Ideas para no gastar en regalos de Navidad
Navidad

Ideas para no gastar en regalos de Navidad

Por Kiwilimón - Diciembre 2016
Si bien es cierto que la Navidad se trata de dar y no recibir, tampoco es el plan gastarte todo tu dinero en regalos. Por supuesto, todos tenemos ganas de sacarle una sonrisa a nuestros seres queridos dándoles algo que les guste, pero esto no tiene por qué representar un gasto.

Hoy te damos ideas de regalos de Navidad que no sólo te ayudarán a ahorrar, sino también a quedar muy, muy bien.

Postres navideños

Esta época del año viene con sus particulares platillos dulces. En esta guía DIY te presentamos las recetas para preparar cupcakes con frosting, galletas de merengue, buñuelos, panqué de naranja y trufas de chocolate. Cualquiera de estas especialidades dulces es ideal para regalar en Navidad.

Cómo hacer un portarretrato navideño

Sin duda uno de los mejores regalos es un buen recuerdo, y qué mejor forma de recordar alguna época bonita que una fotografía. Con esta guía sabrás cómo hacer un portarretrato en formato bola de nieve para que tu regalo sea 100% navideño.

Cómo hacer una tarjeta para Navidad

Un regalo que siempre toca el alma es decirle a esa persona que quieres tanto cuánto vale para ti. Una carta es un regalo de toda la vida que no pasa de moda pues es una manera tierna y clásica de decir lo que uno siente. En este formato navideño queda aún mejor con la época.

Cómo hacer una maceta de muñeco de nieve

Tú puedes llenarla de dulces o flores, como gustes, pero lo importante es que el recipiente se puede usar cada Navidad como un adorno muy útil. De materiales sólo necesitas una maceta, pintura y un lápiz. Es súper fácil de hacer y el resultado es espectacular.

Cómo hacer un farol navideño

Un regalo original que aunque no se ve todos los días, puede perfecto funcionar como un adorno todo el año con tanto sólo cambiarle la decoración. Además se puede usar en noche buena para agregarle un toque rústico y hogareño a la casa.
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Día de Muertos es una fiesta reconocida en el mundo entero que da identidad a todos los mexicanos. Su colorido, sus olores, las tradiciones y todo lo que la rodea hace que sea una experiencia de sensaciones y muchos sentimientos.Sin duda, el elemento más importante dentro de este festejo es la ofrenda de muertos. La ofrenda es una gran tradición mexicana que debemos preservar y que consiste en varios pisos, donde se fusionan el sincretismo de las religiones prehispánicas con la religión católica.Los niveles básicos de una ofrenda de muertos son el cielo y la tierra, pero puede tener hasta siete niveles, donde cada escalón simboliza los pasos necesarios para llegar a Mictlán, el inframundo en la mitología mexicana y el lugar del eterno reposo.Así, la ofrenda se coloca sobre una mesa, en alguna habitación dentro del hogar, y será éste el lugar donde estarán las ofrendas del Día de los Muertos, para las almas que vengan de visita.Según la creencia, los objetos y la comida colocada en la ofrenda atraen a los espíritus y sirven para facilitar el viaje desde Mictlán hasta las casas de sus familiares, con el fin de disfrutar una noche de fiesta, con ellos, una vez más.Se sabe que hay que que poner la comida que le gusta a nuestros seres queridos que han fallecido, pero ¿qué se hace con la comida de la ofrenda de Día de Muertos después?A pesar de que la tradición dicta que los familiares vienen del más allá para disfrutar de la comida y muchas personas creen que después de la visita los alimentos quedan sin sabor, te daremos algunas opciones de lo que se puede hacer con la comida al quitar la ofrenda.En realidad, la mayoría de los alimentos se pueden comer y, en algunas ocasiones, se reparten entre las personas que ayudaron a colocar el la ofrenda. Algunos alimentos preparados, como guisados, es mejor desecharlos, pues no es higiénico comerlos después, debido a los días que estuvieron en la intemperie. Si ya sigues prácticas de reciclaje de alimentos en casa, no dudes en hacerlo con estos alimentos también.Ahora que lo sabes, no queda más que disfrutar de estos momentos en familia y para preservar nuestras tradiciones.
Una vida saludable no se puede concebir sin actividad física. Hacer ejercicio previene problemas de salud, aumenta la fuerza, nos brinda energía y puede ayudar a reducir el estrés. También puede ayudar a mantener un peso corporal saludable y reducir el apetito.Con tantos beneficios, es difícil pensar en por qué una persona no realizaría ejercicio, pero te asombrará saber que, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), menos de la mitad de la población de 18 años en nuestro país, es decir, alrededor del 41.7 por ciento, realiza deporte o ejercicio en su tiempo libre.Ayuda a que más niños puedan tener una alimentación balanceada y se desarrollen adecuadamente. Lee más AQUÍ.En palabras más aterrizadas, seis de cada 10 mexicanos son sedentarios. De acuerdo con los resultados del Módulo de práctica deportiva y ejercicio físico 2018, esta cifra no ha tenido variación desde 2013. ¡Qué preocupante situación!Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en los países en desarrollo con economías emergentes, como México, el sobrepeso y obesidad infantil entre los niños en edad preescolar supera 30 por ciento. ¿Qué podemos hacer al respecto?Además de balancear la comida de nuestros hijos, es muy importante fomentar en ellos el hábito del ejercicio.El ejercicio en los niños favorece su crecimiento, desarrollo cognitivo y emocional. Y en una época donde la tecnología es una parte fundamental de todos, hasta de los más pequeños, erradicar el sedentarismo infantil suena como un reto para los padres.Sin embargo, estos consejos te ayudarán a fomentar el hábito del ejercicio en los niños. Recuerda que no estamos hablando exclusivamente de practicar algún deporte, pues se considera actividad física a cualquier cosa que implique el movimiento corporal, como saltar la cuerda, caminar, bailar o incluso pasear al perro.Una de las cosas más importantes es el ejemplo, si tus hijos ven que tú te ejercitas, lo más probable es que ellos comiencen hacerlo por imitación y poco a poco le agarrarán el gusto por sí mismos, pero ver que es un hábito frecuente en casa, hará que ellos también lo hagan parte de tu vida.Limita las horas que tus hijos pasan frente al celular, la televisión y cualquier otra cosa que implique permanecer estático por mucho tiempo.Procura que las actividades físicas sean divertidas, que no se sienta como obligación.También lo puedes estimular al fomentar que aprenda algo nuevo y a conocer nuevas personas con un deporte o una habilidad.Lo importante es enseñarles que hay todo un mundo de posibilidades más allá de la tele, computadora y celular, con nuestra compañía y motivación, somo nosotros quienes tenemos la obligación de mostrarles esas otras posibilidades y procurar siempre su bienestar.Una alimentación balanceada no sólo se lleva a cabo desde casa. Existen fundaciones como Dibujando un mañana o asociaciones como Comer y Crecer, las cuales velan por el desarrollo de niños y jóvenes, su alimentación y su futuro, a las cuales puedes apoyar con donativos aquí, para que su trabajo continúe.
Las frutas y verduras son alimentos que necesitamos incorporar a nuestra vida diaria, por su alto contenido en nutrientes, agua y fibra. Gracias a la gran variedad de frutas y verduras que la naturaleza nos proporciona en cada momento del año, tenemos una multitud de posibilidades y sabores, según las preferencias de cada persona.Así, con la llegada de los últimos meses del año despedimos las frutas del verano, que tienen mucha agua, como sandía, melón, ciruelas, duraznos, y sirven para tener el cuerpo hidratado en esta época de calor. Para el otoño, necesitamos otro tipo de frutas y verduras, pues nuestro cuerpo necesita reforzarse en época de frío. Estas son algunas de las frutas y verduras que son ideales para nosotros en el otoño.FrutasGranada. Es una fruta rica en fibra, potasio, vitamina C y antioxidantes. Es ideal para comer sola, como postre, con chilito y limón como snack o para usarlo en ensaladas y en platillos. Su temporada es septiembre-noviembre.Kiwi. Son ricos en agua, potasio, y vitamina C, ideal para protegernos de los resfriados típicos de la época de frío y cambios de temperatura. Además, sus semillitas ayudan al tránsito intestinal.Su temporada es octubre-marzo.Mandarinas. Al igual que otros cítricos, son ricas en vitamina C y una de sus ventajas es su bajo índice calórico. Deben consumirse preferiblemente frescas y recién exprimidos. Su temporada es noviembre-marzo.Uvas. Tienen un gran contenido de potasio, pero también de azúcares; es rica en taninos y polifenoles,  potentes antioxidantes que ayudarán a retrasar el envejecimiento.Temporada: septiembre-diciembre.VerdurasAlcachofa. Rica en minerales y oligoelementos como potasio, fósforo y zinc. Es rica en carbohidratos pero también en proteína. Temporada: noviembre-marzo. Si no sabes cómo incluirlas en tus comidas, aquí te dejamos 4 recetas de alcachofas fáciles.Berenjena. Es una de las frutas más ricas en agua, además, contiene mucho potasio. Su alto contenido de fibra ayuda al tránsito intestinal. Prepáralas en una lasaña vegetariana, o al gratín con un poco de carne molida. Temporada: octubre-abril.Coliflor. Una verdura muy rica en vitamina C y  buena fuente de vitamina K, proteína, tiamina, riboflavina, niacina, magnesio y fósforo; también es una muy buena fuente de fibra. Con coliflor puedes hacer mucho más que verduras cocidas, por ejemplo, un arroz de coliflor, unas tortitas en caldillo de jitomate, o para el desayuno, con huevo y aguacate.Lechuga escarola o romana. Quizá no lo sabías, pero la lechuga sí tiene una temporada y es de noviembre a febrero. Sus hojas son ricas en vitamina A, ácido fólico y potasio, tienen niveles muy altos de agua, bajo contenido de calorías y mucha fibra. Pimientos. Muy ricos en vitamina C y carotenos, sin embargo, te recomendamos comerlos crudos, ya que pierden muchas de sus propiedades cuando se cocinan. Temporada: octubre-junio.Con el capitalismo, es probable que veas todo el año todo tipo de frutas y verduras, pero intenta consumir los alimentos de temporada para aprovechar sus nutrientes, que le harán bien al organismo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD