Aprendiendo a envolver regalos de Navidad fácilmente

Por Kiwilimón - Diciembre 2014
Parece algo sin importancia, una tarea que podría decirse que todos sabemos hacer, pero la realidad es que no es así. Si te preguntas cómo envolver regalos de Navidad para que sean un presente perfecto, pon mucha atención a esta entrega, pues te lo contamos todo. Seguro te pasará igual a la hora de recibir un obsequio: el ver que tu regalo está muy bien empaquetado, con un papel seleccionado para la ocasión y la apariencia acompaña al contenido, te causa una muy buena impresión. donde esconder los regalos de Navidad Aprende a envolver regalos de Navidad Asegúrate de retirar las etiquetas con precios; en el caso de que no puedas, entonces coloréala por encima con un rotulador de forma prolija. Busca una caja acorde al tamaño de lo que necesitas almacenar; siempre es mejor meter el regalo dentro de una caja sobre todo cuando la forma del obsequio es irregular. El acabo final tendrá una mejor presentación. Ahora toma el papel de regalo escogido para envolver y colócalo sobre una superficie plana. Apoya la caja sobre él para medir la cantidad de papel que necesitas, córtalo si se excede mucho, de lo contrario siempre es mejor que sobre un poco, es mejor cortarlo después si hace falta. Coloca la caja con el regalo dentro boca abajo en el centro del papel, dobla el papel de uno de los lados, empezando por el más grande, y pégalo con cinta sobre el regalo para que el pliegue quede bien hecho y prolijo. Haz lo mismo con el lado opuesto, fíjalo con cinta, y toma las últimas dos partes de papel. Dobla su extremo para que el pliegue quede suave y no se noten los bordes, aplica cinta y haz lo mismo con el otro lado. como mantener el arbol de navidad fresco Tips para envolver regalos navideños
  • Las esquinas deben doblarse de tal forma que queden como triángulos.
  • La cinta o moño de regalo debe ser larga, al menos debe dar la vuelta cuatro veces al tamaño total del regalo, sobre todo para el modelo en cruz que es el que vemos en la imagen.
  • Coloca la cinta al centro, en la parte superior del regalo, ahora envuelve con ella el paquete pasando por debajo del mismo y cruzando ambos extremos, tira para que quede firme. Gira el regalo 90 grados, y ahora vuelve a realizar la operación anterior pero pasando la cinta por las caras del paquete que aún no tienen; una vez que tengas ambos extremos en tus manos, haz el lazo. Con unas tijeras riza la cinta restante, coloca una tarjeta y ¡ya tienes envuelto tu regalo de navidad!
  • Si no tienes papel de regalo, puedes optar por revistas de comics o las bolsas metalizadas y de colores de locales comerciales, es una forma de re-utilizar.
¿Cómo acostumbras a envolver los regalos de Navidad? ¡Cuéntanos, nos encanta recibir buenas ideas! Mira algunas etiquetas para regalos de Navidad que puedes utilizar para escribir el nombre del destinatario.  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Probablemente más de una vez has pensado que la verdadera felicidad antes de comer postres, está al alcance de una cucharada directo del tarro de la leche condensada, ¿cierto? Y si no es así, tampoco debes agobiarte, porque posiblemente has sido más prudente en cómo consumes los alimentos azucarados y tal vez prefieras preparar algún postre con leche condensada para compartir con familia o amigos y así no sentir tanta culpa. Claro, antes queremos explicarte cuál es la razón por la cuál este ingrediente ha sido el favorito de muchos a lo largo de los años y al que muy a menudo confunden con la leche evaporada. Entonces, la diferencia está en que la leche condensada es un tipo de leche concentrada a la que le han eliminado aproximadamente el 60% de agua, que se suple por azúcar previo a ser enlatada. De hecho, algunas marcas tienen señalado que la leche condensada contiene 40 a 45 % de azúcar y es ideal para agregar ese sabor rico y esponjoso, con color caramelo a los postres como pasteles, budines, helados, tartas, cheesecakes y muchísimas opciones más; además, sirve como saborizante para café y té.Ahora que sabes para qué se usa principalmente este delicioso producto, queremos compartir contigo 10 recetas de postres con leche endulzada, que le agregarán un extra de felicidad a cualquier día complicado. Cheesecake sin hornoEsta rica receta de cheesecake no requiere de un horno, ya que va congelado, por lo que debes ser paciente para este proceso, porque todo dependerá de la potencia de tu refrigerador. Puedes acompañar con frambuesas y mermelada de fresas. Un gran tip para que este postre con leche condensada quede mucho más firme, es que agregues un poco de grenetina disuelta y la revuelvas con la mezcla del pastel. Pay de Limón con Galletas MaríasSí, el postre original, Carlota de Limón va a conservar su lugar en nuestro recetario de postres para siempre. Aunque tenemos que decir que esta variedad con limón y galletas Marías hará que te atrevas a preparar algo un poquito diferente, pero conservando principios básicos de repostería previamente aplicados. Flan Napolitano tradicionalOtra de las recetas de postres con leche condensada es, sin duda, este Flan Napolitano tradicional, un básico de la cocina mexicana, ya que su sencilla preparación, está basada en licuar los pocos ingredientes y después esperar a que la magia suceda. No olvides que para que un buen flan quede perfecto, debes seguir con cautela las porciones. Pay de Queso con Costra de GalletaSi quieres consentir a tu familia con un postre fácil y diferente, debes probar esta receta de Pay de Queso con Costra de Galleta. Este pay de queso es muy fácil de hacer porque lo preparas con leche condensada, leche evaporada, queso crema, mantequilla y huevo. Recuerda, ahora ya sabes la diferencia entre leche condensada y leche evaporada. Cheesecake de Oreo frío¿Cuántas personas en tu casa aman comer más de 3 galletas oreo remojadas en leche fría? Pues este podría ser su próximo postre favorito. El pay de queso es un postre que le gusta tanto a chicos como a grandes, en especial si la receta incluye las deliciosas galletas tan populares como estas. Gelatina de Mosaico de CorazónLos postres con leche condensada quedan excelentes porque tienen esa textura perfecta cremosita, gracias a la pequeña porción que agregues de este producto tan popular. Recuerda que la leche condensada se puede usar en muchísimos postres y para gelatinas, es un excelente recurso. Pay de Queso MarmoleadoAunque seguramente pensabas que en este pequeño artículo encontrarías cuál es secreto para un marmoleado perfecto, queremos decirte que por el momento no será compartido aquí, pero lo tendrás muy pronto en un espacio especial para hablar del tema. Mientras tanto, te podemos decir que la textura de este pay de queso con forma espectacular, tendrá como ingrediente secreto a la leche condensada, por lo tanto, te sugerimos que cuides mucho la porción que usarás. Flan Volteado de Piña¡El clásico pastel volteado de piña lo hemos convertido en un cremoso y rico flan! Cocina este rápido y fácil flan de vainilla, con una base de piñas en almíbar y caramelo, decorado con cerezas en almíbar. Este postre hará que quedes como todo un profesional.Gorditas de NataNadie puede resistirse al aroma que emiten unas gorditas de nata, así que este es el momento de prepararlas y no quedarse con las ganas de comerlas, porque además de ser una receta muy tradicional, son muy fáciles de hacer. Un gran tip para que este postre con leche condensada sea un éxito, es que tengas mucho cuidado con la temperatura del comal, ya que si es muy alta, podrían quemarse pero quedar crudas por dentro. Recuerda: son de cocción lenta. Pastel de Tres Leches en Plancha¿Eres de las personas que se emociona al leer que su postre favorito no necesita horno? Entonces este será tu próximo postre con leche condensada a preparar. El gran secreto de la perfección de este pastel es que al usar plástico antiadherente podrás manipular mejor el pan y además, que tomes muy en cuenta que todo podría variar dependiendo el tamaño de tu molde. No olvides que en los comentarios nos puedes dejar tus sugerencias para preparar o cuáles son las recetas de postres con leche condensada que agregarías. 
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
Desde hace algunos años escuchamos mucho sobre los superalimentos, pero ¿sabes qué los hace tan especiales y por qué se les ha dado ese título? Es importante que sepas que aunque estos alimentos tienen una gran cantidad de nutrientes que aportarán beneficios, ninguno es “milagroso”. Lo más importante para tu salud es llevar una dieta equilibrada y hacer ejercicio.¿Qué son los superalimentos?Los superalimentos son alimentos que son más densos en nutrientes. Son ricos en enzimas y también están llenos de vitaminas, minerales, fitonutrientes y fitoquímicos, que ayudan a protegernos contra las enfermedades. Por lo regular, tienen una gran cantidad de antioxidantes, y poseen propiedades terapéuticas, anti-microbianas y anti-inflamatorias, en su gran mayoría. Por todo esto, su consumo puede traer grandes beneficios a nuestra salud.Los superalimentos principales -Aceite de olivaNos ayuda a reducir el colesterol malo y con eso, la probabilidad de sufrir enfermedades cardiovasculares.-ChíaConstituye una fuente de fibra, calcio y omega 3 ayudan a reducir la presión arterial y por su gran cantidad de fibra, es muy buena para la digestión.-QuinoaContienen fibra y proteína que favorece la digestión y mejora nuestro tránsito intestinal previniendonos de enfermedades.-BrócoliSe trata de un alimento alcalino que nos aporta vitamina C y fibra. Además, gracias a su contenido en agua nos aporta una sensación de saciedad. -AjoRefuerza nuestro sistema inmune, protegiéndonos frente a la gripe y otras enfermedades respiratorias. También nos ayuda a reducir el colesterol por lo que es considerado un alimento cardiosaludable.-EspirulinaEs un tipo de alga que posee una gran concentración de proteína, minerales como el calcio, magnesio, zinc, potasio, Omega-3 y es una fuente vegetal de vitamina B12. -AcaiPor sus propiedades antioxidantes se considera un alimento rejuvenecedor, desintoxicante natural, favorece la digestión y limpia el colon.-KaleEl kale tiene propiedades antiinflamatorias, cardiovasculares y posee un alto poder antioxidante.-Té verdeContiene múltiples antioxidantes que ayudan a regular el colesterol. Activa el metabolismo, por lo que eleva el consumo de calorías en nuestro cuerpo.-CacaoEl caco 100% natural contiene fibra, es rico en minerales y es antioxidante. Además, tiene propiedades antidepresivas y afrodisíacas. -ArándanosContiene muchas vitaminas y un alto poder antioxidante y antiinflamatorio. Son bajos en grasas y ayuda a fortalecer el colágeno.-JengibreEs rico en Vitaminas B y C, calcio y fósforo. Favorece la correcta circulación de la sangre, tiene propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, ayuda a prevenir las enfermedades del corazón, acelera el metabolismo y refuerza el sistema inmunológico. Estos superalimentos están llenos de nutrientes que traerán beneficios a tu salud, pero siempre ten en cuenta que al incorporarlos a tu dieta, esta debe ser balanceada.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD