Lo comemos todos los años, pero ¿de dónde surgió esta tradición?
Halloween y Día de Muertos

Lo comemos todos los años, pero ¿de dónde surgió esta tradición?

Por Kiwilimón - Octubre 2016
  El pan de muerto es una de las razones por las cuales esperamos con ansias que llegue noviembre. Este delicioso pan azucarado se ha convertido en un elemento característico de las celebraciones del Día de Muertos, pero el pan no siempre ha sido así.

Conoce más sobre los orígenes del tradicional pan de muerto.

¡Buenos días! #pandemuerto #diadelosmuertos #deli

Una foto publicada por Revista Tú México (@revistatumexico) el

Durante el México prehispánico se realizaban rituales y sacrificios humanos donde el corazón aún palpitante de una mujer joven era introducido en una olla con semillas de amaranto. El sacerdote que encabezaba el ritual tenía el honor de morder el corazón bañado en amaranto como agradecimiento a los dioses.

Ya se acerca la temporada del mi pan favorito. #pandemuerto #azucar #tradicionmexicana #cuernavaca #octubre

Una foto publicada por Fernanda Argandar (@argandaramy) el

Cuando los españoles llegaron a México, rechazaron este tipo de actos y sustituyeron el corazón humano por un pan hecho de harina de trigo. Para conservar algunos elementos simbólicos de los antiguos rituales prehispánicos, los españoles le dieron forma de corazón al pan y lo bañaron en azúcar roja. Aunque esta es una de las explicaciones más conocidas del origen del pan de muerto, existen otras versiones que se remontan a los primeros pobladores de Mesoamérica. Mucho antes de la llegada de los españoles, los indígenas moldeaban “alegrías” (sí, el dulce de amaranto) en forma de sus dioses. De manera simbólica, lo sacrificaban y le sacaban el corazón. Después, se repartían algunos trozos del pan para compartir las bondades de los dioses entre todo el pueblo.

Uno de los perks de llegar a casa de Doña Gina! 😃 #pandemuerto #gordoforever

Una foto publicada por Claudio Flores (@claudiofdl) el

El pan de muerto ha evolucionado mucho hasta llegar a su forma actual. Y, si bien su significado también ha cambiado, existen algunos elementos que aún hacen referencia a sus orígenes. El círculo que se encuentra en la parte superior representa el cráneo o el corazón del difunto, y las cuatro gotitas son los huesos.

Uno de los perks de llegar a casa de Doña Gina! 😃 #pandemuerto #gordoforever

Una foto publicada por Claudio Flores (@claudiofdl) el

Es cierto que esta es la forma más conocida del pan de muerto, sin embargo, existen más de 900 variedades. Dependiendo de la región del país y del difunto a quien se le dedique, el pan puede tomar diversas formas. Con el objetivo de poner un  pan que celebre al difunto, la forma del pan varía: conejos, borregos, caballos e, incluso, partes del cuerpo, para hacer referencia al motivo de su muerte. Ahora que ya conoces más sobre la historia del pan de muerto, ¿cómo vas a querer el tuyo? ¿Cubierto con azúcar, ajonjolí o relleno de nata?

Te recomendamos estas recetas:

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Decidir qué comer toma tiempo, pero además de eso, luego tenemos que invertir unos minutos más en la cocina, así que saber qué el betabel se come crudo, por ejemplo, resulta muy útil.Y no sólo el betabel, existen muchas verduras que se pueden comer crudas, tienen gran sabor y otros muchos beneficios de comerlas sin cocinarlas.De hecho, comer alimentos crudos es algo conocido y existe una dieta en la que la gente intenta sólo consumir comida de esta forma y la mayoría de las personas que siguen la dieta de alimentos crudos comen solo alimentos de origen vegetal.Pero si tú sólo quieres descubrir cuáles podrías añadir a tu ensalada cualquier día en el que no quieres cocinar.BetabelSí, el betabel se puede comer crudo, ya sea que lo hagas en jugos o lo comas en tu ensalada, este vegetal sabe muy bien crudo, debido a su alto contenido de azúcar. Además, son una excelente fuente de ácido fólico de fibra, manganeso y potasio.Champiñones No a todos les gustan los champiñones cocidos y mucho menos crudos, pero son muy buenos si se comen así. Se les puede echar aceite de oliva y un poco de sal y saben delicioso. Hay alrededor de diez tipos de hongos que se pueden comer crudos, incluidos shiitake, champiñones, portobello y botón.Brócoli Comer brócoli crudo puede ser una adición nutritiva a tu dieta, pues el brócoli es una buena fuente de vitamina C y algunos métodos de cocción a veces disminuyen su contenido. Sin embargo, es importante limpiarlo con agua fría y tallar con los dedos para limpiar cualquier lugar sucio y luego secarlo.Coliflor La coliflor, como el brócoli, es una verdura de la familia crucífera, por lo que también puede comerse cruda sin ningún problema, siempre y cuando la limpies antes de consumirla. Puedes disfrutar de los ramilletes de coliflor crudos como un aperitivo bañado en hummus u otros dips.Coles de Bruselas No a todos les gustan, pero las coles de Bruselas no tienen que comerse cocidas. Se pueden comer crudas, ralladas, por ejemplo. Como es de esperarse, tendrán un sabor muy similar al de las coles.CalabacitaAunque la calabacita suele confundirse con un vegetal, botánicamente está clasificado como una fruta y es seguro comerla cruda con pocos o ningún efecto secundario. Sin embargo, ocasionalmente te puede tocar una extremadamente amarga. Esta amargura proviene de las cucurbitacinas, una clase de compuestos que se ha relacionado con envenenamiento y muerte en ovejas y vacas. En humanos, se han relacionado con náuseas, vómitos, diarrea o pérdida de cabello, pero esto ocurre principalmente aquellas que contienen grandes cantidades de cucurbitacinas, no variedades cultivadas comercialmente.PimientosComer pimientos crudos es definitivamente mejor que cocinarlos, pues un pimiento mediano tiene alrededor de 32 calorías y contiene muchísima vitamina C, (aproximadamente 150% del valor diario recomendado), la cual se descompone si se cocina por encima de 190 °C. Comerlo crudo también ayuda a prevenir la aterosclerosis, que puede provocar enfermedades cardíacas.Con estas verduras que puedes comer crudas, podrás hacerte una gran ensalada ligera y nutritiva en poco tiempo, sin necesidad de encender la estufa.
Hacer pan de zanahoria es quizá una de las formas más accesibles de empezar a hornear. Los ingredientes son sencillos, zanahorias, vainilla, huevo, aceite, canela, azúcar, polvo para hornear, sal y harina es todo lo que necesitas para prepara este postre que ya es un clásico.Los orígenes del pastel de zanahoria no están del todo claros, pues hay una receta en inglés para hacer “pudín en una raíz de Carret (sic)” que data de 1951, pero esta es esencialmente una zanahoria rellena que incluye muchos elementos comunes al postre moderno.Desde ahí, ha evolucionado mucho y se ha vuelto muy popular en sus versiones caseras, porque es una forma de comer pan dulce controlando el azúcar que lleva, por ejemplo.Pero aunque es una receta sencilla, si eres primeriza lo más seguro es que tengas huecos del proceso que pueden ser llenados perfectamente por estos tips y así tendrás como resultado el pan de zanahoria perfecto.1. No tengas miedo al hornoCada horno es diferente. Si tu receta, por ejemplo, dice que hornees tu pan durante 30 minutos pero a los 20 ya huele a que algo se quema, no temas a abrir el horno, meter un palillo y asegurarte de que todo va bien con tu pan. Sigue tu olfato y tu intuición, las posibilidades de que tu horno explote si lo abres son mínimas. 2. Engrasa bien el moldeEl miedo aquí es usar demasiada mantequilla porque es una grasa, pero recuerda que el engrasado sirve para crear una barrera entre el molde y la mezcla, no te preocupes, tu pan no lo absorberá por completo. Para que esta barrera funcione, la mejor técnica es untar con suficiente mantequilla el molde (no tengas miedo a dejar una buena capa) y después enharinarlo. 3. Elige ingredientes de calidadExiste una gran diferencia de sabor al usar extracto de vainilla y saborizante de vainilla, así que no te limites cuando de elegir un ingrediente de calidad se trata. Piensa que este ingrediente puede ser costoso, pero te rendirá para otros platillos o para muchos panes de zanahoria. Además, el extracto suele tener mucho menos contenido de azúcar que los saborizantes.4. Las medidas sí importanLa repostería es caprichosa y añadir más o menos de algún ingrediente siempre tendrá un resultado súper diferente, así que si estás comenzando a hornear, intenta ser muy estricta con las medidas, para que la mezcla quede como idealmente debería.5. Invierte en herramientasUna batidora, unas tazas medidoras e incluso un molde de silicón podrían ser la clave para que tu pan de verdad quede perfecto. Si inviertes en un molde de silicón, esto te ahorrará el paso de engrasar tu molde. Así que si hornear panqué o cupcakes o cualquier otro bizcocho te ha gustado mucho, estas compras valdrán mucho la pena.Es probable que una vez que hagas tu primer pan de zanahoria no quede perfecto, pero no dejes de intentar y de buscar tus propios trucos y adaptarlos a tu receta. La práctica hace al maestro y los resultados llegarán a ser deliciosos. Te lo aseguramos.Recuerda que además de pan o pastel, hay muchas variaciones de pasteles de zanahoria que puedes hacer, como unos hot cakes, por ejemplo, la mezcla de zanahoria con harina puede ser muy versátil.
Hay muchas comidas que van bien juntas y que incluso no las puedes imaginar una sin la otra, por ejemplo, cereal con leche, ensalada y aderezos o hamburguesas y papas a la francesa. Sin embargo, hay formas mejores de emparejar la comida que te ayudan a absorber más nutrientes.Se trata de la química detrás de los alimentos y esta puede tener un impacto importante en el beneficio que obtienes de ellos, pues puede aumentar la absorción de nutrientes importantes y la efectividad de los antioxidantes. Para que ahora hagas combinaciones más nutritivas y no sólo de sabor, te dejamos una lista con los alimentos que juntos te ayudan a absorber más nutrientes.Espinacas con fresasPara absorber mejor el hierro a base de plantas, necesitas darle un pequeño impulso con una fuente de vitamina C. ¿Por qué? Porque la vitamina C ayuda a descomponer el hierro de forma que el cuerpo pueda absorber más fácilmente. Es decir, la absorción del hierro será mucho mayor si los nutrientes se combinan en una sola comida, de acuerdo con una investigación publicada en el American Journal of Clinical Nutrition. Otras opciones además de comer espinacas con fresas es agregar un poco de limón o jugo de naranja a una ensalada de espinacas, mezclar manzanas picadas en un plato de lentejas, o comer frijoles con pimientos rojos.Tomates y aceite de olivaEn cada tomate encontrarás licopeno (el carotenoide que le da el color al tomate), un antioxidante útil para prevenir enfermedades. Cocinar los tomates, así como servirlos con un poco de aceite de oliva, ha demostrado mejorar la absorción del fotoquímico en el cuerpo. Una salsa de tomate con aceite de oliva, rociar aceite de oliva sobre tomates al horno, o añadir aceite de oliva a tu ensalada son buenas formas de aprovechar los carotenoides.Frijoles o garbanzos con arrozAdemás de los beneficios de las proteínas complementarias de los frijoles y el arroz, si los comes juntos obtendrás beneficios inesperados porque esto hace que sea más fácil para tu cuerpo regular los carbohidratos y también ayuda a prevenir picos de azúcar en la sangre y fallas de energía.Salmón y naranjasComer alimentos que ofrecen vitamina D, como el salmón, el atún, las yemas de huevo o alimentos fortificados como la leche y bebidas no lácteas como la leche de soya y el jugo de naranja, con alimentos que proporcionan calcio, como col rizada, brócoli, higos secos, naranjas y productos lácteos te ayudará a mantener los huesos saludables, pues el combo de vitaminas y minerales hace que la forma activa de vitamina D cause una cascada de efectos que aumenta la absorción de calcio en la dieta en los intestinos.Estas combinaciones de comida son sencillas y te aseguran un aprovechamiento óptimo de los nutrientes. Aquí te dejamos además algunas recetas para que te sea más fácil incluirlas en tus comidas de la semana.Ensalada de espinacas con fresasCongri: arroz con frijolesEnsalada de frijoles con vinagreta de albahaca
La gastronomía de Colombia es un agasajo de sabores y combinaciones que nadie puede resistir y así como lo demuestran sus populares platillos como el sancocho o la bandeja paisa, los postres típicos de Colombia también tienen mucho que ofrecer. Es por eso que te presentamos los mejores platillos colombianos dulces que tienes que conocer. Arequipe Sin duda, el arequipe es el postre colombiano por excelencia: se trata de una crema muy similar al dulce de leche, la cual la utilizan para completar otros postres o la sirven con obleas y galletas saladas. ¿Lo has probado? Plátanos calados Otro postre típico de Colombia que conquista a todo aquel que lo prueba es el plátano calado, parecido a los plátanos machos fritos en México. En Colombia se preparan con mantequilla, azúcar morena, natilla y se acompañan con helado de vainilla. Son un postre casero con la sazón de las abuelas. MielmesabeEl mielmesabe, también conocido como cortada o miguelucho, es un postre colombiano originario de la región cundiboyacense. Está hecho a base de leche cortada, piloncillo y especias. ¿Lo acompañarías con algún otro postre?Arroz con leche Arroz con lecheEl arroz con leche es un postre popular en todo América Latina, pero en Colombia es muy común consumirlo después del ajiaco o sancocho. El arroz con leche colombiano tiene un toque muy casero que se prepara con canela, leche y arroz. Cocadas Un postre típico de Colombia que no te puedes perder son las cocadas, típicas de la zona costera. Las cocadas de Colombia se preparan con leche condensada, coco rallado y aceite en aerosol y son muy fáciles de hacer. ¡Su sabor es delicioso! Merengón El merengón es uno de los postres típicos de Colombia más aclamados por el público. Este dulce es muy parecido al típico merengue en México y se elabora con crema blanca, crema de fruta y tu fruta favorita. Mazamorra El maíz es un ingrediente indispensable en la gastronomía colombiana ya que no sólo se usa en los guisados, sino también en los postres como la mazamorra, una sopita dulce de maíz con queso panela, leche y canela en polvo. Su consistencia es muy similar al arroz con leche. Probar los postres típicos de Colombia es aventurarte a un viaje de sabor por todo el país, ¿por qué postre te gustaría empezar?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD