Increíbles maneras de disfrutar malvaviscos en tus recetas
Navidad

Increíbles maneras de disfrutar malvaviscos en tus recetas

Por Kiwilimón - Diciembre 2016
Uno podría llegar a pensar que los malvaviscos o bombones son para comerse directamente de la bolsa, pero la realidad es que son un complemento dulce, suave y delicioso para muchos platillos sorprendentes. En esta época donde se vale ser un poco más indulgentes te recomendamos 5 platillos en los cuales la línea conductora es ese rico y decadente pedazo de cielo: el malvavisco. Enjambre de palomitas con malvaviscos A todos nos gusta consentir a nuestra familia en esta época y una botana como esta logrará el objetivo. Se puede usar para ver películas en la casa o incluso como un tentempié junto con un rico café o chocolate. No necesitas nada más que palomitas, malvaviscos, mantequilla, sal y vainilla. Pelotas de futbol americano Esta época se trata de familia y Navidad, es cierto, pero también se trata de otra cosa: futbol americano. Se encuentra cerca el final de temporada así que hay que ir preparando motores y más que nada, la botana, para ver los mejores juegos que puede ofrecer este deporte. Unos dulces balones de arroz inflado y malvavisco son exactamente lo que necesitas. Chocolate caliente con malvaviscos Cuando hace frío hay pocas cosas que rivalicen a un rico chocolate caliente para mantenernos a gusto y si a esa receta le aumentas algunos malvaviscos, entonces tienes un ganador para toda la familia. Es una simple receta que no toma más de 5 minutos en prepararse, pero que juntará toda la familia alrededor de la mesa para celebrar el fin de año con una bebida reconfortante y deliciosa. Puré de camote navideño Si creías que los malvaviscos sólo se usan para comida dulces, piénsalo de nuevo. Aunque el puré de camote sí tiene un buen dulzor, la idea es que lo combines con tus recetas decembrinas, sin importar que sean de pavo, res o cerdo. Es una opción muy diferente de acompañamiento que seguro todos tus invitados apreciarán. Manzana cubierta de chocolate y malvaviscos Este postre tiene muchos niveles, puede funcionar para fiestas infantiles e incluso una noche de Halloween, pero sin duda también tiene su lugar en épocas navideñas. Lo divertido es que puedes incluir a tus pequeños en la preparación para que te ayuden a colocar tanto los bombones como la nuez y el chocolate que cubren la manzana.
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Alguna vez te has puesto a pensar por qué comemos? ¿Cómo es el mecanismo de nuestro cuerpo que nos avisa cuando necesita comer? ¿Conoces la diferencia entre hambre y apetito? Para saber por qué comemos, es importante que tengas claro qué son el hambre y el apetito, dos conceptos diferentes y que muchas veces no sabemos diferenciar, incluso pensamos que son sinónimo y no lo son.El hambre es el instinto de supervivencia que impulsa a alimentarnos cuando el organismo lo requiere. El apetito es la sensación de comer, influenciada por aspectos psicológicos de la persona como el deseo de comer por placer, felicidad, aburrimiento, tristeza, ansiedad.Como todo en nuestro organismo, el apetito va cambiando conforme vamos creciendo y es preciso conocer sus etapas, para así aprender a comer mejor. Primer decenio, de los 0 a los 10 añosEn esta etapa es cuando se experimenta un mayor y rápido crecimiento. Es cuando los niños pueden adquirir los hábitos que, posiblemente, los acompañen toda su vida, es por eso que es muy importante que los pequeños aprendan a distinguir la comida que verdaderamente los nutre, pues lo que aprendan durante los primeros años de su vida determinará qué tan saludable será de adulto. Segundo decenio, de los 10 a los 20 añosYa en la adolescencia, con los cambios fisiológicos viene un aumento de apetito. Durante esta etapa, la relación con la comida suele ser más vulnerable, pues es cuando llega la pubertad, los jóvenes suelen estar más influenciados y son propensos a caer con comida que pueda provocar desnutrición u obesidad. Durante esta edad del apetito, las mujeres son más propensas a padecer deficiencias nutricionales por su biología reproductiva. Tercer decenio, de los 20 a los 30 añosEn la edad adulta joven, se producen cambios importantes que pueden causar un aumento de peso, por ejemplo, la vida universitaria, vivir en pareja o tener hijos; es cuando nos relajamos y no somos tan estrictos en la alimentación. También es la edad en la que podemos caer en excesos. Cuarto decenio, de los 30 a los 40 añosLa vida laboral en la edad adulta trae consigo los efectos del estrés, que según se ha demostrado, ocasiona cambios en el apetito y los hábitos alimentarios en 80% de la población. Esos efectos pueden consistir tanto en despertar un apetito voraz, como en ocasionar una pérdida de este. Quinto decenio, de los 40 a los 50 añosLa Organización Mundial de la Salud destaca que el tabaquismo, la dieta poco saludable, la falta de actividad física y el problema de la bebida son los factores del estilo de vida que más repercuten en la salud y la mortalidad. Es en estos años cuando los adultos deben cambiar su comportamiento en función de las necesidades de salud, pero con frecuencia los síntomas de la enfermedad son invisibles.Sexto decenio, de los 50 a los 60 añosEn este periodo comienza la pérdida progresiva de masa muscular y continúa de manera constante a medida que avanzamos en edad. Este fenómeno se denomina sarcopenia.Mantener una dieta saludable y variada, y practicar actividad física es fundamental para reducir los efectos del envejecimiento.Séptimo decenio, de los 60 a los 70 años y másLa vejez conlleva la falta de apetito y de hambre, lo que da lugar a una pérdida de peso involuntaria y una mayor fragilidad. La disminución del apetito también puede ser consecuencia de una afección concreta, como, por ejemplo, la enfermedad de Alzheimer.La alimentación es una experiencia social, por lo que factores como la pobreza, la pérdida de la pareja o un familiar, y el hecho de comer sin compañía, afectan la sensación de placer que se obtiene al comer.Otros efectos de la vejez, como las dificultades para tragar, los problemas dentales y la pérdida de gusto y olfato también interfieren en el deseo de comer y en los beneficios que obtenemos de esa práctica.Se dice que lo que no se conoce, no se puede mejorar, así que una vez que conoces las etapas del apetito y cómo van cambiando las situaciones y requerimientos de cada edad, puedes saber cómo llevar una vida más saludable y comer mejor.
Cada cierto tiempo surgen nuevas dietas y nuevas tendencias para mejorar nuestros hábitos alimenticios y bajar de peso y pese a que cada una tiene sus propio métodos, pros y contras, lo que es una constante es que todas son para ser más saludables y lucir mejor. Una de las tendencias que ha permanecido por más tiempo es el ayuno intermitente, que en realidad no es una dieta, sino una técnica implica restringir alimentos durante un tiempo determinado.¿Qué es el ayuno intermitente?El ayuno intermitente es un modelo nutricional que se basa en periodos de ayuno y periodos de ingesta de alimentos. Esta estrategia tiene múltiples beneficios para nuestro organismo y nuestra salud.Tipos de ayunoAunque existen distintos tipos de ayuno intermitente, los más populares son ayuno 16/8, ayuno 24, ayuno 48 y el 12/12.El ayuno 16/8 consiste en realizar periodos de ayuno de 16 horas, seguido de periodos de alimentación durante 8 horas. Por ejemplo, si tu primera comida fue a las 2 de la tarde, tendrías toda la ingesta de tus calorías entre las 2 de la tarde y las 10 de la noche, durante 8 horas, realizando dos comidas únicas durante el día, y al día siguiente volverías a comer tras 16 horas desde la última comida, es decir, a las 2 de la tarde de nuevo.Ell ayuno 12/12 sería lo equivalente a realizar un desayuno y una cena, distanciados entre ellos 12 horas. Por ejemplo desayunar a las 8 de la mañana y cenar a las 8 de la noche. El ayuno de 24 y el ayuno de 48 se basan en periodos de ayuno de 24 horas y 48 horas, respectivamente. Aunque el cuerpo está capacitado para realizar este tipo de prácticas, te recomendamos consultar a un especialista antes de hacerlo, para evitar algún problema de hipoglucemia, falta de energía o algo por el estilo.Beneficios del ayuno intermitenteSegún la revista Science, el ayuno intermitente ayuda a reducir los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares como la hipertensión arterial y también las metabólicas, entre las más comunes la obesidad y la diabetes; incluso, ayuda a revertir alguna de sus consecuencias. También se ha encontrado una menor incidencia de cáncer y enfermedades neurodegenerativas entre las personas que practican el ayuno intermitente. Entre los beneficios del ayuno, se ha encontrado que contribuye a la mejora de la sensibilidad a la insulina, una regulación de la presión sanguínea, o, incluso, reducir los síntomas de la esclerosis múltiple.Es importante destacar que el ayuno es sólo una herramienta más, con muchos beneficios, pero que lo indispensable es tener hábitos saludables, una alimentación más sana y algo actividad física en nuestro día a día.
Sabemos que la situación del medio ambiente es crítica, sin embargo, cada vez son más las personas que quieren tomar acciones responsables y hábitos más respetuosos que si bien están redefiniendo nuestra manera de vivir, también están contribuyendo con el mundo. Una de las tendencias más fuertes de este año, de acuerdo con Pinterest, es la del consumo responsable, pero para poder aplicarla y hacer un consumo mucho más consciente, te vamos a explicar de qué se trata. Consumo sustentable se refiere a usar cosas materiales y servicios de manera responsable para optimizar los recursos naturales, reducir las emisiones de contaminación. Es decir que compremos y usemos solo lo que verdaderamente necesitamos para evitar los desechos y el uso de materias y así frenar el deterioro del planeta. Desde hace varios años el término de consumo sustentable ha tomado mayor importancia, tanto así que forma parte de las políticas públicas hacer énfasis en la necesidad de controlar la producción y consumo para evitar en lo posible el deterioro del planeta Tierra y la vida de los seres vivos.Desde hace un tiempo se ha ido cambiando hacia un consumo más consciente. Para muchas personas, eso significa utilizar menos cosas, ser más sustentables y ser responsable con los residuos. Y pese a que se espera que tanto las grandes empresas y corporaciones y los gobiernos hagan políticas basadas en el consumo responsable, es preciso saber que podemos empezar desde nuestro hogar y enseñarle a los miembros más pequeños de la familia, pues las acciones individuales pueden impactar de gran manera y ayudar a dirigir el mundo hacia un futuro más sustentable.De manera habitual, adquirimos más cosas de las que en realidad necesitamos. El consumo responsable incide en la necesidad de adecuar nuestras compras a los recursos existentes en el planeta de manera que favorezcan tanto su disponibilidad como la igualdad social.Estos son consejos para aplicar el consumo responsable en nuestras casas:1.- Planifica tus comprasAntes de ir al súper o al mercado, haz una lista de lo que vas a necesitar. Con una lista no solo ahorrarás dinero, además evitarás comprar productos de más o que no vas a utilizar.2.- Aprende a leer etiquetasNo todos los productos contaminan lo mismo, ni en su producción ni en su uso. Fíjate en la etiqueta para que aprendas a identificar qué productos son los que causan un menor daño ambiental. 3.- Apoya el comercio justoProcura realizar tus compras en empresas que tengan una política de cuidado al medio ambiente y a un trato humano. 4.- Compra productos localesEs muy importante que tomes en cuenta que todo producto, sea comida o cualquier otro tipo de objeto, tiene una huella ecológica calculable según parámetros como su proceso de producción, su transporte y distribución, o los residuos que genera tras su uso. Por eso es importante que le des prioridad a los productos locales y a comprar en mercados tradicionales.5.- Organízate con tu comunidadHoy en día es muy fácil encontrar grupos por medio de redes sociales para apoyarse en temas de consumo responsable. También te puedes organizar con tu familia, amigos y vecinos para comprar directamente a productores que tienen mejores precios y materias primas más naturales. 6.- Reutiliza y reciclaEs mejor que compres productos que no estén empaquetados para no generar residuos pero si no es posible trata de que sean envases que puedas volver a usar, como frascos de vidrio u otros recipientes que puedas volver a usar. De ser posible compra productos a granel y lleva tus propios envases para que no generes basura.7.- Rechaza las bolsas de plásticoDe acuerdo con Greenpeace, ocho millones de toneladas de plásticos acaban en los mares y océanos anualmente, además tardan más de 50 años en descomponerse. Procura pensar en ello antes de aceptar una bolsa de plástico o productos que vengan en este material, y mejor siempre lleva contigo las tuyas reutilizables desde casa.8.-Limita el uso del automóvilEn la medida de lo posible, usa otras alternativas como caminar, usar la bicicleta o el transporte público y colectivo. Recuerda que cuidar al planeta es tarea de todos, y que con estas pequeñas acciones estaremos haciendo grandes cambios, para el medio ambiente, pero también para nuestro bolsillo.
Cuando buscas darle un cambio a tu dieta, porque llegaste a una edad en la que muchos alimentos simplemente ya no te caen o porque quieres ser más sano, tener alternativas que sean de origen vegetal, bajas en carbohidratos, ligeras, con gran sabor pero que además sean versátiles al momento de usarlas en la cocina no es tan fácil de encontrar. Sin embargo, las hay y tienen usos que quizá nunca te hubieras imaginado, por ejemplo, una bebida de almendras. Sí, existen productos de origen vegetal tan versátiles que puedes incluirlos en tu alimentación diaria para cualquier hora del día. ¿Cómo?: en sopas, cremas, salsas para pastas, purés y muchas recetas más. Se trata de un gran beneficio de Almond Breeze, hecho con almendras de California, una bebida que gracias a su alta calidad, puede servir hasta como espesante. ¿La razón?, contiene lecitina de girasol, que se utiliza como emulsionante en y que logrará que tus cremas de verduras queden espesas y cremosas. Si viene a tu mente que no es bueno utilizar ciertos productos en platillos fuertes, en lo que debes prestar atención es que, cuando leas las etiquetas, te asegures de que sean libres de conservadores o azúcares refinadas, como Almond Breeze original, hecho con almendras de California, que está endulzado con azúcar de caña, que es sacarosa cristalizada de la primera presión de caña de azúcar. Además, no está blanqueada y se fabrica con un mínimo de proceso. Ahora, si tú lo único que buscas es intentar evitar que tu ajetreado ritmo de vida te obligue a elegir ingredientes con velocidad y poca cautela, que además no tienen el aporte nutrimental que requieres, esta bebida de almendras puede convertirse en tu aliada verdadera para llevar una buena alimentación. Para empezar, cuando alguien decide cambiar sus hábitos alimenticios o reordenar los horarios de cada comida, necesitará ayudarse de productos con los nutrientes necesarios para ingerir las calorías, nutrientes y energía necesaria. Así, en tus licuados para desayunar puedes comenzar a usar Almond Breeze, hecho con almendras de California, la bebida de almendras sin gluten, sin lactosa y con bajo contenido calórico que tiene la textura ideal para sustituir cualquier tipo de leche. Y es que preparar algún platillo para comenzar el día es todo un reto, porque no se trata de hacer un mix en la licuadora, sino de reunir los mejores ingredientes para un alto rendimiento en el día a día. Porque, como bien decían las abuelas, el desayuno es uno de los ejes centrales de la vida diaria y como prueba de ello, en recientes estudios, Christy C. Tangney, PhD, dietista clínica del Centro Médico de la Universidad de Rush, explicaba que “cuando desayunas le estás diciendo a tu cuerpo que hay muchas calorías para el día. Cuando te saltas el desayuno, el mensaje que recibe el cuerpo es que necesita conservar, en lugar de quemar, las calorías entrantes”. Así que, si eres de las personas que vive a mil por hora, que nunca tiene tiempo para preparar un desayuno rico y nutritivo, puedes arrancar las mañanas de trabajo con una bebida calientita, cremosa e incluso con una textura diferente, pero al mismo tiempo nutritiva, ¿cómo lo logras? Con un ingrediente fácil de conseguir: Almond Breeze sabor Vainilla, hecho con almendras de California, que si bien complementa perfecto un café, también puede ofrecerte un sabor excepcional para preparar un clásico Chai como el de tu cafetería favorita. Y aunque parezca que una bebida tan sencilla no tiene gran aporte, ésta sí lo logra por ser un producto de origen vegetal y porque es una alternativa a la leche, ya que es libre de soya, lactosa, y además está adicionado con calcio y vitaminas A, D y E, que brindan grandes beneficios a tu cuerpo.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD