La historia de Día de Muertos y Halloween

Por Kiwilimón - October 2014
  La tendencia del mundo globalizado actual, es eliminar fronteras y fusionarse culturalmente. Como consecuencia de esto, hace ya años llegó el Halloween a nuestro país. Nuestras amigas de ActitudFem nos comparten más información sobre esto. El Día de Muertos y el Halloween tienen la misma raíz histórica-cultural, que con el paso del tiempo se ha ido adaptando a la situación geográfica y social del lugar donde se celebra. De hecho, la palabra “Halloween” es una deformación de la frase “All Hallow’s Eve” o “Noche de Todos los Santos”, que tiene su origen en la tradición católica. El Halloween retoma la tradición celta de celebrar el año nuevo el 1 de noviembre, iniciando los festejos el día anterior. En esta festividad los sacerdotes celtas adoraban con respeto a Samhain, caballero de la muerte, haciendo sacrificios animales y a veces humanos, y eran los espíritus de estos sacrificados, los que regresaban del más allá para molestar a los habitantes de los pueblos y así, cumplieran sus exigencias. En México esta adaptación geográfica y social de las tradiciones no se quedó atrás. En un intento por evangelizar a los nativos del nuevo continente, los misioneros católicos adaptaron a la celebración de los Todos los Santos los ritos que existían en la cultura prehispánica. Los aztecas creían que durante la primera luna llena de noviembre los difuntos regresaban al mundo terrenal, coincidiendo con el fin de la cosecha de maíz, para festejar con los vivos el alimento que la tierra les dio. Los difuntos eran incinerados, no enterrados, por lo que en esa fecha los parientes vivos ponían comida que les había gustado en vida alrededor de la urna. Dicho arreglo de comida era el final de un camino hecho con pétalos de flor de cempasúchil que iniciaba en la puerta de la casa, indicando el camino que el difunto debía seguir desde Mictlán, lugar donde residen los muertos, hasta la reunión con sus familiares. Al fusionarse con la religión católica, el camino de pétalos se dirigía a la imagen de Cristo o la Virgen, indicando el camino a la salvación. Al dejarse de incinerar a los difuntos y sepultarlos, la tradición cambió para adornar las tumbas de los muertos o poner un altar en casa para honrar su memoria. Sin embargo, la tradición de colocar comida del agrado del difunto no se perdió, incluso se agregaron elementos como las fotos de los integrantes fallecidos, un vaso de agua, sal, incienso, veladoras, entre otros. Las calaveritas también tienen su origen en la tradición católica, ya que los primeros misioneros pedían a los indígenas que escribieran oraciones exaltando las virtudes o defectos de los difuntos y que hicieran peticiones por su salvación. Ver artículo original  
Receta de Pastel HalloweenPastel de Halloween

Receta de Ponche Burbujeante para HalloweenPonche Burbujeante

Receta de Fantasmas DulcesFantasmas dulces
 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ecuador podrá ser un país pequeño en tamaño pero inmenso en cuanto a gastronomía se refiere, ya que la comida tradicional ecuatoriana es abundante, exótica y diversa. Es por eso que a continuación te mostramos un listado con los platillos típicos de Ecuador que no podrás resistir y que te servirán para identificar la gran cantidad de ingredientes que los distinguen de otros países latinos. Fanesca de Ecuador La fanesca, también conocida como juanesca, es un guiso hecho con granos tiernos y bacalao con leche, que se prepara en Ecuador durante cuaresma. Este plato nace de la mezcla de la tradición indígena y la cultura española. Se dice que lleva 12 ingredientes, entre los cuales destacan los granos típicos andinos como choclo, chochos, habas y arvejas, en honor a los doce apóstoles. Locro de papa Si de comida tradicional de Ecuador hablamos, el locro de papa es una de las sopas más populares. Se trata de un guiso espeso originario de la sierra ecuatoriana, que se prepara con papa, queso, aguacate y salsa de ají. ¿Se te antoja? Encocado El encocado es un platillo típico de Ecuador originario de la provincia costera Esmeraldas. Puede hacerse con pescado o camarones bañado en salsa de coco, acompañado de arroz y plátanos fritos. ¡Es una verdadera delicia! Churrasco ecuatoriano Si bien el churrasco es un plato tradicional en toda América Latina, en Ecuador posee un sabor singular gracias a que la carne de res se asa a la plancha o a las brasas y se sirve con papas fritas, huevo frito y ensalada. Llapingachos Dentro de la gastronomía de Ecuador también destacan los llapingachos, unas sabrosas tortillas de papa cocida, rellenas con queso, bañadas en una deliciosa salsa de maní, que se acompañan con chorizo, huevo frito, ensalada y aguacate. Éste es quizá uno de los platillos ecuatorianos favoritos. Bolón de verde El bolón de verde, normalmente consumido a la hora de desayunar, es una esfera hecha de masa de plátano verde frita o asada, rellena de queso, carne o chicharrón. ¿Se te antoja con un cafecito? Como puedes observar, la combinación de sabores en la gastronomía ecuatoriana tiene resultados deliciosos, así que cuéntanos, ¿cuál es el platillo típico de Ecuador que se te antojó más?
La comida mexicana tiene muchísimos platillos variados para el día a día y entre ellos, también puedes preparar muchos de manera sencilla y con recetas cortas que requieren de pocos ingredientes y pocos pasos.Por ejemplo, ¿sabías que recetas como la tinga de pollo o el picadillo tienen de fondo una salsa que se puede hacer con los mismos ingredientes? Se trata de un caldillo de jitomate básico en las recetas de comida mexicana y que una vez que domines su proceso, podrás preparar estos platillos cualquier día de la semana.Este caldillo se prepara simplemente con jitomate, cebolla, ajo, sal y caldo de pollo en algunas ocasiones. Con él puedes hacer comidas completas que incluyen una sopa, una guarnición y un plato fuerte. Este caldillo es la base a la que puedes añadirle chipotle, por ejemplo, para hacer unos fideos secos o una tinga de pollo. Para hacer el caldillo, necesitas licuar 6 jitomates, 1/4 de cebolla y 1 diente de ajo, y listo, añádelo a pollo deshebrado, a carne de res molida o úsalo para bañar unos chiles capeados rellenos.A continuación, te dejamos 5 recetas en las que este caldillo es la base para hacerlas, con algunas recomendaciones para complementarlas.Arroz rojoAunque parece un platillo muy complejo, hacer arroz rojo en realidad es una receta de comida mexicana corta, pues está listo en 40 minutos. Para hacer arroz rojo, prepara el caldillo de jitomate y añade media taza de caldo de pollo o de verduras. Luego fríe el arroz con un poco de aceite, unos 5 minutos bastan. Agrega la preparación de la licuadora y cocina unos minutos hasta que el arroz absorba el recaudo.Agrega 1 taza y media más de caldo y verduras como zanahoria, papa y chícharo (puedes usar congelados). Sazona con sal y cocina a fuego bajo hasta que se consuma el líquido, por alrededor de 25 a 30 minutos.Enchiladas rojas Las enchiladas rojas consisten en tortillas rellenas de pollo, bañadas en una salsita roja. Para hacer esta salsa roja, prepara el caldillo de jitomate pero añádele 3 chiles de árbol y media taza de agua. Cuela la salsa y fríela con un chorrito de aceite, no olvides sazonarla con sal y pimienta. Baña tus enchiladas y listo.TingaLa tinga de pollo es otra comida mexicana corta de hacer, porque consiste en cocer el pollo y cocinarlo con el caldillo, pero para esta receta, sólo tienes que añadir una taza y media de caldo de pollo y un poco de chipotle a tu gusto, si quieres que pique.PicadilloPara hacer picadillo, simplemente cocina la carne molida con un poquito de cebolla fileteada y aceite, hasta que cambie de color. Añade zanahoria y papa en cubitos y prepara el caldillo de jitomate y agrégalo a la carne. Déjalo cocinarse a fuego bajo por 20 minutos o hasta que se reduzca el líquido.Chicharrón de cerdo en salsa rojaEl chicharrón de cerdo guisado con salsa roja se prepara en 30 minutos, porque consiste en hacer el caldillo de jitomate, pero con los ingredientes asados y un toquesito de chile. Es decir, antes de licuarlos, asa el jitomate, la cebolla y el ajo. Puedes agregar chile guajillo o chile morita o ambos (por ejemplo, 4 guajillos y 3 moritas), pero remójalos y quítales semillas y venas antes de licuarlos con el caldillo de jitomate. Fríe la salsa con aceite y luego sólo añade el chicharrón troceado y listo.
El té negro es una de las bebidas más populares en todo el mundo, pues entre sus propiedades cuenta con cafeína, antioxidantes y flavonoides, por ejemplo, además de que sirve para mejorar la atención.Está hecho de las hojas de un arbusto llamado Camellia sinensis y a través de un proceso llamado oxidación (donde las hojas son expuestas a aire húmedo y rico en oxígeno) consigue su color negro parduzco. ¿Para qué sirve el té negro?El uso más común del té negro es para estar alerta y tener energía, por lo que muchas personas lo toman en lugar del café. Además, existe suficiente evidencia científica que demuestra que sí funciona de esta forma, pues el té negro contiene cafeína y también un poco de una sustancia estimulante llamada teofilina. Ambos pueden acelerar tu ritmo cardíaco y hacerte sentir más alerta.Otra de las propiedades del té negro es que está lleno de polifenoles, antioxidantes que pueden ayudar a proteger tus células del daño del ADN y que sirven para ayudar a prevenir diversas enfermedades, sobre todo relacionadas con el corazón. De acuerdo con la evidencia científica, los antioxidantes en el té negro pueden reducir la aterosclerosis (arterias obstruidas), especialmente en las mujeres y también pueden ayudar a reducir el riesgo de ataque cardíaco o enfermedad cardiovascular.Como sucede con muchos otros elementos naturales, el té negro aún requiere de mucha más investigación para sacar conclusiones concretas sobre sus beneficios, pero hasta ahora, hay indicios de que beber té negro regularmente puede ayudar también a reducir el riesgo de diabetes, colesterol alto, cálculos renales, enfermedad de Parkinson y osteoporosis.Cómo se toma el té negroCuando se habla de beber una cantidad moderada de té negro, esto por lo general se refiere a tomar de una a cuatro tazas al día. Por lo general, se encuentra fácilmente en los supermercados y puedes beberlo caliente o frío para obtener sus beneficios.Para evitar efectos secundarios indeseados relacionados con la cafeína, se recomienda no tomar más de cuatro o cinco tazas al día, pues podría provocar ansiedad y dificultad para dormir, respiración agitada o dolor de cabeza, entre otros.Aparte de eso, el té negro es un gran aliado para cuando buscas una bebida energética sin endulzar y con menos cafeína que el café.Su sabor es fuerte y único, así que no tomarlo será igual de fácil que aprovechar sus beneficios. Prueba el té de canela para aprovechar beneficios antioxidantes, al igual que con el té verde o el té negro.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD