Top 5: recetas para el frío

Por Kiwilimón - December 2014
Este año promete ponerse cada vez más frío, si estos días de noviembre nos reciben con temperaturas apenas tres grados sobre cero, puede que diciembre y enero se ponga peor. Por eso te queremos dejar un surtido de recetas que te ayudarán a contrarrestar el frío, de sopas calientitas a bebidas confortantes para los días lluviosos. Aquí te dejamos nuestro top 5: recetas para el frío.

Caldo de res

No hay nada que se antoje más en un día frío que un rico caldito casero. Hoy te presentamos este rico caldo de res que además de aumentar la temperatura es sano y está lleno de nutrientes que te ayudarán a pelear contra la gripa. Puedes servirlo tanto en la comida como en la cena, es un platillo abundante que además puede servir como base para otro guisados. Ver receta aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/recetas-con-olla-express/sopas-y-cremas-en-olla-express/caldo-de-res Caldo de res

Té de menta

Cuando lleguen esas tardes frías podemos contrarrestarlas compartiendo un té a la temperatura ideal y así sentirnos templados por dentro. Este té de menta es muy fácil de hacer y además tiene ese aroma que despega la nariz y te hace sentir aliviada en caso de enfermedades respiratorias. Ver receta aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/bebidas-calientes/te-de-menta te de menta

Chocolate caliente navideño

No puede faltar un rico chocolate caliente para toda la familia. Por supuesto la temperatura ayuda para mantener el calor corporal, pero también unas cuantas calorías demás sirven para que el cuerpo no pase frío. Entre el chocolate amargo y la crema batida te puedes asegurar de tener suficiente gasolina para mantenerte a buena temperatura durante estas noches frías. Ver receta aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/navidad/recetas/bebidas-navidenas/chocolate-caliente-navideno Chocolate caliente navideno

Mole de olla

La idea de este rico estofado es servirlo casi hirviendo. En su interior hay elote, ejotes, papas, zanahorias e incluso carne del guisado. Es una comida completa en si misma y sin duda calentará el ambiente en días de frío. Esta es la receta típica, y aunque hay diversas versiones en todo México, te recomendamos esta que es en realidad rápida, fácil y deliciosa. Ver receta aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/recetas-con-olla-express/sopas-y-cremas-en-olla-express/mole-de-olla-express Mole de olla

Soufflé de queso

Hay pocas recetas que resultan tan esponjosas y calientitas como un sedoso soufflé. En este caso te damos la receta para la versión de queso pues lo que  necesitamos en estas épocas de frío es comida de confort. La dificultado de este platillo es un poco alta, pero no te preocupes, son seguir las indicaciones lo lograrás, y después de haber aprendido la técnica puedes crear soufflés de prácticamente todo lo que quieras. Ver receta aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/guarniciones/souffle-de-queso OLYMPUS DIGITAL CAMERA    
Califica esta receta
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Las hierbas de olor son el secreto del éxito en la comida mexicana, ya que gracias a ellas, un platillo cualquiera puede transformar por completo su aroma y su sabor, por eso es importante conocerlas. Así que si quieres darle otro toque a tu comida, no pueden faltar en tu cocina estas 10 hierbas de olor. Cilantro El cilantro es quizás una de las hierbas más populares en la gastronomía mexicana, ya que generalmente se utiliza en salsas y para adornar los platillos. Orégano El orégano es una hierba de sabor bastante fuerte, que se utiliza para sazonar adobos, salsas, caldos y carne y también puede servir como remedio natural para mejorar la digestión y aliviar problemas respiratorios. Epazote Por su parte, al epazote se le considera como la hierba aromática mexicana por excelencia y lo podemos encontrar en quesadillas fritas, frijoles de olla, esquites, tamales, salsas y guisados con vegetales. Pápalo El pápalo tiene un sabor parecido al de la arúgula mezclada con pimienta. Por su fuerte sabor, se puede utilizar como quelite o para acompañar platillos altos en grasa como taquitos de tripa o suadero. Laurel El laurel nunca falta en guisados, caldos y salsas.Su aroma fresco y dulzón complementa a la perfección carnes y platillos altos en grasas. Tomillo Para acompañar carnes, vegetales y grasas, puedes utilizar tomillo, ya que posee un aroma muy especiado e intenso que le da gran sabor a los alimentos. Perejil Como el cilantro, el perejil esmuy utilizado en las recetas de comida mexicana gracias a sus notas picantes, frescas y un tanto amargas. ¿Quién no lo ha consumido en jugos detox o aderezos? Romero El romero es un excelente compañero para sazonar carnes rojas, pollo y hasta agua de limón. También funciona como remedio casero para la caída del cabello y ayuda a aliviar problemas digestivos. Albahaca Fresca y dulce, la albahaca generalmente se acompaña en pizzas, postres, pastas y hasta cocteles. Es una hierba de olor tan versátil, que hasta posee propiedades antiinflamatorias y antibióticas. Menta La menta es una hierba aromática de sabor dulce que seguramente has acompañado en diversos postres como el chocolate o como acompañante en aguas frescas e infusiones. ¡Es un excelente digestivo! Si buscas darle sabor, aroma y el sazón típico de las cocinas mexicanas, tienes que tener estas 10 hierbas de olor en tu cocina. ¿Cuántas te faltan?
La linaza tiene propiedades medicinales importantes, pues entre las investigaciones que se han hecho, hay evidencia de que puede ayudarte a reducir el riesgo de enfermedades cardiacas o diabetes, pero en específico, la linaza puede ser una gran aliada contra el estreñimiento.Actualmente, la linaza es considerada un súperalimeto, pero ha sido utilizada desde hace mucho tiempo gracias a sus propiedades benéficas para la salud. De hecho, Carlomagno ordenó a sus súbditos que comieran semillas de lino por su salud e incluso su nombre Linum usitatissimum, significa “el más útil”.Las propiedades medicinales de la linaza en la digestiónLas semillas de lino o linaza son uno de los cultivos más antiguos y existen dos tipos: marrón y dorado, igualmente nutritivos. Aunque la linaza se puede comer entera, molerla permite que el cuerpo se beneficie por completo de sus beneficios nutricionales, los cuales principalmente incluyen: proteína, ácidos grasos omega-3, fibra dietética (particularmente fibra soluble), vitaminas, minerales y lignano fitoquímico.Ya que son semillas o semillas molidas, la linaza se consume en pequeñas porciones, cuyo tamaño típico es de 1 cucharada, es decir, alrededor de 7 gramos de linaza molida. Si te preguntabas cuántas calorías tiene la linaza, esta pequeña porción contiene sólo 37 calorías, además de 2 gramos de carbohidratos y 1.9 gramos de fibra.Entre las vitaminas y minerales que aporta, se encuentran la vitamina B1 (con 8% de la ingesta diaria recomendada o IDR), vitamina B6 (2% de la IDR), folato (2% de la IDR), calcio (2% de la IDR), hierro (2% de la IDR), magnesio (7% de la IDR), fósforo (4% de la IDR) y potasio (2% de la IDR).Los ácidos grasos omega-3, los lignanos y la fibra que contiene la linaza son los componentes relacionados en mayoría con las propiedades medicinales de la linaza. Los primeros están relacionados a controlar el colesterol y reducir la inflamación en las arterias; los segundos son compuestos vegetales que tienen propiedades antioxidantes y estrogénicas, las cuales pueden ayudar a reducir el riesgo de cáncer y mejorar la salud.Foto de Wesual Click, en Unsplash.La linaza contra el estreñimientoPor último, la fibra que contiene la linaza tiene beneficios especiales porque no es cualquier fibra. Las semillas de linaza contienen dos tipos de fibra dietética: soluble (20–40%) e insoluble (60–80%). Ambas son buenas y, por un lado, la fibra soluble aumenta la consistencia del contenido del intestino y ralentiza la tasa de digestión. Por otro, la fibra insoluble permite que las heces contengan más agua, lo cual aumenta su volumen y tiene como resultado heces más blandas. Esto es lo que hace la linaza para prevenir el estreñimiento y ayuda a quienes tienen síndrome del intestino irritable, colitis o enfermedad diverticular.Aunque se pueden comer las semillas enteras, se recomienda comer la linaza molida porque es más fácil de digerir y la linaza entera puede pasar por el intestino sin ser digerida, lo que significa que no aprovecharías todos los beneficios.Una forma muy popular de integrar estas semillas en tu alimentación es el té de linaza, que sirve para bajar de peso de acuerdo con muchos, pues un estudio encontró que agregar 2.5 gramos de extracto de fibra de lino molido a una bebida reducía la sensación de hambre y el apetito general, probablemente debido a la fibra soluble que contiene.Cuando tomas té o agua de linaza, hay una sensación de tener menos hambre porque la fibra ralentiza la digestión en el estómago, lo que desencadena una serie de hormonas que controlan el apetito y proporcionan una sensación de saciedad, así que definitivamente, el contenido de fibra dietética de las semillas de lino puede ayudarte a controlar el peso al suprimir el hambre y aumentar la sensación de saciedad.Otras formas en las que puedes añadir linaza molida a tus comidas es espolvorearla sobre tu yogurt o cereal, añadirla en tus panes y galletas horneadas, incluirlas en tus smoothies para aprovechar todos sus beneficios y evitar estreñirte tan seguido.Nuestras mejores recetas con linaza:Licuado de mamey y linazaDeditos de pescado empanizado en avena y linazaLicuado de papaya y linazaCrema de cacahuate con chía y linaza
Cada vez crece más la comunidad hispana en Estados Unidos, gracias a lo cual la cultura y tradiciones de los inmigrantes se mantienen más fuertes que nunca, especialmente si hablamos de comida. De hecho, la demanda por la comida hispana se vende como pan caliente, ¡por eso te presentamos los 10 platillos latinos más populares en Estados Unidos! Si bien la lista es mucho más larga y variada, puesto que abarca más allá de la gastronomía mexicana, cubana, salvadoreña, guatemalteca o argentina, seguramente esta corta selección te dará muy buenas ideas. Tacos ¡Los tacos llegaron para quedarse! Este platillo típico mexicano es de los más consumidos en Estados Unidos y es que gracias a su gran versatilidad, cada vez es más fácil encontrar tacos en cualquier rincón del país vecino. Arepas Las arepas, ese plato colombiano y venezolano tan parecido a las gorditas mexicanas, van rellenas de queso, jamón, carne mechada o pollo y los consumidores hispanos y anglos las adoran. Pupusas Para la gastronomía de El Salvador, las pupusas no tienen comparación y parece que lo mismo opinan en Estados Unidos, ya que esta garnachita latina hecha con masa de maíz es todo un éxito. Empanadas Las empanadas son un platillo tradicional en Argentina y el público de Estados Unidos parece amarlas gracias a sus diferentes rellenos deliciosos. Pan de queso El pan de queso, originario de Brasil, es un platillo latino tan rico que incluso ya tiene una cadena de restaurantes dedicados a prepararlo que se ha ido expandiendo en territorio estadounidense rápidamente. ¡Encuéntralos en La Casa do Pao de Queijo! Guacamole El guacamole, esa salsita mexicana hecha a base de aguacate, se ha convertido en la guarnición favorita en Estados Unidos para botanear a gusto. ¡Nunca falta en las mesas! Sancocho Las sopas latinas también han cobrado gran importancia en el menú predilecto americano, por eso es que el sancocho colombiano es un platillo al que pocos se pueden resistir en Norteamérica. Congrí La población cubana ha traído su son y sabor al país americano y con ellos, podemos destacar el congrí, una receta de arroz y frijoles negros que a todos les encanta. Tamales Los tamales son un platillo tradicional que puedes encontrar en muchos países latinos, ya que sus orígenes datan desde la época prehispánica, por eso no pueden faltar entre la comunidad hispana de los Estados Unidos. Ceviche El ceviche peruano es un platillo que ha conquistado tanto a paladares hispanos, como a anglos y poco a poco se ha expandido a nivel mundial porque nadie puede resistirse a esa fresca y deliciosa receta hecha con mariscos. ¿Añadirías otro platillo a esta riquísima lista de comida latina en Estados Unidos?
Ser intolerante a la lactosa significa que el cuerpo no puede digerir la lactosa, es decir, el azúcar de los productos lácteos y no sólo los adultos lo padecen, también hay bebés intolerantes a la lactosa y presentan síntomas comunes. En adultos, el resultado de beber leche o comer productos lácteos como queso o yogur puede causar síntomas que van desde calambres estomacales hasta diarrea y muchos de nosotros vivimos con esta intolerancia y aunque es más raro, los bebés también pueden tenerlo.Cómo saber si mi bebé es intolerante a la lactosaYa que los bebés no pueden hablar, saber si tu bebé es intolerante a la lactosa puede resultar complicado, pero si tienes dudas, puedes prestar atención a los síntomas y acudir con tu pediatra para que te dé un diagnóstico concreto.Si tu bebé parece tener problemas para digerir los lácteos, esto no necesariamente significa que sea intolerante a la lactosa y sus síntomas pueden deberse a otra causa. Sin embargo, por lo general, hay 4 síntomas comunes de intolerancia a la lactosa en los bebés:diarrea calambres estomacaleshinchazóngasComo los bebés no pueden explicar qué les molesta, no siempre es fácil saber cuándo tienen problemas estomacales, pero puedes fijarte en ciertas señales que los bebés muestran cuando tienen dolor de estómago como apretar los puños, arquear la espalda, patear o levantar las piernas, llorar mientras expulsa gases. Por otra parte, cuando se les inflama el estómago puede observarse un poco más grande de lo normal y sentirse duro al tacto.Presta atención a las señales después de las comidas, pues justo entre 30 minutos y 2 horas después de consumir leche materna, fórmula a base de leche o alimentos sólidos que contienen lácteos, los síntomas pueden presentarse.Por otra parte, es posible que tu bebé no sea intolerante a la lactosa, sino que tenga una alergia a la leche, pues los síntomas son similares a los de la intolerancia a la lactosa, pero estas condiciones no son las mismas.Una alergia a la leche ocurre cuando el sistema inmunológico reacciona de forma exagerada a los lácteos. Si tu bebé es alérgico a la leche, es posible que tenga malestar estomacal y diarrea, pero también presentará síntomas que no ocurren con una intolerancia, como sibilancias, tos, hinchazón, picor, ojos llorosos y vómito. Aunque notes estos síntomas, lo más importante es consultar al doctor especialista para que te dé un diagnóstico adecuado.Si te preguntas qué tan común es la intolerancia a la lactosa en los bebés, por fortuna, la mayoría de las personas con intolerancia a la lactosa no desarrollan síntomas hasta después, cuando la producción natural de la enzima que ayuda al cuerpo a digerir la lactosa disminuye (puede ser en la infancia, la adolescencia o la adultez), por lo que la intolerancia a la lactosa en bebés menores de 1 año es bastante rara, pero no imposible.Así que si notas los síntomas de intolerancia a la lactosa en tu bebé, no dudes en acudir con tu médico para que te ayude con recomendaciones profesionales para tratar a tu pequeño y evitarle malestares.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD