12 propósitos para el 2017 que sabes que NO vas a cumplir
Navidad

12 propósitos para el 2017 que sabes que NO vas a cumplir

Por Kiwilimón - Diciembre 2016
Difícil de creer, pero ¡ya es diciembre otra vez! Sin duda, el tiempo vuela y, con él, muchas de nuestras metas y pensamientos más positivos. Pero antes de entrar en la evaluación al cierre del año, reflexionemos sobre la evolución  natural de nuestros propósitos. Parece que, casi por arte de magia, el 31 de diciembre a las 11:59 de la noche, surgen en nuestra cabeza las ideas más optimistas y la aparente motivación de acero que nos hará cumplir cada uno de nuestros objetivos. (Por supuesto, el próximo año me levantaré a las 5 de la mañana todos los días para hacer ejercicio). via GIPHY Sin embargo, la emoción y el entusiasmo de los primeros meses del año, poco a poco se va diluyendo. Más o menos, por la llegada de la primavera, nuestras expectativas ya son un poco más realistas en cuanto al alcance de los propósitos. (Bueno, tal vez no me levante todos los días a las 5, pero sí me voy a ir a caminar por lo menos tres veces a la semana). via GIPHY Para cuando llegamos al verano, nuestra lista de propósitos pasó a ser ya más una lista de justificaciones y pretextos absurdos. Digamos que es el encuentro con la realidad. (En el último mes, he ido a caminar ocho veces y la verdad no veo ni siento ninguna mejoría. Como que no me sirve de nada. Además, ni tengo tiempo para esto). via GIPHY La etapa más oscura del año se presenta durante el otoño. No sé si sea el clima o el inicio de la cadena de festividades, pero para estas fechas ya nada de lo que nos propusimos nos emociona; al contrario, pensar en la lista de objetivos del año nos agobia. (Sí, lo he intentado, pero la verdad, es muy complicado combinar el ejercicio con mi estilo de vida. No sé cómo le hacen las personas que se la pasan en el gimnasio). via GIPHY Y, finalmente, nos encontramos otra vez a final de año con un replanteamiento de los propósitos y, sobre todo, con una actitud de resignación. (Este año se me complicaron las cosas, pero el siguiente, ahora sí voy a levantarme temprano para hacer ejercicio). via GIPHY ¿Te suena familiar? Si ya has vivido algo similar, temo decirte que seguramente seguirás reproduciendo este círculo vicioso año con año, porque admitámoslo: hay algunos propósitos que nunca vas a cumplir.
  1. Hacer ejercicio. Mejor ahórrate la membresía anual del gimnasio e invierte tu dinero en otra cosa.
  2. Correr un maratón. Si no puedes ni correr para alcanzar el elevador, ¿crees que podrás correr 42 km?
  3. Dejar el trabajo que odias. Sí, es muy triste, pero las deudas no se pagan solas.
  4. Beber menos alcohol. Los fines de semana simplemente dejarían de tener sentido sin un clericot.
  5. Dejar la comida rápida. Esto parece absurdo, incluso en enero. Mejor ni le busques.
  6. Levantarme más temprano. Sin comentarios…
  7. Usar menos el elevador y más las escaleras. Veamos qué te parece esta idea cuando no cumplas con el propósito anterior y tengas que luchar contra el reloj checador.
  8. Gastar menos en cosas que no necesito. El problema aquí es que al momento de la compra, todo parece ser necesario.
  9. Criticar menos a las personas. Aquí, evidentemente, no es culpa tuya, sino la de los otros.
  10. Ser más tolerante. Definitivamente, esto lo superarás el primer día del año que te veas atorada en el tráfico o transporte público en hora pico.
  11. Desvelarme menos. Esto es probable que lo cumplas, por lo menos hasta que estrenen la siguiente temporada de tu serie favorita.
  12. Limpiar un poco la casa todos los días. Aunque la idea de dividir las responsabilidades en pequeñas tareas es atractiva, la realidad es que terminarás acumulando torres de trastes y ropa sucia como siempre.
Este año, no te esperes al 31 de diciembre para plantearte nuevos propósitos. Piensa cuáles son las áreas de oportunidad en tu vida y cómo te gustaría mejorarlas. Si vienes arrastrando una lista de propósitos no cumplidos desde hace tiempo, reflexiona sobre cuál puede ser la razón por la que no puedas realizarlos. Recuerda que es importante fijarte metas realistas y acordes con tu estilo de vida. via GIPHY Para que el propósito de comer más saludablemente sí lo cumplas, aquí te dejamos unas recetas que te ayudarán todo el año:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Seguramente cuando piensas en una cena romántica, piensas en dos personas en una mesa, a la luz de las velas y lo más probable es que el escenario sea un restaurante lujoso, sin embargo no necesariamente tienes que gastar ni mucho dinero ni tiempo para hacer algo especial para la persona que quieres.Se acerca el 14 de febrero y una de las cosas más especiales que puedes hacer para tu pareja es regalar una experiencia romántica. Para hacerla y conseguir una noche mágica y llena de amor, es necesario pensar en diferentes aspectos como la decoración, las bebidas y la música, pero no te abrumes, aquí te vamos a decir qué necesitas para hacer una cena romántica en poco tiempo.Decoración:La decoración hará gran parte de la magia para hacer un entorno romántico y para eso necesitas tener algunos elementos básicos como: -Una mesa: si es pequeña es mejor, ya que así podrán estar más juntos y compartir la comida, también puedes hacer algo más inesperado como un picnic (aunque no tengas jardín) simplemente puedes delimitar el área donde va la comida con un mantel lindo y puedes poner cojines alrededor. -Velas: todo es más romántico a la luz de las velas, además de usarlas como elemento de iluminación, también puedes colocarlas como un elemento de decoración. Se estratégica y cuidadosa con su colocación, no queremos que te quemes o que se apaguen con el viento .-Flores: poner pétalos de rosas sobre la mesa o alrededor del lugar es algo muy común pero, sin duda, es un detalle que grita romanticismo. También puedes ponerte creativa y hacer figuras o formar sus iniciales con los pétalos. MúsicaLa música es esencial para crear un ambiente romántico, procura usar música suave, tranquila y de preferencia haz tu lista de reproducción desde antes para que en ese momento te puedas despreocupar de la música. ComidaSin duda alguna, uno de los puntos esenciales es la comida. Existen muchas de opciones de menús: románticos, afrodisíacos, apasionados, pero más importante es conocer los gustos del otro para evitar contratiempos. La cena debes tenerla preparada desde antes para que durante la cena podrás centrarte en disfrutar y no estar pendiente de servir o preparar cosas.Aquí te dejamos algunas opciones del menú que puedes preparar:EntradasLas entradas más fáciles suelen ser las ensaladas, pues con ellas sólo tienes que limpiar los ingredientes, mezclarlos y aderezarlos. Prueba con diferentes mezclas de lechugas y prepara aderezos en casa, para que tengan el toque de sabor perfecto.ENSALADA DE MANDARINA CON VINAGRETA DE AJONJOLÍ4 ADEREZOS CASEROSPlato fuertePara el plato principal, una pasta siempre te salvará, pues se cocinan en alrededor de 15 minutos y hacer una salsa cremosita tampoco toma mucho más tiempo.Fetuccini cremoso con salmónEste plato fuerte es una gran combinación, con el sabor del salmón, lo versátil y delicioso de la pasta y lo cremosito, sin duda, una muy buena opción para tu cena romática.Rollitos de carne envueltos en tocinoLa carne siempre es una buena opción para la cena, pero si quieres darle más sabor y volverla especial, hacerla rollitos y envolverlos en tocino es lo único que necesitas. Con un relleno delicioso de papa y queso manchego, esta receta fácil siempre te será útil y práctica para una ocasión tan especial como esta.PostresPara el postre, puedes ponerte práctica y simplemente comprar un bote del helado favorito de tu persona especial, pero si aún tienes tiempo o quizá planeaste con antelación la cena, prueba con postres sin horno, que sólo requieran de un poco de refrigeración para que estén listos.Pay de yogurt con mandarinaYa tienes todo para hacer una cena romántica especial aún cuando tienes poco tiempo para prepararla. Ahora lo único que falta es hacer la cita con esa persona, ponerle mucho amor y mucha creatividad.
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
Uno de los padecimientos más comunes en las mujeres son las infecciones de vías urinarias y quienes las han padecido saben que son muy dolorosas e incómodas.Síntomas de la infección en vías urinariasLas vías urinarias son el sistema de drenaje del cuerpo para eliminar los desechos y el exceso de agua. Se compone de dos riñones, dos uréteres, una vejiga y una uretra. Las infecciones en vías urinarias son las segundas más comúnes en el cuerpo y a pesar de que cualquier persona es susceptible a padecerlas, las mujeres las sufren cuatro veces más que los hombres. Los síntomas de una infección urinaria son dolor o ardor al orinar, fiebre, cansancio o temblores, urgencia frecuente de orinar, presión en el abdomen bajo, orina con mal olor, náusea o dolor de espalda.Por supuesto que lo que debes hacer en casos como este es acudur con un médico para que diagnostique y te recete el tratamiento más adecuado para tu padecimiento, pero no dejes de lado algunos remedios caseros que pueden ayudar a contrarrestar los síntomas y malestares.De acuerdo con la Clínica Mayo, hay algunas medidas que puedes tomar para aliviar el malestar hasta que los antibióticos traten la infección. Agua. Sí, suena simple y sencillo, pero tomar una gran cantidad de agua ayuda a diluir la orina y expulsar las bacterias.Evita las bebidas que puedan irritar la vejiga. El café, el alcohol y los refrescos no ayudan cuando estás atravesando con una infección así, ya que irritan la vejiga y tienden a agravar la necesidad de orinar.Una compresa térmica. Aplica una compresa térmica sobre el abdomen ayudará a reducir la molestia en la vejiga.Tomar jugo de arándanos. Existen indicios de que el jugo de arándano puede tener propiedades contra las infecciones. Los investigadores continúan estudiando la capacidad del jugo de arándanos rojos para prevenir las infecciones urinarias, pero hay personas que afirman que les ha ayudado con los síntomas.Bicarbonato de sodio. Agrega una cucharadita de bicarbonato a medio vaso de agua y tómatelo después de dos vasos de agua. Este ingrediente ayudará a cambiar del pH de la orina y por ende ayudará a controlar los síntomas.Té de cola de caballo. Es diurética, cicatrizante, antihemorrágica, y relajante de las vías urinarias. Se toma una cuchara sopera por vaso de agua, de 1 a 3 veces al día. Infusión de perejil. El perejil contiene antioxidantes y fibras naturales que ayudan al correcto funcionamiento de las vías urinarias. Sus activos naturales reducen la inflamación y promueven la eliminación de gérmenes y toxinas a través de la orina.Infusión de los pelos de elote. Los pelos de elote tienen propiedades antiinflamatorias y diuréticas, lo que lo hace un gran aliado contra las infecciones del sistema urinario; reducen la inflamación en la vejiga y ayudan a calmar el ardor y la necesidad recurrente de orinar. Hay remedios que nos ayudan de manera sencilla y natural a aliviar este tipo de infecciones, pero es importante que tomes en cuenta que, aunque todas las medidas anteriores ayudan a su alivio, es necesario el tratamiento antibiótico indicado por tu médico para curarlas.
Los huesos son nuestro soporte y nos permiten movernos, nos protegen de lesiones al cerebro, al corazón y otros órganos importantes para vivir.Existen muchas maneras en las que podemos mantener nuestros huesos sanos y fuertes. Consumir alimentos ricos en calcio y vitamina D, hacer suficiente ejercicio y tener hábitos saludables ayuda a mantener los huesos sanos.Todos sabemos que el calcio es un nutriente clave para el buen estado y funcionamiento de los huesos, pero no es lo único que necesitamos para tener un sistema óseo óptimo, también hay alimentos que facilitan su absorción.Y pese a que todos asociamos a los lácteos como la fuente principal de calcio, en 2003, la Asociación de Dietistas Americanos (ADA) en su informe “ADA position: Vegetarian Diets” aseguró que el calcio está presente en muchos alimentos de origen vegetal.Estos son algunas de las frutas y verduras que te ayudarán a tener huesos más fuertes y sanos.Champiñones: Los hongos y champiñones son una fuente rica de calcio, nutriente esencial en la formación y el fortalecimiento de los huesos. Según la OMS el incluir calcio en la dieta puede reducir tus probabilidades de desarrollar enfermedades como la osteoporosis y también puede calmar y reducir el dolor articular y la falta general de movilidad asociada con la degradación de los huesos. Espinacas: Las espinacas y las verduras de hoja verde en general, son ricas en calcio, pero también contienen vitamina K, lo cual es fundamental para una correcta absorción del calcio. Sin embargo es importante que sepas que las altas temperaturas afectan este mineral por lo que se aconseja comerlas crudas. Zanahorias: La vitamina A que contienen las zanahorias te ayudará a sintetizar y asimilar el calcio en tu organismo. También son fuente de minerales como el potasio, y aporta cantidades discretas de fósforo, magnesio, yodo y calcio.Fresas y kiwis: El consumo de vitamina C también facilita la asimilación de calcio en tu organismo. Entre las numerosas fuentes que hay de este micronutriente, destacan las fresas y los kiwis. Pero también los pimientos y los tomates.Los huesos se van descalcificando con el paso de los años, por eso debes fortalecerlos con la mejor alimentación no importa si sigues una dieta tradicional, vegana o vegetariana.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD