7 recetas deliciosas de pan de muerto para preparar en tu casa
Halloween y Día de Muertos

7 recetas deliciosas de pan de muerto para preparar en tu casa

Por Kiwilimón - October 2017
El pan de muerto es de los primeros alimentos que se vienen a la mente una vez que la llegada del Día de Muertos o Halloween está muy cerca. Éste pan es de los más preferidos por los mexicanos que celebramos éstas fechas. El pan de muerto originalmente fue creado en la época de la Conquista y al paso del tiempo ha venido modificándose con diferentes ingredientes extras. Aquí te dejamos 7 deliciosas recetas de pan de muerto que puedes preparar en casa y compartas con tus seres queridos:

Pan de muerto tradicional

El pan de muerto tradicional es una receta típica de México para el día de muertos, es fácil de hacer y queda deliciosa. Ya no tienes que comprar el pan de muerto cuando puedes hacerlo desde tu casa.

Pan de muerto relleno

Prepara esta temporada un delicioso pan de muerto relleno de chocolate. Es la combinación perfecta para esta temporada no dejes de probarla te encantará.

Pan de muerto con chocolate

En este día de muertos prepara un rico pan de muerto sabor chocolate. Esponjosito y suave por dentro, barnizado con mantequilla y revolcado en azúcar. No lo dejes pasar.

Pan de muerto fácil

Prepara este esponjosito y azucarado pan de muerto fácil. Te enseñamos paso a paso cómo hacerlo para que deleites a todos en casa con su incomparable sabor. Nunca fue más fácil hacer un delicioso pan de muerto casero.

Pan de muerto de yema

Este delicioso pan de muerto de yema puedes prepararlo para el día de muertos o simplemente para un día de frío cuando quieras comerlo con un chocolatito caliente.

Pan de muerto con rayadura de naranja

Prepara este tradicional y esponjosito pan de muerto para las fiestas de día de muertos con rico sabor a naranja y escarchado de azúcar que te encantará.

Pan de muerto típico mexicano

El pan de muerto es un pan delicioso típico de mexico parecido a la rosca de reyes. Esta receta de pan de muerto la tienes que probar.  
 
Califica esta Receta.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Te decimos algunos datos que debes saber del atole, a demás de que es una receta mexicana que se consume desde la época prehispánica y se puede hacer casi de cualquier sabor. Es una bebida prehispánica. Antes de la llegada de los españoles los aztecas ya preparaban una bebida hecha a base de maíz, agua y miel. Durante la época de la Conquista la receta original comenzó a cambiar hasta llegar a la versión del atole que conocemos hoy en día. Aporta muchos nutrientes y vitaminas. Al estar hecho a base de maíz contiene todos los nutrientes de este grano: fibra, antioxidantes, potasio, magnesio, vitamina B, entre otros. Además, dependiendo de los ingredientes que se le añadan (guayaba, fresa, chocolate, etc.) el atole puede tener mayores propiedades. El atole puede ser dulce o salado. Aunque los atoles dulces son los más conocidos, también existen recetas saladas, agrias y picantes. Los llamados chileatoles pueden prepararse con verduras, chiles e incluso carne, y parecen más un guiso que una bebida. No todos los atoles se endulzan de la misma manera. Según la receta tradicional el atole puede endulzarse con miel, sin embargo, esto puede variar dependiendo de la región y del gusto de cada persona. Azúcar, piloncillo, jarabe de maguey o más recientemente sustitutos de azúcar son algunas de las opciones para endulzar el atole. Por lo general su nombre depende de un ingrediente. A excepción del champurrado (atole hecho con chocolate) todos los atoles reciben el nombre del ingrediente que se les agrega: atole de piloncillo, atole de nuez, atole de guayaba. No todos los atoles están hechos con maíz. El atole original es de maíz, pero también puede prepararse con harina de arroz o harina de trigo. Si después de leer acerca de esta típica bebida mexicana se te antojó una taza de atole, estas recetas te interesarán: Atole de arroz Atole de cajeta Atole de cacahuate Atole de zarzamora   Fuentes: Mexicodesconocido.com.mx Laroussecocina.mx Elsiglodedurango.com.mx Gob.mx
No dejes que la etiqueta de un vino te intimide. Ahora te explicaremos cómo elegir un vino, para que al entrar a una licorería o al caminar por el pasillo de vinos en el súper mercado no te sientas con estrés con tantas opciones. Entre los nombres de los vinos, los tipos de uva y, por supuesto, los precios puede ser difícil tomar una decisión. Pero, no te preocupes, no necesitas ser un sommelier experimentado para escoger una botella. Aquí te decimos cómo puedes elegir un buen vino:Identifica los principales tipos de vino. Lo primero que debes saber es que hay cuatro tipos de vinos: tinto, blanco, rosado y espumoso. Dentro de estas categorías hay más clasificaciones, dependiendo del grado de azúcar, taninos o edad del vino. Si no estás muy familiarizado con las variedades del vino, tal vez el factor que más te interese saber es el nivel de azúcar que contiene. Para saber qué tan dulce es un vino fíjate en la etiqueta: seco, semiseco, abocado, semidulce y dulce.Considera el objetivo de la botella. Obviamente no es lo mismo comprar un vino para preparar un platillo que para brindar. Los vinos de cocina suelen ser mucho más económicos y no requieren mucha complejidad en cuerpo o sabor. Para mezclar o preparar bebidas como el clericot, tampoco se necesita una botella muy sofisticada. Un Cabernet es más que suficiente. Pero si estás pensando en comprar una botella para un evento especial, vale la pena que inviertas en un vino gran reserva (añejado) o un espumoso. Toma en cuenta la comida de la reunión. La manera más sencilla de maridar los alimentos con el vino es mediante las similitudes de sabor. Por ejemplo, los platillos ácidos van mejor con vinos con toques ácidos, mientras que los platillos o las preparaciones dulces (por ejemplo, un pastel de chocolate relleno de crema pastelera se acompañan con vinos dulces. En cuanto a los ingredientes principales de la comida puedes guiarte por la ley de toda la vida: las carnes rojas se sirven con vino tinto, y las carneas blancas, con vino blanco.Recuerda que el precio es solo orientativo. Un vino barato no es necesariamente malo, y un vino caro tampoco es garantía de que sea la mejor elección para tu comida. Por lo general, las botellas de origen chileno o argentino suelen ser de las más económicas, mientras que las que vienen de Europa (Francia o Italia, sobre todo) tienen mayores precios. No te dejes llevar por el precio de la botella y anímate a probar nuevas opciones. Recuerda que hay vinos mexicanos del Valle de Guadalupe (Baja California) y del Valle de Parras (Coahuila) de muy buena calidad que seguramente se encuentran dentro de tu presupuesto.Déjate llevar por tus gustos. No te preocupes si no logras distinguir el retrogusto al probar un vino. Lo importante es que disfrutes cada copa. Para orientarte al momento de elegir el vino que más se ajuste a tus gustos, puedes tomar en cuenta esto:Vinos blancosChardonnay: afrutado, pero seco.Riesling: muy dulce, con intenso sabor a frutas. Más ligero que el Chardonnay.Sauvignon blanc: seco y ácido con sabores tanto herbales como afrutados.Vinos tintosCabernet Sauvignon: vino con mucho cuerpo con notas herbales.Merlot: afrutado, muy suave, con menos taninos que el Cabernet.Pinot noir: delicado y fresco, con aromas afrutados.Sigue estos pasos para elegir la botella y disfruta tu vino. ¡Salud!
¿Te metiste a varios intercambios y todavía no sabes qué regalar? Deja de sufrir buscando el regalo ideal. Te aseguramos que con estas ideas quedarás muy bien, sin tener que acabar con tu aguinaldo. Spa en casa Este es un regalo que nunca falla. A todas las personas nos gusta consentirnos, pero muchas veces dejamos de lado estas compras para atender otros gastos. Coloca en una caja sales de baño, lociones, exfoliantes y jabones, y ciérrala con un listón de seda. Café o té Obviamente no estamos hablando del café soluble que compras en el súper ni del té que viene en bolsitas. Haz mezclas especiales de granos, combina varios tipos de tés para crear una infusión diferente. Cualquier amante del café o del té sabrá apreciar un detalle como este. Postres Si de plano no tienes ni idea de qué regalar, vete a lo seguro: regala postres. Eso sí, no se te ocurra dar un panqué o unas galletas simples, piensa en postres más especiales. Por ejemplo, unos bocados de pasta filo rellenos de pistache para los que adoran la comida la árabe. Deja volar tu imaginación. Especias Aunque la sal y la pimienta son muy útiles, este regalo es un poco más original. Arma un kit de especias comprando diferentes tipos de sal (marina, del Himalaya, ahumada, etc.), vainas de vainilla, un poco de azafrán, cúrcuma, anís estrellado… Sin duda, será un regalo muy especial. Botella Cuando conoces bastante a la persona, puedes regalarle una botella de su vino favorito. Si quieres lucirte aún más, puedes acompañar la botella con un queso o mermelada que maride bien con el vino. Aléjate de los calcetines y los vales de regalo. Esta Navidad da un presente que sea verdaderamente especial. Recetas de postres para regalar en Navidad: Nueces garapiñadas tradicionales Cerezas cubiertas con chocolate Galletas de besitos de nuez Pastel de chocolate con piñas de almendras
La Navidad es una de las fechas más importantes para los niños, y no solo por los regalos. Los colores, la decoración, los postres y el ambiente general que se vive en esta época hacen que la Navidad sea una fiesta muy especial para los pequeños. Sin embargo, al momento de organizar las celebraciones navideñas, muchas de estas reuniones parecen estar hechas pensando solo en los adultos. ¡Gran error! Asegúrate de que todos tus comensales, incluyendo tus hijos y los de tus invitados, disfruten por igual la cena de Navidad siguiendo estas recomendaciones:Haz un ambiente agradable para ellos.Las fiestas en las que la decoración está tan perfecta que los invitados no deben moverse de su lugar para no arruinar nada son una verdadera pesadilla para los chiquitos. Si sabes que vas a recibir niños en tu cena de Navidad, prepara un espacio especial para ellos. Una mesa en la que no importa si tiran el refresco o donde los centros de mesa no pueden romperse. Con este pequeño detalle tú estarás más a gusto y ellos más tranquilos.Déjalos que participen.A los niños no les gusta llegar a un lugar, sentarse y solo ser observadores. Dales la oportunidad de participar y disfrutar del espíritu navideño. Antes de que lleguen, hornea unas galletas con formas variadas y haz betún de diferentes colores. Cuando los niños estén en tu casa, pídeles que te ayuden a decorar las galletas. Probablemente no queden tan bien como las tuyas, pero ellos estarán encantados de colaborar.Ofrece comida especial para los pequeños.Otro gran error de las fiestas navideñas es la comida. Sí, por supuesto el foie gras, el caviar, los ostiones o el queso azul son alimentos delicatesen, pero sus sabores son demasiado fuertes para el paladar de un niño. Cuando vayas a tener invitados infantiles prepara un menú más ad hoc con sus gustos. No tiene que ser una comida súper elaborada, solo algo con lo que están familiarizados.Organiza actividades que les gusten.Es ingenuo pretender que un niño puede llegar a una reunión, sentarse, platicar y convivir con el resto de los invitados como lo haría un adulto. A los niños les gusta estar haciendo algo. Y si no quieres que se entretengan con las esferas de tu árbol de Navidad, mejor organiza alguna actividad. Tal vez alguna manualidad o un juego.Recetas especiales para niños:Pasta de coditos con jamón fríaQuiche de jamón y queso Galletas de azúcar navideñas Galletitas de mantequilla
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD