Menú para las próximas posadas
Navidad

Menú para las próximas posadas

Por Kiwilimón - Diciembre 2012
No te compliques! Elige las opciones que tenemos para ti. ¡Disfruta de las posadas con toda la familia y con recetas deliciosas y fáciles de hacer! Seleccionamos algunas de nuestras mejores recetas para que puedas compartir con tus seres queridos estas increíbles fiestas con deliciosos sabores que a todos les encantarán. Acuérdate que organizar una fiesta además de ser divertido, es una oportunidad perfecta para lucirte como anfitrión, o si es que la fiesta a la que vas a asistir es "de traje" entonces también serán una excelente opción porque son fáciles de hacer y algunos, son  muy económicos.

Recetas (les recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma)   Elotes con chile y limón. Elotes a la parilla con mayonesa, chile y limón. Ensalada fresca de kiwi. Deliciosa receta de ensalada de kiwi con fresa, queso panela y un toque de ajonjolí acaramelado. Taquitos de pollo dorados. Deliciosos taquitos de pollo dorados. Tostadas de pollo. Las tostadas mexicanas con pollo, crema, frijoles y salsa. Buñuelos. Los buñuelos son un rico y crujiente postre para comer en las fiestas navideñas. Tamales de dulce. Receta de tamales dulces con pasitas hechos en casa. Arroz con leche a la vainilla. El arroz con leche es un postre típico de múltiples países en el mundo. Se hace cociendo lentamente arroz en leche con azúcar y se suele servir espolvoreado con canela o azúcar. En Argentina y Uruguay también se sirve con dulce de leche.   Si quieres conocer más recetas que puedes preparar en las posadas, haz click aquí  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Hoy en día es común que las personas presenten altos niveles de colesterol, por lo que es recomendable que incorporen alimentos saludables que ayuden a combatir el colesterol malo. Sin embargo, cambiar tu dieta no significa que debas preparar recetas aburridas, pues Kiwilimón tiene las mejores opciones saludables.Según los expertos, existe un gran número de alimentos que puedes incorporar a tu dieta para combatir el colesterol malo, pues este puede tener graves consecuencias en tu salud y afectarte a largo plazo. ¿Qué es el colesterol malo?El colesterol “malo” es aquel que se acumula en las arterías, lo que puede disminuir o bloquear el flujo de sangre a tu corazón. Debido a que este tipo de colesterol puede ser muy dañino, lo más recomendable es que sigas una dieta saludable y libre de grasas, así como realizar alguna actividad física.Alimentos para combatir el colesterol maloDe acuerdo con expertos de la Universidad de Harvard, estos son algunos de los alimentos que te ayudarán a combatir el colesterol malo:1. AvenaUna manera muy simple de bajar tus niveles de colesterol es incorporar la avena a tu dieta. En Kiwilimón tenemos recetas fáciles para preparar desayunos deliciosos y nutritivos con este cereal, así como hot cakes, galletas y waffles.2. Manzana, uvas, fresas y cítricosTodas estas frutas son ricas en pectina, un tipo de fibra que ayuda a combatir los altos niveles de colesterol. Puedes utilizarlas para preparar frescos bowls de frutas y exquisitos snacks dulces y salados.3. NuecesRecuerda que debes incorporar almendras, nueces, cacahuates y otros frutos secos a tu dieta, pues te ayudarán a mantener a tu corazón saludable. Puedes agregarlos a tu desayuno y a las ensaladas.4. BerenjenasGracias a que este vegetal es bajo en calorías, es ideal para incluirlo en tu dieta.5. Aceites vegetalesA la hora de cocinar, lo más recomendable es utilizar aceites vegetales, tales como los de canola y girasol, pues la manteca y la mantequilla no son lo más recomendableEn Kiwilimón puedes encontrar cientos de recetas saludables, las cuales harán más fácil que cambies tus hábitos alimenticios y mejores tu salud. 
Se fue la mitad del año y parece que la comfort food –tan necesaria para el apapacho del alma cuando las cosas no van del todo bien– llegó para quedarse. En 2020 vimos llegar harto pollo frito, comida thai, sandos japoneses, galletas de todos colores y sabores, smash burgers, omnipresentes conejitos Turín, entre otros bocados monchosos. Entre ellos está uno 100% mexicano que, curiosamente empezó a hacer mucho ruido hace un par de años en Estados Unidos antes de estar en boca de todos al sur del Río Bravo: la birria. Generalmente asociada con la comida típica de Jalisco, es en el municipio de Cocula donde se han preservado recetas de birria que se preparan, desde el siglo XVII, en la región occidental. Se dice que con los españoles llegó un buen cargamento de ganado caprino, alimento nada bien visto por la aristocracia y los conquistadores por su fuerte olor e intenso sabor cárnico. Era, desde luego, comida destinada a los pueblos originarios. Sin embargo, tan audaces cocineros como siempre demostraron ser los habitantes de nuestro territorio –sobre todo sus mujeres–, consiguieron arropar esta carne con especias que para entonces ya se usaban en la región: laurel, clavo, canela, orégano, comino, chiles asados… para después hornearla lentamente bajo tierra. El resultado: un platillo de carne suave, aromático, un tanto picosito y con un caldo sustancioso, bellísimo para comer con cuchara y acompañado de tortillas. Es en Guadalajara donde la birria afianza su popularidad entre lugareños y visitantes. Maravillosos exponentes se encuentran en el Mercado Alcalde –preguntar por la de Don David–; la de La Victoria en el mítico barrio de Santa Tere; Las nueve esquinas, favorita de los turistas del Centro; la de El Chololo, con rumbo a Chapala; la birria del Chino, donde se come la tradicional de chivo, pero también de res; el taco de gordito en la birriería Aceves, dentro del Mercado de Abastos; y un larguísimo etcétera. Pero a la birria no se le encuentra exclusivamente en Guadalajara, Tijuana tiene también una gran tradición de carretas de tacos de birria con su consomé, como los que se encuentran en los linderos del Mercado Hidalgo. Desde hace no más de tres años, la birria reventó en Estados Unidos, específicamente en Los Ángeles, Chicago y Nueva York. Tan sólo en la reconocida guía Eater de Nueva York hay una lista de 19 lugares imprescindibles para probar birria en la Gran Manzana. Y, claro, Instagram hizo su chamba: millones de usuarios han salivado ante el plato y uno de sus derivados: la quesabirria, una portentosa quesadilla de tortilla grande con carne de birria de res, lista para chopearse en un caldito bien espeso con limón, cebollita y cilantro. A partir del fenómeno birriamen –fideos de ramen en caldo de birria, de la autoría del chef Toño De Livier–, su constante presencia en Instagram y el auge de las dark kitchens, es que la birria se está haciendo un lugar en la Ciudad de México. Lo que resta de 2021 la vamos a seguir viendo y, con suerte, otras versiones se adueñarán de más esquinas de la capital. Mi consejo sería intentarla en casa. No muy lejos de aquí encontrarán una buena receta de birria de res, ideal para perfeccionarla con nuestro toque personal y así presumirla como si lleváramos años cocinándola. Manos a la obra.
Se fue la mitad del año y parece que la comfort food –tan necesaria para el apapacho del alma cuando las cosas no van del todo bien– llegó para quedarse. En 2020 vimos llegar harto pollo frito, comida thai, sandos japoneses, galletas de todos colores y sabores, smash burgers, omnipresentes conejitos Turín, entre otros bocados monchosos. Entre ellos está uno 100% mexicano que, curiosamente empezó a hacer mucho ruido hace un par de años en Estados Unidos antes de estar en boca de todos al sur del Río Bravo: la birria. Generalmente asociada con la comida típica de Jalisco, es en el municipio de Cocula donde se han preservado recetas de birria que se preparan, desde el siglo XVII, en la región occidental. Se dice que con los españoles llegó un buen cargamento de ganado caprino, alimento nada bien visto por la aristocracia y los conquistadores por su fuerte olor e intenso sabor cárnico. Era, desde luego, comida destinada a los pueblos originarios. Sin embargo, tan audaces cocineros como siempre demostraron ser los habitantes de nuestro territorio –sobre todo sus mujeres–, consiguieron arropar esta carne con especias que para entonces ya se usaban en la región: laurel, clavo, canela, orégano, comino, chiles asados… para después hornearla lentamente bajo tierra. El resultado: un platillo de carne suave, aromático, un tanto picosito y con un caldo sustancioso, bellísimo para comer con cuchara y acompañado de tortillas. Es en Guadalajara donde la birria afianza su popularidad entre lugareños y visitantes. Maravillosos exponentes se encuentran en el Mercado Alcalde –preguntar por la de Don David–; la de La Victoria en el mítico barrio de Santa Tere; Las nueve esquinas, favorita de los turistas del Centro; la de El Chololo, con rumbo a Chapala; la birria del Chino, donde se come la tradicional de chivo, pero también de res; el taco de gordito en la birriería Aceves, dentro del Mercado de Abastos; y un larguísimo etcétera. Pero a la birria no se le encuentra exclusivamente en Guadalajara, Tijuana tiene también una gran tradición de carretas de tacos de birria con su consomé, como los que se encuentran en los linderos del Mercado Hidalgo. Desde hace no más de tres años, la birria reventó en Estados Unidos, específicamente en Los Ángeles, Chicago y Nueva York. Tan sólo en la reconocida guía Eater de Nueva York hay una lista de 19 lugares imprescindibles para probar birria en la Gran Manzana. Y, claro, Instagram hizo su chamba: millones de usuarios han salivado ante el plato y uno de sus derivados: la quesabirria, una portentosa quesadilla de tortilla grande con carne de birria de res, lista para chopearse en un caldito bien espeso con limón, cebollita y cilantro. A partir del fenómeno birriamen –fideos de ramen en caldo de birria, de la autoría del chef Toño De Livier–, su constante presencia en Instagram y el auge de las dark kitchens, es que la birria se está haciendo un lugar en la Ciudad de México. Lo que resta de 2021 la vamos a seguir viendo y, con suerte, otras versiones se adueñarán de más esquinas de la capital. Mi consejo sería intentarla en casa. No muy lejos de aquí encontrarán una buena receta de birria de res, ideal para perfeccionarla con nuestro toque personal y así presumirla como si lleváramos años cocinándola. Manos a la obra.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD