10 Tips para reducir calorías en la cena de navidad

Por Kiwilimón - December 2014

Con la llegada de la Navidad también suele aparecer unos cuantos kilos extra, debido a es una época de festejos que implican muchas cenas y comidas conmemorativas, por lo que además de moderación, es importante saber cómo reducir calorías a toda esa comida navideña.

 

Saber cómo reducir las calorías de la comida navideña no sólo de gran ayuda para mantenerte en un peso saludable, sino que además podrás disfrutar de comidas más ligeras pero, al mismo tiempo, igual de sabrosas; además, evitarás muchos dolores de estómago y otros trastornos gastrointestinales.

Claves para reducir calorías

 

La moderación es la principal clave para que toda la comida navideña no cause estragos en tu peso, pero además, existen algunos trucos que puedes realizar para restar calorías en tu cena de navidad de tus platillos favoritos sin tener que dejar de disfrutarlos, más aún si eres el o la anfitriona, de acuerdo con la nutrióloga Carmen  Haro, en entrevista con Salud180.

1. Si vas a preparar pollo o pavo, retira la piel antes de cocinarlo. 2. Si tu receta utiliza huevos, cambia cada huevo entero por 2 claras, esto no afectará el sabor de tu receta y ayudarás a disminuir el consumo de colesterol. 3. En tus menús incluye siempre ensaladas, toma en cuenta: 4. Puedes agregarles pollo. Prefiere las versiones cocidas o a la plancha. 5. Agrégales atún o salmón. 6. Puedes utilizar almendras fileteadas o nueces para dar un toque crujiente. 7. Para preparar aderezos, elige las vinagretas a base de limón o naranja. 8. Para preparar sopas, cremas, aderezos o dips para botanas, es mejor emplear yogurt bajo en grasa o crema ácida. 9. Si tus recetas utilizan leche, crema o queso, elige las versiones bajas en grasa, tendrás el mismo sabor con un menor contenido. 10. Al preparar salsas, para sazonarlas usa sartenes de teflón.

Además de estos consejos, la nutrióloga del Instituto de Nutrición y Salud Kellogg´s recomienda que si necesitas freír algún alimento, utilices aceite vegetal y  no reutilizarlo.

En cuanto al consumo de pan, típico en las cenas navideñas, prefiere las versiones a base de cereales de grano entero o sustitúyelo por tostadas horneadas sin sal. Con estas claves para reducir calorías disfrutarás una Navidad deliciosa y saludable.

Ver artículo original

Chéca estos artículos de Salud180 para llevar una vida más sana:  
Receta de Romeritos con Tortitas de CamarónRomeritos con tortitas de camarón Receta de Romeritos en RevoltijoRomeritos en Revoltijo Receta de Romeritos para NavidadRomeritos para Navidad
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Cuántas veces no hemos escuchado hablar del metabolismo, de sus maravillas para bajar de peso y de cómo a medida que crecemos, se va alentando y por eso subimos de peso?Sin embargo, realmente sabemos poco de este proceso y si es en verdad el responsable de que sea más difícil o fácil mantenernos en un peso.¿Qué es el metabolismo?Llamamos metabolismo al conjunto de reacciones químicas que se dan dentro de las células del cuerpo. Estas reacciones son las responsables de transformar todos los alimentos en el combustible para realizar actividades que van desde respirar y moverse, hasta regular la temperatura cuando hace frío o calor, además de que hacen lo posible para que las células estén sanas y funcionando correctamente. Cuando hablamos de tener el metabolismo “lento” o “rápido”, nos referimos a la velocidad con la que nuestro cuerpo realiza todas estas funciones. Y esto sí es importante en lo que respecta a nuestra tendencia a ganar o perder peso. Cuando nuestro metabolismo es más rápido, el cuerpo quema más calorías, incluso cuando no está realizando ninguna actividad física: a esto se le conoce como metabolismo basal, o sea, la energía que nuestro cuerpo consume diariamente para funcionar sin ningún tipo de actividad adicional más allá de las funciones esenciales.Aunque contar con un metabolismo rápido o no depende en gran medida de la genética de cada uno y de otras cuestiones difícilmente alterables como el sexo o la edad, a partir de los 40 años, éste se ralentiza.Sin embargo, es posible acelerarlo con determinados hábitos sobre los que sí podemos incidir.Come cada tres horasCuando pasas mucho tiempo sin comer entre comidas, el nivel de azúcar en la sangre disminuye, lo que provoca que te sientas cansado y fatigado, además de que se ralentice tu metabolismo. Si comes un snack entre comidas no pasarás hambre, consumirás menos cantidad en la siguiente comida y mantendrás acelerado tu metabolismo.Come proteínasNuestro cuerpo tarda más tiempo y necesita más energía para descomponer y digerir la proteína que para procesar otro tipo de alimentos, por lo que gasta aproximadamente 20 o 30% de las calorías que aportan las proteínas en digerirlas estas, en comparación al 5 o 15% que necesita para procesar la grasa o los carbohidratos.Toma caféPese a que hay mucha información contradictoria sobre este tema, el café es una de las pocas sustancias que aceleran el metabolismo y ayuda a la quema de grasas. La bebida es, además, un gran aliado si practicas ejercicio, ya que la cafeína aumenta los niveles de adrenalina y prepara al cuerpo para un esfuerzo físico increíble: hace que las células grasas descompongan la grasa corporal, liberándola como ácidos grasos libres, que usamos como combustible cuando hacemos ejercicio.No sólo con ejercicio se pierde peso. Si sigues estos pequeños consejos en tu dieta y en tu rutina diaria, conseguirás activar el metabolismo para quemar más calorías.
Durante la niñez, la nutrición es parte fundamental para la salud y el desarrollo de las habilidades y capacidades motrices y mentales de las personas. Si nuestros hijos tienen la alimentación adecuada, pueden evitar enfermedades como el sobrepeso, caries, anemia y hasta algunas más severas, como diabetes infantil y hasta cáncer. Pero ¿cuál es la clave de una alimentación sana? Todo se trata del balance entre cantidad y la calidad de los alimentos. Es muy importante que los niños coman de todo, pero de manera moderada y equilibrada, y que se le dé prioridad a los alimentos más naturales y sanos, como verduras y frutas, además de que se eviten los azúcares y los alimentos procesados. El Plato del Bien Comer Una buena forma de asegurarnos de que los niños ¬¬(e incluso nosotros mismos) coman correctamente es el Plato del Bien Comer, una iniciativa de la Secretaría de Salud para ayudarte a entender cómo debe ser una correcta alimentación.¿Cómo funciona el plato del bien comer?El plato del bien comer representa los tres grupos de alimentos que debes incluir en tu dieta diaria y se divide de acuerdo con sus características nutrimentales. El verde representa frutas y verduras; el amarillo representa cereales y tubérculos, y el rojo, leguminosas y alimentos de origen animal.En la zona verde podemos agrupar alimentos que se deben consumir en mayor porción, ya que son nutritivos y tienen muchos beneficios para el bienestar. En este grupo se encuentran las frutas y verduras que tienen vitaminas, minerales y fibras. Se deben consumir unas 5 piezas diarias de frutas y verduras para cumplir con las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud.Los alimentos en la zona amarilla son los cereales y tubérculos, los cuales brindan la energía necesaria para poder realizar todas las actividades diarias. Se recomienda que la mayor parte del consumo de este grupo sean cereales integrales para aumentar la ingesta de fibra.Además, se recomienda combinar esta porción del plato con leguminosas, fuente de proteínas indispensables para la formación y reparación de los tejidos.Al final, la zona roja está formada por las carnes, los pescados, los lácteos, los huevos, que proporcionan proteínas de origen animal necesarias, y las leguminosas, a las cuales se recomienda darle preferencia a su consumo.Es importante que los niños coman alimentos de todos los grupos, ya que cada uno aporta algo necesario para el organismo, pero se debe hacer en las cantidades indicadas y combinando correctamente unos grupos con otros. Esta labor de alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, y a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
Cada día estamos más cerca de Navidad y debemos anticiparnos con todos los preparativos, para que ese día sea especial y nada te estrese.Porque una de las cosas que más nos puede generar tensión es la cena navideña, pues hay muchos aspectos que tenemos que tomar en cuenta: los platillos, la decoración y sobre todo, las cantidades de todo lo que se va a consumir.Para aligerarte un poco la carga, aquí te daremos algunos tips para calcular cuánta comida cocinar para Navidad.Lo primero que tienes que hacer es una lista de invitados, con el fin de poder calcular tanto el espacio, como la comida y la bebida. Te recomendamos que cuando hagas la lista, contabilices cuántos adultos y niños asistirán, ya que a los niños suelen requerir menos cantidad por porción. BotanaConsidera dar algunos bocadillos antes de la cena, puedes poner algunas verduras crudas, quesos, o carnes frías. Para calcular cantidades, toma en cuenta 6 bocadillos por persona, aproximadamente, y de 45 a 60 gramos de dip, queso y carnes frías, y 2 o 3 rebanadas de pan o vegetales.Botanas NavideñasSopas o caldosAunque no es muy típico, puede que quieras servir alguna sopa o caldo y la ración correcta es de máximo 250 ml (una taza) por persona. EnsaladaUna lechuga te alcanza para 4 personas, si lo que vas a hacer es una típica ensalada verde. Como topping puedes agregar jitomate, pimientos, fresas o duraznos y debes considerar aproximadamente 40 gramos de cada ingrediente. Si quieres incluir algunas semillas o nueces, serán 20 gramos y aproximadamente dos cucharadas de aderezo. Para la ensalada de manzana o la de zanahoria con nuez, calcula entre 80 y 100 gramos por persona. GuarnicionesPara los carbohidratos como el arroz, el puré de papa o las papitas cambray, debes considerar aproximadamente 100 gramos por persona. PastaSi tienes contemplada la pasta como guarnición, deberás de considerar entre 50 y 60 gramos por persona, y si la vas a servir como plato fuerte, entre 100 a 150 gramos por persona.Plato fuerteAlgo muy típico para la cena navideña es el pavo, calcula entre 500 y 600 gramos por persona, ya que este tipo de proteína tiene mucho hueso. En caso de la carne sin hueso, como pechuga de pavo o pierna de cerdo, entre 200 o 250 gramos por persona. Te recomendamos calcular un poco más de salsa y de relleno para el pavo o pierna, para que no esté seca y alcance para el recalentado. Para la salsa, ½ taza por persona es una cantidad apropiada; para el relleno, ¾ de taza por persona es una buena cantidad.Para los romeritos, calcula en crudo de 100 a 150 gramos por persona, pues luego le añadirás el mole, los camarones y los nopales.Si vas a preparar bacalao, compra aproximadamente 150 a 200 gramos por invitado.Postres Para calcular los postres, toma en cuenta que un pastel de 30 cm de diámetro alcanza para 4 a 8 personas.Postres NavideñosBebidasEn refrescos calcula medio litro por invitado. Para el vino, recuerda que una botella rinde para 6 copas normales, mientras que una de champagne o sidra rinde más, de 6 a 10 copas. Si vas a ofrecer café y té, considera al menos una taza por personaCon estos cálculos, podrás disfrutar de la deliciosa cena en compañía de las personas que más quieres.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD