Infografía: Cuanto tiempo debemos cocinar el pavo
Navidad

Infografía: Cuanto tiempo debemos cocinar el pavo

Por Kiwilimón - Diciembre 2012
Te presentamos a continuación un tip súper importante a la hora de cocinar el pavo. De acuerdo al peso de nuestro pavo, debemos calcular el tiempo de cocción del mismo para que el resultado final sea una carne tierna, jugosa y con buen sabor.

Infografía

Para que sea más fácil para ti, con esta tabla podrás calcular de mejor manera el tiempo que debemos cocinar el pavo:

Libras

Kilogramos

Tiempo

10 a 18

4.5 a 8

3 ¾  a 4 ½ horas

18 a 22

8 a 10

4 ½ a 5 horas

22 a 24

10 a 11

5 a 5 ½ horas

24 a 30

11 a 13.5

5 ½ a 6 ¼ horas

  No debe ser una tarea complicada cuidar que el pavo quede bien cocido y delicioso. Estos son algunos consejos que te pueden ayudar: - La temperatura ideal para cocinar el pavo debe ser al inicio de 220 °C para que penetre el calor en el pavo, una vez que haya transcurrido aproximadamente media hora o 40 minutos, se deberá reducir la temperatura a 170 °C para que no se dore por fuera y quede crudo por dentro. - Debes cubrir el pavo con láminas de papel aluminio y asegurarte de que estén correctamente colocadas. Esto hará que se mantenga húmedo y evitará que se dore la piel y se seque demasiado, además facilitarás el proceso para que se cocine bien por dentro. - Cada vez que bañes el pavo con la salsa (cada 30 minutos), cuida que no baje la temperatura del horno y que coloques perfectamente bien el aluminio nuevamente para que no se queme por ningún lado. - Para saber si tu pavo está bien cocido, debes meter un cuchillo en la parte más gruesa del pavo (preferentemente el muslo), el jugo que sale del pavo deberá ser claro. Si el jugo es rojo o notas que la carne todavía está un poco rosa, deberás meter el pavo más tiempo. - Cuando saques del horno el pavo, no retires el papel aluminio y déjalo reposar de 30 a 40 minutos aproximadamente, esto hace que el jugo natural del pavo se distribuya y no se salga.   Recetas de cocina A continuación te presentamos algunas recetas de cocina de pavo para que puedas emplear todos los consejos que te acabamos de dar. Pavo ahumado relleno. Hola a todos espero que esta receta les sirva mucho esta riquísima les recomiendo que la preparen. Gracias y que tenga muy bonita navidad y año nuevo. Mis mejores deseos, que Dios los bendiga. Pavo a la mantequilla y chabacano. Pavo a la mantequilla y chabacano, con un sabor inigualable. Pavo al vino tinto con relleno de manzanas. Delicioso y ligero pavo navideño. Pavo con miel. Es verdaderamente delicioso, y sencillo. El pavo al horno más fácil. Riquísimo pavo al horno. Es muy fácil de preparar y muy rápido de hacer. Pavo a la sidra. Un pavo marinado en una mezcla de sidra con hierbas de olor. Pavo relleno al achiote de navidad. Esta navidad prepara esta receta de pavo relleno al estilo mexicano. Pavo relleno. Esta receta está muy rica y deliciosa, háganla. Pavo a la plaza. Exquisito pavo relleno, el pavo va inyectado de mantequilla, leche y vino blanco. El relleno consiste en verduras salteadas tales como zanahoria, papa, poro, apio, chicharos, calabacita, y jamón de corte grueso.   Si quieres más recetas de pavo o alternativas al pavo, haz click aquí  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La gastronomía de Guatemala está llena de platillos muy sabrosos que pocos pueden resistir, sin embargo, ninguno se asemeja al postre nacional de cabecera: los rellenitos de plátano. Esta dulce delicia es conocido a nivel mundial y es uno de los postres más tradicionales que ofrece el país centroamericano, por eso te invitamos a conocer un poco más de los rellenitos. ¿Qué son los rellenitos de Guatemala?Los rellenitos de plátano son un postre tradicional de la gastronomía de Guatemala preparados de manera artesanal por los propios guatemaltecos. Aunque se desconoce a ciencia cierta su origen, los rellenitos son una aportación afrocaribeña, como explica el investigador Luis Villar Anleu: "son en esencia una cocina sincretizada que une lo colonial con lo prehispánico y que en la actualidad establece referentes de identidad de los pueblos garífuna y ladino".Tradicionalmente, un rellenito de plátano está hecho de plátano macho machacado, relleno de frijoles colados endulzados. Con esa preparación se forman pequeños óvalos que se fríen y se espolvorean con azúcar, aunque también se pueden acompañar con crema ácida. Los rellenitos de plátano son sumamente populares porque se trata de una preparación deliciosa, fácil, rápida y muy económica de preparar. Por eso es común encontrarlos en mercados, parques, ferias, restaurantes y en las mismas cocinas de los guatemaltecos, acompañados de un buen café. ¿Se te antojan estos deliciosos postres de Guatemala?
Tortilla, relleno, salsa. Tres posibilidades que, con cierta dosis de creatividad, se vuelven infinitas. Una trilogía sencilla, justa en cada una de sus partes. Un número ecuménico sin aristas en el que nada sobra, en el que todo huele y sabe a armonía. Este gran portador del número tres –según la numerología, sinónimo de paz y estabilidad–, las enchiladas mexicanas, es uno de los platillos que han sabido colarse al día a día de los hogares. Las “enchiladas mexicanas” son cultura: son desde el antojito de puesto, la comida formal cuando se hornean, o el desayuno de los trasnochados. Las enchiladas son sustantivo, son adjetivo, porque ya saben, los mexicanos cuando nos enojamos, nos enchilamos. En el caso del alimento, la enchilada mexicana debe su nombre a la tortilla, ya sea que se remojó en salsa y se frío, o se le aplicó el sistema a la inversa. Si la tortilla va primeramente frita en aceite, hay que cuidar que la temperatura y la cantidad de la grasa sea suficiente para no entiesarla. Si va revolcada en salsa y luego frita, hay que tener buen tino para no convertirla en chilaquiles. Y es que la enchilada debe ir doblada. Es su promesa de marca, su sine qua non. No puede ir enrollada como unas flautas ni simplemente doblada; es símbolo de egoísmo si sólo lleva unas gotas de salsa; de tacos, si lleva la salsa por dentro; de chilaquiles, si va fragmentada. La enchilada debe ser suave, blandita; no sólo cocida al comal, para que penetre la salsa en su crispida superficie. El origen se remonta al calendario precolombino. El Códice Florentino hablaba de las chillapitzalli, unas tortillas enrolladas que se condimentaban con chile. De hecho, existía un oficio, el de la tlailacatzoa, en el que la cocinera se convertía en experta de doblar tortillas. Tras la Conquista se incorporaron a la receta decenas de ingredientes como el caldo de pollo en las salsas o las proteínas como el pollo y el cerdo. Como tal, “la tortilla enchilada” apareció por primera vez en el gran recetario de 1831, El cocinero mexicano.Las recetas fueron variando regionalmente. Ahora los dedos de las manos nos faltan para enumerarlas. Las variaciones tienen que ver con los chiles que se incorporan a la salsa. Aunque claro, en los rellenos y los ingredientes que las coronan están las acepciones; el diablo, dirían algunos. En algunos mercados como en Veracruz, el relleno va por fuera. En otros casos, la variedad está en la masa a la que se le incluye chile cascabel, como en el caso de las potosinas. Hay una enchilada mexicana para cada ocasión, para cada presupuesto. No faltan las de mole y guajolote para las ocasiones especiales, ni las frugales que se dejan ver cuando en el refrigerador hay más cervezas que ingredientes; tortilla, huevo y salsa de chipotle bastan para prepararlas. La versatilidad y capacidad de adaptación a lo que hay es un homenaje al saber hacer de cada estado, al de cada pueblo, al de cada familia. Estas son algunas de nuestras favoritas.Enchiladas mineras de GuanajuatoUn platillo de época virreinal. Se les llama mineras por ser la labor primordial del estado; las enchiladas van rellenas con queso ranchero y van coronadas por una mezcla de verduras –papa, zanahoria y lechuga–. Que a nadie se le escape el detalle mágico del tocado: chile y cebollitas encurtidas.Enchiladas queretanasSon bastante similares a las mineras, sin embargo, estas no llevan encurtidos. La tortilla va igualmente frita en la salsa para lograr esa sensación adobada y pueden ir rellenas de pollo o de huevo. Enchiladas suizas Más mexicanas que el mole, las enchiladas suizas toman su nombre por el gratín de queso que las cubre al exterior. Generalmente van rellenas con pollo y en la composición de la salsa se incorpora un agente lácteo como la crema. Esto las hace ligeramente dulces, suficientemente perfectas.Enchiladas suizas rojasSe elaboran de forma similar a las verdes, pero con la adición de jitomate al hervido de salsa. En las suizas, se vale hacerse de la vista gorda con lo de “deben ir dobladas” pues, para que se amolden orgánicamente y consigan esa corteza doradita en el horno, se enrollan y se ponen al refractario.Enchiladas de mole verde¿Dos best sellers nacionales en un mismo plato? El buen karma se hace realidad cuando un mole verde es lo enchiloso de unas sencillas tortillas de maíz. Digno de cualquier celebración –boda, quinceaños, semáforo amarillo, promoción 2X1 en tu súper favorito– estas enchiladas son una fiesta de pepita con final picosito.Enchiladas enacahuatadasEn México incluimos los cacahuates también en las salsas como la macha o en algunos moles oaxaqueños. Esta salsa espesa, balanceada en acidez y tersa es la cobija que toda tortilla quisiera llevar. Enchiladas de chile poblanoEn el mundo de las enchiladas verdes, tenemos unas de pantones más claros que no proceden del tomatillo, sino de una crema elaborada a partir de chile poblano y queso, queso doble crema, crema o bien, todas las anteriores. Pueden ir rellenas de pollo o de un salteado de setas para completar la experiencia vegetal. 
El aceite de oliva es parte de la maravillosa dieta mediterránea, es una aderezo sencillo pero con mucho sabor para cualquier ensalada y con estos consejos, aprenderás cómo usar aceite de oliva para hacer crecer las uñas.Si tú también tienes las uñas quebradizas y las cutículas secas, probablemente no te crecen sanas y fuertes, como quisieras, pero existen varios remedios caseros fáciles que te ayudan con esto, como es el caso del aceite de oliva aplicado a diario. El aceite de oliva penetra en la piel y las uñas para ayudar a reparar los daños, además de suavizar las uñas y las cutículas, lo cual da como resultado fuerza y salud a las uñas. El aceite de oliva es una gran idea para usar como remedio casero en la piel, pues se puede utilizar en cualquier parte del cuerpo como emoliente e hidratante.Los beneficios de belleza del aceite de oliva son legítimos y hay varias formas de aplicarlo en las uñas para fortalecerlas, a continuación te contamos algunos métodos.1. Aceite de oliva para suavizar las cutículas: primero, sumerge las manos en una mezcla de partes iguales de vinagre blanco y agua tibia durante cinco minutos (para matar los gérmenes y prevenir hongos). Sécate las manos con palmaditas y aplica unas gotas de aceite de oliva en cada cutícula; deja que se absorba durante unos 10 minutos.2. Aceite de oliva para hacer crecer las uñas: además de mantener saludables las cutículas, el aceite de oliva puede ayudar a que tus uñas crezcan, debido a que es rico en vitamina E, lo cual lo hace extremadamente hidratante y se absorbe fácilmente, ideal para el crecimiento de las uñas. Remoja las uñas en aceite de oliva durante unos 20 minutos una vez a la semana para sentir este efecto fortalecedor.3. Aceite de oliva para darle brillo a las uñas: aplica aceite de oliva en las uñas y pule con un paño de algodón limpio o una lima de uñas. Esto dará a la uña brillo y protección adicional contra los químicos en el esmalte de uñas.Sin duda, el aceite de oliva te ayudará a fortalecer las uñas, pues penetra en ellas y en la piel para reparar los daños y suavizarlas, lo cual permitirá que crezcan más y mejor.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD