¡Te damos 5 TIPS para que te la pases increíble el 14 de febrero y NO necesitas una PAREJA!
San Valentín

¡Te damos 5 TIPS para que te la pases increíble el 14 de febrero y NO necesitas una PAREJA!

Por Kiwilimón - Febrero 2018
  Entre tanto alboroto por el 14 de febrero, es normal que empieces a extrañar a tu ex o que te sientas un poco bajoneada por estar soltera. A todas nos ha pasado. Pero, aunque todo a tu alrededor en estos momentos te hable sobre lo maravilloso de vivir en pareja, queremos recordarte que estar soltera también tiene muchísimas ventajas. ¿El amor de tu vida aún no llega? No hay problema. Disfruta este 14 de febrero a lo grande con estos tips:

Consiéntete con tu comida favorita

No esperes a que alguien te invite a salir o te prepare la comida. Tú misma puedes consentirte con tu platillo favorito. No necesitas una excusa o un pretexto. Deja de postergar y comienza a disfrutar el día a día. Aprovecha esta oportunidad para reconocer tus logros y consentirte con tu platillo favorito. ¿Te encanta la comida italiana? Este 14 de febrero regálate una deliciosa lasaña con salsa boloñesa.

Apapáchate con un mini spa en casa

Una de las grandes ventajas de estar soltera es que puedes concentrarte completamente en tu bienestar, sin preocuparte por quedar mal con alguien. Para este San Valentín te recomendamos aprovechar el tiempo para hacerte un tratamiento natural y económico en casa. Además de que te ayudará a lucir mucho mejor, te permitirá relajarte y bajarle un poquito a la intensidad de todos los días. Prueba esta receta para eliminar las manchas de la cara y descubre cómo tu piel adquiere un tono más uniforme en poco tiempo.

Ve tu película favorita

¿Eres fan de las comedias románticas? ¿Te encanta llorar con tu película favorita? ¿Siempre cantas el coro mientras ves un musical? Aprovecha que no tienes que pedir la opinión de nadie y elige la película que más se te antoje. En este día se vale todo, así que, si quieres reír, llorar, gritar o bailar, escoge una película ad hoc. Para que tu noche de películas esté completa no pueden faltar estas riquísimas palomitas con caramelo.

Organiza una cena con tus amigos

Otra opción para celebrar el Día de San Valentín es en compañía de tus amistades. Invita a cenar a tus amigos y sorpréndelos con tus habilidades culinarias. Recuerda que el objetivo es pasarla bien, así que no te claves tratando de que todo quede perfecto. Muchas veces las cosas que improvisamos son las que más disfrutamos. En solo 15 minutos puedes preparar una cena súper elegante y exquisita. ¿No nos crees? Prueba esta receta de salmón glaseado con mostazas, romero y tomillo.

Hornea algo para tus seres queridos

Hornear es una de las actividades más relajantes que hay. Si no tienes grandes planes para este 14 de febrero, dedícate a hornear detalles para tus seres queridos: pays, galletas, pasteles, lo que prefieras. El punto es que disfrutes lo que estás haciendo. Precalienta el horno y saca los moldes para hornear. Esta tarta de frambuesas y chocolate blanco será el mejor regalo que tus seres queridos recibirán este 14 de febrero.

¿Ya sabes qué vas a hacer el 14 de febrero? Compártenos tus planes en los comentarios.

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La cena de Navidad es toda una experiencia de sabores y olores, los cuales impregnarán tu casa con risas y alegría. El toque mágico y dulce de esta velada sin duda se encuentra al final de la cena y no nos referimos al intercambio, sino al bendito postre, que al igual que los platillos de las fechas, sólemos comer sólo en diciembre.Luego de comer las delicias que se acostumbran en la velada navideña como el pavo, romeritos, bacalao, ensaladas y guarniciones, aunque seguramente no nos quedará un hueco, siempre podemos hacer espacio para una rebanada de pastel, pay o gelatina para poner el toque final de la cena y seguir con el ambiente que se vive dentro de nuestros hogares.Pero entre los postres postres más tradicionales para estas celebraciones, los buñuelos de piloncillo no pueden faltar, acompañados de un buen ponche o atole. Estos buñuelos se preparan con huevo, azúcar, aceite, harina blanca, sal, canela. Ya que la masa está lista, se deberán freír con aceite. Una vez que salgan del caso se espolvorean con azúcar y canela y se bañan con miel de piloncillo.Por otra parte, aunque no es precisamente navideño, el pastel es uno de los postres más comunes y puede ser de diferentes sabores. El que más se acostumbra a comer en Navidad es el tronco navideño, un bizcocho con relleno cremoso y una deliciosa cubierta de chocolate, el cual se decora con cerezas rojas.Para los que prefieran algo más sencillo, la gelatina mosaico (mezcla de fresa, limón, mango) bañanada con una mezcla de leche y leche condensada, con cerezas es infalible. Un postre sencillo, cumplidor y muy rendidor. Esta versión de Gelatina Mosaico de Ponche de Frutas funcionará bien en tu mesa navideña.Si hablamos de postres sencillos, unas fresas con crema se pueden preparar en menos de cinco minutos; sólo necesitas un kilo de fresas, dos tazas de crema, una lata de leche condensada y una cucharada de vainilla. Además de fresas, puedes preparar este platillo dulce con cualquier otra fruta, como uvas o duraznos.Intenta con estas Fresas Navideñas como postre para tu reunión o cena.Un toque lindo y un dulce detalle suelen ser las galletas de mantequilla, las cuales puedes decorar con betún de colores navideños (verde, rojo y dorado) o con alguna figura representativa de la época como Santa Claus, renos, arbolitos, bastoncillos...Lo más importante de una cena es con quién la compartes, aunque también lo es el postre, así que esperamos que estas ideas te hayan inspirado y que puedas hacer tus propias y dulces creaciones.
Desde siempre, la harina es uno de los ingredientes más básicos en la cocina, ya que sus usos van desde hacer pan, hasta elaborar postres y hasta dar consistencia a ciertos platillos. Pero existe una variedad de este ingrediente que a veces nos confunde, por lo que aquí te vamos a explicar qué tipos de harinas hay y para qué sirve cada una.Harina de trigoLa harina de trigo es la más común en la cocina y se usa para elaborar masas tanto dulces como saladas. Es muy útil para rebozar carnes y pescados y, sobre todo, para preparar pan. También hay una variedad de la harina de trigo integral, que es más oscura y se obtiene moliendo el grano de trigo entero.Harina de maízSe obtiene de moler los granos de maíz, que poseen gran cantidad de almidón. La harina de maíz es ideal para hacer tortillas y empanadas; también es buena para espesar salsas, sopas y guisados. Esta harina no contiene gluten, por lo que no es recomendable para hacer pan, pero sí galletas y algunos tipos de bizcocho y bollos. Harina de centenoAunque no es tan conocida como la harina de trigo, la harina de centeno es también se usa mucho para la producción de pan, pues sus características le dan una especie de amargor a la masa que le da muy buen sabor. Es muy recomendable para hacer galletas saladas.Harina de arrozAl ser muy ligera, se usa para rebozados y espesar guisos, principalmente. La harina de arroz no contiene gluten, por lo que es apta para celiacos; en la comida japonesa es muy utilizada. Harina de avenaEs una harina que queda muy bien en repostería, ya que tiene una textura muy fina y un sabor muy suave, sobre todo para hacer papillas de cereales para el desayuno, cremas, galletas, o magdalenas.Harina de cebadaEste tipo de harina tiene un gran valor nutritivo y beneficioso para el organismo. Comúnmente se utiliza como espesante y para elaborar panes más densos y menos esponjosos. Aunque contiene gluten, es de las que menor cantidad tiene.Las harinas serán las mejores aliadas en tu cocina, así que ahora que ya las conoces y sabes para qué son cada una, sabrás usarlas con tu toque para hacer magia en la cocina.Recetas para cocinar con harina:Atole de GuayabaTortillas de Harina IntegralPastel de Chocolate Fácil
Cuando se habla de comida chatarra, quizá te vienen a la mente ciertos platillos específicos, pero ¿sabes realmente lo que significa ese término?El término comida chatarra se usa para referirse a bebidas y alimentos bajos en nutrientes, es decir, que no aportan vitaminas, minerales o fibra y además tienen altos contenidos de calorías, grasas saturadas y azúcares añadidos.Con tu ayuda, podemos transformar la vida de niños y niñas. MIRA CÓMO LOGRARLO.Aunque aún no es posible obtener estimaciones generales sobre la proporción de personas que sufren una enfermedad relacionada con la mala alimentación, la Organización Mundial de la Salud (OMS) señala distintas causas de una dieta poco saludable, entre las cuales destacan tres: el alto consumo de sal, de grasas y bajo consumo de frutas y verduras.Frutas y verdurasAlrededor de 1.7 millones (2.8%) de las muertes en todo el mundo son atribuibles al bajo consumo de frutas y verduras; mientras que el consumo adecuado de frutas y verduras reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares, cáncer de estómago y cáncer colorrectal. Existe evidencia de que ingerir altos niveles de alimentos con mucho contenido calórico, como los alimentos procesados ricos en grasas y azúcares, promueven la obesidad.SalLa recomendación de consumo de sal por persona al día es de 5 gramos, según la OMS, con el fin de prevenir enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, los datos de varios países indican que la mayoría de las poblaciones consumen mucha más sal de lo indicado.Una persona consume alrededor de 9 a 12 gramos de sal al día, por lo que se estima que si se reduce a los 5 gramos recomendados, causaría un impacto positivo importante en la presión arterial y las enfermedades cardiovasculares.GrasasEl alto consumo de grasas saturadas y ácidos grasos trans está relacionado con enfermedades del corazón. Pero si se reemplaza con aceites vegetales poliinsaturados se reduce el riesgo de enfermedad coronaria. También se ha demostrado que los ácidos grasos insaturados más altos de fuentes vegetales y los ácidos grasos poliinsaturados reducen el riesgo de diabetes tipo 2.Consecuencias de la comida chatarraLejos de nutrirnos, la comida chatarra puede tener consecuencias nada favorables:Puede generar problemas de memoria y aprendizaje.La comida chatarra carece de nutrientes esenciales, el riesgo de padecer depresión aumenta en un 58% si se come muy seguido.Las personas con una adicción a la comida chatarra pueden padecer problemas digestivos, como reflujo o síndrome de colon irritable.Aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares.Como los riñones son los encargados de filtrar las toxinas de la sangre, la ingesta de mucha comida chatarra tiene un efecto directo en su funcionamiento.La OMS señala que una dieta poco saludable es uno de los principales factores de riesgo para una variedad de enfermedades crónicas, que incluyen enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes y otras afecciones relacionadas con la obesidad. Las recomendaciones específicas para una dieta saludable incluyen comer más frutas, verduras, legumbres, nueces y granos; reducir la sal, el azúcar y las grasas. Por otra parte, también es aconsejable elegir grasas no saturadas, en lugar de grasas saturadas.Mejorar los hábitos alimenticios es un problema social, no sólo individual. Por lo tanto, exige un enfoque basado en la población, multisectorial, multidisciplinario y culturalmente relevante.Recuerda que, si tu alimentación está balanceada, no necesitas sacar por completo este tipo comida, sin embargo, es importante que no abuses de su consumo, que tus alimentos se mantengan variados y en tus platos siempre haya mucho color para que te nutras con lo que comes.Además, es de vital importancia cuidar que los niños aprendan a diferenciar la comida que les aporta nutrimentos y no sólo en casa. A nivel comunidad, puedes aportar al trabajo de fundaciones y asociaciones dedicadas a ayudar a niños de escasos recursos a tener una alimentación balanceada, como Dibujando un mañana o Comer y Crecer, y contribuir a que se desarrollen sanos y tengan un mejor futuro. Mira aquí cómo puedes ayudar.
El aceite de oliva se ha consumido desde hace miles de años y su uso no sólo se limita al de la comida, pues también funciona en cosmética e incluso tiene usos medicinales. Actualmente ha ganado mucha más popularidad, gracias a sus múltiples beneficios, pues se trata de una grasa monoinsaturada y se considera la piedra angular de la famosa dieta mediterránea. Por su parte, los aceites de oliva extra virgen ofrecen aún más bondades, con un mundo de sabores amargos y frutados que pueden potencializar tus platillos.El alto valor nutritivo del aceite de oliva radica en que es rico en vitamina E, antioxidantes y omega 6 y 3, y entre sus maravillas para la salud, las enfermedades cardíacas o la diabetes son algunas de las dolencias de la larga lista que se pueden evitar y las condiciones que se pueden mejorar con una dieta que incluya aceite de oliva. Un buen aceite de oliva extra virgen debe tener sabor intenso y amargo, con aromas de hierba, tomate y frutos secos, y suele ser una excelente opción para casi todo tipo de cocina. Si lo usas frío, hazlo en aderezos para ensaladas, marinados o en pastas y salsas. Si lo usas caliente, hazlo para asar, rostizar o freír tus alimentos. Ingrediente base de la dieta MediterráneaLa dieta Mediterránea es considerada como una de las más saludables a nivel mundial y está relacionada con la longevidad del ser humano.Esta dieta consiste en un alto contenido de verduras, frutas, legumbres, nueces, frijoles, cereales, granos, pescado y grasas no saturadas, como el aceite de oliva. Además, investigaciones recientes llevadas a cabo por la Manchester Metropolitan University encontraron que las personas que consumen una dieta mediterránea típica son menos propensas a las anomalías en la microbiota gastrointestinal.Todo esto lo aprendimos en la master class con Carbonell, además de poder preparar unas deliciosas hamburguesas botaneras con mayonesa de albahaca y vinagre de ajo.Consulta más recetas preparadas con aceite de oliva:Pescado Empapelado a la VeracruzanaPollo Asado con Chimichurri de AceitunasHuaraches de Nopal con Tinga de Zanahoria
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD