Consejos para organizar la fiesta de Halloween
Halloween y Día de Muertos

Consejos para organizar la fiesta de Halloween

Por Kiwilimón - Octubre 2012
Halloween o Día de Muertos se celebra el primero y segundo día del mes de Noviembre, fechas en las que mucha gente cumple con las tradiciones como adornar sus casas, usar vestimentas con colores morados, negros, rojos, naranjas; y además se usan trajes de acuerdo a las fechas En estas fechas las brujas, las calabazas, las bolas de cristal, los búhos y, en general, los disfraces más tétricos son los que se sacan del vestidor para lucirse y participar en fiestas con los amigos o la familia. Organizar una fiesta de Halloween es algo más que organizar una simple fiesta de disfraces. Si quiere ser fiel a una fiesta tradicional de Halloween deberás respetar algunas tradiciones como: no pueden faltar las calabazas, los dulces para los niños, etc. Para el caso de México, alguna ofrenda tradicional es importante. Costos Uno de los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de organizar una fiesta es conocer el presupuesto con el que cuenta para gastar. El costo de una fiesta de Halloween por adulto podrá costar alrededor de unos 130 pesos por persona y en el caso de los niños podrá ser alrededor de los 80 pesos por cada uno. Si quiere reducir un poco el presupuesto, puedes optar por una fórmula más "colaborativa" o de participación de tus invitados, aportando cada uno de ellos, con una organización previa, alimentos, bebidas e incluso material para la decoración. Esto puede hacerle reducir considerablemente los costos de la fiesta de Halloween. Invitaciones Dependiendo de qué hayas elegido entorno al presupuesto para la fiesta, ahora podrás conocer un poco de cuánta gente desearás invitar. Aquí surge la duda de si invitar a las personas de forma verbal o por escrito. Usualmente a los amigos más crecanos o familiares se les invita verbalmente (ya sea cuando se les vea o por teléfono); para el caso de personas de la oficina o amigos no tan cercanos puedes hacerlo por escrito. Además, exista la opción de hacer la invitación por medio de Facebook (aquí tienes la opción de hacerla privada y eligiendo a quienes quieres que asistan, y así no recibirás gente que ni conoces). Si deseas hacer alguna invitación escrita y repartirla entre tus invitados, podrías optar por alguna previamente hecha para la ocasión o las puedes decorar tu misma en casa para no gastar tanto. Cabe destacar que es importate anotar cualquier incidencia o cambio en tu lista de invitados. Confirmaciones, nuevas incorporaciones, bajas, etc. Debes tener bien controlado a quién has invitado, quién va a acudir y quién no, etc. Si quieres que la fiesta sea un éxito, recuerda en la invitación que todos los asistentes deben ir disfrazados. Alimentos En el caso de fiestas sólo para los niños, las fiestas se realizan a media tarde o al final de ésta, y para ello puedes servir alimentos que sirvan de merienda-cena a los niños. Bebidas naturales como jugos, agua y refrescos. En el caso de una fiesta para adultos, pueden darse dos opciones principales:
  1. Que la fiesta sea antes de cenar. Es conveniente disponer un tipo buffet o entremeses, con platos fríos y calientes, de cierta consistencia, para que puedan servir de cena, sino va a tener lugar posteriormente la cena.
  2. Que la fiesta sea después de cenar. En este caso las necesidades alimenticias son menores, y es suficiente con que dispongas canapés y aperitivos, dulces y salados, y lo que se conoce como "cosas para picar".
En ambos casos, las bebidas deben ser variadas, tanto las alcohólicas, como las no alcóholicas. Más abajo te recomendamos algunas recetas que puedes preparar para la ocasión. Decorando De acuerdo a la temática de la fiesta, y aunque no deben faltar las famosas calabazas de Halloween, la decoración debe contar con elementos comunes a este tipo de fiestas como las brujas, los búhos, los esqueletos, los murciélagos, etc. Hay tiendas especializadas donde podrás ver novedades o dónde te podrán aconsejar. Oscuridad, alfombras que hacen ruidos, gritos, humo, y otra gran cantidad de efectos especiales pueden darle un ambiente más tétrico a tu fiesta. A parte de darle un efecto tenebroso a la fiesta, puedes compaginar algo tan terrorífico como los efectos especiales con algo de música de baile, para que tus invitados puedan divertirse y "menear el esqueleto". Recuerda utilizar una luz muy tenue e incluso de color, para darle un ambiente especial a su fiesta. El lugar Si has invitado a muchas personas y el espacio no es demasiado grande, es conveniente que retirar algunos muebles y objetos de decoración, que puedan estorbar o bien que sean de gran valor, para evitar cualquier percance desagradable. Calcula el espacio disponible con la finalidad de que los invitados estén de forma cómoda y con espacio suficiente para moverse. Generalmente se calcula de 1.5 a 2 metros cuadrados por invitado, espacio libre, sin contar con muebles y otros elementos que ocupen espacio. Actividades Si quieres darle un poco más de alegría a su fiesta, puedes organizar pequeños juegos o concursos para animar la noche. Un concurso al mejor disfraz, al más elaborado, al más tétrico, etc. Pequeños juegos descubre quién se oculta detrás de un determinado disfraz, quién hace la mueca más tétrica, etc. Consejos prácticos
  • - Organiza las fiestas separadas para los niños y para los adultos. No mezcles ambas fiestas ni permita la presencia de niños en la fiesta para los adultos.
  • - Para la fiesta infantil prepara unas bolsitas con un pequeño surtido de dulces, para dar a cada niño. En la de los adultos puedes hacer lo mismo pero con otros elementos de broma, o un poco más pícaros.
  • - Si en la zona donde realizarás la fiesta no se puede estacionar autos con facilidad, puedes indicar de forma adjunta a las invitaciones los espacios abiertos y estacionamientos más cercanos para facilitar el trámite a los invitados.
  • - Si puedes, organiza un pequeño guardarropa para evitar un cúmulo de prendas de vestir y de abrigo amontonadas sin ningún tipo de control.
  • - Debes tratar de controlar todos los aspectos de la fiesta para no tener que hacer frente a imprevistos o tener que resolver situaciones complicadas o embarazosas.

Recetas de cocina

Ahora que ya tienes cubiertos todos los aspectos de la fiesta que estás organizando para la noche de Halloween, ahora es importante conocer qué recetas o platillos son los que ofrecerás, tanto para los niños como para los adultos. Toma nota de las siguientes recetas que te recomendamos. Asimismo, es importante que hagas click en el título de cada receta para que conozcas cómo se preparan. Para niños Galletas de Halloween. Estas ricas galletas de azúcar tienen un glaseado para decorarlas para halloween. Estan muy ricas y no son muy difíciles de hacer. Brownies para Halloween. La clásica receta de brownies para festejar halloween con los niños. Galletas de Chispas de Chocolate Halloween. Estas galletas con chispas de chocolate cafes y naranjas son un rico postre para Halloween. Paletas de Chocolate Halloween. Estas ricas paletas de chocolate son muy fáciles de hacer solo es necesario comprar los moldes para las figuras. Manzanas Cubiertas de Chocolate y Malvaviscos. Estas manzanas estas cubiertas con chocolate, malvaviscos y nueces; son un buen postre para fiestas de halloween o fiesta de niños. Galletas de Dedos de Bruja. Ricas galletas de mantequilla y azúcar hechas en forma de dedos y decoradas con uñas postisas para Halloween o una fiesta de disfraces. Merengues de Fantasmas. Deliciosos y creativos merengues de fantasmas para esta época de miedo, hazlos, a tus hijos les encantarán. Para Adultos
Sopa de Calabaza y Hongos. Una rica sopa de calabaza y hongos que puede funcionar como sopa para cualquier comida o hasta como una sopa espectacular para una cena o fiesta si es presentada dentro de una calabaza. Pay de Calabaza. Esta rica receta es un pay con un relleno de calabaza y queso crema. Esta receta se come típicamente en octubre y noviembre en los estados unidos cuando la calabaza se encuentra en temporada.
Bebida Halloween. Un rico coctel que lleva midori, vodka y jugo de manzana. Bebida Sangrienta. En este Halloween no podrás dejar de disfrutar una rica bebida para compartir con tus amigos, con una idea original y creativa. Galletas de Dulce de Maíz para Halloween. Increíbles y deliciosas galletas que a tu familia les encantarán. Fresas de Espanto. Deliciosas e irresistibles fresas con chocolate blanco, ideal para las fiestas de Halloween. Boca de Momia. Increíbles y deliciosas bocas de momia que les encantarán a todos tus invitados.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si estás embarazada por primera vez, seguramente te has de preguntar qué comer durante tu embarazo. Quédate tranquila, saber cuál es la dieta ideal según el trimestre de tu embarazo, qué alimentos puedes consumir, cuáles es mejor evitar, de qué manera tus hábitos pueden afectar o beneficiar a tu bebé, no es complicado y aquí te contamos lo que necesitas saber.Qué comer en el primer trimestre (semana 1-12)En muchos aspectos, este es el trimestre más importante. Aunque el bebé aún es muy pequeñito, su esqueleto y órganos comienzan a formarse. Por esta razón, es necesario que ingieras suficientes nutrientes. Sin embargo, esto puede complicarse si experimentas las odiosas nauseas matutinas. Para aminorar las molestias y asegurarte de que consumes las vitaminas y minerales que tu bebé necesita para crecer sanamente, te recomendamos comer frutas, verduras, lácteos y cereales. Las frutas y las verduras son alimentos ricos en nutrientes, pero tienen la gran ventaja de ser muy ligeras, por lo que no te provocarán mayores problemas estomacales. Por otra parte, los lácteos aportan calcio y proteína, necesarios para que el bebé desarrolle su sistema óseo y muscular. Finalmente, los cereales enteros ayudan a evitar el estreñimiento (tan común en el embarazo) gracias a sus altos niveles de fibra. Qué comer en el segundo trimestre (semana 13-26)Esta segunda etapa suele ser más sencilla para la mayoría de las embarazadas. De hecho, algunos doctores la llaman “la luna de miel del embarazo”. Las molestias típicas de las primeras semanas (nauseas, malestar general, cansancio y mareos) suelen desaparecer y, debido a que el bebé aún no pesa mucho, las mujeres pueden reanudar muchas de sus actividades. En el segundo trimestre puedes aprovechar para ampliar tu dieta e incluir alimentos más variados. Recuerda que en estos meses los minerales como el calcio, el hierro, el magnesio, así como la vitamina D y los ácidos omega 3, ayudan a que el bebé se desarrolle sin problemas. Algunos alimentos que debes ingerir en esta etapa son aguacate, brócoli, yogur (de preferencia del tipo griego), frutos secos, zanahorias, leguminosas, vegetales de hoja verde, entre otros. Qué comer en el tercer trimestre (semana 27-finalización)Las últimas semanas del embarazo pueden ser muy pesadas. Entre el tamaño del bebé, la hinchazón, las agruras y los problemas de circulación (entre ellos, las hemorroides), las futuras mamás pueden estar agotadas y hasta un poco fastidiadas. Otra cosa que también puede afectar el estado de ánimo de las mamás es el peso. Mientras que en el primer trimestre sólo se aumenta entre uno o dos kilogramos, a partir del tercer trimestre se gana aproximadamente medio kilo por semana. Algo que pueden hacer las mamás para aligerar las molestias durante la última etapa del embarazo es consumir alimentos con altos niveles de vitamina C, K, B1 y fibra. Estos ayudarán a controlar los malestares de la acidez estomacal y evitarán que surjan episodios de estreñimiento, los cuales pueden llevar a la aparición de hemorroides. Lo más importante es que siempre recuerdes seguir los consejos de tu doctor.Recetas que puedes preparar durante tu embarazo:Tacos de jícama con ensalada de jamón y quesoEnchiladas de nopales bajas en carbohidratos Rosca de frutos secos sin gluten Coliflor rostizada con huevo y aguacate
El desperdicio de alimentos es una situación grave en el mundo y no sólo es muy triste que todos los días, toneladas de alimentos terminen en la basura, sino que además, hacemos un daño directo a los bolsillos. Para evitar que la comida termine por ser desechada, te damos algunos pasos sencillos para ser más consciente y poder aprovechar mejor nuestros recursos.Todo empieza desde las comprasEl primer paso, y quizá el más importante, es que planees correctamente las compras. Antes de hacer tu lista para el súper, revisa lo que tienes en el refrigerador. A veces hay tesoros en el fondo del cajón de las verduras que se pueden convertir en una deliciosa sopa antes de que pase demasiado tiempo. Aprovecha ese jamón de la semana pasada para unas croquetas y si te sobró demasiado, piensa comprar un poco menos la siguiente vez.Te recomendamos intentar esta receta de Croquetas de Papa con Jamón Nada de distraccionesRecuerda, si vas de compras con hambre o sed, pondrás en tu carrito mucho más de lo que necesitas. Apégate a tu lista y a la planeación que hayas hecho para la semana. Una vez que llegas a casa, empaca y almacena todo correctamente y así tendrá más vida de anaquel.Aprovecha los ingredientesMuchas veces al preparar una receta, usamos sólo una parte de las frutas y verduras que compramos. Por ejemplo, con el apio: si usas los tallos para una ensalada, aprovecha las hojas en una sopa y la parte blanca de la base para dar más sabor a tu caldo. También puedes hacerlo con los tallos de los champiñones o los tallos gruesos del brócoli, que hacen una rica sopa o ensalada. Los plátanos que ya están muy negritos son perfectos para hacer panqué o agregarlos a la masa de hotcakes. Si no tienes tiempo de prepararlo pronto o no tienes suficiente cantidad, no te preocupes, congélalos hasta que estés lista.Si tienes pedacitos de diferentes quesos, es el momento de hacer una salsa deliciosa para tu pasta favorita. Y en la alacena, revisa mensualmente las fechas de latas y salsas, y úsalas en tiempo.Cuida las porcionesPara evitar tener desperdicios, es mucho mejor servir porciones pequeñas y si alguien quiere más, entonces que se sirva después. Si sobra comida, recuerda enfriarla rápido y conservarla adecuadamente para que dure más tiempo.Administra inteligentemente las sobrasCon frecuencia, nuestro refrigerador se convierte en un paso previo al basurero por tener cantidades pequeñas de sobras que no se aprovechan. Si preparaste comida de más, recuerda conservar lo que quede en recipientes adecuados, siempre marcando el contenido y la fecha de empaque, para que estés consciente de cuándo debes consumirlo.Por otra parte, también puedes darle nueva vida a las sobras. Por ejemplo, si hubo pollo al horno, deshebra el sobrante para unos taquitos; las verduras cocidas picadas se pueden mezclar con pasta fría y vinagreta, o con atún y mayonesa para una ensalada; los frijoles refritos con salsa de jitomate y caldo toman un nuevo aire en una sopa. O simplemente fríe ese arroz blanco con verduras picadas, cubitos de carne o camarón, y salsa de soya para una cena oriental ligera... Usa tu imaginación y dales giros distintos a esos recipientes con sobras. Al final de mes, se sentirá la mejora en tu cartera.
Seamos honestos: muchas veces usamos palabras sin saber exactamente qué significan. Por ejemplo, hablamos de setas y hongos por igual, sin tener la certeza exacta de qué estamos diciendo. Aunque los usemos como sinónimos, estos términos se refieren a cosas diferentes. En esta entrada te explicamos las principales diferencias entre una seta y un hongo. ¿Hongo o seta?Aunque podríamos estudiar más a fondo el reino fungi para entender las diferencias entre hongo y seta, no queremos meternos en camisa de once varas. Así que lo pondremos de la manera más sencilla posible: un hongo sería el equivalente a un árbol, mientras que una seta sería el fruto de dicho árbol. Así de fácil. Los hongos crecen debajo de la tierra y solamente salen a la superficie, en forma de seta, cuando se presenta una disminución en la temperatura ambiental. Digamos, entonces, que las setas son una respuesta natural del hongo a los estímulos del ambiente. La confusión entre estos dos términos surge precisamente aquí: cuando decimos que estamos comiendo hongos, en realidad lo que estamos consumiendo es una parte del hongo que se llama seta. Eso que conocemos comúnmente como champiñón (sombrero y tallo) es el fruto del hongo que se encuentra debajo de la superficie. ¿Es bueno comer setas?Una vez habiendo aclarado la confusión entre ambos términos, podemos entrar más a detalle en las características y propiedades benéficas de estos alimentos. Las setas son un tipo de alimento muy nutritivo, ya que aportan minerales, como calcio, potasio, zinc, hierro, además de algunas vitaminas, tales como A, C, D y algunas otras del complejo B. Otra característica importante es que las setas no contienen grasas, pero sí muchas proteínas y fibra. De acuerdo con la Fundación Española de Nutrición, en 100 gramos de setas hay tan solo 25 kilocalorías, 1.8 g de proteínas, 4 g de carbohidratos, 2.5 g de fibra y nada de colesterol. ¿Cómo es mejor preparar las setas?Se ha comprobado que, al freír o cocer diferentes tipos de setas, estas pierden proteínas y algunos antioxidantes. Para conservar la mayor parte de los nutrientes presentes en las setas lo mejor es prepararlas a la plancha con un poco de aceite. Otra opción saludable para cocinar setas es hacerlo en el microondas. Este método te permite reducir el tiempo de cocción y usar la menor cantidad posible de agua. De esta manera, conservas buena parte de los antioxidantes, ya que no se diluyen en el agua (o aceite) ni se pierden durante un largo proceso de cocción.¿Qué platillos puedo cocinar con setas?Setas al PibilDeliciosos tacos de setasPasta en Salsa Cremosa con SetasCrema de Setas con Alemdras
Llegó tu mejor amiga con mucho que platicar o tus hijos invitaron compañeritos porque tienen un trabajo de la escuela… No importa la ocasión, siempre hay buenas razones para tener galletas caseras recién hechas, pero no siempre hay tiempo para prepararlas.Por eso tu congelador puede ser un gran aliado para estar listo y llenar en unos minutos tu casa con un dulce aroma.Ya que no todas las masas de galleta se congelan de la misma manera, pues no siempre obtienes resultados ideales, aquí te damos unos tips para que la próxima vez que prepares galletas, hagas el doble de masa y la conserves para una de esas tardes especiales.Qué tipos de masa congelarLas mejores masas para congelar son las que tienen mucha mantequilla y no llevan tanto huevo batido, como madeleines, o mucho polvo para hornear. Tampoco es buena idea congelar galletas con base de merengue.Galletas de mantequillaSon las mejores para reservar en el congelador. Generalmente sus ingredientes son mantequilla, harina, azúcar, vainilla o chocolate en polvo, y a veces, huevo o yema. Para guardar esta masa, forma troncos y envuélvelos cuidadosamente, primero con plástico y después con aluminio. Deben quedar herméticos para que no absorban olores o se afecte su textura. Puedes cubrir los troncos con azúcar y canela. Para prepararlas, corta rebanadas de poco menos de un centímetro de grosor y se verán lindas una vez horneadas. Te recomendamos esta receta de PastisetasMasas para cortadoresSi te encanta usar todos esos cortadores de figuritas que has coleccionado, cuando esté lista la masa, forma un rectángulo de unos 4 cm de espesor y envuélvelo igualmente con plástico y aluminio. Cuando vayas a usar la masa, colócala en el refrigerador antes y cuando esté lista, la puedes extender y cortar. Esto es ideal para los muñequitos de jengibre navideños.BolitasLa mayoría de las recetas de galletas de chispas de chocolate requieren porcionar la masa en bolitas o con una cuchara para helado, al igual que los polvoroncitos de nuez, o las galletas de avena. Forma las galletas como acostumbras y congélalas en charolas una media hora o suficiente tiempo para que se sientan firmes. Esta misma técnica es muy útil para las galletas de duya.Una vez que estén listas, empácalas en bolsas, procurando sacar la mayor cantidad de aire posible. Así será más fácil usar sólo la cantidad justa.Te recomendamos estas Galletas Tipo BrownieLista para hornearColoca las bolitas o rebanadas de masa en una charola antiadherente cubierta con papel siliconado o engrasada y enharinada. El tiempo que toma tu horno en llegar a la temperatura adecuada generalmente es lo que necesitas para que estén listas para cocinarse.Calcula un par de minutos más al tiempo habitual ya que partas la masa parcialmente congelada o muy fría.Si prefieres, puedes congelar galletas horneadasDéjalas enfriar completamente y empácalas en un contenedor hermético con papel encerado entre capas. Esto también funciona muy bien para brownies o barritas de galleta cortadas en piezas individuales.En cualquiera de los casos, no es buena idea tener masa o galletas cocidas congeladas por más de tres a cuatro meses. Disfrútalas lo más pronto posible, siempre puedes preparar más.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD