¿Qué significan las posadas?
Navidad

¿Qué significan las posadas?

Por Kiwilimón - Noviembre 2015
En México las posadas son toda una tradición que comienzan con el ambiente festivo de la Navidad. Del 16 al 24 de diciembre de cada año salimos a las casas de amigos y familiares pidiendo posada mientras cantamos y sostenemos veladoras, pero, ¿sabes cómo se originó esta tradición? Hoy te lo decimos, y también te recomendamos algunas de nuestras mejores recetas para tus posadas caseras. Origen Aunque las posadas se celebran como un evento típico mexicano la realidad es que se iniciaron en el pueblo de San Agustín Acolma, España. Empezaron como 9 misas sugeridas al Vaticano por los Agustinos para preparar la llegada del día del nacimiento de Jesús. Fue en la época de la Colonia cuando los colonizadores españoles trajeron esa tradición a México y a su gente. Tradiciones Ahora, para celebrar una posada completa debemos poner atención a los detalles, y estos son algunos puntos que no pueden faltar: - Villancicos Representan la llegada de José y María a Jerusalén donde buscaron refugio o posada. - Piñata Sin duda una de las tradiciones preferidas de los niños. Aunque hoy en día hay piñatas de todas formas y colores la tradicional de siete estrellas simbolizaba los pecados que tientan al hombre, y al romperla, nos separamos de ellos. - Gastronomía de mercado No existe posada sin los típicos antojitos mexicanos entre los cuales , los más destacados son los tamales, el pozole, la sidra y por supuesto, la pancita. Las posadas en América En México las posadas tienen un lugar especial en nuestro corazón, pero no somos el único país que las celebra. En Guatemala, por ejemplo, celebran los cánticos de posadas con marimbas, en Colombia se conoce como la novena de aguinaldos, y en el sur de Estados Unidos cambian los típicos tamales y ponche por pollo frito y pavo al horno. Recetas Consciente a tus invitados y a esos peregrinos que lleguen a tu casa con estas recetas de posada deliciosas: Ponche de frutas navideño Tamal verde Champurrado de galletas Buñuelos para toda la familia
Califica este Artículo.
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Al partir un huevo te habrás dado cuenta de que la yema no es siempre del mismo color. Tanto la consistencia como la tonalidad pueden variar de un huevo a otro. Esto se debe a diferentes factores. Descubre todo lo que el color de la yema de huevo puede revelarte.Alimentación de la gallinaEl color de la yema de un huevo está determinado principalmente por la alimentación de la gallina. Esto significa que, si una gallina consume maíz, la yema será un poco más anaranjada. Por el contrario, cuando las gallinas son alimentadas con trigo o cebada, el resultado es una yema con un tono pálido más cercano al amarillo.Calidad del huevoHace tiempo se creía que el color de la yema determinaba la calidad de un huevo. Por esto se consideraba que las yemas pálidas eran indicadores de una mala alimentación, mientras que las yemas con tonos naranjas más intensos suponían una garantía de calidad. Ahora sabemos que el color de la yema depende del tipo de alimentación que recibe la gallina y no tiene que ver necesariamente con la calidad del huevo.Indicadores de frescuraAl momento de elegir un huevo hay otros factores, aparte del color de la yema, que pueden ayudarte a identificar uno de buena calidad. Por ejemplo, la consistencia de la clara debe ser densa, y su color prácticamente transparente. Si te encuentras con un huevo que tiene una clara muy fluida o con tonalidades cafés, verdes o negras, esto significa que no es fresco o que está contaminado. Antes de partir un huevo puedes conocer qué tan fresco está. Solo tienes que meter el huevo en un vaso con agua. Si el huevo se hunde, esto quiere decir que está fresco. Entre más flote, más viejo será.No te dejes llevar por el color de la yema. Muchos productores usan colorantes (naturales y artificiales) para modificar el color, por lo que esto ya no es un factor determinante de calidad o frescura. Si te interesa consumir huevos frescos y de calidad, acércate a los productores locales. En estas granjas las gallinas suelen alimentarse de manera natural bajo condiciones más óptimas que garantizan la calidad del producto.
Tu mamá y tu abuela no estaban equivocadas cuando querían aliviar todos tus males con un caldito. Detrás de esta tradición hay un sinfín de razones que beneficiarán tanto tu salud, como tu bolsillo. Descubre por qué es bueno el caldo de hueso.NutritivoSi no conoces todas las propiedades del caldo de hueso, este puede parecerte más algo como agua hervida con sobras de comida que como un platillo nutritivo. Pero esto no podría estar más alejado de la realidad. A pesar de la simpleza de esta preparación, el caldo hecho a base de huesos contiene muchos minerales y nutrientes. Lo mejor de todo es que el cuerpo digiere mejor estos componentes gracias a su proceso de elaboración.Económico El caldo de hueso es una alternativa muy económica para la hora de la comida. Debido a que se elabora a partir de agua y huesos de carne de res, pollo o cerdo, el costo de preparación es mínimo. La otra gran ventaja de esta receta es que te permite aprovechar todos los ingredientes de tus platillos, incluyendo aquellas partes que casi siempre terminas tirando a la basura. ¡Adiós al desperdicio con el caldo de hueso!SencilloEl aporte nutricional de un platillo no está definido por el nivel de complejidad en su preparación o por el precio de sus ingredientes. Aunque este caldo está repleto de nutrientes, vitaminas y minerales, el proceso de elaboración no requiere grandes habilidades o instrumentos de cocina muy sofisticados. Solo es necesario añadir algunas verduras y condimentar con tus especias preferidas.VersátilOtra de las grandes bondades del caldo de hueso es la gran variedad de usos que podemos darle. Si te gusta la comida más minimalista, puedes optar por comer el caldo así tal cual, o también puedes aprovecharlo como base para preparar sopas, salsas, cremas  o guisados más elaborados. Cocinar con este caldo hará que hasta una sopa de fideos sepa súper especial.¿Cuándo es bueno comer caldo de hueso?Aunque el caldo de hueso es un platillo muy nutritivo, ideal para toda la familia, existen ciertas situaciones en las que su consumo es especialmente beneficioso:Problemas de digestión: a pesar de ser un alimento con muchos nutrientes, es ligero y suave, por lo que es perfecto para esos días en los que tu estómago no tolera cualquier cosa.Enfermedades en los cartílagos: el caldo de hueso es una fuente rica en colágeno y gelatina. Estos dos componentes ayudan a restaurar las coyunturas, así como el cabello, las uñas y, por supuesto, la piel.Desnutrición: en los casos en que por alguna razón el organismo tiene deficiencias de nutrientes, el caldo de hueso puede hacer maravillas. Este platillo contiene más de 19 aminoácidos fáciles de absorber, así como nutrientes que cuidan el sistema digestivo e inmunológico.
Admítelo: algunos de tus utensilios de cocina ya pasaron por su mejor momento y es la hora de buscar un reemplazo. Piensa que ahora que comienza un nuevo año es la oportunidad de hacer renovaciones en todos los aspectos, incluyendo tu cocina.Aunque algunos utensilios de cocina están destinados a durar para siempre (como los de acero inoxidable) hay otros que necesitan ser cambiados regularmente, pero ¿cómo saber si es el momento de cambiar tus utensilios? Fácil, nosotros te decimos cómo.Las toallas para la cocina. Cuando por más lavadas que les hayas dado siguen teniendo un olor desagradable, o ahora la textura no es tan suave y se ha vuelto un poco acartonada, es el momento de remplazarlas. Sobre todo, si las toallas ya están deshilachadas, rasgadas o muy maltratadas. Recuerda que los trapos y toallas de cocina guardan una cantidad considerable de gérmenes, sin importar cómo las laves o cuántas horas las dejes expuestas al sol. Las esponjas. Mientras sigan lavando, las seguimos usando, pero ojo, las esponjas son el utensilio que se tiene que cambiar con más frecuencia y sin necesidad de que se parta en dos o le falte un cachito. Cuando huele mal o ya está rota piensa en todas las bacterias que puede guardar. Además, toma en cuenta que estar casi todo el tiempo mojada, ocasiona que garde gran cantidad de gérmenes y bacterias que estarás pasando a tus trastes "limpios" o recién lavados.Las cucharas de madera. ¿Cómo saber cuándo debes cambiar tu cuchara? Muy fácil: porque ya es casi imposible servir la comida de lo roto que está. Una cuchara de madera cuida mucho tus sartenes antiadherentes, pero si está rota deberás desecharla. Una de las razones principales es que podría desprender algún residuo de madera y quedarse en la comida o en el sartén. El pelador de papas. Los mejores son los de acero, pero son lo que se oxidan más rápido. Si pierdes más tiempo peleando con tu pelador que con un cuchillo es hora de cambiarlo. Por lo general hay que cambiarlos porque se rompen, se doblan o simplemente están muy oxidados.Los contenedores de plástico. Los famosos tuppers son otros de los utensilios que deberás cambiar en algún punto. Cuando tengan manchas imposibles de quitar, estén rallados o tengan un olor penetrante, es hora de mandarlos al bote de basura. De preferencia, es mejor que utilices recipientes de vidrio para conservar mejor la comida y para que cuando la guardes, no se contaminen por el plástico. Aprovecha esta temporada para hacer un cambio en los utensilios de tu cocina y estrénalos con estas recetas:Volovanes de champiñones cremososCheesecake de elote con rompopeTrufas de leche condensadaRollo de tamal relleno de cochinita
Tener suficiente bebida, comprar hielos, arreglar la mesa, preparar los bocadillos, hacer una playlist… Estas son las cosas que vienen a tu mente cuando vas a tener una fiesta en tu casa, pero si realmente quieres ser la mejor anfitriona, hay algo que no puedes pasar por alto: tener perfecto tu baño de visitas. Convierte hasta la reunión más casual en una experiencia cómoda y placentera para todos tus invitados.Con estos tips, tu baño de visitas estará listo para la temporada de fiestas:Primero que nada, tu baño debe estar reluciente.No haya nada que arruine más una reunión que un baño sucio. Tal vez tú ya estás acostumbrada al aspecto de tu baño, pero tus comensales no. Sigue estos consejos para que tu baño quede presentable y muy limpio.Organiza tus toallas en una bonita caja.Si tienes tus toallas amontonadas puede parecer que están usadas o sucias. Para tenerlas organizadas y a la mano, puedes colocarlas dentro de una caja decorada. ¿Tienes el mismo problema con los rollos de papel higiénico? Haz otra caja para colocar el papel higiénico de una manera organizada. Para no romper con la hermosa decoración y la experiencia de comodidad de tus invitados, te sugerimos usar Luxury Almond Touch de Regio®. Disfruta de su delicado toque de almendra y conviértete en la mejor anfitriona agregando su complemento perfecto: el nuevo Regio® Papel Higiénico Húmedo. Esta combinación será ideal para garantizar que tus invitados maximicen su higiene y se sientan frescos durante todo el día. Arréglalo para que quede bonito Hay detalles muy pequeños que pueden transformar tu baño de visitas. Por ejemplo, en lugar de poner un jabón en barra, ¿por qué no haces tu propio dispensador de jabón líquido? Usa una botella de licor vacía y rellénala con algún jabón que tenga tu aroma favorito. Pon velas aromáticas para que tenga un toque festivo.La canela, el romero y el pino son algunos de los aromas que, sin importar la época del año, nos remontan inmediatamente a la Navidad. Prepara unas velas con el olor que más te guste y decóralas con un lindo moño. Tu baño lucirá y olerá espectacular. Consiente a tus invitados.Cuando hace frío es común que muchas personas sufran de labios partidos. Si quieres anotarte puntos extra con tus amigos, prepara tarritos con crema para labios y déjalos en tu baño. Es un detalle muy sencillo y económico, y tus invitados lo agradecerán profundamente. Evita que el jabón reseque las manos de tus comensales.Después de lavarse las manos, la piel queda reseca, y esto se puede agravar durante el invierno. Una manera muy efectiva de evitarlo es aplicando una crema de manteca de cacao, aceite de oliva y miel. Haz esta receta y déjala en tu baño de visitas.
PUBLICIDAD
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD