La importancia de las vitaminas C y A en Invierno
Navidad

La importancia de las vitaminas C y A en Invierno

Por Kiwilimón - Noviembre 2012
El déficit de vitamina C reduce la resistencia a las infecciones, lo que puede comprometer nuestra salud durante días o semanas. Las verduras de la familia de las coles son las más ricas en vitamina C y ácido cítrico, que potencia la acción beneficiosa de esta vitamina. Igualmente, se consideran fuente importante de antioxidantes naturales: antocianinas (color morado), beta-carotenos (color amarillo-anaranjado-rojizo, enmascarado por la clorofila) y compuestos sulfurosos. Por otra parte, nuestro organismo necesita vitamina A para mantener en buen estado la piel y las mucosas (entre ellas, las que recubren el interior de los bronquios) y reducir el riesgo de afecciones respiratorias. La zanahoria es el alimento más abundante en betacaroteno, antioxidante que en el intestino acaba transformándose en vitamina A a medida que el organismo la necesita. Las hojas del nabo, además de su riqueza en folatos, vitamina C y vitamina E, contienen betacarotenos en importante cantidad. Las verduras de hoja de temporada (acelga, espinacas, endivia, borraja) son ricas en folatos y fibra y aportan asimismo beta-carotenos (el color naranja está enmascarado en estas verduras por el pigmento clorofila) y vitamina C (salvo la endibia). Al igual que en el resto de verduras, las hojas más externas son las más vitaminadas. El betacaroteno o provitamina-A no se destruye con el calor, por lo que esta sustancia no se ve disminuida con la cocción de los alimentos. Con un consumo abundante de estas verduras mejoraremos el estado de la mucosa bronquial y aliviaremos la tos. A diferencia de la anterior, la vitamina C es sensible al calor y a la oxidación. De ahí el interés de incluir cada día verduras crudas en forma de ensaladas o ligeramente cocinadas para minimizar las pérdidas de este nutriente en las épocas de Invierno, principalmente.

Recetas de cocina

Te dejamos recetas de cocina recomendadas que incluyen este tipo de vitaminas, y que además son perfectas para preparar en casa y de forma fácil. (es recomendable hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma) Souffles Calientes de Naranja y Cointreau. Para los que les encanta cocinar, este souffle de naranja queda buenísimo. Sigan los pasos al pie de la letra y no hay pierde. Gallinitas de Guinea con Naranja. Una muy buena receta para preparar las galllinitas de guinea en el horno con una salsa de jugo de naranja, vino blanco, soya y miel de abeja. Sopa de Zanahoria con Naranja y Estragon. Sopa cremosa de zanahoria preparada con un poco de jugo de naranja y estragón. Baja en grasas y llena de vitaminas A y C. Arroz con Leche con Naranja. El tradicional sabor del arroz con leche, con el toque cítrico de la naranja. Peras Poche con Naranja y Miel. Poché es una técnica para cocinar fruta fresca y volverla en un delicioso postre. Esta receta de peras con naranja ymiel es muy rica y saludable. Sopa de Pastitas con Jitomate y Queso. Esta receta de pastitas con salsa de jitomate y queso es ideal para niños de 7-12 meses. La receta es rica en vitamina C y vitamina E y es muy fácil de comer. Ensalada de Fresas y Pimiento Amarillo. Una saludable ensalada, rica en fibra y vitamina C.  

Para más recetas saludables con vitaminas, haz click aquí.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Del estrés tóxico “nuestro de todos los días” casi nadie escapa. Y es que en los tiempos que corren, en donde todo es urgente, con una pandemia que no parece tener fin, con las tareas “normales” en casa que nunca terminan y, para muchos, una difícil cuesta de enero, mantener un balance emocional puede resultar difícil.Si bien el estrés nos ayuda a reaccionar en situaciones de riesgo, pues nos mantiene alertas, cuando nos sobrepasa pueden aparecer problemas de insomnio, síntomas estomacales, pérdida de apetito, irritabilidad, ansiedad, entre otros.Por fortuna podemos limitarlo. Las estrategias van desde realizar actividades relajantes como yoga, leer un libro o hacer meditación, realizar ejercicio de forma regular, seguir una adecuada higiene del sueño, establecer prioridades, evitar sobredimensionar los problemas, hasta terapias muy particulares indicadas por el médico especialista.Junto con ello, llevar una dieta balanceada y adecuada contribuye de forma muy efectiva a que te sientas bien; y mejor aún si incluyes alimentos que contienen ciertos compuestos activos que pueden influir en tu estado de ánimo, es decir, que actúan positivamente sobre el estrés, señala la nutrióloga Nathalie Pernicone, del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.Además de estos alimentos que contienen sustancias muy particulares, hay otros que pueden ayudar de manera indirecta, por sus efectos reconfortantes, como los dulces o carbohidratos; sin embargo, es muy importante cuidar y evitar el “comer emocional”, es decir, comer para sentirnos mejor, porque a largo plazo puede crear una relación distorsionada con la comida.A continuación te presentamos 10 alimentos que podrías incluir en tu dieta diaria si le quieres echar una manita a tu organismo en el manejo del estrés:1. Pescados de agua fría. Nos referimos al salmón, atún, sardinas o anchoas, ya que son ricos en ácidos Omega 3, un tipo de grasa poliinsaturada que puede ayudar a mantener los niveles de cortisol (mejor conocida como la hormona del estrés) dentro de la normalidad. La Asociación Americana del Corazón recomienda comer, por lo menos, dos raciones (de 100 g) a la semana.2. Acelgas. Estos vegetales de grandes hojas tienen un alto contenido de magnesio, el cual juega un papel protector contra la ansiedad. Investigaciones como las publicadas por la Academia Americana de Neurología, sugieren incluir una ración de verduras de hoja verde, como las acelgas, todos los días, porque esto contribuye, además, a detener el deterioro cognitivo.3. Almendras y frutos secos. Al igual que los pescados, estos alimentos tienen un alto contenido de Omega-3 y magnesio, una excelente combinación para ayudar a relajar la tensión y la ansiedad. El magnesio, cabe señalar, estimula la producción de serotonina, la llamada “hormona de la felicidad”, así que si quieres prevenir estrés o situaciones de insomnio, como se señala en un estudio publicado en la revista Nature, incluye estos alimentos en tu dieta. Puedes comer un puñito diario (de 4 a 10 piezas).4. Cacao. Además de contener magnesio, también es rico en triptófano, un aminoácido que puede influir de manera positiva en el estado del ánimo al ser precursor de serotonina y melatonina (hormona que contribuye a regular nuestro reloj biológico). ¡Una excelente noticia para los amantes del chocolate! Si sabes que tendrás un día estresante, no olvides llevar contigo una barra de unos 40-50 gramos, como sugiere el médico especialista en medicina del trabajo, Víctor Vidal Acosta, en su libro, Estrés Laboral.5. Kiwi. La vitamina C contribuye a mejorar el estado de ánimo, por eso el kiwi, que contiene una cantidad importante de ella, es una excelente opción. Esto lo confirma el estudio “Beneficios nutricionales y sanitarios asociados al consumo de kiwi”, publicado en la revista científica Nutrición Hospitalaria. Los resultados indican que su consumo diario –uno o dos kiwis– puede ser “una estrategia efectiva para la promoción de la salud y prevención de enfermedades”, porque además tiene un alto poder antioxidante y efectos en la función inmune.6. Naranja y cítricos en general. Por ser ricos en triptófano y vitamina C, ayudan a combatir la sensación de ansiedad. De hecho, la falta de Vitamina C hace que las personas se sientan fatigadas o deprimidas. Puedes consumir una o dos naranjas al día.7. Avena. Este cereal integral también es buena fuente de triptófano. Al ser un hidrato de carbono, contienen serotonina, que ya hemos visto que es una excelente aliada para sentirnos bien. Puedes comer unos 25 g al día.8. Leche. Sobre todo tibia, antes de acostarse. Se ha visto que el calcio ayuda a fortalecer y relajar el sistema nervioso, por lo que alivia la tensión, ayudando con ello a regular los niveles de estrés. Con un vaso es suficiente. Elige la descremada y deslactosada, en caso de que sea intolerante a la lactosa.9. Yogur natural. Este es otro lácteo aliado de la tranquilidad, ya que también favorece la producción de serotonina, además de las propiedades provenientes del calcio. Come o bebe de dos a tres lácteos al día; uno de ellos puede ser yogur.10. Infusión de lechuga. Contiene una sustancia llamada lactucina, que ayuda a relajar el sistema nervioso. En este rubro, podemos incluir infusiones como valeriana, pasiflora, tila, que tienen propiedades relajantes. Toma una taza cuando te sientas estresado.Si bien la alimentación es coadyuvante del bienestar emocional, no olvides:● Llevar un estilo de vida saludable y activo.● Tener un descanso adecuado para mantener regulados los niveles de cortisol.● Hacer ejercicio, ya que tiene efectos antidepresivos muy importantes, además de disminuir estrés y ansiedad. ● Cuidar y priorizar la salud mental tanto como la física.● Acudir al psicólogo/a en caso de que no puedas hacerle frente al estrés.¡Aliméntate en serio con Santander!
Las vitaminas C y D han sido las estrellas en estos años de pandemia, cuando todos hemos buscado la forma de resguardarnos de la manera más natural posible del COVID-19. Pero ¿cómo funcionan y en qué alimentos podemos encontrar vitaminas para fortalecernos contra el coronavirus?La vitamina C es un antioxidante del cual podríamos decir que desde siempre ha sido promovido como un benefactor en la función inmunológica saludable, mientras que la vitamina D saltó a la fama en años recientes, con sus posibles efectos positivos sobre la función inmunológica.Lo que la ciencia ha podido investigar hasta el momento respecto del consumo de vitaminas como suplemento y el nuevo COVID-19 es que existe la posibilidad de que los suplementos puedan ser efectivos. Por ejemplo, algunos estudios observacionales vinculan los niveles más bajos de vitaminas en la sangre con un mayor riesgo de dar positivo por el virus que causa el COVID-19, sin embargo, estudios como estos no pueden probar que la vitamina D proteja a las personas contra las infecciones.De acuerdo con información del sitio de la Universidad de Harvard, un estudio de 2021 sobre zinc y vitamina C tampoco demostró beneficios para las personas con COVID-19 leve. En este estudio, las personas cuyos síntomas no requirieron hospitalización fueron asignadas al azar para recibir sólo vitamina C, 8.000 mg/día, o sólo zinc, 50 mg/día, o ambos suplementos en las dosis anteriores o ninguno de ellos.A pesar de las dudas sobre el beneficio general de estos suplementos, muchos médicos comenzaron a recetarlos de forma rutinaria en los primeros días de la pandemia de COVID-19, probablemente por la falta de conocimiento sobre cómo tratar esta nueva infección y el historial de seguridad que tienen los suplementos de estas vitaminas.Mientras que las personas con deficiencias nutricionales sí deben recibir suplementos y las deficiencias de zinc o vitamina D son comunes y pueden contribuir a una función inmunológica deficiente, lo mejor siempre será poder adquirirlos de una dieta nutritiva y adecuada para cada persona. A continuación, te contamos más sobre las vitaminas C y D, además de en qué alimentos encontrarlas.La vitamina C, o ácido ascórbico, es una vitamina soluble en agua, un antioxidante y eliminador de radicales libres que tiene propiedades antiinflamatorias, influye en la inmunidad celular y la integridad vascular, y sirve como cofactor en la generación de sustancias que incluyen la adrenalina, la noradrenalina y la dopamina.Cuando una persona se encuentra en un estado de estrés oxidativo, como cuando está atravesando alguna enfermedad que cause incluidas infecciones graves y sepsis, por ejemplo el COVID-19, puede que requiera más vitamina C, pero aún se está estudiando el papel potencial de altas dosis para mejorar la inflamación y la lesión vascular en pacientes con este tipo de coronavirus.Las frutas y verduras son las mejores fuentes de vitamina C, en especial las frutas cítricas, los tomates, el jugo de tomate y las papas. Otras buenas fuentes de alimentos con vitamina C incluyen:pimientos rojos y verdeskiwibrócolifresascoles de Bruselasmelón Muchas de las mejores fuentes alimenticias de vitamina C, como frutas y verduras, generalmente se consumen crudas. Consumir cinco raciones variadas de frutas y verduras al día puede aportar más de 200 mg de vitamina C.Por otro lado, la vitamina D es un nutriente importante que el cuerpo necesita para construir y mantener los huesos fuertes, entre otros beneficios. La fuente principal de esta vitamina es la luz solar, pues la piel absorbe los rayos ultravioletas del sol y los convierte en vitamina D.Sin embargo, muchas personas no obtienen la suficiente y esto ocurre especialmente si eres mayor, no comes alimentos saludables o tienes un tono de piel más oscuro. Si bien la vitamina D estimula el sistema inmunológico y alivia la inflamación, los expertos señalan que se necesita más investigación sobre sus propiedades antivirales.Aunque hay varios estudios sobre la relación entre la vitamina D y el COVID-19 que señalan que los niveles bajos de ella sí pueden aumentar la probabilidad de dar positivo, otros sugieren que los niveles más altos de vitamina D no reducen el riesgo de infección viral, hospitalización o gravedad de la COVID-19. La mejor forma de adquirir vitamina D es más luz solar, de 15 a 20 minutos tres días a la semana, y alimentos como:Pescado azul (como el salmón o las sardinas)carne rojaYemas de huevoAlimentos con vitamina D añadida, como la leche
[url=https://www.kiwilimon.com/blog/dietas-y-nutricion/nutricion/4-razones-por-las-que-el-lunes-sin-carne-es-una-buena-idea][b]Leer en español[/b][/url] Have you heard about [b]Meatless[/b] [b]Monday[/b]? It is an international health campaign organized by Monday Campaigns Inc. in association with the Johns Hopkins Center for a Livable Future that encourages people to improve their [b]health[/b] and the health of the planet. Since[b] eating less meat[/b] per week has benefits for you and if you are aware of the implications of [b]meat[/b] [b]production[/b] in the world, taking part in [b]Meatless[/b] [b]Monday[/b] will be a good start to take action to help the planet. There is research on[b] semi-vegetarian meal plans[/b] that have shown they have benefits like lower risk of type 2 diabetes and colorectal cancer, lower blood pressure, and a higher-quality diet. Therefore, joining [b]Meatless[/b] [b]Monday[/b] could be a great idea if you want to follow a semi-vegetarian diet without completely giving up on meat. Here are 4 good reasons to do it. To Lower Your Saturated Fats Intake [b]Red[/b] [b]meat[/b] is rich in fats, especially saturated ones, which could lead to high levels of cholesterol in the blood, according to Mexico’s Federal Office for the Consumer (Profeco). High cholesterol, in turn, can cause heart diseases. To Prevent Fatigue or Dehydration Eating too much [b]red[/b] [b]meat[/b] or [b]processed[/b] [b]meat[/b] can cause secondary effects like [b]dehydration[/b] since the body requires a lot of water to digest it. On the other hand, digesting meals that are rich in meat does not only divert energy from the brain and cause [b]fatigue[/b], but some types of meat, like beef and turkey, are also rich in tryptophan, an amino acid that is linked to melatonin production, which can cause drowsiness or regulate the sleeping cycle. To Lower the Risk of Heart Diseases According to the systematic analysis of 20 studies from 2010 that assessed the link between eating red and processed meat and the risk of incident cardiovascular disease, experts found that eating processed meat, but not red meat, seemed to increase the [b]risk of heart disease[/b] by 42%. To Prevent Weight Gain [b]Eating[/b] [b]meat[/b] has several benefits that can lead to a healthier weight and lifestyle, including increasing appetite, greater muscle mass retention, and speeding up metabolism. However, several studies have linked [b]obesity[/b] to eating more than the recommended maximum of red and processed meat since, when it is not properly managed, the high consumption of red and processed meat can also lead to a higher calorie intake in general. You don’t have to completely[b] give up on meat[/b]. As a matter of fact, some health experts recommend a daily intake of 2.9 ounces of lean meat to keep a healthy diet. It is a matter of eating these products in moderation, something you can easily do on a [b]Meatless[/b] [b]Monday[/b], or the day of your choice. Check out some [b]vegetarian[/b] and [b]meatless[/b] [b]recipes[/b] to join Meatless Monday: Tinga and Nopal Tostadas Avocado, Goat Cheese, and Spinach Sandwich Traditional Enchiladas Mineras [b]Translated by Miranda Perea[/b]
El pan de masa madre ha existido desde hace miles de años, sin embargo, comenzó a ganar popularidad desde hace un par de años hasta convertirse en todo un fenómeno durante la pandemia de COVID-19, cuando miles o millones de personas en todo el mundo comenzaron a experimentar con la fermentación y el proceso de preparación de este tipo de pan desde casa. De acuerdo con los expertos, todo indica que el pan de masa madre se originó en Egipto alrededor del año 1500 a. C., pues cabe recordar que en esos años no existía la lavadura que ahora usan los panaderos para fermentar la masa de una manera industrial, un método mucho más rápido que el artesanal. A diferencia de la manera en que se prepara el pan más comercial, el pan de masa madre se elabora a través de un proceso mucho más largo y laborioso, en el cual las bacterias y el ácido láctico presentes en la masa comienza un proceso de fermentación natural. Si preparas este tipo de masa, notarás que la masa comienza a tener burbujas y se expande poco a poco. También puedes leer: Diferencias entre probióticos y prebióticosAhora que el pan de masa madre es mucho más popular y accesible, en kiwilimón te contamos más sobre este tipo de pan, cuáles son los nutrientes que contiene y si es más saludable que el pan normal o de caja. ¡Te sorprenderán sus muchos beneficios para la salud!¿Qué nutrientes contiene la masa madre?Según los expertos, este tipo de pan contiene todo tipo de nutrientes, como podrás ver a continuación:Ácido fólico Fibra Hierro Manganeso Proteína Selenio Vitamina B3También puedes leer: Pan tostado con requesón, el nuevo desayuno viralLos beneficios de comer pan de masa madreGracias al proceso natural de fermentación, el pan de masa madre tiene muchos beneficios para la salud, a continuación te contamos cuáles son.No eleva tus niveles de azúcar en la sangreA diferencia del pan de caja o el pan convencional, los cuales contienen una gran cantidad de azúcar y no es muy nutritivo, el pan de masa madre no tiene un índice glucémico tan alto como el pan normal y el azúcar no entra de manera tan repentina a la sangre. A lo largo de los años se han realizado estudios sobre los efectos de este tipo de pan, los cuales han demostrado que los participantes que consumían pan de masa madre tenían niveles de azúcar e insulina mucho más bajos que aquellos que consumían pan que se había fermentado con levadura seca. Cabe mencionar que aún falta más evidencia científica que explique este fenómeno, sin embargo, algunos expertos han señalado que es posible que se deba a que, durante la fermentación, la masa madre produce ácidos, los cuales podrían ser los responsables de que este tipo de pan no incremente los niveles de azúcar en la sangre.Un pan rico en antioxidantesOtro de los grandes beneficios del pan de masa madre es que es rico en antioxidantes, pues diferentes estudios científicos han señalado que este pan contiene péptidos, un tipo de antioxidantes que podría ayudar a combatir todo tipo de enfermedades. También puedes leer: 5 tips para mantener el pan frescoEl pan de masa madre mejora la digestiónEl ácido láctico y las levaduras naturales presentes en la masa madre realizan procesos químicos que te ayudarán a digerir los alimentos, especialmente los granos, de una mejor manera. Por si fuera poco, se cree que el proceso de fermentación podría resultar en la producción de prebióticos, un tipo de fibra que es esencial para una buena salud intestinal. En general, la fermentación de la masa también es un proceso durante el cual se descomponen los compuestos presentes en los granos, lo que hace que se digieran de una manera más fácil.¿El pan de masa madre es más nutritivo que el pan normal?Después de aprender que este tipo de pan es rico en nutrientes, vitaminas, minerales y antioxidantes, podemos afirmar que si es más saludable. Por otro lado, es una buena opción para las personas que no pueden consumir grandes cantidades de azúcares, pero cabe mencionar que debe consumirse con moderación. Además, este pan también es rico en antioxidantes, probióticos y mejora la digestión, por lo que es una gran opción para mantener una dieta saludable.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD