Qué hacer en navidad en el DF: 8 Ideas para pasarla en familia
Navidad

Qué hacer en navidad en el DF: 8 Ideas para pasarla en familia

Por Kiwilimón - Noviembre 2015
Si vives en la ciudad de México o estás planeando un viaje para este destino durante la próxima temporada navideña, puedes aprovechar para disfrutar de los diferentes eventos que la capital mexicana te ofrece. Aquí te damos varias opciones.
  1. Clásicos infantiles de Disney en la pantalla grande
 Una manera ideal de acercar a los niños al cine es compartiendo con ellos las películas que formaron parte de nuestra infancia. Por ello, la Cineteca Nacional, en colaboración con Conaculta, ha proyectado a lo largo de este año cintas que marcaron la niñez de muchas generaciones. En el último bimestre del año podrás encontrar películas como: Los aristogatos, Bernardo y Bianca, así como el Zorro y el Sabueso. Lugar: Cineteca Nacional Fecha: Hasta el 26 de diciembre  Encuentra divertidas recetas para consentir a tus hijos
  1. Ballet El Cascanueces
Un clásico en épocas decembrinas que los amantes de la danza no se pueden perder en compañía de los más pequeños de la casa. Esta obra está basada en el cuento ‘El cascanueces y el rey de los ratones’, en el que una niña llamada Clara recibe como regalo de navidad un muñeco cascanueces, el cual cobra vida para adentrarla en un mundo de fantasía. Lugar: Auditorio Nacional Fecha: Del 17 al 20 de diciembre de 2015 Envuelve tus regalos de navidad de manera sencilla 
  1. La fábrica de Santa: Salvemos al planeta
 Esta opción, es una gran forma de enseñarles a los niños no solo el valor de la navidad, sino también de cuidar el medio ambiente. La obra trata sobre cómo los duendes de Santa ayudan a los humanos a reciclar, reutilizar y reducir productos para salvar al planeta, pero en el transcurso se topan con diversos obstáculos. Haz que tus hijos sigan creyendo en Santa Claus    Lugar: Centro Cultural Teatro 1 Fecha: Del 11 al 20 de diciembre de 2015
  1. Carrera navideña 2015
El ‘Christmas Run’ es una  excelente alternativa para cerrar el año con una buena condición física. No tienes que ser un corredor profesional para participar, pues hay diferentes categorías y dos ramas (de 5 y 10 km). ¡Anímate! Lugar: Paseo de la Reforma Fecha: 20 de diciembre de 2015 Balancea la cena navideña con estas ensaladas
  1. Exposición de Venecia
 A quienes les gusta la pintura, esta muestra puede ser una buena oportunidad para transportarse a la bella Italia. Las exhibición consta de más de 100 obras hechas por más de 40 artistas, entre ellos, Salvador Dalí. Lugar: Museo Soumaya Fechas: Hasta  el 31 de diciembre de 2015  Inspírate con la variedad de platillos italianos que tenemos para ti
  1. Exposición: Simplemente Tin Tan
 Para conmemorar los 100 años del natalicio del fallecido actor Germán Valdés, la Cineteca Nacional y la Filmoteca de la UNAM le rinden homenaje con una muestra de fotografías y material audiovisual del llamado ‘Pachuco de oro’.  Lugar: Cineteca Nacional Fecha: Hasta el 31 de diciembre de 2015 Acompaña tus películas con palomitas de caramelo hechas en casa  
  1. Aventura jurásica
 Si disfrutaste viendo las películas de ‘Parque Jurásico’, seguro esta opción es para ti y para tus hijos. En un recorrido, podrán ver replicas de varias especies de dinosaurios y réptiles, así como fotos y talleres para conocer cómo era su vida y ecosistema. Lugar: Batán Parque Ecológico Fecha: Hasta Mayo 2016 Prepara con tus pequeños estas ricas galletas de animalitos   
  1. Luces de navidad en el Zócalo
 Como cada año, el  gobierno de la ciudad de México ilumina los edificios que rodean la plancha del Zócalo con diferentes luces y adornos que forman figuras representativas de esta época. Lugar:  Zócalo del D.F. Fecha: Diciembre de 2015  Crea un adorno navideño en menos de 10 minutos  Haz click aquí y prepárate para la temporada navideña con estos tips y recetas que traemos para ti  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En las películas, una mascarilla siempre va acompañada de rodajas de pepinos en los ojos, por sus beneficios desinflamatorios, pero además de aplicarlo así, hay muchos otros usos del pepino en la piel.El pepino es una gran fuente de agua, pues la contiene en un 96 por ciento de su composición, así que es un gran ingrediente hidratante en las mascarillas caseras para la piel y, en general, es seguro para las pieles sensibles debido a su falta de compuestos agresivos o irritantes.Entre los beneficios del pepino para la piel, podemos encontrar los siguientes:propiedades antioxidantesnutrición de la piel (como jugo)efectos calmantes y refrescantesreducir la hinchazónaliviar las quemaduras solares3 usos del pepino para la piel¿Te has puesto las famosas rodajas de pepino en los ojos para reducir lo hinchado? Si aún no lo has hecho, tienes que probarlo, pues no solo puede reducir la hinchazón en el área de los ojos, también puede aliviar la piel dañada y hacer que los ojos se vean y se sientan frescos. Esto se debe al contenido de vitamina C y ácido fólico del pepino, claro, no olvides ponerte un poco de crema para ojos después y prueba estos otros remedios caseros fáciles de hacer.Haz un tóner para la piel quemada o dañadaPara hacer este remedio casero para la piel con pepino, tienes que lavar, pelar y cortar en rodajas un pepino y calentarlo con suficiente agua para cubrirlos a fuego lento durante aproximadamente 5 a 7 minutos; después licúa todo hasta que quede suave.Cuela la mezcla y transfiere el líquido restante a una botella rociadora u otro recipiente esterilizado y listo. También puedes agregar una cucharadita de agua de rosas o hamamelis para amplificar la mezcla hidratante y curativa. Usa toda la mezcla en los 3 a 4 días que sigan después de hacerla.Lávate la cara con agua de pepinoPara un simple lavado matutino, mezcla agua de pepino con otros ingredientes como aloe vera, té verde o jabón de Castilla. También puedes salpicarte la cara con agua de pepino para sentirte fresco y despierto a cualquier hora del día.Prepara una mascarilla de pepinoEl pepino también es extremadamente beneficioso para las personas con piel irritada y propensa al acné y esta mascarilla es ideal para este propósito. Sólo tienes que hacer una infusión con el tóner de agua de pepino y un poco de arcilla de bentonita para crear una mascarilla y así proteger la piel contra la irritación y la hinchazón.Para la piel propensa al acné, el jugo de pepino puede ayudar a diluir aceites esenciales potentes, como el aceite de árbol de té. De esta manera, puedes usarlos juntos y combatir los brotes sin resecar la piel. El pepino también se puede frotar directamente sobre la piel, sobre las manchas de acné.También te dejamos otras 5 mascarillas con ingredientes naturales fáaciles de hacer y unos tips para saber qué alimentos tienen beneficios para tu piel.
Las decisiones, o las cargamos o las arrastramos. En el caso de la comida, las decisiones que tomamos sobre qué, cómo y cuándo alimentarnos nos habitan bajo la piel. Le dan forma a nuestro cuerpo físico, aunque al cuerpo mental y al espiritual tampoco pasan desapercibidos. Una comida pesada aletarga las ideas lo mismo que una buena combinación de alimentos da agilidad, claridad y lucidez. Según la sabiduría oriental, el alimento incluso moldea las emociones y determina la forma de procesar lo de fuera y lo de dentro. Al final todo acaba en aquel callejón sin salida que anuncia que sí somos lo que comemos.Si ustedes son como yo y todo el tiempo piensan en comida, a cada instante estarán tomando una decisión. No será ingenua. Mucho menos arbitraria. Algunas veces –la mayor parte– surgirá de una programación añeja: de un juego pavloviano brevísimo entre el estímulo y la reacción. Otras veces, la decisión estará dictada por la necesidad, por la autonomía o la rebeldía hacia el vínculo familiar. La autora Melanie Mühl habla de que hemos aprendido a comer desde el útero materno. La elección será proporcional al tamaño de los lazos que guardamos con mamá, con los ancestros.De ahí que cada dieta sea una biografía con anexos, epílogos, iconografía y tiempo. Las dietas –en el sentido literal– atesoran los ingredientes cotidianos, las recetas y las preparaciones que se convierten en el acervo de las papilas gustativas. Esa biblioteca sápida que guardamos en el cerebro y el corazón es la voz que pide sin chistar “unas enchiladas rojas” –no unas verdes, no una carne en su jugo, no una hamburguesa vegana– en un restaurante. Determina cuál es nuestro pasillo favorito en el súper, el antojo que nos despierta por las noches, lo que ponemos al plato frente a nuestros hijos. Ante tales condicionamientos parecería imposible cambiar de hábitos alimenticios. Sin embargo, la solución es tan simple como anclarse al presente. Esa es la verdadera decisión. Con ella pasamos de ser esclavos de la comida a ser libertarios en conciencia. Sólo basta un diálogo, un aterrizaje sobre las plantas de los pies para saber lo que realmente quiere, necesita y anhela el cuerpo. “Este soy yo. Esto es lo que quiere comer mi cuerpo”. Comer en conciencia nos hace tomar mejores decisiones sobre lo que termina en el plato y la boca. Y como en cualquier otra relación de amor, lo vital es la comunicación: ¿Realmente necesito este pedazo extra de pastel? ¿Ya quedé satisfecho? ¿Se me antoja esa cerveza? Puede que la respuesta sea sí y está bien.A partir de habitar el organismo y escuchar sus necesidades auténticas, la dieta puede ser tan holgada y liviana como queramos, sobre todo si tenemos salud. Y aunque una enfermedad parezca menguar el recorrido, la conciencia sobre el cuerpo nos reconciliará con ese sabio interno que no pide más que apoyo en las buenas y en las malas. Sea cual sea tu caso, en Kiwilimón nos hemos tomado en serio el tema de la salud. Nuestra decisión es comprometernos contigo. Queremos darte las herramientas que te lleven a tomar decisiones de alimentación más conscientes. Queremos acompañarte en los momentos de antojo y en los de conexión con tu organismo; ser parte de tus cenas memorables y de tus mañanas de ayuno; celebrar la saciedad tanto como la dieta; brindar por los platos llenos y por los vacíos. Al final son la misma moneda.La nueva cara de la moneda se llama Kiwi Te cuida. Para esta, nuestra nueva sección en kiwilimon.com, creamos un montón de nuevas recetas y contratamos a un grupo de expertas en diferentes ramas de la nutrición –especialistas en familia, en deporte, en enfermedades crónicas, en dietas restrictivas– que curaron cada dieta, cada porción y cada ingrediente. Le metimos horas hombre y horas corazón al escribir tips y consejos, al confeccionar retos semanales, al programar recetas en las que ahora es posible ver cuántas calorías y valor nutrimental te proporcionan. Nuestro objetivo es que te sientas respaldado; ayudarte en la comunicación con ese ser perfecto que es tu cuerpo y cuidarlo junto a ti cuando así lo decidas. Queremos ayudar a cuidarte, ¿nos dejas?
Lavar las verduras puede parecer una tarea sencilla y sin muchas complicaciones, pero limpiar adecuadamente algunas de las más complicadas es algo que nos lleva a buscar cómo lavar el brócoli para no enfermarnos.Hay muchas formas en las que las verduras pueden contaminarse, pues conforme crecen, entran en contacto con animales, suelo, agua y trabajadores agrícolas, todos los cuales pueden introducir sustancias nocivas. Además, una vez que se cosechan las verduras, pasan por varios pares de manos (a medida que se empacan, envían, compran, preparan y almacenan), lo cual también tiene el potencial de contaminar los alimentos con bacterias y gérmenes dañinos.A pesar de que muchas verduras se pueden lavar con agua fría y no es necesario usar jabones ni detergentes, hay algunas que requieren especial atención a la hora de limpiarlas, como el brócoli, por ejemplo.Cómo lavar el brócoliComo primer paso para antes de lavar brócoli (o cualquier otra verdura), lava primero tus manos con agua y jabón, antes y después de preparar verduras frescas, en general, así evitarás contaminarlas tú mismo.Otra recomendación útil es que no laves el brócoli hasta justo antes de prepararlo. Cuando estés listo para usarlos, entonces recorta la parte dura del tallo aproximadamente a dos centímetros de la parte inferior y enjuágalo con agua corriente fría. El brócoli, como la coliflor, tiene muchos lugares donde los gérmenes pueden esconderse, así que para asegurarte de eliminarlos por completo, remójalo después de enjuagarlo en un recipiente con agua fría durante dos minutos y posteriormente, enjuaga bajo el chorro de agua fría nuevamente.También puedes remojar el brócoli en una mezcla de 4 partes de agua por 1 de vinagre blanco por 20 minutos, para después enjuagarlo bajo el chorro de agua, de esta manera, puedes reducir los residuos de pesticidas en las verduras.Aunque parece complicado, lavar el brócoli correctamente tampoco tiene mucha ciencia, pero es importante que lo hagas, para evitar bacterias y gérmenes en tus comidas.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD