¿Qué hacer después con la comida de la ofrenda?
Halloween y Día de Muertos

¿Qué hacer después con la comida de la ofrenda?

Por Kiwilimón - Octubre 2019
Día de Muertos es una fiesta reconocida en el mundo entero que da identidad a todos los mexicanos. Su colorido, sus olores, las tradiciones y todo lo que la rodea hace que sea una experiencia de sensaciones y muchos sentimientos.

Sin duda, el elemento más importante dentro de este festejo es la ofrenda de muertos. La ofrenda es una gran tradición mexicana que debemos preservar y que consiste en varios pisos, donde se fusionan el sincretismo de las religiones prehispánicas con la religión católica.

Los niveles básicos de una ofrenda de muertos son el cielo y la tierra, pero puede tener hasta siete niveles, donde cada escalón simboliza los pasos necesarios para llegar a Mictlán, el inframundo en la mitología mexicana y el lugar del eterno reposo.

Así, la ofrenda se coloca sobre una mesa, en alguna habitación dentro del hogar, y será éste el lugar donde estarán las ofrendas del Día de los Muertos, para las almas que vengan de visita.

Según la creencia, los objetos y la comida colocada en la ofrenda atraen a los espíritus y sirven para facilitar el viaje desde Mictlán hasta las casas de sus familiares, con el fin de disfrutar una noche de fiesta, con ellos, una vez más.

Se sabe que hay que que poner la comida que le gusta a nuestros seres queridos que han fallecido, pero ¿qué se hace con la comida de la ofrenda de Día de Muertos después?

A pesar de que la tradición dicta que los familiares vienen del más allá para disfrutar de la comida y muchas personas creen que después de la visita los alimentos quedan sin sabor, te daremos algunas opciones de lo que se puede hacer con la comida al quitar la ofrenda.

En realidad, la mayoría de los alimentos se pueden comer y, en algunas ocasiones, se reparten entre las personas que ayudaron a colocar el la ofrenda.

Algunos alimentos preparados, como guisados, es mejor desecharlos, pues no es higiénico comerlos después, debido a los días que estuvieron en la intemperie.

Si ya sigues prácticas de reciclaje de alimentos en casa, no dudes en hacerlo con estos alimentos también.

Ahora que lo sabes, no queda más que disfrutar de estos momentos en familia y para preservar nuestras tradiciones.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Durante los últimos años se ha puesto de moda el término “cerveza artesanal” para referirse a una bebida de calidad, en la que se cuidan los procesos de elaboración, sin embargo, conforme a Cerveceros de México, “la cerveza artesanal no es otra cosa más que cerveza”.En su visión, este término más que referirse a una bebida lo hace a un movimiento que busca rescatar y reinterpretar la diversidad de estilos de cerveza que hay en el mundo, bebidas llenas de aromas, sabores e identidad.A continuación, te presentamos cuatro cerveceras artesanales mexicanas que están siendo parte del desarrollo de esta “cultura cervecera” en nuestro país y fuera de él.Monstruo de AguaEs una de las que cuenta con una mayor variedad de cervezas. Tiene ediciones especiales, todas usando ingredientes muy mexicanos y sabores poco usuales para una cerveza, higo, caña, maguey y hasta cempasúchil.HérculesNacida y establecida en Querétaro, está marca ofrece una gran variedad de opciones para todos los gustos. La de jamaica es una grata sorpresa. Como tip, te recomendamos visitar su fábrica y disfrutar de una buena comida al aire libre.Cru CruEsta casa cervecera nacida en el corazón de la Roma cuenta con cuatro distintas opciones, que van desde los sabores más relajados como la Cru Cru American Lager hasta sabores más experimentados como la Gose con Chapulines.Cervecería ReformaSu fábrica se encuentra en la Obrera y cuenta con dos opciones, la Templo Mayor, una ale roja perfecta para acompañar carnes condimentadas, quesos y postres. y la Magna Imperial, es estilo Kolsch y se lleva bien con carnes grasas, tacos y mariscos.
Los ingredientes básicos de un jugo verde suelen incluir espinaca, pepino y apio, pero es un hecho que a esta base se le pueden añadir varios complementos para darle más sabor o incluso para que beneficie en específico a una función del cuerpo, por ejemplo, a la digestión.Los fanáticos del jugo verde afirman que esta bebida ofrece numerosos beneficios para la salud, que incluyen una mejor digestión, pérdida de peso, reducción de la inflamación y aumento de la inmunidad.Esta bebida hecha de jugos de vegetales verdes no tiene una receta oficial, pero entre los ingredientes más comunes también podemos contar kale, acelgas, pasto de trigo, perejil y menta. Esto puede hacer que el jugo verde tenga un sabor amargo, así que se le agregan pequeñas cantidades de fruta, que puede ser verde o no, para endulzarlo y mejorar su sabor, como manzanas, moras, kiwi, limones, naranja y toronja.Dentro de una dieta equilibrada y saludable, el jugo verde no es un sustituto puede tener muchos de los beneficios que conlleva comer más frutas y verduras. Principalmente porque los vegetales verdes y sus jugos son muy buenas fuentes de varias vitaminas esenciales, minerales y compuestos vegetales beneficiosos. La investigación sugiere que comer verduras de hoja verde a diario puede ayudar a reducir la inflamación, el riesgo de enfermedades cardíacas y el riesgo de deterioro mental relacionado con la edad. También hay evidencia de que ciertos compuestos en el jugo fresco pueden funcionar como prebióticos, que alimentan y apoyan el crecimiento de bacterias beneficiosas que viven en su tracto digestivo.¿Qué ingredientes añadirle al jugo verde para adelgazar?El jugo verde puede ser un componente nutritivo de una dieta cuando lo bebes con moderación y no lo usas para reemplazar frutas y verduras enteras. Como parte de una dieta revisada por un profesional, sí puede ser un aliado para adelgazar.Es importante tener en cuenta que si será parte de tu dieta, como en nuestro reto détox, lo mejor será preparar un jugo verde fresco en casa, para así usar ingredientes de calidad y tener control sobre los azúcares añadidos.Las nutriólogas de casa nos dieron algunos consejos para mejorar nuestro jugo, así que si ya tienes tu receta confiable de jugo verde, considera probar con añadir alguna de estas opciones cuando lo prepares.Para Mayte Martín del Campo, añadir jengibre no sólo le da un toque especial de sabor, sino que este ingrediente “ayuda mucho para la digestión, el nopal también es muy usado y puede ayudar a nivelar la glucosa en la sangre, y como tiene mucha fibra, te mantiene satisfecho”, nos recomienda.Y si le quieres dar un toquecito dulce, ella sugiere usar frutas como naranja, moras o una cucharadita de miel y recordar siempre “no rebasar la cantidad permitida de azúcar, por eso se recomienda 1/2 fruta + 1 cucharadita de miel, o bien, usar sólo la fruta”. La nutrióloga Jennifer Ascencio también es partidaria del jengibre y ella indica que sea un pedacito pequeño, pues sirve mucho para desinflamar, “un día puede ser con jengibre y otro, con cúrcuma, sólo la puntita de una cuchara, para que no quede tan fuerte de sabor, podrías incluso agregarle el jugo de un par de limones para que aumente la vitamina C”.Gina Rangel usa manzana, piña, pepino, espinaca, apio y cilantro en su jugo verde y nos contó que el ingrediente secreto es el cilantro. “Si le agregas manzana, te ayuda la digestión y a tener una microbiota saludable, porque es un prebiótico.” La ingesta rutinaria de prebióticos está relacionada con numerosos beneficios, que incluyen la reducción del estreñimiento, el mantenimiento del peso y la mejora de la función inmunológica.“Si le pones piña, esta nos ayuda a darle un toquecito de dulce, de azúcar natural, que nos da mucha energía, mientras que el pepino te da la sensación de saciedad y es pura agua, por lo que es súper hidratante. La espinaca aporta muchísimo hierro, el apio, fibra y el cilantro es un diurético natural espectacular”.El jugo verde, aunado a una dieta equilibrada y apta para tus necesitades, además de la actividad física constante, sí pueden ayudarte a adelgazar o mantenerte en tu peso, así que consulta a un profesional y prueba con estos ingredientes que puedes añadir a tus jugos verdes para adelgazar.
Existe una realidad: el cuerpo se intoxica. Lo intoxicamos. Los eufemismos nos alcanzan: “No, no es nada”, decimos cuando los órganos comienzan a quejarse. Ignoramos que se comunican a través de sensaciones para que los miremos, para que observemos el foco rojo que nos prenden. Nos lo dice también la piel manchada y opaca. Nos lo anuncia el sueño que se fuga entre episodio y episodio surrealista. Nos lo indica la falta de energía. El inicio de año es quizás la mejor orilla para aventarse a las nuevas aventuras. Hay que comenzar de nuevo. Un cumpleaños, una luna nueva, un lunes: todo sirve. Los puntos de partida nos empoderan para alejarnos de lo tóxico en nuestras vidas –a la pareja desinteresada, a esa perversa muletilla, al amigo que nos quita paz, a los alimentos que nos podrían estar envenenando sin siquiera detenernos a mirar su mal–.  Israel Chirino, experto en trofología, indica que lo ideal es someter al cuerpo a un détox tres veces al año, pero que si no se puede, con una vez está bien. “Las 24 horas del día estamos en contacto con toxinas, ya sea a través de la alimentación, a través de la respiración, a través del contacto con algún cosmético, alguna crema que vaya en la piel”, confirma el también llamado Trofoamigo. Para nuestra experta en nutrición clínica, Jennifer Asencio, es recomendable hacer desintoxicación después de las comilonas de fin de año, pues lo que conseguiremos mediante una restricción es atajar el camino hacia nuestras metas de salud anuales: bajar de peso, liberarnos del colesterol, dejar atrás el hígado graso. La desintoxicación ayuda a liberar las toxinas de aquellos órganos dedicados a eliminar sustancias del cuerpo, por ejemplo, los pulmones, el hígado, los riñones o el colón. Cuando existe en ellos una acumulación de toxinas comienzan también los malestares o, peor aún, las enfermedades. No lo podemos negar. Algunas veces tomamos decisiones incorrectas sobre lo que ponemos sobre el plato. A veces no es a veces, es siempre. Y ponemos carnes procesadas, azúcares en exceso, sal yodada, harinas refinadas o grasas trans que al no poder ser procesadas por el organismo –por su cantidad, por su frecuencia– el organismo deja de asimilarlos y de desecharlos. Esto produce reacciones inmunitarias en nuestro sistema. “Es necesario neutralizarlos para que no nos causen otro tipo de problemas como mutaciones celulares, que a la larga podrían desarrollar tejidos cancerígenos, etcétera”, asevera Israel. Pasa igual en la afinación y el balanceo de los automóviles. Hay que realizar un détox habitualmente para mantener el correcto funcionamiento de los órganos, el metabolismo, la piel, el sueño y mejorar la calidad de vida. La forma de conseguirlo es restablecer la armonía biológica del cuerpo, “se trabaja mucho con el balance ácido-alcalino para lograr una homeostasis. Lo que busca la desintoxicación es recuperar ese equilibrio entre ambos”, afirma Israel. Existen varios tipos de desintoxicación, pero lo que el Trofoamigo recomienda es que sea biocompatible al organismo, que aquello que elijamos sea una fuente de enzimas y nutrientes vivos. Otros métodos incluyen suplementos, pero según sus recomendaciones, hay que elegir lo más natural. No se trata de comer aire. En la viña de la desintoxicación existen alimentos bondadosos, elementales, que nos ayudan a eliminar lo que al cuerpo le sobra. Chirino recomienda lo verde: las lechugas, las acelgas, las espinacas. Recomienda que sean orgánicas, de cultivos locales.Nos pide poner suma atención a la hidratación, porque no toda el agua es buena: para hacerla potable algunas veces se somete a un exceso de cloración que podría dañar los riñones. Lo mejor es el agua ligeramente mineralizada, ionatada y viva. “Actualmente en el mercado existen filtros para lograr este tipo de agua. Existen incluso en versión portátil”, dice. Nos insta a comer ingredientes crudos, o al menos ligeramente cocidos, que todavía se sientan crocantes a la mordida, evitar los alimentos procesados y el alcohol. No disfrazar la comida con aderezos excesivos o demasiada miel, hacer la desintoxicación en plena conciencia. Por su parte, Jennifer Asencio recomienda comenzar con un ayuno de 12 a 16 horas, tomar té verde, pues “ayuda muchísimo a limpiar las vías urinarias, las vías hepáticas y biliares, así como acrecentar la microbiota del intestino. Esto produce cambios en el pH del organismo y mejora las condiciones para que haya más bacterias buenas y benéficas para el intestino”. Adicionalmente, afirma que tomar vinagre de manzana en ayunas mejora la motilidad del intestino y ayuda a limpiar más fácil las vías urinarias y hepáticas. Con un juguito en la mañana el détox no demostrará todas sus bondades. Según lo que nos cuentan los expertos, hay que hacer un tratamiento completo, un cambio de hábitos por algunos días que reinicie el organismo de pé a pá. No estás solo en tus metas de salud. Nuestras nutriólogas de casa elaboraron este reto détox para que empecemos el año de forma más saludable. Lo comenzaremos juntos el 10 de enero y dura diez días, ¿nos acompañas? 
Los ingredientes básicos de un jugo verde suelen incluir espinaca, pepino y apio, pero es un hecho que a esta base se le pueden añadir varios complementos para darle más sabor o incluso para que beneficie en específico a una función del cuerpo, por ejemplo, a la digestión.Los fanáticos del jugo verde afirman que esta bebida ofrece numerosos beneficios para la salud, que incluyen una mejor digestión, pérdida de peso, reducción de la inflamación y aumento de la inmunidad.Esta bebida hecha de jugos de vegetales verdes no tiene una receta oficial, pero entre los ingredientes más comunes también podemos contar kale, acelgas, pasto de trigo, perejil y menta. Esto puede hacer que el jugo verde tenga un sabor amargo, así que se le agregan pequeñas cantidades de fruta, que puede ser verde o no, para endulzarlo y mejorar su sabor, como manzanas, moras, kiwi, limones, naranja y toronja.Dentro de una dieta equilibrada y saludable, el jugo verde no es un sustituto puede tener muchos de los beneficios que conlleva comer más frutas y verduras. Principalmente porque los vegetales verdes y sus jugos son muy buenas fuentes de varias vitaminas esenciales, minerales y compuestos vegetales beneficiosos. La investigación sugiere que comer verduras de hoja verde a diario puede ayudar a reducir la inflamación, el riesgo de enfermedades cardíacas y el riesgo de deterioro mental relacionado con la edad. También hay evidencia de que ciertos compuestos en el jugo fresco pueden funcionar como prebióticos, que alimentan y apoyan el crecimiento de bacterias beneficiosas que viven en su tracto digestivo.¿Qué ingredientes añadirle al jugo verde para adelgazar?El jugo verde puede ser un componente nutritivo de una dieta cuando lo bebes con moderación y no lo usas para reemplazar frutas y verduras enteras. Como parte de una dieta revisada por un profesional, sí puede ser un aliado para adelgazar.Es importante tener en cuenta que si será parte de tu dieta, como en nuestro reto détox, lo mejor será preparar un jugo verde fresco en casa, para así usar ingredientes de calidad y tener control sobre los azúcares añadidos.Las nutriólogas de casa nos dieron algunos consejos para mejorar nuestro jugo, así que si ya tienes tu receta confiable de jugo verde, considera probar con añadir alguna de estas opciones cuando lo prepares.Para Mayte Martín del Campo, añadir jengibre no sólo le da un toque especial de sabor, sino que este ingrediente “ayuda mucho para la digestión, el nopal también es muy usado y puede ayudar a nivelar la glucosa en la sangre, y como tiene mucha fibra, te mantiene satisfecho”, nos recomienda.Y si le quieres dar un toquecito dulce, ella sugiere usar frutas como naranja, moras o una cucharadita de miel y recordar siempre “no rebasar la cantidad permitida de azúcar, por eso se recomienda 1/2 fruta + 1 cucharadita de miel, o bien, usar sólo la fruta”. La nutrióloga Jennifer Ascencio también es partidaria del jengibre y ella indica que sea un pedacito pequeño, pues sirve mucho para desinflamar, “un día puede ser con jengibre y otro, con cúrcuma, sólo la puntita de una cuchara, para que no quede tan fuerte de sabor, podrías incluso agregarle el jugo de un par de limones para que aumente la vitamina C”.Gina Rangel usa manzana, piña, pepino, espinaca, apio y cilantro en su jugo verde y nos contó que el ingrediente secreto es el cilantro. “Si le agregas manzana, te ayuda la digestión y a tener una microbiota saludable, porque es un prebiótico.” La ingesta rutinaria de prebióticos está relacionada con numerosos beneficios, que incluyen la reducción del estreñimiento, el mantenimiento del peso y la mejora de la función inmunológica.“Si le pones piña, esta nos ayuda a darle un toquecito de dulce, de azúcar natural, que nos da mucha energía, mientras que el pepino te da la sensación de saciedad y es pura agua, por lo que es súper hidratante. La espinaca aporta muchísimo hierro, el apio, fibra y el cilantro es un diurético natural espectacular”.El jugo verde, aunado a una dieta equilibrada y apta para tus necesitades, además de la actividad física constante, sí pueden ayudarte a adelgazar o mantenerte en tu peso, así que consulta a un profesional y prueba con estos ingredientes que puedes añadir a tus jugos verdes para adelgazar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD