cubierta plástica antes de colocarlo en un plato o recipiente apto para microondas y cubre el plato sin apretarlo. Usa la configuración de descongelación de tu microondas para descongelar en periodos de dos minutos a la vez; verifica la carne y voltéala periódicamente para garantizar una descongelación uniforme. Dependiendo de la potencia del microondas y del tamaño y grosor del pollo, descongelarlo tomará entre siete y ocho minutos, pero si tu microondas no tiene una configuración de descongelamiento, configúralo entre el 20 y el 30 por ciento de su potencia máxima.Una cosa importante para recordar es que el pollo que se descongela en el microondas siempre debe cocinarse inmediatamente después de descongelar.Estos tres métodos son infalibles para descongelar el pollo de manera segura, así que ahora sólo te harán falta ideas para cocinarlo, aquí te dejamos algunas.Trompo de pollo al pastorEnsalada césarPollo adobado con champiñones
Ahora que parece que todos le perdimos el miedo al horno y estamos probando con diferentes tipos de panes y recetas. Así, todos los neófitos en este terreno nos hemos encontrado con una gran duda: ¿el polvo para hornear es lo mismo que la levadura?Y todavía más preguntas, ¿podemos usarlos e intercambiarlos?, ¿cuál es el uso de cada uno? Para alguien nuevo en la horneada, es necesario saber esto y tener a la levadura y al polvo para hornear bien diferenciados.La levadura es el ingrediente que al hacer pan, realiza la fermentación. Se trata de un hongo, es decir que la levadura está compuesta por microorganismos vivos, que descomponen la materia orgánica al tiempo que generan nuevos elementos, como dióxido de carbono o alcoholes. Esto es el proceso de la fermentación y por eso, al hacer una masa para pan, cuando se indica dejarlo fermentar, se trata de ese tiempo de reposo en el que se permite a la levadura llevar a cabo este procedimiento y como resultado, la masa incrementa su volumen, pues ya hubo una transformación de materia en dióxido de carbono.Este uso de la levadura es uno de los más antiguos y se usan muchos tipos de levadura para hacer alimentos además de pan, por ejemplo, para hacer cerveza o vino.Por su parte, el polvo para hornear es una levadura química, hecha con bicarbonato de sodio, cremor tártaro (bitartrato de potasio) y un absorbente de humedad, por lo que la principal diferencia entre la levadura y el polvo para hornear es que la primera es orgánica, es decir, está viva, mientras que la segunda no.Aunque tanto el polvo para hornear como la levadura sirven para un mismo fin, no son lo mismo. Los dos productos ayudan a los alimentos horneados a aumentar su tamaño, pero el proceso por el cual lo hacen es diferente.Cuando se usa en una receta para hacer bisquets, por ejemplo, el polvo para hornear libera gas de dióxido de carbono a través de la masa, lo que hace que la comida se hinche.El proceso de la levadura es que se alimenta de los azúcares en la harina y entonces así libera dióxido de carbono, lo que hace que la comida se eleve. Ambos procesos liberan dióxido de carbono para aligerar la masa, pero la levadura es mucho más lenta y deja un sabor y olor distintos.Los dos ingredientes no sólo funcionan de manera diferente, sino que también se usan en diferentes tipos de recetas. Por ejemplo, el polvo para hornear se usa en la mayoría de los productos de repostería, como las galletas, pasteles o muffins.La levadura se usa principalmente para panes, incluidos pan blanco, trigo integral, brioche y centeno.Lo más seguro, es que la receta que estés consultando te dicte el uso de uno u otro, pero si vas a hacer un pastel y tienes levadura pero no polvo para hornear, quizá lo mejor será no intentar intercambiar los ingredientes. Ahora que ya sabes que la levadura y el polvo para hornear no son lo mismo, podrás continuar con tu dominio del delicioso y desestresante arte de hacer pan casero.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD