10 elementos que no pueden faltar en tu altar de muertos
Halloween y Día de Muertos

10 elementos que no pueden faltar en tu altar de muertos

Por Eloísa Carmona - September 2020
Los altares de muertos mexicanos comienzan a aparecer en las casas en los últimos días de octubre, para recibir a nuestros seres queridos con todo aquello que los guiará y dará la bienvenida de regreso a casa por un día.

La tradición ya es un sincretismo entre lo prehispánico y las nuevas creencias religiosas traídas con la colonización, pero es tan bella, que en la actualidad sigue siendo una de las celebraciones más arraigadas en los mexicanos, que no dejan de poner su ofrenda de Día de Muertos, aunque sea pequeña.

El significado del altar de muertos tiene que ver con los niveles con los cuales se organice:
  • Un altar de 2 niveles representa la división del cielo y la tierra.
  • Un altar de muertos con 3 niveles representa el cielo, la tierra y el inframundo.
  • El altar más tradicional de 7 pisos representa los 7 niveles que el alma debe atravesar para llegar al descanso espiritual.


Altar de muertos: elementos que no pueden faltar y su significado

Si este año quieres conmemorar a personas amadas que ya no están en el plano terrenal, considera poner niveles en tu ofrenda y estos elementos que no te pueden faltar.

1. Una fotografía
No importa si es para un familiar o para alguien a quien no conociste en persona, poner una fotografía sirve para honrar a la persona que fue en vida.

2. Un elemento de aroma
Lo tradicional es usar copal o incienso, pero también se usan hierbas de olor, frutos aromáticos o infusiones.

3. Papel picado
El papel picado tiene como significado el viento en los altares de muertos mexicanos. Los colores más usados son el amarillo y el morado, pues representan pureza y duelo.

4. Fuego
Las velas, veladoras o cirios tienen como finalidad representar el fuego que guía a las almas en su camino a la ofrenda de Día de Muertos. A veces se colocan 4 para representar los cuatro puntos cardinales.

5. Agua
Además de su bebida favorita, el agua no puede faltar en una ofrenda de muertos, pues es el elemento que se deja para calmar la sed de las almas cuando llegan.

6. Tierra
Para representar la tierra se usan semillas, como maíz o cacao, frutos o especias, y de acuerdo con una ideología más moderna, esto tiene que ver con la idea cristiana de “polvo eres y en polvo te convertirás”.

7. Flores
Aunque no tienen un significado concreto, las flores se usan para adornar el altar de muertos y para dar la bienvenida a las almas. Las más usadas son el cempasúchil, la nube y el amaranto.

8. Comida
De acuerdo con la tradición, la comida que se ponga debe ser aquella que el difunto disfrutaba en vida. Por lo general, los altares se llenan de comida típica mexicana, como mole, tamales y, por supuesto, pan de muerto.

9. Calaveras
Las calaveras de azúcar son la alegoría de la muerte, que puede ser dulce y no amarga. Además de las calaveras de azúcar, también se utilizan calaveras de barro, de chocolate o de yeso.

10. Objetos personales
Para recibir a los difuntos, se colocan objetos personales con los que él se identificaba en vida, por ejemplo, algún objeto representativo de su oficio o a los niños se les ponen juguetes.

Los altares de muertos mexicanos están cargados de simbolismos y son parte primordial de una tradición que nos permite asimilar la muerte con mejor cara, con la cara más amable que puede tener, aquella que incluye comida y que nos da la esperanza de que algún día, todos seremos un recuerdo.
Califica este artículo
Calificaciones (3)
Dino Papu
11/11/2020 14:25:32
Que significa el elemento de aroma?
Silvita Meraz
01/11/2020 10:40:15
Me encantó seguiré los consejos
Cesy Castro Barrientos
01/11/2020 10:30:43
Muy bien explicado me sirvió para mi altar muchas gracias
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Evita migrañas con estos alimentos
El tratamiento para migraña incluye analgésicos potentes, inyecciones de botox o suplementos de vitamina B2, pero también se ha encontrado en investigaciones recientes que la alimentación y la dieta influyen en este padecimiento y que hacer cambios en la dieta puede ayudar a prevenir los ataques de migraña o reducir su frecuencia.La migraña es diferente a los dolores de cabeza porque suele durar más, ser más doloroso y tener más efectos físicos o síntomas como náuseas o vómitos, problemas de la vista, sensibilidad extrema a las luces, los olores y los sonidos, o incluso hormigueo y entumecimiento en manos y pies.El dolor de migraña puede sentirse en un solo lado de la cabeza o en ambos. Algunas personas experimentan un aura de migraña como señal de advertencia de que se avecina un ataque, cual se puede experimentar como destellos o chispas de luz, hormigueo en el cuerpo o como dificultad para hablar con claridad o encontrar las palabras adecuadas (afasia transitoria).¿Por qué da migraña?Cualquier persona de cualquier edad puede sufrir migraña, incluso los niños, pero hay ciertos factores pueden hacerte más propenso a sentirla, por ejemplo:La edad. La migraña se presenta con mayor frecuencia en personas de entre 18 y 44 años.Sexo. Aproximadamente 3 de cada 4 personas con migraña son mujeres.Herencia genética. Alrededor del 90 por ciento de las personas que tienen ataques de migraña tienen antecedentes familiares.Además, se sabe que ciertas cosas pueden desencadenar ataques de migraña, aunque no a todas las personas se los desencadene lo mismo. Algunos otros factores de por qué da migraña son los siguientes:estrés y ansiedadcambios hormonalesciertos medicamentos o su uso excesivo, como los anticonceptivos hormonales, los esteroides y los analgésicos recetadosmala calidad del sueño o un trastorno del sueñocambios en el climaRemedios para la migraña que puedes incluir en tu dietaComer y beber ciertos alimentos puede ayudarte a prevenir los ataques de migraña, es por eso que los cambios en los hábitos alimenticios, como limitar el sodio y las grasas o probar una dieta de bajo índice glucémico, ayudan. Evitar los alimentos procesados en favor de los alimentos integrales y sin procesar es un buen consejo para cualquier persona, aunque en la vida moderna es difícil evitar los alimentos procesados por completo, sin embargo, si has notado que los aromatizantes artificiales, los edulcorantes o los conservantes te provocan migrañas, intenta evitarlos.Por otra parte, hay ciertos alimentos contienen altas cantidades de minerales, vitaminas y ácidos grasos que pueden ayudar a prevenir la migraña. Te dejamos una lista con alimentos para evitar migrañas que puedes agregar a tu dieta:Verduras de hoja verde oscura, aguacate y atún: los alimentos ricos en magnesio pueden ayudar a aliviar la migraña. Pescados como la caballa (o verdel) y el salmón, y semillas y legumbres: las investigaciones indican que el aumento de los ácidos grasos omega-3 puede ayudar a las personas con migraña.Alimentos cetogénicos. Puede que esto no funcione para todos, pero la investigación muestra que la dieta cetogénica puede ayudar a reducir los ataques de migraña. Esto significa comer alimentos bajos en carbohidratos y altos en grasas, como mariscos, verduras sin almidón y huevos. Sin embargo, hay que tener cuidado, pues algunos alimentos cetogénicos pueden desencadenar ataques de migraña. Lo mejor siempre será consultar a un médico o nutriólogo registrado antes de comenzar una dieta cetogénica, ya que existen riesgos.
De qué te pierdes si no comes quelites
Mi abuela dejó al centro de la mesa una olla de barro alargada. Al destaparla llegó a mí una gran desilusión: en ella había un revoltijo de hilos verdes con olor a hierbas mojadas que se enredaba uno con otro. Apenas unos cubitos de cebolla le daban algo de juego visual a ese platillo al que la mamá de mi mamá refirió como quelites. “Te van a gustar. Les puse ajito”, dijo, como si aquella aseveración convenciera a una niña de diez años a atajar ese amasijo verde como a un trozo de pastel. A regañadientes –o para probar las tortillas aún calientitas de las señoras que trabajaban con mi abuela en su restaurante– me hice un taco. A mi boca llegaron duras notas a tierra, a las “tortitas de pasto” que mi hermano y yo hacíamos cuando jugábamos a la comidita en el parque y no había más ingredientes para los guisos que el lodo. Me pareció justo añadirle al taco unas gotas de limón. La experiencia mejoró drásticamente. En los quelites ahora brillaba algo que me sabía a sal y que ahora refiero como la mineralidad del suelo presente en la milpa de mis abuelos. Me gustó. Me gustó más cuando otro día mi abuela los preparó con papas y aceite de oliva. Desde entonces hasta la palabra me recuerda a ella, a los domingos en su casa de campo, al calor de su cocina cuando afuera caían las heladas. Hace poco tuve la oportunidad de volver a conectar con el recuerdo. Confieso que desde que mi abuela murió no he ido a esa casa en el campo, ni probado quelite alguno. Fue en el evento organizado en Arca Tierra que dos cocineros pusieron frente a otros comensales y a mí varias preparaciones elaboradas con estas hierbas. Lucio Usobiaga, director de dicho proyecto donde, además, entrega los vegetales que crecen en sus chinampas a restaurantes y particulares, y Rafael Mier, director de Fundación tortilla, nos invitaron a cortar quelites en la milpa de las chinampas de Arca Tierra en Xochimilco. El evento –segundo capítulo de la Milpa Viva en la Chinampa– reunió a dos cocineros quienes, además de aleccionarnos sobre quelites, nos demostraron que pueden ser piedra angular en un banquete celebratorio. Con los quelites traídos de su natal Oaxaca, Thalía Barrios, cocinera de la Levadura de olla, preparó una sopa de guías de calabaza y quelites y un cerdo con mole acompañado de verdolagas aderezado con los sabores de la leña. El veracruzano Lesterloon Sánchez preparó platillos como un chile capeado relleno de quelites cubierto por una salsa de piloncillo de balance sorprendente.Ya entrados en la materia, Rafael Mier nos contó sobre la existencia de más de 350 tipos de quelites que se dan paso entre las milpas mexicanas. Por la diversidad de las cinco zonas geográficas distribuidas en el territorio nacional, los productos que crecen en cada región cambian, así que la regla de que en la milpa sólo calabaza, chile y frijol no está escrita en piedra.Qué son los quelites, cuáles son sus beneficios y algunos ejemplosMás que un ingrediente, los quelites son una categoría de hierbas comestibles que encuentran salida entre los productos de la milpa. “La palabra quelite proviene del náhuatl quilitl. Esa palabra hacía referencia a los vegetales, así como nosotros hoy nos referimos a las verduras, en las que en realidad hablamos de una gran cantidad de productos”, complementa Rafael. Actualmente se encuentran bajo este campo semántico alimentos como el amaranto que, antes ser la materia prima de una alegría, es una planta compuesta por botones de bolitas rojas. También están los olvidados quintoniles, los deliciosos huauzontles, los pungentes rábanos, el chipilín que tanto sabor da a los tamales chiapanecos, la chaya que hace brillar la gastronomía yucateca, el pápalo que no falta en centenas de taquerías y los reyes de la Navidad y la Cuaresma, los romeritos. El sabor de cada uno es una experiencia particular; algunos aportan acidez, otros pungencia, notas cítricas o anisadas que complejizan los guisos mexicanos desde épocas precolombinas. Muestra de ello es su presencia en el Códice Florentino y siglos despúes en el Cocinero mexicano de 1831. Pero el poder nutricional de estas pequeñas y humildes hierbas rebasa su grandeza culinaria. Ese color verde característico sólo puede significar una cosa: fibra, mucha fibra. Adicionalmente poseen grandes cantidades de vitamina A y C, calcio, potasio y hierro infaltable en un sistema inmunológico fuerte. Sus usos medicinales son tan efectivos como ancestrales. Por ejemplo, la chaya se ha usado para curar dolores de riñones, las verdolagas para aliviar estragos digestivos, la hoja santa para los dolores de cabeza y el estómago, el pápalo para limpiar el hígado.Hace falta devolver los quelites al discurso de los manteles cotidianos, a los manteles largos, al teruño de los locales con manteles de plástico. Los quelites son historia que crece humildemente en el campo mexicano y aporta capas de complejidad a los guisos que requieren tiempo. En cada uno hay un tremendo aporte nutricional, medicina que cura el cuerpo y el espíritu y cultura viva que penas acaricia la billetera.
Conoce todos los beneficios que el té de jamaica tiene para ti
La flor de jamaica es la protagonista de una de las aguas frescas más populares en nuestro país, pues su sabor ácido y refrescante combina muy bien con todo tipo de platillos y antojitos. Esta pequeña y versátil flor pertenece a familia de los tulipanes y es originaria de África y aunque es muy bonita, se utiliza más en la cocina que para decorar. El nombre científico de esta flor es “Hibiscus sabdariffa”, la cual se puede tomar en té o agua, aunque también se usa para preparar guisos vegetarianos, salsas, mermeladas y otros productos. Por si fuera poco, también se le atribuyen propiedades medicinales. En Kiwilimón te contamos más sobre esta increíble flor y por qué debes tomar un té de jamaica todos los días.¿La jamaica tienes vitaminas y minerales?Las propiedades de la jamaica son muchas, pues es una flor rica en las siguientes vitaminas y minerales: Vitamina AVitamina CVitamina B1Vitamina EHierroCalcioFosfato¿Cuáles son los beneficios del té de jamaica?Los expertos indican que la jamaica es rica en antioxidantes y tiene propiedades antisépticas, laxantes, diuréticas, purgativas, astringentes, emolientes y sedantes. Por esto se recomienda su consumo como té o agua.También puedes leer: Conoce los beneficios de la flor de jamaicaLos beneficios del té de jamaicaAquí te explicamos para qué sirve el té de jamaica, no podrás creer todos los beneficios que esta pequeña tiene para tu salud. La jamaica es rica en antioxidantesSeguramente has escuchado hablar de los antioxidantes, una molécula que se encarga de pelear contras los radicales libres, una molécula que daña nuestras células y, por ende, nuestra salud. Sin embargo, existen muchos alimentos ricos en antioxidantes que nos permiten contrarrestar los efectos de los radicales libres. Uno de estos alimentos es la flor de jamaica, ya que, según un estudio publicado en 2011, el extracto de jamaica incrementa el número de enzimas antioxidantes y reduce los efectos de los radicales libres hasta en un 92%. Aunque aún falta mucho por estudiar y descubrir, su gran contenido de antioxidantes hace al té de jamaica una gran bebida para comenzar tu día.Jamaica para un hígado sanoEl hígado es un órgano esencial en el cuerpo humano, pues se encarga de limpiar la sangre y ayuda a la digestión al secretar bilis, para nuestra suerte, algunos estudios recientes sugieren que el té de jamaica podría ayudar a mantener a nuestro hígado sano. Un estudio realizado en 2014 encontró que un grupo de personas con sobrepeso que consumieron extracto de jamaica por 12 semanas tuvieron mejorías en el funcionamiento de su hígado. Aunque aún faltan estudios por realizar, esta es otra buena excusa para disfrutar de un té de jamaica mientras descansas o antes de dormir. ¿El té de jamaica ayuda a bajar de peso?Todo parece indicar que el té de jamaica podría ser de mucha ayuda si quieres perder algunos kilos, ya que diversos estudios científicos indican que este poderoso té está ligado a la pérdida de peso. Un estudio publicado en 2014 indica que un grupo de participantes consumió extracto de jamaica, mientras que otros tomaron un placebo. Después de 12 semanas, las personas que tomaron jamaica registraron una pérdida de peso, así como una reducción en su índice de masa corporal y la proporción entre cadera y cintura. Sabemos que los científicos aún deben realizar muchos estudios más, sin embargo, este es un buen pretexto para disfrutar de un refrescante té de jamaica.También puedes leer: ¿Qué son los antioxidantes?La jamaica contra la hipertensiónAdemás de ser rica en vitaminas y minerales, la jamaica también podría ser de ayuda para disminuir la presión arterial, un problema de salud de afecta a millones de personas en todo el mundo. De acuerdo con varios estudios clínicos, el té de jamaica ayuda a bajar los niveles de presión sistólica y diastólica. Un ensayo clínico que contó con la participación de 65 personas encontró que aquellos participantes que consumieron té de jamaica durante seis semanas registraron una disminución en la presión sistólica. Sin embargo, antes de comenzar a consumir té de jamaica para tratar tu presión arterial, te sugerimos consultar a tu médico o especialista. ¿El té de jamaica es bueno para el colesterol?Además de ser muy útil por sus propiedades antibacterianas y diuréticas, todo indica que el té de jamaica es muy bueno para aquellas personas que desean aumentar sus niveles de colesterol bueno. Por otro lado, un estudio realizado en 2014 señala que consumir extracto o té de jamaica ayuda a disminuir los niveles altos de colesterol malo y los triglicéridos. Dato curioso sobre la jamaica¿Sabías que la jamaica llegó a México durante la colonización? Según la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural, la flor de jamaica llegó a nuestro país a través de la nave Nao, la cual provenía de China, así como de barcos españoles que llegaban desde Filipinas. Alrededor de 1565, estas embarcaciones comenzaron a llegar a Acapulco. Años más tarde, esta flor se convertiría en parte de la gastronomía mexicana.
¿Por qué perdemos el gusto y el olfato con COVID y cómo recuperarlo?
Los aromas son toboganes cuánticos que nos catapultan a otra realidad: a la casa de nuestros padres en la infancia, a nuestro primer beso, a las vacaciones de la adolescencia. “No hay memoria tan precisa, tan vívida y evocadora como la que se recupera a través del olfato, y va tan unida a las sensaciones que se experimentaron junto al olor”, confirma Dolores Redondo, en su Legado en los huesos.Quienes hemos atravesado por COVID nos hacemos conscientes de la fiesta que regalan los sentidos al ánimo y la salud, al cuerpo. Tras algunos días sin aroma y sin gusto me di cuenta de que la nariz está íntimamente conectada a las emociones. Tal vez por eso lo extrañaba quizás más que el gusto. La neuróloga Paola Guraieb me explicó que es porque nuestra capacidad olfatoria incluye unos 3 mil olores, mientras la gustativa es mucho menor. “Si dejas de oler, las alteraciones en el gusto serán predominantes. Lo que sucede es que el virus tiene una alta replicabilidad en el pulmón, en el cerebro, en la sangre y en la nariz. Por eso es común que se merme la olfacción”. Y está claro: sin olfato, perdemos el gusto. La doctora Flor Luna, especialista en urgencias médico-quirúrgicas y consultora sobre Salud Ocupacional en empresas trasnacionales, afirma que existe una constante de 53 por ciento en la alteración del olfato, mientras que en el gusto es de 52 por ciento. “Uno de cada cinco pacientes con coronavirus presenta estas alteraciones como primer síntoma de la enfermedad. Aún no se tiene claro si la prevalencia es distinta con otra cepa”, afirma. Para muchos de nosotros el gusto es literalmente la sal de la vida. En la lengua, el techo de la boca y en la garganta se encuentran las células gustativas, unas pequeñas partículas dentro de las papilas gustativas que se cuentan en 10 mil cuando nacemos y que se van perdiendo a partir de los cincuenta años. Probar un mole, por ejemplo, con ageusia (incapacidad de detectar sabores en los alimentos) es llevar a la boca una salsa sedosa y caliente pero desprovista de alma. Con el tiempo –aunado a una dosis de paciencia y amor a mi proceso de sanación– aprendí a valorar las texturas, las temperaturas, las sensaciones que un alimento dejaba a su paso por la boca. Yo recuperé primero el olfato que el gusto, pero según la doctora Luna, varios estudios elaborados en la Unión Europea han observado una recuperación más rápida del gusto que el olfato. Lo común es que a las tres semanas de un diagnóstico positivo comience la recuperación de ambos sentidos. Si la enfermedad fue severa pueden tardar hasta entre seis y ocho meses. Y sí, existen casos en los que no se recuperan los sentidos o quedan dañados. “Depende de muchos factores, por ejemplo, si la persona es fumadora. Ellos ya per se tienen alteraciones en el gusto y olfato, y posiblemente nunca vuelvan a degustar u oler al 100”, concluye la doctora Luna. ¿Cómo recuperar los sentidos?Las estrategias de tratamiento en las alteraciones del olfato dependen si se trata de una pérdida total (anosmia) o parcial (hiposmia) del sentido. “En el caso de que la pérdida sea permanente, está indicado el entrenamiento olfatorio”, confirma la doctora Luna. No hay que dejar que el tiempo pase. Para la neuróloga Guraieb, recuperar a tiempo la olfacción puede representar la salud de nuestro cerebro en el futuro: “Cuando existe anosmia tienes que recuperarte en menos de seis meses, pues los epitelios respiratorios están conectados con la memoria”. Lo que sucede es que los aromas conectan con las cortezas cerebrales en las que se localizan las emociones, la memoria episódica. “Está demostrado que pacientes con enfermedades degenerativas han padecido o padecieron problemas del olfato, también se ha observado en pacientes con problemas de Parkinson o Alzheimer”. La solución está en poner a trabajar nuestra nariz y nuestra lengua; entrenarlas, pues. “Como sucedería en un entrenamiento físico, esta técnica consiste en exponer a los pacientes a diferentes olores concentrados en recipientes individuales a diario y durante el tiempo indicado por el especialista”, afirma la doctora Luna. Ella nos da el consejo de realizar el olfateo deliberado diariamente por tres meses. Necesitarás limón, una rosa o un caballito con agua de rosas, algún alimento ahumado, un caballito de vinagre, un caballito de anís y aceite de eucalipto. Practica oler durante 20 segundos cada uno de estos aromas dos veces al día. “Existe clara evidencia científica de que esta exposición sistemática a determinados olores mejora el olfato en patologías neurodegenerativas o traumatismos craneales”, concluye la doctora Luna.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD