10 Tips para no subir de peso en navidad
Navidad

10 Tips para no subir de peso en navidad

Por Kiwilimón - December 2015
Vaya que a muchas se nos da por comer de más en estas fechas, y cuando llega el mes de enero la báscula y nuestros jeans nos hacen sentir culpables. Por ello, te traemos estos sencillos tips para disfrutar de las fiestas decembrinas sin remordimientos.
  1. No castigues a tu estómago
 Creemos que no comer en todo el día y esperar hasta la noche para compensar nuestra hambre es una buena manera de no ganar peso. Eso es un gran error, pues así es más fácil que tu cuerpo acumule grasa para que tu estómago cumpla con sus funciones.
  1. Mantente activa
 No porque sea época de vacaciones significa que vas a desertar de ir al gimnasio o salir a correr por las mañanas. Si tu familia está en casa, es un buen pretexto para ejercitarse juntos. Baja de peso con la dieta de la manzana

  1. Compra solo lo necesario
Aunque vayas a tener invitados para la cena de navidad, no quiere decir que tienes que llenar tu despensa con cajas de dulces, chocolates y papas fritas.
  1. No te excedas en el alcohol
Generalmente mezclamos las bebidas alcohólicas con jugos artificiales y refrescos de sabores, eso podría contribuir a que subamos de peso más rápido por la cantidad de calorías que estos contienen. Prepara este rico ponche de frutas
  1. Ojo con las porciones
     No estamos diciendo que te prives de ricos platillos o uno que otro postre, solo trata de comer pequeñas porciones y aprende a decir “no” cuando te ofrezcan otra ración.
  1. Prepara ensaladas
     Sí, sabemos que el puré de papa es de lo más delicioso para acompañar el pavo, solo trata de combinarlo con una buena ración de verduras o ensalada verde. Verás que los vegetales te harán sentir satisfecha. Elige entre las variadas y saludables ensaladas navideñas que tenemos para ti
  1. Mastica bien
 Un tip para que no arrases con todos los platillos que hay en la mesa, es tomarte tu tiempo para masticar cada alimento, pues el estómago tarda de 15 a 20 minutos en indicarle al cerebro que ya se siente lleno.
  1. No solo se trata de comer
 Tal vez lo primero que pensamos cuando escuchamos ‘cena de navidad’ es en comida, pero ¿qué no este momento se trata de convivir con los seres queridos? Platicar con los demás o mejor aún levantarte a bailar, te distraerá de la tentación de seguir comiendo. Mira los originales tips para decorar tus regalos de navidad
  1. Come antes un snack
Algo pasa que cuando llegamos a esa reunión de fin de año comemos todo lo que tenemos en frente. Antes de salir de casa, consume algo ligero como una manzana, galletas de avena o un puñado de frutos secos.
  1. Reparte lo que sobró
Es una gran manera de no tener tanta comida en casa y pensar que debes acabártela, y por supuesto es un buen gesto el de compartir con tus invitados. Prepara estas deliciosas galletas de blueberry con yogur Haz click aquí y prepárate para la temporada navideña con estos tips y recetas que traemos para ti  

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
Además de ser una bebida rica, el té aporta muchas propiedades positivas para el buen funcionamiento de nuestro organismo. Por ejemplo, el té rojo cuenta con beneficios que pueden ayudarte a prevenir enfermedades.Tomar té aporta una gran cantidad de nutrientes y antioxidantes, vitaminas, minerales que nos ayudan a fortalecer las defensas del cuerpo y a evitar el daño celular. También ayuda a algunas personas que tienen un déficit de hierro, contribuye a una correcta hidratación y por sus propiedades diuréticas, ayuda a eliminar toxinas del cuerpo.Estas son propiedades que todos los tés tienen, sin embargo, un té que ha cobrado popularidad de un tiempo a la fecha por ser auxiliar en la pérdida de peso es el té rojo. El té rojo, también conocido como Pu Erh, es originario de China y en la antigüedad era utilizado como medicina, pues ayudaba a prevenir enfermedades y puede ser un gran aliado para controlar el peso. Gracias a sus propiedades diuréticas y digestivas, el té rojo se convierte en un buen amigo para conseguir adelgazar, acelerar el metabolismo y su acción diurética impide la retención de líquidos. De hecho, se ha demostrado que el té rojo mejora los niveles celulares de la lipasa, cuya función es bloquear la acumulación de grasa en las vísceras.En cuanto a la digestión, tomar una taza de té rojo tras una comida pesada te ayudará a que los ácidos gástricos se muevan mejor, por lo que mejorará la metabolización de los alimentos. Si decides tomar una taza de té rojo media hora después de comer, comenzarás a notar rápidamente sus beneficios. Con ello, tu cuerpo absorberá mucho mejor los nutrientes y eliminará con mayor facilidad las toxinas.Además de ser buenísimo para el aparato digestivo y los riñones, el té rojo también cuida de tu hígado y ayuda a prevenir la gota, lucha contra los altos niveles de ácido úrico, elimina toxinas y es un buen remedio contra las “crudas”.Conocer todos los beneficios de este té tradicional implica también tomar en cuenta que al igual que otros tés, contiene cafeína, teína y teobromuna, que son sustancias estimulantes, por lo que no debes exceder las 5 tazas de esta maravillosa bebida.
La comida es uno de los negocios más redituables en el mundo, pues no sólo todos los seres humanos necesitamos alimentarnos para mantenernos con vida, sino que probablemente sea una de las cosas en las que más gastamos.Así que poner un negocio de comida no es una idea loca y si lo estabas considerando, pero no sabes ni por dónde empezar, estas son algunas de las cosas básicas que debes saber antes de empezar y tomar en cuenta, como inversión, lugar, tipo de comida.ConceptoEn nuestro país existe una enorme variedad de negocios de comida enfocados a diferentes sectores socioeconómicos, por lo que debes saber a qué tipo de público enfocarás tu negocio.Si te gusta la comida mexicana, no tienes que limitarte a un solo platillo, para que de esa forma los clientes tengan una gran variedad para escoger su alimento, al igual que en las bebidas.La importancia de definir un concepto es con el fin determinar tu inversión, aunque esta no es exacta, ya que los insumos varían en sus costos, por ejemplo, en negocios con comidas extranjeras la materia prima suelen ser de exportación.CostosUna vez que tengas establecido el tipo de negocio que tendrás, debes establecer los costos, los cuales se dividen en fijos y variados.Los costos fijos serán los gastos que realizarás y los cuales no cambiarán, por un tiempo, tales como la renta del local o sueldo de los empleados. Así sabrás cuánto dinero corresponde a esos gastos y cuánto te corresponde a ti.Los gastos variables son aquellos que dependen de las ganancias o pérdidas de tu negocio. Por ejemplo, si vendes tacos, el costo del kilo de bistec es de 160 pesos aproximadamente, mientras que el de tortilla es de 13 pesos y contiene alrededor de 35 pieza, por lo que más o menos saldrían 20 tacos en los que utilizarías entre 50 y 80 gramos de carne y dos tortillas, dependiendo del gusto del comensal.A estos gastos debes agregar platos, servilletas, además de los ingredientes para salsas, guacamole u otros ingredientes como papas, frijoles o nopales para complementar el plato fuerte, por lo que busca comprar los insumos al por mayor.PublicidadLo primero que debes hacer es darte a conocer, por lo que podrías reducir los costos o realizar promociones, todo aquello que te ayude a publicitar tu negocio. Una vez que seas sólido, podrás aumentar los costos.Recuerda que la comida es un negocio redituable pero muy competitivo, así que tienes que tener una buena planeación y, sobre todo, un gran sabor acompañado de calidad y buenos precios.
Uno de los platillos más representativos y deliciosos de la comida mexicana es, sin duda alguna, el pozole.Con cebollita, chile, orégano, rábanos, lechuga, mucho limón y de pollo, carne, verduras o como lo prefieras, el pozole es el platillo que no puede faltar en la mesa de los mexicanos sobre todo en septiembre, el mes patrio. ¿Pero alguna vez te has preguntado de dónde viene esta tradición?La palabra pozole es una derivación del náhuatl pozolli: potzonalli, apotzontli, que significan espuma o espumoso. En sus orígenes era un plato ritual de los mexicas y se consumía durante las ceremonias nahuas a Xipe Totéc: Nuestro Señor el Desollado. Entre los años 1325 y 152, se preparaba con la carne de los prisioneros sacrificados durante la celebración y se le daba un uso ceremonial, pues era servido sólo a los nobles o sacerdotes.Xipe Totéc era una deidad mexica asociada a la guerra, al maíz y a la renovación vegetal. Para desgranar al maíz había que "desollarlo" y quitarle sus hojas. Así, de la misma forma, para preparar el pozole se tenían que desollar los granos del maíz llamado cacahuacintle. Para lograr esto, ponían los granos a reposar en agua con cal durante algunas horas. Después de la llegada de los españoles, el canibalismo se prohibió y se sustituyó la carne de humano por carne de cerdo y así, el proceso del pozole ha ido cambiado a lo largo de la historia de México. En la actualidad, el pozole es diferente de acuerdo con la región donde se prepara: en el estado de Guerrero se prepara el blanco y el verde, que lleva esa tonalidad por el tomate verde o la pepita molida y en algunos lugares se le agrega chicharrón, mientras que en la Ciudad de México, Sinaloa, Nayarit y Jalisco se consume la variante roja. En algunas otras zonas costeras se le agregan mariscos y pescado. Ya sea que lo prefieras con maciza, de surtida o de pollo; rojo, verde o blanco, estas Fiestas Patrias a la hora de disfrutar un increíble pozole ya sabrás de dónde surgió esta tradición.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD