¿Amas a tu perro? prepara su cena de navidad
Navidad

¿Amas a tu perro? prepara su cena de navidad

Por Kiwilimón - Diciembre 2015
Nuestras mascotas son una parte muy importante en nuestras vidas y en nuestro quehacer diario; realmente se trata de una parte vital en nuestros ejercicios cotidianos, pues es quien nos invita a querer y soñar como niños otra vez. Es así que en navidad no puede quedar como un invitado secundario, sino como uno protagonista y parte de este momento tan relevante. Son un integrante más de la familia. Entrada de bocaditos: Cuando vamos a degustar un platillo antes lo acompañamos de una entrada, por qué no hacer lo mismo para tu compañero. Una propuesta rica y que disfrutará consiste en cocinar bocaditos crujientes de queso. Bastan 100 gramos de harina integral, otros 100 gramos de queso fresco y algo menos de queso emmental; estos ingredientes se baten con una cucharada de aceite de oliva, un poco de coco rallado y tres vasos de leche. Guiso de papas y pavo: Pavo, papas y unas cucharadas de harina son ingredientes suficientes para preparar un delicioso menú de Nochebuena o Navidad para el perro. Acompáñalo de otro par de calabacines y un puñado de perejil, quedará delicioso. La cantidad dependerá del tamaño y apetito de nuestro amiguito. Postre canino: Para finalizar podemos hacer unas sabrosas bolitas de bombón, un poco de mantequilla, una cucharada de miel y un vaso de leche en polvo, desnatada y ¡listo!. Con estas pequeñas recetas puedes estar seguro que tu can y tu disfrutarán de una deliciosa cena y lo integrarás en una fecha tan especial. Hay que evitar usar las recetas alimentos que le hacen daño a los perros como: chocolate, cebolla, uvas, pasas, aguacate), así como los alergénicos. Con estas recomendaciones podemos fácilmente cocinar atractivos platos en casa para nuestra mascota, además de ser una forma divertida de incluir a nuestro peludo amigo en las celebraciones familiares durante estas fechas.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Ser intolerante a la lactosa significa que el cuerpo no puede digerir la lactosa, es decir, el azúcar de los productos lácteos y no sólo los adultos lo padecen, también hay bebés intolerantes a la lactosa y presentan síntomas comunes. En adultos, el resultado de beber leche o comer productos lácteos como queso o yogur puede causar síntomas que van desde calambres estomacales hasta diarrea y muchos de nosotros vivimos con esta intolerancia y aunque es más raro, los bebés también pueden tenerlo.Cómo saber si mi bebé es intolerante a la lactosaYa que los bebés no pueden hablar, saber si tu bebé es intolerante a la lactosa puede resultar complicado, pero si tienes dudas, puedes prestar atención a los síntomas y acudir con tu pediatra para que te dé un diagnóstico concreto.Si tu bebé parece tener problemas para digerir los lácteos, esto no necesariamente significa que sea intolerante a la lactosa y sus síntomas pueden deberse a otra causa. Sin embargo, por lo general, hay 4 síntomas comunes de intolerancia a la lactosa en los bebés:diarrea calambres estomacaleshinchazóngasComo los bebés no pueden explicar qué les molesta, no siempre es fácil saber cuándo tienen problemas estomacales, pero puedes fijarte en ciertas señales que los bebés muestran cuando tienen dolor de estómago como apretar los puños, arquear la espalda, patear o levantar las piernas, llorar mientras expulsa gases. Por otra parte, cuando se les inflama el estómago puede observarse un poco más grande de lo normal y sentirse duro al tacto.Presta atención a las señales después de las comidas, pues justo entre 30 minutos y 2 horas después de consumir leche materna, fórmula a base de leche o alimentos sólidos que contienen lácteos, los síntomas pueden presentarse.Por otra parte, es posible que tu bebé no sea intolerante a la lactosa, sino que tenga una alergia a la leche, pues los síntomas son similares a los de la intolerancia a la lactosa, pero estas condiciones no son las mismas.Una alergia a la leche ocurre cuando el sistema inmunológico reacciona de forma exagerada a los lácteos. Si tu bebé es alérgico a la leche, es posible que tenga malestar estomacal y diarrea, pero también presentará síntomas que no ocurren con una intolerancia, como sibilancias, tos, hinchazón, picor, ojos llorosos y vómito. Aunque notes estos síntomas, lo más importante es consultar al doctor especialista para que te dé un diagnóstico adecuado.Si te preguntas qué tan común es la intolerancia a la lactosa en los bebés, por fortuna, la mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa no desarrollan síntomas hasta después, cuando la producción natural de la enzima que ayuda al cuerpo a digerir la lactosa disminuye (puede ser en la infancia, la adolescencia o la adultez), por lo que la intolerancia a la lactosa en bebés menores de 1 año es bastante rara, pero no imposible.Así que si notas los síntomas de intolerancia a la lactosa en tu bebé, no dudes en acudir con tu médico para que te ayude con recomendaciones profesionales para tratar a tu pequeño y evitarle malestares.
Las fiestas patrias son para muchos una de las celebraciones más populares y amadas, porque muchas familias se reúnen y por fin llegan las comidas de temporada, como los chiles en nogada, pero de ahí sigue el pan de muerto, el pavo, la rosca y los tamales.La comida, como en muchas otras celebraciones mexicanas, es la gran estrella del festejo y puede haber desde guisados para comerlos en tacos o tostadas, hasta pambazos y pozole, entonces no es raro que terminemos con malestar estomacal, pues a toda la comida se le suman las bebidas con azúcar o incluso alcohol.Con esto en consideración, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cuenta con recomendaciones para que te cuides en estos días en los que abunda la comida, porque “los excesos en la alimentación o en las bebidas pueden poner en riesgo la salud”, señala la institución en su página web.Aunque cuidar de tu alimentación debe ser un trabajo de todos los días, no dejes de lado estas recomendaciones del IMSS durante las fiestas patrias:Cuida el tamaño de las porciones y de preferencia, usa platos pequeños.Come algo ligero (como alguna fruta) antes del festejo, para que no comas con demasiado apetito.No te excedas con las grasas de los alimentos fritos, empanizados, capeados o los aderezos como la mayonesa, la crema y la mantequilla.De ser posible, elige comer carnes con bajo contenido en grasa, como pollo, pulpa de res o pulpa de cerdo.Por su parte, la nutrióloga clínica Jennifer Asencio, además de evitar las grasas, también recomienda "evitar los alimentos muy condimentados y con mucha grasa como mole, pipián, pozole de cabeza de cerdo, chicharrón en salsa verde o chorizo con papas".La nutrióloga especialista en diabete sugiere que elijas opciones horneadas o sin freír para no sufrir por los excesos, como "unas ricas enchiladas (verdes o rojas) sin freír, rellenas de pollo o queso; tostadas horneadas con tinga de pechuga de pollo guisada con la menor cantidad de grasa, tostadas horneadas con picadillo (de preferencia de carne magra), tostadas horneadas con pata de res". De acuerdo con sus consejos, "el pozole puede ser una buena opción si se prepara con pechuga de pollo", el mejor tip que nos da es que procures "que tu plato sólo tenga media taza de granos de maíz, medio aguacate y verduras que más te gusten. Lo puedes acompañar con tostadas horneadas".Finalmente, otra de las opciones que menciona son los "tacos dorados con aceite en aerosol, rellenos de pechuga de pollo o carne deshebrada, pueden llevar salsa, lechuga y crema light".Disfruta de las fiestas patrias, de su deliciosa gastronomía y, por supuesto, con tus seres queridos sin terminar con malestar estomacal y sin dejar de lado el cuidado de tu alimentación con estas recomendaciones de profesionales de la salud.
Los cortes uruguayos tienen fama mundial, pero la gastronomía de este país es mucho más que sólo carne, pues tiene una gran influencia de migrantes españoles, portugueses, franceses, e incluso alemanes y rusos.Desde bebidas como el mate, hasta el dulce de leche para postres, la comida de Uruguay tiene aromas y sabores cargados de cultura e historia, que te encantará explorar con estos platillos típicos, que no son cortes de carne.Tortitas fritasLas tortitas fritas son un pan dulce a las que a veces se les añade un poquito de azúcar, pero también se acompañan de queso, algún embutido o dulce de leche. Acompañadas con un mate, que es una infusión deliciosa, estas tortas fritas son una comida callejera típica de los días lluviosos en Uruguay.FarinataHecho con harina de garbanzo, este panqué salado condimentado con romero pimienta y sal se vende en porciones triangulares y es un snack perfecto para botanear entre comidas.Salsa a la CarusoLa salsa a la caruso está hecha con ingredientes como crema, jamón cocido, champiñones y caldo de carne, que suele acompañar pastas como los cappelletti rellenos de carne y que fue creada en Montevideo, por un chef italiano en 1954.Empanadas criollasLas empanadas también son muy populares en Uruguay y son tanto una comida callejera como un platillo que no puede faltar en los restaurantes. Una empanada típica uruguaya lleva como relleno carne, cebolla, pimiento, ají molido sal y pimienta negra.Pasta FrolaLa pasta frola es una tarta uruguaya con membrillo, que aunque suena a postre, se suele comer como desayuno o a la hora de la merienda, alrededor de las 5 de la tarde. Esta tarta rellena de membrillo se decora con coco rallado y puede llevar dulce de leche en lugar del membrillo.ChajáEste es un postre creado en Uruguay y consiste en un delicioso pastel con merengue y duraznos o melocotones, creado en la confitería Las Familias. Es fácil de hacer y a veces también se usa fresa, dulce de leche y chocolate.Dulce de lecheEl dulce de leche es un dulce tradicional latinoamericano, pues no sólo es popular en Uruguay, sino que también en Argentina y Colombia. En Uruguay, el dulce de leche suele ser el relleno perfecto para unos churros y puedes encontrarlo como acompañante de una variedad de postres.Si sólo conocías el asado, el choripán o cualquier corte de carne, la próxima vez que pienses en comida de Uruguay recuerda que hay muchísimos otros platillos por probar que no son carne.
En quesadillas, tamales, enchiladas o chilaquiles, el queso mexicano es el acompañante perfecto de muchas recetas de la cocina mexicana. Los quesos mexicanos, además de ser el complemento perfecto o el ingrediente estrella de numerosas recetas, también los comemos como botana y están presentes prácticamente en las cocinas de todos los estados de México. Hay quesos mexicanos que, si eres amante del queso, tienes que probar. A continuación te presentamos una guía para que los disfrutes con orgullo: Queso de hebra También es conocido como queso Oaxaca o quesillo. Se elabora, principalmente, en Oaxaca y Chiapas, aunque hoy puedes encontrarlo prácticamente en todo México. Es uno de los quesos mexicanos de pasta suave; es elaborado con leche de vaca y utiliza la técnica del hilado. Es fresco y cremoso en boca y su textura es húmeda y fácil de manejar. Es un queso mexicano excelente para derretir y gratinar. ¡Por algo es el rey de las quesadillas! Queso cotijaEs uno de los quesos mexicanos más famosos del país. Su nombre se debe a su zona de comercialización: Cotija, en Michoacán, en donde se encuentran los productores de las sierras aledañas de Jalisco y Michoacán para venderlo. El auténtico lleva la indicación de la Marca Colectiva, otorgada a la Asociación Regional de Productores de Queso Cotija, y se produce en temporada de lluvias (de julio a septiembre). Es un queso elaborado con leche de vaca, tiene pasta dura y su maduración va de las 4 semanas hasta los 6 meses. Su característico sabor mineral, otorgado por la sal de Colima, lo hacen perfecto para acompañar tus pastas. Queso panelaEs uno de los quesos frescos más consumidos del país y se produce en todo México. Está elaborado con leche de vaca y en algunos lugares lo hacen con leche descremada, en este último caso tiene menos grasa por lo que se recomienda su consumo en algunos regímenes alimenticios. En algunas regiones del país hay una versión llamada queso botanero que elaboran con leche parcialmente descremada. ¡Es perfecto para botanear o utilizar en sándwiches y tortas! Requesón Los especialistas creen que este queso se empezó a producir con la llegada de los españoles. Se produce con el suero remanente de la hechura del queso. Generalmente es de leche de vaca, aunque también puede haber con leche de cabra u oveja. Es un queso fresco que puede prepararse en casa con leche, jugo de limón o vinagre blanco. Podemos probarlo en cocina mexicana en antojitos como los tlacoyos. Queso de bola OcosingoEs un queso mexicano, único en el mundo, que conjunta dos familias de quesos: de pasta hilada por el exterior y fresco por el interior, por lo que su pasta externa es dura y la interna semidura y oreada. Es originario de Ocosingo, Chiapas, donde hay una Marca Colectiva que agremia a los productores de este queso tan valorado en la cocina mexicana. Con información de Larousse Quesos Mexicanos, Carlos Yescas, Editorial Larousse, 1a edición 2013. ¡Así que ya sabes, celebra este mes patrio con quesos mexicanos y compártenos tus creaciones con el Hashtag #FiestasPatriasConKiwilimón!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD