10 Tips para reducir calorías en la cena de navidad

Por Kiwilimón - Diciembre 2014

Con la llegada de la Navidad también suele aparecer unos cuantos kilos extra, debido a es una época de festejos que implican muchas cenas y comidas conmemorativas, por lo que además de moderación, es importante saber cómo reducir calorías a toda esa comida navideña.

 

Saber cómo reducir las calorías de la comida navideña no sólo de gran ayuda para mantenerte en un peso saludable, sino que además podrás disfrutar de comidas más ligeras pero, al mismo tiempo, igual de sabrosas; además, evitarás muchos dolores de estómago y otros trastornos gastrointestinales.

Claves para reducir calorías

 

La moderación es la principal clave para que toda la comida navideña no cause estragos en tu peso, pero además, existen algunos trucos que puedes realizar para restar calorías en tu cena de navidad de tus platillos favoritos sin tener que dejar de disfrutarlos, más aún si eres el o la anfitriona, de acuerdo con la nutrióloga Carmen  Haro, en entrevista con Salud180.

1. Si vas a preparar pollo o pavo, retira la piel antes de cocinarlo. 2. Si tu receta utiliza huevos, cambia cada huevo entero por 2 claras, esto no afectará el sabor de tu receta y ayudarás a disminuir el consumo de colesterol. 3. En tus menús incluye siempre ensaladas, toma en cuenta: 4. Puedes agregarles pollo. Prefiere las versiones cocidas o a la plancha. 5. Agrégales atún o salmón. 6. Puedes utilizar almendras fileteadas o nueces para dar un toque crujiente. 7. Para preparar aderezos, elige las vinagretas a base de limón o naranja. 8. Para preparar sopas, cremas, aderezos o dips para botanas, es mejor emplear yogurt bajo en grasa o crema ácida. 9. Si tus recetas utilizan leche, crema o queso, elige las versiones bajas en grasa, tendrás el mismo sabor con un menor contenido. 10. Al preparar salsas, para sazonarlas usa sartenes de teflón.

Además de estos consejos, la nutrióloga del Instituto de Nutrición y Salud Kellogg´s recomienda que si necesitas freír algún alimento, utilices aceite vegetal y  no reutilizarlo.

En cuanto al consumo de pan, típico en las cenas navideñas, prefiere las versiones a base de cereales de grano entero o sustitúyelo por tostadas horneadas sin sal. Con estas claves para reducir calorías disfrutarás una Navidad deliciosa y saludable.

Ver artículo original

Chéca estos artículos de Salud180 para llevar una vida más sana:  
Receta de Romeritos con Tortitas de CamarónRomeritos con tortitas de camarón Receta de Romeritos en RevoltijoRomeritos en Revoltijo Receta de Romeritos para NavidadRomeritos para Navidad
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La tortilla es el pilar de la gastronomía mexicana, así como una pieza clave de nuestra identidad culinaria y de nuestra historia. Por si fuera poco, es un alimento versátil, nutritivo y económico, es por eso que es indispensable en todos los hogares mexicanos, ya que es una buena fuente de calcio.Si quieres conocer más sobre la historia de la tortilla, su origen y su evolución, en kiwilimón te decimos todo lo que tienes que saber sobre el alimento más mexicano de todos. Pues, aunque en México existen alrededor de 700 platillos que se pueden preparar con maíz, la tortilla es, y siempre será, la joya de la corona. ¿Qué es la tortilla? La tortilla de maíz es un pequeño disco hecho de maíz nixtamalizado o harina de maíz, el cual se puede preparar a mano o en máquinas industriales. Años más tarde surgieron las tortillas de harina, las cuales se preparan con harina de trigo y manteca o mantequilla, son más populares en el norte del país, mientras que las tortillas de maíz son imprescindibles en el centro y sur de México. El origen de la tortilla La tortilla, el pilar de la alimentación en nuestro país, es de origen prehispánico y se calcula que se creó alrededor del año 500 a.c., según el estudio titulado “Elaboración y consumo de tortillas como patrimonio cultural de San Pedro del Rosal, México”. Sin embargo, diferentes estudios han señalado que los antiguos habitantes de nuestro país habrían domesticado el maíz e inventado el proceso de nixtamalización entre el año 400 a. C. y el año 100 d. C. En la "Historia general de las cosas de Nueva España", escrito por Bernardino de Sahagún entre 1540 y 1585, el religioso español explica la gran variedad de tortillas que existían en el país: Las tortillas que cada día comían los señores se llamaban totonqui tlaxcalli tlacuelpacholli, que quiere decir “tortillas blancas y calientes dobladas” (...) comían también cada día tortillas que se llamaban ueitlaxcalli; quiere decir “tortillas grandes”, estas son muy blancas y muy delgadas y anchas, y muy blandas (.…) otras tortillas que se llaman cuahuhtlacualli; son muy blancas y grandes, y gruesas y ásperas. Otra manera de tortillas se llamaban tlaxcalpacholli; eran blancas, y algo pardillas, de muy buen comer. (…) unos panecillos, no redondos sino largos, que llaman tlaxcalmimilli; son rollizos y blancos, y del largor de un palmo. (…) Otra manera de tortillas llamaban tlacepoalli tlaxcalli, que eran ahojaldrados; Usaban también muchas maneras de tortillas para la gente común. Una manera de ellas se llaman tianquiztlacualli; quiere decir “tortilla o tamal que se vende en el tiánquez”. Otra que se llama íztac tlaxcalli ética tlaoyo, quiere decir “tortilla muy blanca que tiene dentro harina de frijoles no cocidos” (…) Comían unas ciertas tortillas hechas de las mazorcas frescas del maíz, que se llaman elotlaxcalli o xantlaxcalli; otra manera de tortillas hechas de mazorquillas nuevas de maíz, que se dice xilotlaxcalli.Cabe mencionar que el maíz, y las tortillas, eran tan importantes para los pueblos indígenas que Tlaxcala era conocido como “el lugar de tortillas o pan de maíz”. Según información publicada por la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura, en Tenochtitlán existían varios mercados en los que se vendían tortillas solas o con chile carne, miel, huevo, mole y otros acompañamientos.También puedes leer: ¿Cómo hacer tortillas de colores? La evolución de la tortilla Además de ser la única cuchara comestible en el mundo, la tortilla se ha convertido a un elemento imprescindible en la gastronomía mexicana porque se utiliza para preparar todo tipo de platillos: enchiladas, tacos, chilaquiles, totopos, tostadas, quesadillas, flautas, entre muchos otros. Dependiendo del maíz que se utilice para su producción, podemos encontrar tortillas blancas, amarillas, azules y moradas. La revolución de la tortilla Durante la época antigua se utilizaba el metate para moler maíz nixtamalizado, para después formar las tortillas y cocerlas en comales. Sin embargo, todo cambio durante la colonización, pues llegó el molino y años después la máquina de tortillas, un instrumento que cambió la historia de la tortilla y de la producción de alimentos en nuestro país. En nuestro país, comenzaron a inventarse y patentarse máquinas para hacer tortillas desde mediados del siglo XIX, sin embargo, la máquina tortilladora que de verdad cambió la industria alimenticia no salió a la luz hasta 1963, cuando Fausto Celorio creó y patentó una máquina con un sistema de rodillos para troquelar y transportar la tortilla, además, esta funcionaba con gas y no petróleo. Según información publicada por el Archivo General de la Nación, antes de Fausto Celorio, Julián González, presentó una patente para pulverizar todo tipo de granos en 1859. Años más tarde, Genaro Vergara presentó una máquina más moderna para la producción de tortillas.También puedes leer: Maizajo, kiwifav de la semana
El pollo es uno de los principales ingredientes dentro de la cocina mexicana, pues se puede preparar asado, frito, al horno, el caldo y de mil maneras más. Sin embargo, es importante que no laves antes de cocinar las recetas con pollo que kiwilimón tiene para ti, aquí te explicamos por qué. Los peligros de lavar el pollo crudoMuchas personas lavan el pollo antes de cocinarlo, sin embargo, los expertos señalan que esto podría tener graves consecuencias para la salud. Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC) indican que, en muchas ocasiones, el pollo puede estar contaminado con la bacteria Campylobacter, con salmonela o con la bacteria Clostridium perfringens. Cuando tú mojas en pollo, las bacterias podrían llegar a otras superficies a través del agua que salpica. Recuerda que puedes enfermarte de gravedad si consumes otros alimentos o bebidas que han sido contaminas con pollo crudo, podrías enfermarte, pues esa ahí donde se encuentran 3 temibles bacterias. Por otro lado, si no cocinas bien el pollo, podrías enfermarte. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, la bacteria Campylobacter está dentro de las cuatro primeras causas detrás de la diarrea a nivel mundial y también se considera como la “la causa bacteriana más frecuente de gastroenteritis en el mundo”. Cabe mencionar que las infecciones causadas por esta bacteria pueden llegar a ser mortales en niños pequeños o en ancianos. Es por esto que es muy importante no lavar el pollo y cocinarlo muy bien. En cuanto a la salmonela, al igual que la Campylobacter, esta bacteria es una de las principales causas de enfermedades diarreicas a nivel mundial. Aunque la mayoría de los casos de salmonelosis no son graves, estos pueden llegar a ser mortales en algunas ocasiones. Para evitar contraer salmonela, lo mejor es no lavar el pollo, cocinarlo muy bien y seguir las reglas básicas de higiene. La bacteria Clostridium perfringens también causa diarrea y en algunas ocasiones puede llegar a ocasionar gastroenteritis, sin embargo, en casos extremos puede llegar a dañar el intestino delgado. Esta bacteria se encuentra en el pollo. ¿Por qué no se puede debe lavar el pollo?El pollo crudo no debe lavarse con agua, ya que puede contener las 3 bacterias mencionadas anteriormente, las cuales pueden transferirse a otros alimentos, trastes y bebidas debido a que el chorro de agua suele salpicar. ¿Cómo limpiar el pollo?Antes de cocinar el pollo, colócalo sobre una tabla limpia y pasa una toalla de papel por el pollo, de esta manera eliminarás el exceso de agua. RecuerdaRecomendaciones antes de cocinar polloColoca en pollo dentro de una bolsa limpia y bien sellada, para que el jugo no contamine otros alimentos.Lávate las manos antes y después de agarrar el pollo crudo.Usa una tabla solo para el pollo, así evitarás contaminar otros alimentos.Lava todos los utensilios y recipientes que hayan estado en contacto con el pollo crudo.Cocina el pollo muy bien, si está crudo, no te lo comas.
Sabemos que tu cabello es muy importante para ti, por lo tanto, es esencial que lo laves con productos de gran calidad, sin embargo, no es necesario que gastes una fortuna en productos especializados, ya que tú puedes hacer shampoo natural desde casa. En kiwilimón te decimos cómo y te recomendamos los mejores ingredientes naturales para mantener tu cabello sedoso y limpio. Shampoos naturales para hacer en casa Si quieres olvidarte de los químicos para siempre y quieres hacer tu propio shampoo orgánico, aquí te damos las mejores recetas. Notarás la diferencia en tu melena de inmediato.También puedes leer: 5 remedios caseros para hacer crecer el cabelloShampoo natural Este shampoo natural es apto para todo tipo de cabello y es muy fácil de preparar en casa. Ingredientes: ½ taza de jabón de Castilla ½ taza de agua ½ cucharadita de aceite de canolaInstrucciones:Mezcla todos los ingredientes hasta obtener una mezcla homogénea. Coloca la mezcla en una botella y lava tu cabello como de costumbre.Shampoo de aloe vera El aloe vera es una de las mejores opciones a la hora de hacer shampoo orgánico es casa, gracias a todos los beneficios que tiene esta planta. Si tu cabello está seco y muy delgado, esta es tu mejor opción, ya que este ingrediente te ayudará a balancear tu pH y a disminuir la caída del cabello, mientras también desaparece la irritación. Ingredientes:1/3 de taza de aloe vera ½ taza de agua ½ taza de jabón de Castilla 4 cucharadas de aceite de almendraInstrucciones:Mezcla todos los ingredientes y coloca en una botella.Lava tu cabello como de costumbre.También puedes leer: Mascarilla de avena casera para cabello grasosoShampoo casero para la caspa Gracias a que el té verde ayuda a acabar con la caspa, este shampoo natural es una excelente opción si padeces de este molesto problema. Por si fuera poco, la miel también le dará sedosidad y brillo a tu cabellera. Ingredientes:½ taza de té verde 2 cucharadas de aceite de miel ¼ de taza de jabón de Castilla 1 cucharadita de aceite de oliva 1 cucharadita de aloe vera 5 gotas de aceite de mentaInstrucciones: Pon agua a hervir y añade el té verde. Una vez que esté listo, ponlo a enfriar. Mezcla el té con los demás ingredientes. Transfiere la mezcla a una botella y usa como de costumbre. Shampoo de aceite de oliva Si quieres lucir un cabello brillante y muy sedoso, entonces prueba esta shampoo natural con un toque de aceite de oliva. Ingredientes:¼ de taza de aceite de oliva ½ taza de agua 1 taza de jabón de CastillaInstrucciones:Vierte todos los ingredientes en un bowl limpio y seco. Mezcla hasta integrar muy bien todos los ingredientes. Coloca la mezcla líquida en una botella y lava tu cabellera. Shampoo natural con vinagre de manzana ¿Quieres que tu cabello esté libre de caspa, grasa y además luzca espectacular? Tenemos buenas noticias, pues seguramente tienes la mayoría de los ingredientes que necesitas para este shampoo en casa. Ingredientes:2 cucharadas de bicarbonato de sodio ¼ de taza de agua 1 taza de vinagre de manzana 2 tazas de aguaInstrucciones:Mezcla el bicarbonato con el agua, aplica en el cabello y frota con tus dedos. Deja reposar por un par de minutos y enjuaga. Mezcla el vinagre con las 2 tazas de agua. Aplica la mezcla sobre tu cabello y deja reposar por un par de minutos. Enjuaga con abundante agua. Shampoo orgánico con manzanilla Si últimamente tu cuero cabelludo está rojizo o irritado, este shampoo te vendría muy bien, gracias al efecto calmante de la manzanilla. Ingredientes:1 taza de agua 6 bolsas de té de manzanilla ½ cucharadita de aceite de coco 1 taza de jabón de CastillaInstrucciones:Pon el agua a hervir, coloca las bolsas de té dentro de la olla y dejar reposar por 15 minutos. Retira las bolsas de té y añade el resto de los ingredientes. Mezcla todo muy bien. Vierte la mezcla en una botella y lava tu cabello.También puedes leer: 3 remedios caseros para evitar el frizz del cabello
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD