Las mejores recetas de Halloween
Halloween y Día de Muertos

Las mejores recetas de Halloween

Por Kiwilimón - Octubre 2012
Organiza una fiesta de miedo con estas ingeniosas recetas de Halloween mostrando tu creatividad con las increíbles recetas que tenemos para ti. Todas son fáciles de hacer y además muy creativas. Las puedes preparar para cualquier fiesta que organices o una reunión familiar. Te reccomendamos que invites a la familia o a tus hijos a prepararlas.

¡Truco o Trato!

(es importante hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación) Brownies para Halloween. La clásica receta de brownies para festejar halloween con los niños. Dulces Cotonetes. Una manera divertida de festejar con tus amigos este Halloween es crear estos ricos cotonetes que son muy fáciles de hacer. Galletas de Dedos de Bruja. icas galletas de mantequilla y azúcar hechas en forma de dedos y decoradas con uñas postisas para Halloween o una fiesta de disfraces. Galletas con Personajes de Halloween. No te quedes con las ganas de hacer tus personajes favoritos de miedo en galletas, lo disfrutarás como nunca. Galletas con Forma de Calabaza. Para que los niños puedan disfrutar y compartir con sus amigos una divertida creación de Halloween, esta receta esta increíble para jugar decorando las galletas. Fresas de Espanto. Deliciosas e irresistibles fresas con chocolate blanco, ideal para las fiestas de Halloween. Boca de Momia. Increíbles y deliciosas bocas de momia que les encantarán a todos tus invitados. Galletas de Fantasmas. No dejes pasar esta oportunidad para aprovechar en hacer las deliciosas galletas en forma de fantasma, te encantarán. Bombones de Zombies. Estos bombones de zombies les encantarán a tus hijos y a sus invitados, una manera fácil y sencilla de darle un giro al bombón. Cupcakes de Araña. Saca la creatividad y haz estos cupcakes de chocolate en forma de araña, vas a sorprender a tus invitados. Chocolate Caliente con Ojos. Mmmm... delicioso y calientito chocolate con ojos de bombón, ideal para chicos y grandes. Manzanas Cubiertas de Chocolate y Malvaviscos. Estas manzanas estas cubiertas con chocolate, malvaviscos y nueces; son un buen postre para fiestas de halloween o fiesta de niños.
Sopa de Calabaza y Hongos. Una rica sopa de calabaza y hongos que puede funcionar como sopa para cualquier comida o hasta como una sopa espectacular para una cena o fiesta si es presentada dentro de una calabaza. Paletas de Chocolate Halloween. Estas ricas paletas de chocolate son muy fáciles de hacer solo es necesario comprar los moldes para las figuras. Pay de Calabaza. Esta rica receta es un pay con un relleno de calabaza y queso crema. Esta receta se come típicamente en octubre y noviembre en los estados unidos cuando la calabaza se encuentra en temporada.

Para ver más recetas de Halloween, haz click aquí.

 
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Si estás en casa y te llega el antojo de una bebida para consentirte, seguramente lo primero que pensabas antes del confinamiento era ir a tu cafetería favorita donde te encanta cómo la preparan, pero ¿sabías que también puedes hacer bebidas riquísimas desde tu hogar y con el mismo resultado de sabor?Gracias a la deliciosa e increíble colaboración de Dolce Gusto y Starbucks no tendrás que hacer pasos complicados ni comprar mil ingredientes. Así que dale vuelo a la hilacha, porque ya sea que quieras un café, un té frío, un latte o hasta un chocolate, todos te quedarán como salidos de una cafetería profesional. Aquí te contamos las mejores opciones para convertirte en toda una barista y consentirte con una rica bebida en casa:Elige un Americano House Blend, el cual consiste en una mezcla de excelentes granos de café de Latinoamérica tostados hasta que alcanzan un color castaño obscuro brillante. Descubre este café lleno de sabor, con notas de cacao y frutos secos, y el toque justo de dulzura logrado a través del grado de tueste, que necesitabas para iniciar tus mañanas.Sentirás que el Caramel Macchiato hecho en casa con tu máquina Dolce Gusto fue preparado por un profesional. Inspirado en la bebida de Starbucks, tiene un sabor aterciopelado, intenso y deliciosamente familiar que es extraordinario y perfecto para una tarde tranquila o con familia.Para estos días de calor, un té frío hecho en tu Dolce Gusto será la mejor forma de hidratarte de manera rica y sencilla desde casa.Además de estas bebidas, puedes preparar muchas otras como un clásico café americano, expresso, lungo, cappuccino, latte, chocolate y tés calientes. La cafetera Dolce Gusto de 1 litro es uno de esos artículos únicos que juntan lo útil con lo hermoso pues su diseño está inspirado en el alebrije, una artesanía muy mexicana proveniente de la cultura Zapoteca.Disfruta de tus sabores favoritos de la cafetería desde casa y no te preocupes por tener que compartirlas, porque además, esta máquina automática multibebidas tiene una capacidad suficiente para preparar de 3 a 4 bebidas antes de volver a cargar su tanque. Encuentra la tuya hoy mismo en liverpool.com.mx y lúcete como toda una barista profesional. 
Existen de antojos a antojos. Uno que tiene mucho arraigo en Jalisco y estados colindantes es la birria: una receta consistente a base de carne cocida en horno, tradicionalmente de piedra o al hoyo, bañada en una salsa o adobo donde los chiles son claves.  Sobre su origen hay varias versiones, y en todas se unen los saberes en técnicas de cocción de los locales mexicanos con los ingredientes introducidos por los españoles, en especial la res, el cerdo y el chivo. Justo una de las versiones habla sobre la popularidad que tuvo el chivo a mediados de 1800, en la zona de Jalisco y Zacatecas, antes llamada Nueva Galicia, donde estos animales se multiplicaron a tal grado que los ganaderos optaron por regalarlos a sus trabajadores.  Estos hombres y mujeres decidieron no sólo aprovechar la leche, como los españoles, sino todo el animal cociéndolo bajo tierra o en horno de piedra como lo hacían con otras carnes. Para enriquecer la receta untaron un adobo enchilado que generalmente empleaban para cocinar aves, y el resultado al paso de los años es la birria como la conocemos y disfrutamos hoy.  Otra versión sobre el origen de la birria me la compartió la investigadora Maru Toledo, quien ha dedicado más de 20 años al estudio de la cocina de la zona occidente. Datos que nos llevan al municipio jalisciense de Ameca, donde gracias al registro de las jornadas laborales de los vaqueros se sabe de una preparación que hacían bajo tierra con algunas de las reses que tenían al alcance y que los caporales seleccionaban para alimentar a todas sus cuadrillas.  Maru me aclara que esta preparación sólo iba untada con grasa, de donde viene el término birriar, que para los peninsulares hacía alusión a algo sucio o embarrado, por como veían que aderezaban el animal. Sea cual sea la versión, lo popular a la birria nadie se lo quita, y por ello al extenderse su consumo por otros estados como Aguascalientes, Michoacán, Zacatecas, Nayarit y Colima, y en el mismo Jalisco, los lugareños fueron imprimiendo su toque a la carne, al adobo y ajustado sus formas de cocinar, según sus posibilidades. Ahora no sólo el chivo y la res son protagonistas, existen zonas en estos estados que la preparan con cerdo, borrego, conejo, armadillo, iguana, pollo, ternera, pescado bagre y mixtas. Perfectas proteínas que cobijan con un mundo de adobos compuestos por chiles y especias que obedecen también a los ingredientes al alcance, aunque el chile guajillo y el jengibre seco son constantes. A la colorada versión se suma la llamada birria blanca que aún sobrevive en el Occidente; generalmente es de res y se condimenta con algunas hierbas de olor para cocinarse bajo tierra o en horno, métodos tradicionales a los que se han sumado la birria al vapor o hasta hecha como carne cocida. Por último, no nos olvidemos de la birria tatemada: proceso que consiste en volver a poner la carne ya cocida al calor del horno y dejar que se haga una costrita, que al menos en Jalisco encanta, junto a unas tortillas recién hechas y un extra de caldito por un lado. Fotos: Gilberto Hernández.
El rosé combina bien con las madres. Explico: el vino de esta colorimetría es un goce hasta de ver, es conciliador, se lleva bien con casi todos en la mesa y nunca cae pesado. ¿Casualidad? Lo salomónico no se le escapa al gusto: el rosé generalmente no es tánico como un tinto y tiene más estructura que un blanco. Va bien con el pollo, con las pastas, con los postres, y saca lo mejor de la comida especiada, como la mexicana. Pescados, mariscos y arroces, todos le aguantan el paso.Hay rosés de todo tipo: existen los ligeramente abocados para los que prefieren los sorbos dulces y los hay secos, para quienes prefieren armonizar la comida salada. Los rosados son ligeritos, crujientes en acidez y perfectos para la temporada primavera-verano, como en la que nos encontramos.El proceso de vinificación también es una suerte intermedia. Su jugo nace del prensado de uvas tintas que se dejan macerar con los hollejos (pieles) el tiempo necesario para dotarle del característico color, que va del salmón al durazno, del rosa claro al frambuesa. Tras remover el hollejo, el caldo se vinifica como se haría normalmente en un vino blanco: se le da una sola fermentación sin envejecimiento y se traslada directo a la botella para conservar la frescura y las notas a fruta. A mí me gusta el rosado para las noches con amigas, para la comida asiática, para los atardeceres con terrazas. Me gusta el rosado para tomarlo con mi mamá a las seis de la tarde, la inconfundible rosé o’clock. Mejor que haya rosas de por medio y un postre –cursi, meloso– para demostrarle lo que me hace sentir. Si lo sirves en casa, no olvides enfriarlo a unos 11 o 12 grados y de preferencia, asirte con alguno de estos: Taittinger Prestige RoséSi vamos a hablar de celebración, destapemos unas burbujas. Esta champaña de color rosa intenso brilla por sus aromas a frutas salvajes, cereza y grosella. En boca es elegantísimo, fresco y frutal. Yo lo destaparía para acompañar una bruschetta con queso y frutas o para el postre, mientras recordamos con mamá aventuras de otro tiempo. MarellaEl color rosa con ribetes naranja de este vino proveniente de la grenache y la zinfandel es para admirarse. En la nariz se destacan notas a frutas frescas como fresa y hasta algo de chicle. Hay algo de mineralidad en cada sorbo y también, un poco flores que maridan bien con un arreglo de rosas y un risotto de hongos hecho desde cero. Ocho RoséDe una de las bodegas favoritas de Valle de Guadalupe, Vinícola Bruma, sale esta versión rosé proveniente de la uva sangiovese. Si vas a preparar algo con cerdo, este será tu vino. Encuentra en él notas a fresa verde, cáscara de toronja, jazmín, té de limón y un toque ligero de guayaba verde. ¿Qué tal un chamorro al pibil para celebrar a mamá con manteles largos?Ru Rosa de Uva de Bodegas del VientoYo no sé tu mamá, pero a la mía le encantan los mariscos. Si le vas a cocinar algo como camarones con coco o rebozados, te recomiendo este vino de la Sierra de Arteaga en Coahuila. A cada sorbo encontrarán notas a melón, durazno y cáscara de naranja que sacan lo mejor de tu receta marina.PolenLas notas a fresas, cítricos y sandía se destacan en este vino de la grenache y la syrah. Sus uvas crecen en el Valle de Guadalupe, específicamente en los campos orgánicos de Finca la Carrodilla. En boca el resultado es sutil y elegante y hasta un poco juguetón, perfecto para una de las recetas más emblemáticas de Kiwilimon: la pasta con pollo Alfredo. 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD