Infografía: Cuanto tiempo debemos cocinar el pavo
Navidad

Infografía: Cuanto tiempo debemos cocinar el pavo

Por Kiwilimón - December 2012
Te presentamos a continuación un tip súper importante a la hora de cocinar el pavo. De acuerdo al peso de nuestro pavo, debemos calcular el tiempo de cocción del mismo para que el resultado final sea una carne tierna, jugosa y con buen sabor.

Infografía

Para que sea más fácil para ti, con esta tabla podrás calcular de mejor manera el tiempo que debemos cocinar el pavo:

Libras

Kilogramos

Tiempo

10 a 18

4.5 a 8

3 ¾  a 4 ½ horas

18 a 22

8 a 10

4 ½ a 5 horas

22 a 24

10 a 11

5 a 5 ½ horas

24 a 30

11 a 13.5

5 ½ a 6 ¼ horas

  No debe ser una tarea complicada cuidar que el pavo quede bien cocido y delicioso. Estos son algunos consejos que te pueden ayudar: - La temperatura ideal para cocinar el pavo debe ser al inicio de 220 °C para que penetre el calor en el pavo, una vez que haya transcurrido aproximadamente media hora o 40 minutos, se deberá reducir la temperatura a 170 °C para que no se dore por fuera y quede crudo por dentro. - Debes cubrir el pavo con láminas de papel aluminio y asegurarte de que estén correctamente colocadas. Esto hará que se mantenga húmedo y evitará que se dore la piel y se seque demasiado, además facilitarás el proceso para que se cocine bien por dentro. - Cada vez que bañes el pavo con la salsa (cada 30 minutos), cuida que no baje la temperatura del horno y que coloques perfectamente bien el aluminio nuevamente para que no se queme por ningún lado. - Para saber si tu pavo está bien cocido, debes meter un cuchillo en la parte más gruesa del pavo (preferentemente el muslo), el jugo que sale del pavo deberá ser claro. Si el jugo es rojo o notas que la carne todavía está un poco rosa, deberás meter el pavo más tiempo. - Cuando saques del horno el pavo, no retires el papel aluminio y déjalo reposar de 30 a 40 minutos aproximadamente, esto hace que el jugo natural del pavo se distribuya y no se salga.   Recetas de cocina A continuación te presentamos algunas recetas de cocina de pavo para que puedas emplear todos los consejos que te acabamos de dar. Pavo ahumado relleno. Hola a todos espero que esta receta les sirva mucho esta riquísima les recomiendo que la preparen. Gracias y que tenga muy bonita navidad y año nuevo. Mis mejores deseos, que Dios los bendiga. Pavo a la mantequilla y chabacano. Pavo a la mantequilla y chabacano, con un sabor inigualable. Pavo al vino tinto con relleno de manzanas. Delicioso y ligero pavo navideño. Pavo con miel. Es verdaderamente delicioso, y sencillo. El pavo al horno más fácil. Riquísimo pavo al horno. Es muy fácil de preparar y muy rápido de hacer. Pavo a la sidra. Un pavo marinado en una mezcla de sidra con hierbas de olor. Pavo relleno al achiote de navidad. Esta navidad prepara esta receta de pavo relleno al estilo mexicano. Pavo relleno. Esta receta está muy rica y deliciosa, háganla. Pavo a la plaza. Exquisito pavo relleno, el pavo va inyectado de mantequilla, leche y vino blanco. El relleno consiste en verduras salteadas tales como zanahoria, papa, poro, apio, chicharos, calabacita, y jamón de corte grueso.   Si quieres más recetas de pavo o alternativas al pavo, haz click aquí  
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las galletas de jengibre están tan relacionadas con estas fechas que saborear uno de estos bizcochos es como darle una mordida a la Navidad.  Su sabor inconfundible, especial textura y decoración característica hacen que las galletas de jengibre sean un elemento imprescindible en todas las casas durante la época navideña. Pero no siempre ha sido así. Conoce el origen de las galletas de jengibre.Para empezar, hay que saber de dónde viene el jengibre. Esta raíz es originaria de China y llegó a Europa a través de la ruta de la seda hace ya varios siglos. Durante la Edad Media se usaba como especie por su habilidad de ocultar el sabor de las carnes preservadas.Se cree que las primeras galletas de jengibre en Europa se elaboraron a finales de la Edad Media. En aquella época las galletas se decoraban con hojas de oro y tenían varias formas. Debido a que el jengibre todavía era un ingrediente difícil de conseguir en esos tiempos, las galletas de jengibre eran consideradas un lujo que solo los reyes y los más adinerados podían darse.Después de ser un producto típico de las ferias medievales, las galletas de jengibre adquirieron todo un nuevo sentido gracias a la reina Isabel I de Inglaterra. En el siglo XVI la reina pidió que sus galletas tuvieran la forma de algunos personajes, especialmente de los miembros de su corte y pretendientes. Las galletas eran decoradas con atuendos comestibles y se ofrecían a sus invitados.Unos años después los hermanos Grimm crearon un cuento tomando como inspiración las galletas de jengibre. Hansel y Gretel cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio del bosque una casa hecha enteramente de galleta de jengibre. Muchas personas atribuyen la popularidad de las casas y los muñecos de jengibre a este cuento.La costumbre de construir las casas de galleta pronto se relacionó con las fiestas navideñas, tal vez por ser una actividad divertida en la que pueden participar chicos y grandes. La tradición, que comenzó en Alemania, comenzó a esparcirse por Europa hasta llegar a América.Y así es como el día de hoy relacionamos las galletas de jengibre con la Navidad.Recetas de galletas de jengibre:Galletas de jengibre con nutellaGalletas de jengibre con chocolate blanco
¿Te convenciste de cambiar tus hábitos alimenticios? Consiente tu paladar mientras cuidas tu salud con estas recetas saludables para comenzar la dieta. Enchiladas de calabaza con pollo. Disfruta el tradicional sabor de las enchiladas, sin los carbohidratos de las tortillas. En esta receta aprenderás a envolver el pollo en láminas delgadas de calabaza para sustituir las tortillas. Sírvelas con queso panela, cilantro y, por supuesto, más salsa.LA RECETA ESTÁ AQUÍChampiñones rellenos veganos. Cumple tu propósito de llevar una alimentación más balanceada preparando estos ricos champiñones. Gracias a la sémola de trigo (couscous) y las verduras, este platillo es muy rendidor y llena bastante, así que no te quedarás con hambre.LA RECETA ESTÁ AQUÍTaquitos de nopal rellenos de requesón. Mucha fibra, mucho sabor y pocas calorías: así son estos deliciosos taquitos de nopal rellenos de requesón. Recuerda que es muy importante agregar bicarbonato al agua de cocción de los nopales para quitarles la baba.LA RECETA ESTÁ AQUÍEnsalada de fresas y aguacates. No todas las ensaladas son aburridas. Con esta receta podrás preparar un platillo lleno de sabor y textura sin demasiadas calorías. El aderezo hecho con yogurt, chía y aceite de oliva hace que todos los ingredientes se integren para darle armonía a los sabores.LA RECETA ESTÁ AQUÍCeviche de coliflor. Esta es una versión vegetariana del tradicional ceviche de mariscos. Lo mejor de todo es que, aparte de tener un sabor increíble, solo te tomará 20 minutos preparar esta receta. Puedes servir el ceviche en tacos, tostadas o canastas de tortilla.LA RECETA ESTÁ AQUÍTostadas de tinga de nopales.Si tienes antojo de una tinga, pero no quieres comer carne, aquí te tenemos la  solución. Esta receta tiene el mismo rico sabor de la tinga, solo que, en lugar de usar carne de pollo o cerdo, se utilizan nopales cortados en tiritas.LA RECETA ESTÁ AQUÍHamburguesa vegetariana con “pan” de coliflor. ¿Estás tratando de bajarle a tu consumo de carne, pero tienes un antojo terrible de hamburguesa? Con esta receta podrás disfrutar del delicioso sabor de este platillo sin un gramo de proteína animal. Además, podrás ahorrarte los carbohidratos del pan sustituyéndolo por un “pan” hecho con coliflor, queso y cebollín.LA RECETA ESTÁ AQUÍYa no tienes pretextos para no llevar una alimentación balanceada. Con estas recetas podrás comenzar el año cuidando tu salud.
Las galletas de jengibre están tan relacionadas con estas fechas que saborear uno de estos bizcochos es como darle una mordida a la Navidad.  Su sabor inconfundible, especial textura y decoración característica hacen que las galletas de jengibre sean un elemento imprescindible en todas las casas durante la época navideña. Pero no siempre ha sido así. Conoce el origen de las galletas de jengibre.Para empezar, hay que saber de dónde viene el jengibre. Esta raíz es originaria de China y llegó a Europa a través de la ruta de la seda hace ya varios siglos. Durante la Edad Media se usaba como especie por su habilidad de ocultar el sabor de las carnes preservadas.Se cree que las primeras galletas de jengibre en Europa se elaboraron a finales de la Edad Media. En aquella época las galletas se decoraban con hojas de oro y tenían varias formas. Debido a que el jengibre todavía era un ingrediente difícil de conseguir en esos tiempos, las galletas de jengibre eran consideradas un lujo que solo los reyes y los más adinerados podían darse.Después de ser un producto típico de las ferias medievales, las galletas de jengibre adquirieron todo un nuevo sentido gracias a la reina Isabel I de Inglaterra. En el siglo XVI la reina pidió que sus galletas tuvieran la forma de algunos personajes, especialmente de los miembros de su corte y pretendientes. Las galletas eran decoradas con atuendos comestibles y se ofrecían a sus invitados.Unos años después los hermanos Grimm crearon un cuento tomando como inspiración las galletas de jengibre. Hansel y Gretel cuenta la historia de dos hermanos que se encuentran en medio del bosque una casa hecha enteramente de galleta de jengibre. Muchas personas atribuyen la popularidad de las casas y los muñecos de jengibre a este cuento.La costumbre de construir las casas de galleta pronto se relacionó con las fiestas navideñas, tal vez por ser una actividad divertida en la que pueden participar chicos y grandes. La tradición, que comenzó en Alemania, comenzó a esparcirse por Europa hasta llegar a América.Y así es como el día de hoy relacionamos las galletas de jengibre con la Navidad.Recetas de galletas de jengibre:Galletas de jengibre con nutellaGalletas de jengibre con chocolate blanco
Picar, licuar, mezclar. Ahora puedes hacer cualquiera de estas cosas en cuestión de segundos con solo presionar un botón. Cocinar con licuadora es tan sencillo que ahora tal vez te parezca imposible pensar en una cocina sin este electrodoméstico, pero la verdad es que este es un invento relativamente nuevo. Fue apenas hace unos 96 años (en 1922) que S. J. Poplawski inventó un electrodoméstico para preparar batidos y ésta era conocida como "aparato de cocina centrifugador". Aunque en un principio este aparato estaba diseñado solo para mezclar bebidas, con el tiempo fue cambiando hasta convertirse en la licuadora como la conocemos hoy. La licuadora es ahora una herramienta indispensable en todos los hogares. Usar este electrodoméstico ofrece un sinfín de ventajas, pero podríamos decir que estos son los principales beneficios de cocinar con licuadora: Textura La licuadora no solo mezcla los ingredientes. Dependiendo del modo en el que la utilices, puede desde picar hasta licuar. Además, con la licuadora puedes conservar los nutrientes de los alimentos, ya que a diferencia de otros electrodomésticos no separa la pulpa, la piel y el jugo de las frutas o verduras. Practicidad No tienes que comprar una colección entera de electrodomésticos para hacer maravillas en la cocina.  Una buena licuadora puede hacer de rallador, moledor o procesador sin necesidad de gastar en más aditamentos. Y lo mejor es que cabe en cualquier lado. Limpieza Aparte de que te ahorras la limpieza de cuchillos, tablas de cortar y el batidero sobre la barra de la cocina, mantener una licuadora es muy sencillo. Con un poco de jabón y agua es suficiente para limpiar los restos de comida. Consumo de electricidad La mayoría de las licuadoras funcionan con un rango de 300-350 watts, mientras que los procesadores de alimentos utilizan entre 500 y 1500 watts. Como puedes ver el consumo de energía es mucho más bajo con las licuadoras. Tiempo Con una licuadora puedes hacer lo mismo que un mortero, un metate o un buen cuchillo. La gran diferencia es que te tomará mucho menos tiempo picar o moler los ingredientes con la ayuda de la licuadora.   Aprovecha todos los beneficios de cocinar con licuadora manteniéndola en buen estado. Siempre desármala antes de limpiarla, deja que el vaso seque completamente antes de colocarlo sobre el motor.   Recetas que puedes preparar con licuadora: Pay de limón frío en licuadora Pasta con salsa de espinacas Panqué de nuez en licuadora Daiquiri de plátano   Fuentes: Curiosfera.com Gob.mx Etiquetaenergetica.com  
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD