Thanksgiving y Navidad con 5 recetas deliciosas

Por Kiwilimón - Noviembre 2014
Planear la cena de Acción de Gracias o Navidad es fácil cuando las recetas sólo llevan 5 ingredientes. Aquí te dejamos recomendaciones de cocina de Thanksgiving y Navidad.

Arroz Salvaje

Sirva de acompañamiento o relleno de pavo este arroz salvaje. Es un plato vegetariano y bajo en grasa. Se prepara en la olla de cocimiento lento por lo que no le quitará tiempo. arroz salvaje a la naranja

Ensalada de Manzana y Arándanos

Utilice lechuga de paquete para ahorrarse tiempo en la preparación de esta ensalada. Es de las favoritas de esta época por su combinación de frutas y nueces. Lleva manzana, queso gorgonzola y nueces. Puede agregar uvas y cambiar el queso gorgonzola por queso azul o parmesano si lo desea. Acompañe con nuestra vinagreta balsámica. ensalada de manzana y arandanos

Receta Sencilla de Pavo

Esta receta de pavo es muy sencilla e ideal para un principiante en la cocina. El pavo se baña cada 30 minutos en un poco de cidra de manzana dándole un toque dulce y jugoso al pavo. receta sencilla de pavo

Ensalada de Col

Esta deliciosa ensalada acompaña cualquier platillo principal. Nuestra versión es reducida en calorías, baja en grasa y sin grasas saturadas, baja en colesterol y es una excelente fuente de Vitamina A y Vitamina C. emsalada de col Puré de Zanahoria Una opción diferente y deliciosa, prueba esta receta de puré de zanahoria y sorprende a todos con esta original guarnición fácil de hacer. pure de zanahoria    
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Contrario a lo que Mafalda pensaría, no hay corazón que permanezca frío con un buen tazón de caldo caliente. Mientras que el cuerpo se alimenta con el líquido traslúcido y perfumado lleno de nutrientes, el alma se reconforta. Tal vez por eso haya un libro que se llama Caldo de pollo para el alma y que, a decir verdad, no he leído. Lo que sí he hecho es comer caldos de pollo y sentirme bien después de hacerlo. Los he comido enferma de la panza, del corazón; con un nudo en la garganta o con tos; antes y después de las fiestas; en tardes frías y al calor de la casa de mi abuela. Quizás, en el séptimo día, Dios nos dio los caldos para reposar con ellos, pero sin duda los humanos fuimos quienes perfeccionamos esta receta milenaria. Hay infinidad de formas de hacerlo. Están los que se preparan con huesos de res o tuétano para darle sabor. A mí me gusta prepararlo sencillo, con muslos, pechugas y piernas, pero en cocción lenta. A la olla aviento un trozo de cebolla, unos ajos, tres trozos de apio, poro, una zanahoria. Nunca olvido el bouquet garni que te enseñan a hacer en la escuela de cocina –laurel, salvia, mejorana, orégano y romero, amarrados con hilo blanco para que el pollo no se ponga azul, como en Bridget Jones–. El pollo va adentro con piel, con todo, porque otorga textura y profundidad. Luego a quitar la espuma con una espumadera. Cuando no hay padecimientos nada mejor que los caldos de pollo que pican, los que tienen arroz y garbanzos. Al ruedo hay que llegar con tortillas calientes, más calientes que el caldo mismo. A algunos hay que ponerles x gotas de limón por y gotas de salsa, que van en proporción al amor que se le imprimió al cocinarlo (menos sabor, más gotas). Se experimenta gratitud cuando en el caldo hay un chile chipotle al fondo: provoca a partirlo con la cuchara, aunque los labios se pongan floreados. ¿Lo malo? Cuando en el caldo hay pellejos flotantes. ¿Lo bueno? Cuando el brebaje es prístino, casi cristalino, sin burbujas de grasa, pero con aromas que acarician. El romance del caldo va más allá de la vista. Es, además, sus múltiples beneficios. Según lo que me cuenta Gina Rangel, nutrióloga de Te Cuida, el caldo de pollo posee carbohidratos saludables, grasas buenas y proteínas, por lo que es un plato completo y con todos los nutrientes de una comida integral. Tiene aminoácidos con propiedades antiinflamatorias y que ayudan a prevenir el insomnio. Gracias a su gran cantidad de electrolitos, un tazón de sopa rehidrata inmediatamente. ¡Adiós cerveza del día siguiente! Para que el caldo sea súper nutritivo, Gina recomienda que contenga la mayor cantidad de vegetales posibles, que se prepare con ajo, cebolla, sal de mar y con pollo de libre pastoreo o de alimentación orgánica. “De esta manera estamos garantizando que vamos a tener vitaminas, minerales y los tres macronutrientes incluidos en el caldo”. Lo ideal es que se someta a una cocción lenta de ocho horas, pero eso sí: hay que agregar los vegetales que acompañarán la sopa solo media hora antes de la culminación para no sobre cocinarlos. A Yamilette González, coordinadora de chefs de kiwilimón, le gusta agregar huacal, hígado, molleja, alitas y la carne con más sustancia. Adicionalmente, recomienda no lavar el pollo y cocinarlo a fuego medio bajo, de 2 a 3 horas. Si el fuego es alto, las impurezas se rompen y el caldo se contamina. “Las hierbas de olor varían mucho. Hay personas que prefieren el cilantro. Mi abuelita, por ejemplo, le agregaba hierbabuena: le daba un toque súper fresco y rico. Así, si estabas malito de la panza, te caía mejor”, me relató.  Hay que incluir los huesos en la preparación pues en ellos está la magia: su gelatina es efectiva para el crecimiento del pelo y las uñas, así como para la reducción del dolor en las articulaciones.El caldo es un apacho a todas luces. Gina piensa que “a través de un plato de caldo calientito lleno de nutrientes, le das a las personas un momento de paz, de estar en el aquí y en el ahora, reconfortar en cuerpo y alma, es por eso que, cuando una persona enferma lo primero que pensamos es regalarles un caldo de pollo para que se sientan mejor”. En salud o enfermedad, hay que tomarse el tiempo de disfrutar cuando una casa huele a caldo de pollo, cuando la tapa de la olla tintineante devela que algo rico espera en el tiempo. Su vapor y su sabor tienen el súperpoder de cambiar el sustantivo “casa” por el de “hogar”. ¿Lo preparamos?
El tejocote es un fruto pequeño, de color amarillo y naranja, el cual tiene un sabor bastante ácido. En México, es uno de los principales ingredientes del tradicional ponche de fruta, una bebida caliente que suele disfrutarse durante las fiestas decembrinas. Además de aportar acidez a las bebidas, esta fruta también se usa para preparar dulces, mermeladas y té. Por otro lado, este pequeño fruto no solo tiene un sabor fresco, también se le atribuyen muchos beneficios para la salud, pues diversos estudios científicos señalan que el tejocote mejora la circulación y disminuye los niveles de colesterol. En kiwilimón te invitamos a aprovechar la temporada de esta fruta y a preparar un rico té de tejocote para aliviar muchos males.¿El té de tejocote contiene vitaminas y minerales?Los expertos indican que el tejocote es rico en vitaminas y minerales, aquí te decimos cuáles.Complejo BVitamina CCalcioHierroTambién puedes leer: Los beneficios del ponche de frutasBeneficios de tomar té de tejocoteDurante mucho tiempo, en tejocote ha sido utilizado para tratar todo tipo de malestares, desde la tos hasta la retención de líquidos y hasta la presión arterial. Aunque este fruto es una buena opción para mejorar tu salud, recuerda que no es un sustituto de tratamientos médicos, por lo que siempre debes consultar a un especialista en caso de presentar síntomas de alguna enfermedad. Para preparar un té de tejocote, puedes emplear las hojas o fruta, las cuales debes hervir con suficiente agua.Medicina tradicionalSegún el Diccionario Enciclopédico de la Medicina Tradicional Mexicana, publicado por la Universidad Nacional Autónoma de México, el té de tejocote se ha usado con fines medicinales desde hace muchos años. Aquí te contamos cómo puedes aprovechar este té. Los expertos señalan que el té de tejocote se puede beber para tratar padecimientos respiratorios como los siguientes: tos, bronquitis, resfriado, bronquitis y dolor de pulmón. Sin embargo, en el caso de la tos crónica, el té de este fruto se combina con canela, flor de saúco, chirimoya y cáscara de lima para obtener mejores resultados. Mientras que para tratar el asma, algunas comunidades preparan el té de tejocote con un toque de eucalipto, gordolobo, flor de sauco y flor de bugambilia. Además de las enfermedades respiratorias, esta maravillosa infusión se ingiere para combatir padecimientos estomacales tales como la diarrea, dolo de estómago, disentería y amibas. Aunque no se ha comprobado la existencia de la “chipilez” en los niños, una etapa en la que los niños se sienten tristes durante el embarazo de sus madres, en Michoacán es común que las familias preparen té de tejocote para los niños, pues supuestamente mejora su ánimo y les mejora el apetito. Por otro lado, esta infusión natural también se consume como diurético, para mejorar la circulación y para moderar el ritmo cardiaco.También puedes leer: Conoce los beneficios de comer tejocoteMedicina modernaSegún el hospital Monte Sinaí, el tejocote se usa en el tratamiento de enfermedades cardiacas desde el siglo I y, por si fuera poco, los doctores lo utilizaban como tratamiento de problemas en la circulación y respiratorios desde el año 1800. En años recientes se han llevado a cabo estudios en animales, los cuales indican que el tejocote es un fruto rico en antioxidantes, una sustancia que se encarga de combatir los radicales libres. Cabe mencionar que los radicales libres están detrás del envejecimiento, la aparición de arrugas y el desarrollo de enfermedades cardiacas y hasta el cáncer.Disminuye los niveles de colesterolParece difícil de creer, pero el tejocote es un gran aliado a la hora de combatir el colesterol alto, así lo indican algunos estudios científicos. Recuerda que si no reduces los niveles de colesterol, podrías sufrir un ataque cardiaco.También puedes leer: 4 razones para comerte el tejocote del poncheTejocote contra la insuficiencia cardíacaLos profesionales de la salud indican que el tejocote mejora el funcionamiento del corazón y mejora los síntomas presentes en las personas que sufren de insuficiencia cardíaca. Aunque tomar un té de tejocote es una gran idea si padeces del corazón, recuerda que debes seguir las instrucciones de tu médico.HipertensiónHoy en día, millones de personas sufren de presión arterial alta debido a una dieta poco sana y un estilo de vida poco saludable. Una investigación indicó que el extracto de tejocote tenía beneficios para las personas que sufrían de diabetes tipo 2 e hipertensión, sin embargo, aún se necesitan más estudios para confirmar estos resultados. Recuerda que antes de tomar cualquier remedio natural, debes consultar a tu médico de cabecera. Ya lo sabes, la fruta, hojas y flores del tejocote se usan con fines medicinales, ya que contienen muchas propiedades, es por esto que es la mejor opción para preparar un té saludable cada mañana.¿El tejocote ayuda a combatir la ansiedad?Actualmente, el número de personas que padece ansiedad va en aumento. Aunque es importante acudir con un profesional de la salud en caso de presentar síntomas relacionados con este padecimiento, también puedes aprovechar las propiedades de esta fruta y prepararte un té, ya que, de acuerdo con un estudio publicado en 1997, el tejocote tiene un efecto sedante, el cual ayudaría a calmar los síntomas de la ansiedad.
Oh, rompope—you righteous seasonal treat, you have an exceptionally long story. Rompope is a distant descendant of the medieval posset, an interesting concoction of wine or beer, cream, sugar, and egg thickened with bread, biscuits, oatmeal, or almond paste that was enjoyed by medieval monks in the 13th century.Over time, the eggnog-like beverage became very popular among the medieval aristocracy and feudal elites, since milk, eggs, sherry, and spices were foods of the wealthy, reserving the drink for the occasional toasts to prosperity and good health. By 1700, eggnog finally gained approachability when it made its way to the American colonies, where farms supplied milk and eggs and where Caribbean rum was plentiful. Eggnog has been around for centuries, but what about rompope? Well, rompope is a derivation of Spanish ponche de huevo and dates back to colonial times. Rompope was first concocted by seventeenth-century nuns in the Santa Clara convent in Puebla, Mexico. According to legend, Sister Eduviges was in charge of making rompope, a drink forbidden to nuns, but allowed to her exclusively during its cooking process. The rich and creamy drink was so delicious that Sister Eduviges requested that the nuns be allowed to drink the rompope they were only permitted to make assuring the archbishop that “a little glass a day doesn’t hurt anybody”. At last, the Poor Clares’ rompope became so popular that it became the order’s main source of income, taking over the profits obtained through the sale of mole, chocolate, and other popular sweets. Following its origin, rompope flourished throughout Latin America resulting in an array of regional variations such as Puerto Rican coquito, Chilean cola de mono, and Colombian sabajón, to name a few. What is the difference between eggnog and rompope?Rompope is a warming bright yellowish wintertime drink that combines milk, egg yolks, sugar, spices, and alcohol. Traditionally, a mixture of milk, sugar, cinnamon, clove, nutmeg, and baking soda is brought to a boil. Once cold, fluffy whisked egg yolks are added slowly until all ingredients are completely combined. The frothy mixture is brought to a boil once again and finally, a dash of rum or cane alcohol is stirred into the concoction. Even though ingredients and quantities vary significantly between recipes, the original recipe called for those five ingredients and followed that precise cooking process. Even though the kingship between rompope and eggnog is indisputable, there is a slight difference between these two hearty drinks: The traditional eggnog recipe called for whole eggs, whereas rompope just called for egg yolks—hence the very distinctive hues of each drink. Plus, rompope is not a divisive drink at all—unlike eggy eggnog! Rompope is a deliciously creamy, nutty, and sweet cozy drink. Whole eggs or plain egg yolks, both drinks are embedded in our holiday traditions. Try some rompope at home! It’s not hard to make and you could find an enticing alternative if you are not an eggnog fan. Here are three recipes to guide you to rompope bliss: Rompope AtoleRompope Hot ChocolateRompope Charlotte Royal
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD