5 recetas que también pueden ser regalos navideños
Navidad

5 recetas que también pueden ser regalos navideños

Por Kiwilimón - Diciembre 2015
Si te estás rompiendo la cabeza pensando en qué le regalarás a cierta persona, o te falta alguna idea de qué llevar a cierta reunión o fiesta, puedes considerar una de estas recetas que también pueden contar como regalos. Así estarás entregando algo que no sólo es para una persona, sino para toda la familia de a quien le estés dando el regalo. Galletas de árbol de Navidad Incluso puedes meterlas en una caja bonita con un listón grande y entregarlas tal cual como regalo. Son galletas muy fáciles de hacer pero muy ricas que se deshacen en la boca y que forman todas juntas un arbolito de Navidad. Son galletas con un poco de chocolate blanco, mantequilla y miel de abeja, así que son un regalo muy dulce que cualquiera aceptaría feliz durante Navidad. Pastel red velvet de Navidad Este rico pastel Red Velvet tiene una masa que contiene vanilla y chocolate y colorante rojo lo cual hace que luzca tanto. Esta versión esta decorada para navidad con un árbol de navidad y es un regalo perfecto para cuando te inviten a cenar tus amigos o familia. Es un pastel muy dulce que va perfecto con una rica taza de café o té o con un poco de chocolate caliente para los niños. Regalo para hacer galletas Si tienes amigas a quienes les guste hornear regálales este detalle. se trata de una recipiente en el cual vienen todos los ingredientes necesarios para hacer unas ricas y suaves galletas de vainilla con lunetas de chocolate. Puedes acompañar el regalo con la receta y así no sólo le darás un presente, sino también una actividad que ella puede compartir en familia. Figuras de chocolate Todo lo que necesitas son tres barras de chocolate, una de amargo, otra de leche y una más de chocolate blanco. La idea es derretirlas y meterlas a recipientes antiadherentes en los que tomen formas singulares que pueden ser navideñas o no, dependiendo de a quién se lo regales. Es una idea simple y un método fácil para obtener regalos dulces y súper ricos sin complicarse la vida demasiado.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Tus verduras se echan a perder? ¿Nunca encuentras los lácteos? ¿Las botellas siempre se caen cada vez que abres la puerta? Deja de amontonar los alimentos y mejor aprende cuál es la manera ideal de organizar todo en tu refrigerador. PuertasPara aprovechar al máximo el espacio de tu refrigerador te recomendamos almacenar en las puertas botellas o cartones delgados que ocupan mayor altura. Al mantener estos alimentos de pie te ahorrarás los desagradables derrames de líquidos y podrás acceder fácilmente a los artículos de uso frecuente. Puedes ahorrar energía al disminuir la pérdida de aire frío en un 55% con el refrigerador 3 Door Flex de Samsung, además de optimizar espacio con su compartimento Flex Zone, que se convierte de refrigerador a congelador, lo cual permite tener en temperatura óptima tus bebidas, vinos, carnes, frutas y verduras.CongeladorEn esta sección es muy importante que almacenes los alimentos que requieren bajas temperaturas, como las carnes, pescados, frutas y verduras congeladas, y en general, todos aquellos alimentos que están precocinados y aún no vas a utilizar. El mantener la temperatura adecuada hará que tus alimentos congelados duren más tiempo. Recuerda que hay algunos refrigeradores que además cuentan con la tecnología para enfriar rápidamente alimentos y bebidas con solo tocar un botón. EstantesAquí van todos los alimentos de mayor volumen. El yogurt, los recipientes con comida preparada, los pasteles, entre otros, deben colocarse dentro de los estantes. Procura dejar en los primeros estantes los alimentos que uses más y nunca los cubras o tapes con otros más grandes, ya que podrían terminar en el olvido. Para optimizar el espacio de almacenamiento te sugerimos buscar refrigeradores que tengan paredes delgadas, así tendrás más sitio para guardar tus alimentos sin comprometer la eficiencia energética. ¿Tu refrigerador ya no es suficiente? Cambia al nuevo modelo 3 Door Flex de Samsung y obtén la flexibilidad de convertir las temperaturas para optimizar espacios y conservar tus alimentos frescos por más tiempo.
La organización nunca está de más, pues nos permite estar al tanto de las cosas, ahorrar tiempo, terminar pendientes y tener en cuenta todas nuestras tareas. En época escolar es mucho más importante, porque hay muchos aspectos a considerar: trabajos, fechas de entrega, época de exámenes, tareas, proyectos, trabajos en equipo. Por otra parte, un planificador escolar es un vínculo de comunicación entre padres y maestros, y también es una herramienta para inculcarle a los niños el hábito de la organización y la responsabilidad.Para hacer un planificador escolar, lo único que necesitas es un cuaderno (de preferencia con espiral), pluma y mucha creatividad.1. Busca un cuaderno que sea útil, trata de que sea de espiral y si tiene carpetas o sobre internos donde puedas guardar cosas y documentos, sería ideal.2. Personalízalo con el nombre de tu hijo y todos sus datos para que pueda recuperarlo en caso de perderlo.3. Marca las páginas con una fecha, puede ser diario, semanal o mensual.4. Haz una lista de horarios y listas de tareas.5. Actualiza el planificador escolar con los horarios, actividades y fechas especiales.6. Enséñale a tus hijos cómo deben usar su planificador 7. Usen su creatividad para decorarlo8. Mantente pendiente de las actividades escolares de tu hijo. Bullet JournalDe un tiempo para acá, los bullet journal han cobrado importancia y no es en balde. Una agenda de este tipo nos permite organizar las tareas enfocadas a un resultado, lo cual las hace muy eficientes.Uno de los aspectos de los bullet journal que lo ha hecho más popular es su sistema basado en listas, porque ¿a quién no le gustan las listas? Este sistema nos permite tener una mejor visión, organización y es mucho más fácil para nuestro cerebro procesarlo. Algunas de las ventajas que tiene hacer un bullet journal es que lo puedes hacer con cualquier cuaderno que tengas a la mano, no necesitas comprar uno en específico, es flexible, el método es muy simple y se basa en hacer listas, títulos y números de página, además de que tus hijos le darán rienda suelta a su creatividad. Como ya lo has podido comprobar, contar con un planificador escolar está lleno de beneficios y fomenta la organización, gestión y responsabilidad de los niños. En definitiva es un elemento imprescindible para este regreso a clases.
Cuando se piensa en el mes patrio, se viene a la mente la temporada de chiles en nogada, ese delicioso platillo que se asemeja a una obra de arte, tan representativo de nuestro país por tener los colores de la bandera, y con ingredientes perfectamente cocinados para darle un aspecto bello, con una mezcla de sabores que lo hacen un alimento muy especial por el que muchos esperan todo un año para saborearlo.Origen del Chile en NogadaHay varias versiones sobre el origen de este manjar. Una de ellas apunta a que nació en la ciudad de Puebla y se creó para agasajar a Agustín de Iturbide por la victoria del Ejército Trigarante en 1821, por eso también los tres colores de la bandera están presentes en el plato.Otra versión refiere que la receta es originaria del Convento de Santa Mónica desde 1714, con el nombre de “chiles rellenos bañados en salsa de nuez”.La salsa NogadaLa salsa es una de las partes más importantes del platillo. Hay quienes la hacen más dulce, otras, más salada, e incluso algunas, neutras. Existen las finas, espesas, líquidas, sin grumos o granulosas. También hay quienes incluyen queso de cabra y hay también quienes se apegan a la receta original.Aquí te dejamos una receta tradicional de la nogada:Ingredientes:-600 gramos de nuez de castilla-1 pieza de queso de cabra-2 tazas de leche-¾ tazas de vino blanco o jerez-500 gramos de almendra-300 gramos de granada roja-Perejil, sal, azúcar al gustoPreparación:Pon a remojar las almendras una noche antes y refrigera.Mezcla el queso de cabra, la leche y el vino; agrega las nueces y las almendras limpias. Licúa todos los ingredientes y pon la sal y el azúcar a tu gusto. El espesor de la salsa es a gusto personal, pero si la quieres más líquida, puedes ir incorporando más leche y si la quieres más espesa, puedes usar más queso.La controversia: ¿capeado o sin capear?Existe un gran debate sobre si el chile en nogada va capeado o sin capear. Es como si hubiera dos bandos y cada uno insiste en probar su punto. A pesar de haber investigado y documentado sobre este tema, lo cierto es que no hay una verdad absoluta. Según María Bravo, Directora General de La Casita Poblana, originalmente el chile era sin capear, pues el objetivo era que se viera el verde del chile, pero al momento de ser servido, la nogada no permanecía en el picante. “Esto no era apetitoso, por eso se empezó a capear, para retener la nogada, y ahora el toque verde se le da con el perejil que se coloca al servirlo”, señala. Como en todo, en gustos se rompen géneros, no importa si lo prefieres capeado o sin capear, con nogada líquida o espesa, lo más importante es que aprecies esta maravilla de la cocina mexicana que es una delicia para tus sentidos.
Últimamente escuchamos noticias catastróficas, que nos hacen angustiarnos y no sabemos ni cómo empezar a cuidar el medio ambiente. Uno de los asuntos más problemáticos es el tema de la basura. Según la BBC, a nivel mundial se producen más de 2.100 millones de toneladas de desechos cada año, lo que podría llenar más de 800 mil albercas olímpicas.Es urgente que hagamos algo radical y definitivo al respecto. ¿Has escuchado sobre el Zero Waste?En el movimiento Zero Waste (Residuos Cero), el objetivo es reducir al máximo los residuos y la basura que generamos todos los días. Así, el fin del zero waste no sólo es reducir el impacto ambiental, sino que además busca que la gente viva con menos cosas materiales y llevar una vida más rica en momentos y experiencias, que nos hacen sentir lo verdaderamente importante.Para empezar a ser parte del Zero Waste es importante que tengas en mente estos puntos:Rechazar lo que no necesitamos. Se trata de cambiar hábitos diarios y de forma mecánica, por ejemplo: al ir al súper y en lugar de usar las bolsas de plástico, lleva tus bolsas reutilizables; elige productos que vengan en envases de vidrio para que puedas usarlos con otro propósito; descarta artículos que tengan envolturas innecesarias; siempre prefiere vidrio, cartón o papel en lugar de plástico. Antes de consumir algo, piensa dos veces si realmente lo necesitas y si es algo que a largo plazo vas a usar en repetidas ocasiones; si no es así, prescinde de ello. Reducir lo que necesitamos. Hay productos básicos de la cocina, baño o higiene personal con los que simplemente no podríamos vivir; sin embargo, podemos sustituir los artículos tradicionales que ya conocemos para evitar los desechos. Hoy en día existen muchas alternativas zero waste, por ejemplo, podrías empezar sustituyendo productos de higiene como la pasta de dientes comercial por pastillas masticables de pasta dental, fabricar tu propio desodorante con bicarbonato, sustituir toallas y tampones por una copa menstrual que te va a durar aproximadamente 10 años, usar un rastrillo de acero con navajas intercambiables, usar shampoo, acondicionador y hasta crema corporal sólidas y sin empaque de plástico. Admás, cargar siempre con un termo para tomar agua y evitar a toda costa comprar agua embotellada, también tener a la mano un recipiente para comprar comida en la calle y un juego de cubiertos para evitar los desechables. No es necesario que gastes de más para tener estos artículos, basta con que busques en tu casa utensilios que te puedan servir para este propósito. Reciclar aquello que no podemos rechazar, reducir o reutilizar. Sobre todas las cosas, se trata de reducir el consumo de plástico, en especial el de un solo uso. Por ejemplo, si decides comprar un frasco de mayonesa, en lugar de una botella de plástico que terminaría en la basura, puedes usar el frasco para poner semillas o alimentos que compres a granel, o puedes hacer manualidades con él. El cartón en el que vienen los huevos puede servir como recipiente para germinar plantas, o para mejorar la acústica de un cuarto; mientras que los cartoncitos del papel de baño los puedes usar para hacer actividades manuales con tus hijos, las latas de chocolate o leche en polvo también las puedes usar para almacenar productos. El punto es seguirle dando uso a las cosas y así evitar crear desechos. Compostar, descomponer. En un nivel más avanzado de Zero Waste, podemos crear una composta para descomponer restos orgánicos y productos biodegradables para convertirlos de nuevo en materia prima. El movimiento Zero Waste es una manera de vivir de manera más consciente, simplificando la vida, practicando el desapego a lo material, vivir con menos e invertir dinero y tiempo en lo que verdaderamente importa. Y lo más importante, estás contrarrestando el impacto de tus decisiones, creando conciencia para ayudar al planeta a detener el daño ambiental y realizando acciones concretas que permitan sumar.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD