Rompope, una bebida de origen conventual
Navidad

Rompope, una bebida de origen conventual

Por Gretel Morales - Noviembre 2021
Durante la época navideña, es común que las familias mexicanas disfruten de bebidas calientes como el ponche de frutas, chocolate caliente y rompope. Cabe mencionar que esta bebida es muy tradicional en nuestro país, pero existen versiones casi idénticas en otros países. En Estados Unidos se le conoce como eggnog y Bélgica y Holanda se le conoce como advokaat.

Además de su increíble sabor y su textura cremosa, el rompope tiene una historia única, pues fue inventado por un grupo de monjas durante la época de la colonia. Aquí te contamos la increíble historia detrás de esta bebida y también te recomendamos los mejores postres con rompope, no podrás resistir a probarlos.

También puedes leer: 4 Formas de Hacer Rompopes Caseros

¿De qué está hecho el rompope?

Esta deliciosa bebida de origen conventual se prepara con los siguientes ingredientes:
  • Leche
  • Huevo
  • Azúcar
  • Canela
  • Alcohol
Aunque la receta tradicional es la más popular, también existen versiones de rompope con nuez, piñón y café, entre otros sabores. Cualquier sabor de rompope es una gran opción para celebrar Navidad y Año Nuevo con nuestros seres queridos.

¿Quién inventó el rompope?

El tradicional rompope mexicano fue inventado por un grupo de monjas clarisas capuchinas, quienes habitaban un convento en Puebla. En aquellos años, el convento era un punto de encuentro para personas importantes, por lo que las monjas preparaban diversos manjares para deleitar a sus huéspedes.

Se dice que la monja que inventó el rompope se llamaba Eduviges, sin embargo, esto no era fácil, pues en aquel entonces las monjas tenían prohibido tomar bebidas alcohólicas, por lo que la monja recibió un permiso especial por parte del obispo para probar el delicioso rompope mientras la preparaba.

También puedes leer: Postres con Rompope

Sin embargo, el rompope era tan delicioso que era difícil resistirse a su sabor. Fue así que Eduviges habló con el obispo y le convenció de permitir que las monjas y sus familias tomaran una copa al día, ya que era un manjar que solo estaba al alcance de la élite.

Años más tarde, el rompope ganó popularidad y comenzó a estar al alcance de todas las familias. Actualmente, existe una gran variedad de rompopes tradicionales y de sabores, los cuales son grandes opciones para preparar todo tipo de cocteles, gelatinas, helados, pasteles y otros postres.

Los mejores postres con rompope

Si te gusta el rompope, no dudes en usarlo para preparar las mejores bebidas y postres para la época decembrina. 

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Es difícil imaginar una cena de Acción de Gracias sin el clásico puré de papa, el popular puré de camote, la deliciosa salsa de arándanos, el tradicional mac & cheese, el icónico pay de calabaza y, por supuesto, el característico pavo al centro de la mesa. Esta escena se repite múltiples veces en series de televisión, películas y anualmente en millones de hogares a lo largo y ancho de los Estados Unidos el cuarto jueves de noviembre. El Thanksgiving Day es tan importante en los Estados Unidos que está catalogado como la fiesta familiar más grande del país, pues moviliza a un número importante de personas que ansían reunirse con familiares o amigos para disfrutar de la tradicional cena de Acción de Gracias. Si bien, expresar el agradecimiento por las buenas cosechas es una actividad muy común en los distintos festivales que se celebran alrededor del mundo, el concepto de la cena del Día de Acción de Gracias se remonta a un festín entre peregrinos ingleses que fundaron la colonia de Plymouth—actualmente Massachusetts—y los indígenas de la tribu de los Wampanoag. Aunque no se sabe la fecha exacta de ese mítico festín, se considera que la primera cena de Día de Acción de Gracias de la historia tuvo lugar en 1621, pues el cronista peregrino Edward Winslow hizo mención de los preparativos previos en una carta: “Ya que aseguramos nuestra cosecha, nuestro gobernador envió a cuatro hombres a cazar aves para que podamos alegrarnos juntos una vez que hemos reunido los frutos de nuestro trabajo. Los cuatro mataron tantas aves en un día que, con un poco de ayuda, duraron para la compañía casi una semana.” Por si fuera poco, Edward Winslow describe más adelante lo que parece ser la primer cena de Acción de Gracias de la que se tiene registro: “En ese momento, entre otras actividades, usamos nuestras armas, muchos de los nativos vinieron con nosotros, y entre ellos estuvo su gran rey Massasoit, con unas noventa personas, a quienes entretuvimos y celebramos durante tres días, y ellos salieron y cazaron cinco venados, que trajeron a la plantación y los concedieron a nuestro gobernador, al capitán y a algunos otros. Y a pesar de que no siempre será tan abundante, por la gracia de Dios, estamos tan lejos de la necesidad que deseamos compartir con ustedes nuestra abundancia”. De acuerdo con distintos historiadores, es poco probable que el pavo fuera el única ave al centro de la mesa en los festines de fin de la cosecha, pues diferentes productos de la cosecha, venados, cisnes, gansos, patos, y otras aves pequeñas también pudieron haber sido parte del menú como lo indica el recuento de Edward Winslow. Con el paso de los años, la tradición de expresar el agradecimiento por las buenas cosechas con un banquete se convirtió en una actividad habitual en Nueva Inglaterra y su popularidad fue tal que en 1863 que el presidente Abraham Lincoln proclamo el Día de Acción de Gracias como feriado nacional anual que se celebra hasta nuestros días.
Tanto la miel como la canela tienen propiedades antimicrobianas así que esta mascarilla puede ser una gran aliada para tu rutina de belleza y como un extra en tu tratamiento para el acné, siempre y cuando tu dermatólogo esté de acuerdo.La miel puede funcionar como tratamiento para una serie de afecciones de la piel, como úlceras y quemaduras, pues la miel ayuda a prevenir las bacterias, pero también puede servir para reducir la inflamación y proporcionar un ambiente húmedo propicio para la curación.Sin embargo, el tipo de miel importa, pues la del súper no tiene todos estos efectos benéficos. El tipo de miel que necesitas conseguir es la miel de Manuka, una variedad cruda que no ha sido procesada, es la mejor opción para uso medicinal. Por su parte, la canela también se ha utilizado medicinalmente para tratar afecciones respiratorias, digestivas e incluso ginecológicas y recientemente se ha demostrado que tiene posibles beneficios antimicrobianos, antiparasitarios, antioxidantes y antiinflamatorios en animales, además de que también puede tener propiedades curativas de heridas.Al igual que con la miel, existe un tipo específico de canela que produce los mayores beneficios, llamado “canela verdadera” o Cinnamomum zeylanicum. Aunque varios beneficios de estos dos ingredientes sí tienen sustento científico, aún no existe suficiente evidencia de que realmente funcionen para tratar el acné en humanos, además de que es importante hacer una prueba en una pequeña área de la piel para asegurarse de no ser alérgico a los componentes de esta mascarilla.Cómo hacer una mascarilla de canela y miel caseraPara esta mascarilla casera necesitas 2 cucharadas de miel de Manuka y 1 cucharadita de canela verdadera. Mézclalas hasta formar una pasta con ellas. Algunas personas la aplican sólo sobre los granos o brotes, pero otras la aplican en toda la cara y la dejan actuar hasta 30 minutos antes de enjuagarla con agua tibia.Es importante que primero hagas una prueba de parche en la mano: aplica una porción de la mezcla del tamaño de una moneda en el dorso de la mano y espera al menos 10 minutos para asegurarte de que no te da reacción alérgica manifestada como picazón, enrojecimiento o hinchazón.Puedes considerar usar también mieles de grado medicinal, que puedes encontrar en tiendas naturistas. Estas mieles han sido purificadas y generalmente están libres de aditivos, como la miel de Manuka y la miel Revamil.
Las propiedades del ajo son muchas y todas son maravillosas, desde ayudar a combatir resfriados, hasta fortalecer las uñas, los remedios caseros con ajo son los mejores porque además, la ciencia moderna a comprobado varios de sus beneficios.A lo largo de la historia, se han aprovechado las propiedades medicinales del ajo y su uso ha sido documentado por muchas civilizaciones importantes, como los egipcios, babilonios, griegos, romanos y chinos.Los científicos ahora saben que la mayoría de sus beneficios para la salud son responsabilidad de sus compuestos de azufre, los cuales se forman cuando se pica, tritura o mastica un diente de ajo. El más famoso de estos componentes es la alicina.Y en cuanto a las uñas, la ciencia también respalda los remedios caseros, porque el ajo es antiséptico, por lo tanto, se encarga de cualquier hongo o bacteria residual, que es completamente invisible para el ojo humano pero que debilita y hace que las uñas se vuelvan quebradizas. Además, el ajo también contiene selenio, uno de los componentes fundamentales de las uñas largas y fuertes. Finalmente, el ajo es un antioxidante que ayuda a mantener saludable el lecho ungueal y esto es igual a uñas sanas. Remedio casero con ajo para hacer crecer las uñas fuertesPuede que el invierno haga que tus uñas se sientan débiles y frágiles, y que por lo tanto no crezcan, pero este sencillo remedio casero puede ayudarte a fortalecerlas. Para hacerlo necesitarás:Esmalte de uñas transparente1 diente de ajoPica el diente de ajo en trozos muy finos, luego agrega el ajo picado a la botella de esmalte de uñas transparente y déjalo reposar de 5 a 10 días. Después de que haya transcurrido el tiempo, píntate las uñas con el esmalte.Aunque el olor a ajo se va después de unos minutos de aplicar el esmalte, si sientes que el olor persiste puede lavar tus manos con jugo de limón recién exprimido.
Tanto la miel como la canela tienen propiedades antimicrobianas así que esta mascarilla puede ser una gran aliada para tu rutina de belleza y como un extra en tu tratamiento para el acné, siempre y cuando tu dermatólogo esté de acuerdo.La miel puede funcionar como tratamiento para una serie de afecciones de la piel, como úlceras y quemaduras, pues la miel ayuda a prevenir las bacterias, pero también puede servir para reducir la inflamación y proporcionar un ambiente húmedo propicio para la curación.Sin embargo, el tipo de miel importa, pues la del súper no tiene todos estos efectos benéficos. El tipo de miel que necesitas conseguir es la miel de Manuka, una variedad cruda que no ha sido procesada, es la mejor opción para uso medicinal. Por su parte, la canela también se ha utilizado medicinalmente para tratar afecciones respiratorias, digestivas e incluso ginecológicas y recientemente se ha demostrado que tiene posibles beneficios antimicrobianos, antiparasitarios, antioxidantes y antiinflamatorios en animales, además de que también puede tener propiedades curativas de heridas.Al igual que con la miel, existe un tipo específico de canela que produce los mayores beneficios, llamado “canela verdadera” o Cinnamomum zeylanicum. Aunque varios beneficios de estos dos ingredientes sí tienen sustento científico, aún no existe suficiente evidencia de que realmente funcionen para tratar el acné en humanos, además de que es importante hacer una prueba en una pequeña área de la piel para asegurarse de no ser alérgico a los componentes de esta mascarilla.Cómo hacer una mascarilla de canela y miel caseraPara esta mascarilla casera necesitas 2 cucharadas de miel de Manuka y 1 cucharadita de canela verdadera. Mézclalas hasta formar una pasta con ellas. Algunas personas la aplican sólo sobre los granos o brotes, pero otras la aplican en toda la cara y la dejan actuar hasta 30 minutos antes de enjuagarla con agua tibia.Es importante que primero hagas una prueba de parche en la mano: aplica una porción de la mezcla del tamaño de una moneda en el dorso de la mano y espera al menos 10 minutos para asegurarte de que no te da reacción alérgica manifestada como picazón, enrojecimiento o hinchazón.Puedes considerar usar también mieles de grado medicinal, que puedes encontrar en tiendas naturistas. Estas mieles han sido purificadas y generalmente están libres de aditivos, como la miel de Manuka y la miel Revamil.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD