Menú para las próximas posadas
Navidad

Menú para las próximas posadas

Por Kiwilimón - Diciembre 2012
No te compliques! Elige las opciones que tenemos para ti. ¡Disfruta de las posadas con toda la familia y con recetas deliciosas y fáciles de hacer! Seleccionamos algunas de nuestras mejores recetas para que puedas compartir con tus seres queridos estas increíbles fiestas con deliciosos sabores que a todos les encantarán. Acuérdate que organizar una fiesta además de ser divertido, es una oportunidad perfecta para lucirte como anfitrión, o si es que la fiesta a la que vas a asistir es "de traje" entonces también serán una excelente opción porque son fáciles de hacer y algunos, son  muy económicos.

Recetas (les recomendamos hacer click en el título de la receta para ver más detalles de preparación de la misma)   Elotes con chile y limón. Elotes a la parilla con mayonesa, chile y limón. Ensalada fresca de kiwi. Deliciosa receta de ensalada de kiwi con fresa, queso panela y un toque de ajonjolí acaramelado. Taquitos de pollo dorados. Deliciosos taquitos de pollo dorados. Tostadas de pollo. Las tostadas mexicanas con pollo, crema, frijoles y salsa. Buñuelos. Los buñuelos son un rico y crujiente postre para comer en las fiestas navideñas. Tamales de dulce. Receta de tamales dulces con pasitas hechos en casa. Arroz con leche a la vainilla. El arroz con leche es un postre típico de múltiples países en el mundo. Se hace cociendo lentamente arroz en leche con azúcar y se suele servir espolvoreado con canela o azúcar. En Argentina y Uruguay también se sirve con dulce de leche.   Si quieres conocer más recetas que puedes preparar en las posadas, haz click aquí  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El Hummus es una preparación de Medio Oriente que hoy en día se consume mucho. Se usa como dip para triángulos de pan pita, o verduras, y también como base para algunos guisos.Nutricionalmente, es muy bueno porque tiene alto contenido en grasas sanas y minerales. Es bajo en carbohidratos y alto en proteínas y fibra de origen vegetal. Además, es delicioso y te hace sentir satisfecho.Básicamente, el hummus está hecho a base de garbanzos. De hecho, la palabra hummus quiere decir garbanzo. Tiene también tahini o pasta de ajonjolí molido, y otros complementos como ajo, aceite de oliva y jugo de limón.Prueba estas Botanas Saludables con HummusExisten versiones muy diferentes de este alimento por todo el mediterráneo, norte de áfrica y medio oriente. Algunas tienen berenjena, jitomate, alubias o huevos cocidos o mezclas de especias. Después de todo, es una base bastante neutra abierta a muchos sabores.Para prepararlo en casa, necesitas empezar por los garbanzos. Los puedes conseguir enlatados y ya cocidos, lo cual es muy práctico. Si deseas cocerlos, hay que remojarlos toda una noche, descartar el agua del remojo y cocerlos en suficiente agua con sal. Puedes agregarles cebolla, zanahoria y hierbas de olor para lograr un mejor sabor. Déjalos a fuego bajo o en olla de presión hasta que estén muy suaves.Una vez cocidos, hay que molerlos en un procesador de alimentos o licuadora con tahini, la cual es una pasta de ajonjolí molido que se consigue en casi todos los supermercados y también en tiendas de comida árabe. El tahini tiene un sabor fuerte, por lo que un par de cucharadas son suficientes para agregar mucha personalidad. Su sabor se balancea muy bien con jugo de limón, sal y aceite de oliva, pero si no deseas agregar tahini, un poco de yogurt griego o jocoque seco aportarán acidez y cremosidad.Ajusta la consistencia de tu hummus casero con el agua que te haya quedado de la cocción. Algunas personas prefieren molerlo hasta que esté completamente terso, pero también puedes dejarlo con un poco de textura.Finalmente, para darle sabor, lo tradicional es un poco de ajo crudo, aunque también puede ser rostizado. Si usas ajo crudo, muélelo con el jugo de limón para domar un poco su sabor. Es delicioso con una pizca de comino y está de moda agregar otros ingredientes que le den colores interesantes, como betabel rostizado, aguacate, pimientos asados, calabacitas asadas o berenjena tatemada.Para servirlo, es tradicional ponerlo en un plato y marcar un canal con la parte de atrás de la cuchara, agregar más aceite de oliva y espolvorea un poco de pimentón, zaa’tar o chile en polvo.Te recomendamos estas 6 nuevas maneras de comer hummusPor otro lado, el hummus no solamente funciona como dip. Es una gran opción para la lonchera con verduras. Es delicioso también en lugar de mayonesa para tu sándwich. Además, lo puedes usar para rellenar portobellos, o combinado con arroz, para rellenar pimientos al horno. Es riquísimo encima de pollo asado, en tu avocado toast o con pimientos y cebollas sobre tu hamburguesa o en pita con carne asada.Visita la historia antigua en un plato que está muy de moda y agrégale toques interesantes a tu gusto. Después de todo, así es como se crean los grandes platillos.
Cuando hacemos ejercicio, lo que comemos se convierte en una parte importantísima para lograr nuestros objetivos. De hecho, se ha comprobado que lo que comemos antes y después de hacer ejercicio influye directamente en el entrenamiento y en los resultados. Qué comer antes de hacer ejercicio es tan importante como qué comer después: se trata de obtener y recuperar la energía y los nutrientes que utilizamos, y la alimentación previa al ejercicio físico es la más importante, ya que de ahí tomamos el combustible que necesitamos.Aunque lo mejor es consultar a un especialista en nutrición, para que te arme un plan de acuerdo con tu edad, fisionomía, ritmo de vida, tipo de entrenamiento y objetivo, aquí encontrarás recomendaciones de lo que puedes comer previo y posterior a hacer ejercicio. ¿Qué comer antes de entrenar?Lo que recomiendan los expertos es comer alimentos ricos en carbohidratos, pues estos te ayudarán a tener energía y a mejorar el rendimiento y la resistencia. Procura que estos alimentos sean bajos en grasa y azúcares, y moderados en proteínas, por ejemplo:Un plátano, pues tiene potasio, que te será de gran utilidad a la hora de hacer alguna actividad física, además de que regulará el agua en tu organismo.Tomar agua suena simple pero no lo es. El agua, además de hidratar y mantener la temperatura de tu cuerpo, es importante para evitar calambres y desmayos por la pérdida de electrolitos.La avena es uno de los mejores alimentos que puedes comer antes de hacer ejercicio, pues tiene fibra, potasio y otros micronutrientes que funcionan para mantener el nivel de tus electrolitos. Además, contiene calcio y fósforo, que actúan en tus músculos cuando estás trabajando y hasta en la recuperación. ¿Qué comer después de entrenar?Lo más seguro es que después de hacer ejercicio salgas con mucha hambre, pero es importante que resistas la tentación, evites comer cualquier cosa y mejor tomes decisiones inteligentes en cuanto a qué comer para favorecer la recuperación.Estos son algunos de los alimentos que puedes comer:El huevo es un alimento muy saludable para después de completar una exigente rutina de ejercicio, ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Comer un puñado de frutos secos como almendras, nueces o pasas al terminar de hacer ejercicio es idóneo para restaurar energías. Además de sus beneficios nutricionales, están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.Comer proteína, como pollo a la plancha o una lata de atún, te ayudará a obtener lo necesario para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio. Recuerda que la alimentación es igual o más importante que el ejercicio para cumplir tus propósitos, y aquí tienes una pequeña guía de lo que puedes consumir para hacer más efectiva tu rutina de ejercicios.
El café diario, la botella de agua, el antojo de media tarde, las propinas y demás gastos casi invisibles que diariamente se fugan de nuestras carteras están derrumbando tus finanzas personales, a pesar de que parecieran inofensivos.A estas pequeñas fugas de dinero se les denomina gastos hormiga, pues aunque son gastos menores, si los sumas pueden representar hasta más del 10 por ciento de tu salario. Lo peor de estos gastos hormiga es lo cotidiano que son, porque están siempre presentes en nuestra vida, a todas horas, y por eso es tan fácil gastar sin que nos demos cuenta.Para evitar estos gastos, aquí te proponemos estos tips para cuidar tu cartera.Identifica los gastosPara poder controlarnos, es necesario identificar cuáles son los gastos y seleccionar aquellos de los que podemos prescindir. Haz una lista de todo lo que gastas diariamente y reflexiona si es algo vital para tu día a día o no. Anota todo lo que recibes y gastasUna vez que hayas identificado los gastos fijos, te sugerimos que lleves un control estricto de tu presupuesto, tanto de lo que recibes, como de lo que gastas, así no darás pie a que haya “lagunas” y siempre tendrás tus cuentas claras. Existen varias apps en las que puedes llevar el control de tus finanzas, lo mejor es que seas disciplinada en hacer todos tus registros y te sorprenderás de los resultados. Ponte una meta de ahorroSiempre hemos sabido que es muy importante ahorrar, pero a veces es difícil hacerlo. Seamos sinceros, estamos acostumbrados a ahorrar únicamente lo que nos “sobra”, pero lo ideal es que una vez que recibas una entrada de dinero, destines una parte hacia el ahorro, así lo verás como algo fijo. Organiza y prepara tus comidasUna vez que hayas identificado tus egresos, te darás cuenta de que en lo que más gastas es comer fuera de casa. Organizar y preparar tus comidas no sólo te ayudará a evitar fugas de dinero, además te asegurarás de estar recibiendo alimentos de calidad y de comer más sano. Mide tus antojos Este punto va muy ligado al anterior, porque no sólo gastamos en la comida, también lo hacemos en el café de la mañana, el antojo en la oficina, las ganas de un dulce a media tarde y hasta un snack después de hacer ejercicio. Esto no sólo afecta a tu figura, sino que le hace daño a tus bolsillos. Si te organizas también puedes planear tus snacks y tener más control de tu alimentación y cartera. Cancela servicios innecesariosSeguramente por ahí tienes algún servicio que se te ha olvidado cancelar. Deja la desidia y pon orden a tus gastos para que dejes de “regalar” tu dinero. Ahorrar no es tarea imposible, es cuestión de voluntad y esfuerzo, y te aseguramos que vale la pena hacerlo. Sigue estos tips para que sea más fácil y verás que tendrás unas finanzas personales muy sanas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD