Top 5 desayunos para San Valentín
San Valentín

Top 5 desayunos para San Valentín

Por Kiwilimón - Febrero 2015
Todos pensamos en la comida extarordinaria o la cena más romántica cuando llega el 14 de febrero, pero por qué no también incorporar el romance al desayuno. Hoy te queremos dejar cinco recetas que harán que empieces este próximo día del amor con el pie derecho. Te dejamos nuestro top 5: desayunos para San Valentín, seguro lograrás conquistar a tu pareja desde que abra los ojos.

Waffles de corazón con chocolate

Esta es una receta que te permite crear un clásico mañanero que conoces muy bien pero al mismo tiempo darle un toque romántico. A todos nos gustan unos ricos waffles crujientes y suavecitos por la mañana pero esta vez llegarán en forma de corazón, decorados con chocolate líquido, frambuesas aciditas para contrastar y un poco de azúcar glass para darle este toque de restaurante. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/desayunos/waffles/waffles-de-corazon-con-chocolate

Chocolate caliente de San Valentín

El desayuno en invierno se trata tanto de la bebida como de la comida. Hoy te dejamos esta receta fácil de chocolate caliente que si bien es un clásico, introduce algunos cambios para que tenga una pinta mucho más romántica. El producto terminado con el chocolate rosa, la galleta y la crema chantilly apantalla a cualquiera. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/bebidas-calientes/chocolate-caliente-san-valentin

Hot Cakes San Valentín

Si tienes poco tiempo esta receta es ideal. Con apenas 20 minutos puedes lograr esta preparación que conjunta uno de los favoritos del desayuno casero con toques rojos y románticos. Se trata de hot cakes rellenos de fresa y aderezados con miel de maple y chispas de colores que le dan ese factor sorpresa. Puedes acompañar con un cafecito con leche y canela para tener la combinación perfecta. Ver receta completa aquí: https://www.kiwilimon.com/receta/bebidas/4-chocolates-calientes

Sandwich San Valentín

Este es un detalle sencillo pero muy impresionante. Es también para quienes prefieran un desayuno salado y con más proteína. Cuando lo tengas terminado la yema del huevo será protagonista en el centro del corazón enmarcado por el pan doradito. Te recomendamos acompañarlo de jugo de naranja y una taza de yogurt para tener un desayuno completo. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/botanas/sandwiches/sandwich-san-valentin

Huevos Benedictinos

Si lo que tú buscas es un desayuno lujoso y complejo en vez de detalles más simples de preparar entocnes te recomendamos los huevos Benedictinos. Es una receta típica francesa que conjunta un huevo pochado con jamón, salsa holandesa y una base de pan tostado. No tendrá forma de corazón, pero definitivamente es un detalle romántico que conlleva esfueroz y dedicación para que quede perfecto. Ver receta completa aquí: http://www.kiwilimon.com/receta/desayunos/huevos-benedictinos  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Desde siempre, la harina es uno de los ingredientes más básicos en la cocina, ya que sus usos van desde hacer pan, hasta elaborar postres y hasta dar consistencia a ciertos platillos. Pero existe una variedad de este ingrediente que a veces nos confunde, por lo que aquí te vamos a explicar qué tipos de harinas hay y para qué sirve cada una.Harina de trigoLa harina de trigo es la más común en la cocina y se usa para elaborar masas tanto dulces como saladas. Es muy útil para rebozar carnes y pescados y, sobre todo, para preparar pan. También hay una variedad de la harina de trigo integral, que es más oscura y se obtiene moliendo el grano de trigo entero.Harina de maízSe obtiene de moler los granos de maíz, que poseen gran cantidad de almidón. La harina de maíz es ideal para hacer tortillas y empanadas; también es buena para espesar salsas, sopas y guisados. Esta harina no contiene gluten, por lo que no es recomendable para hacer pan, pero sí galletas y algunos tipos de bizcocho y bollos. Harina de centenoAunque no es tan conocida como la harina de trigo, la harina de centeno es también se usa mucho para la producción de pan, pues sus características le dan una especie de amargor a la masa que le da muy buen sabor. Es muy recomendable para hacer galletas saladas.Harina de arrozAl ser muy ligera, se usa para rebozados y espesar guisos, principalmente. La harina de arroz no contiene gluten, por lo que es apta para celiacos; en la comida japonesa es muy utilizada. Harina de avenaEs una harina que queda muy bien en repostería, ya que tiene una textura muy fina y un sabor muy suave, sobre todo para hacer papillas de cereales para el desayuno, cremas, galletas, o magdalenas.Harina de cebadaEste tipo de harina tiene un gran valor nutritivo y beneficioso para el organismo. Comúnmente se utiliza como espesante y para elaborar panes más densos y menos esponjosos. Aunque contiene gluten, es de las que menor cantidad tiene.Las harinas serán las mejores aliadas en tu cocina, así que ahora que ya las conoces y sabes para qué son cada una, sabrás usarlas con tu toque para hacer magia en la cocina.Recetas para cocinar con harina:Atole de GuayabaTortillas de Harina IntegralPastel de Chocolate Fácil
¿Te acuerdas de Popeye, ese marinero que se ponía grande y fuerte para vencer al villano y lo único que necesitaba eran espinacas?Quizá gracias a esa caricatura crecimos pensando que las espinacas eran súper poderosas y nos creímos el mito de que tienen más hierro que ningún otro alimento, pero como muchas otras cosas de nuestra infancia, no es cierto. En realidad, las espinacas no son la gran fuente de hierro que pensamos, así lo revela José Miguel Mulet, doctor en Bioqiuímica y Biología molecular, en su libro ¿Qué es comer sano?, y asegura que ninguna verdura es una gran fuente de hierro, aunque eso no quita que las espinacas son un alimento muy sano y con muchas propiedades. ¿Necesitas ideas para el desayuno? Prueba estas Espinacas a la Crema con Huevo¿Cómo comenzó el mito de las espinacas? Toda esta creencia se debe a un error tan simple, que es difícil de creer. A finales del siglo XIX Erich von Wolf, químico alemán, se puso a analizar los beneficios nutricionales de las verduras y todo apunta a que puso mal una coma al apuntar el contenido en hierro de las espinacas, y donde debía decir 3,5 miligramos decía 35. Y, claro, eso es mucho hierro.Además de no tener tanto hierro, las hojas de espinaca tienen altos niveles de unas sales, conocidas como oxalatos, que dificultan la absorción de éste y otros nutrientes, como el calcio, en el intestino. Pero no hay por qué satanizar a las espinacas pues, aunque no sean lo que pensábamos, son muy sanas y sí son fuente de varios nutrientes: tienen muchísimo potasio y magnesio, dos electrolitos fundamentales para nuestra salud. Por otra parte, las espinacas son una fuente importantísima de vitamina K y precursores de la vitamina A, esencial para nuestro sentido de la vista. Y también son unas verduras ricas en sales de ácido fólico.No cabe duda, todos los días se aprende algo nuevo y ahora sabes que si Popeye se ponía fuerte, seguramente era porque comía algo más que espinacas en lata.3 opciones para incluir espinacas en tus comidas:Crema de Espinaca con PoblanoPechugas Rellenas de Queso Crema y EspinacasCrepas de Espinca Rellenas de Champiñones
La comida es uno de los negocios más redituables en el mundo, pues no sólo todos los seres humanos necesitamos alimentarnos para mantenernos con vida, sino que probablemente sea una de las cosas en las que más gastamos.Así que poner un negocio de comida no es una idea loca y si lo estabas considerando, pero no sabes ni por dónde empezar, estas son algunas de las cosas básicas que debes saber antes de empezar y tomar en cuenta, como inversión, lugar, tipo de comida.ConceptoEn nuestro país existe una enorme variedad de negocios de comida enfocados a diferentes sectores socioeconómicos, por lo que debes saber a qué tipo de público enfocarás tu negocio.Si te gusta la comida mexicana, no tienes que limitarte a un solo platillo, para que de esa forma los clientes tengan una gran variedad para escoger su alimento, al igual que en las bebidas.La importancia de definir un concepto es con el fin determinar tu inversión, aunque esta no es exacta, ya que los insumos varían en sus costos, por ejemplo, en negocios con comidas extranjeras la materia prima suelen ser de exportación.CostosUna vez que tengas establecido el tipo de negocio que tendrás, debes establecer los costos, los cuales se dividen en fijos y variados.Los costos fijos serán los gastos que realizarás y los cuales no cambiarán, por un tiempo, tales como la renta del local o sueldo de los empleados. Así sabrás cuánto dinero corresponde a esos gastos y cuánto te corresponde a ti.Los gastos variables son aquellos que dependen de las ganancias o pérdidas de tu negocio. Por ejemplo, si vendes tacos, el costo del kilo de bistec es de 160 pesos aproximadamente, mientras que el de tortilla es de 13 pesos y contiene alrededor de 35 pieza, por lo que más o menos saldrían 20 tacos en los que utilizarías entre 50 y 80 gramos de carne y dos tortillas, dependiendo del gusto del comensal.A estos gastos debes agregar platos, servilletas, además de los ingredientes para salsas, guacamole u otros ingredientes como papas, frijoles o nopales para complementar el plato fuerte, por lo que busca comprar los insumos al por mayor.PublicidadLo primero que debes hacer es darte a conocer, por lo que podrías reducir los costos o realizar promociones, todo aquello que te ayude a publicitar tu negocio. Una vez que seas sólido, podrás aumentar los costos.Recuerda que la comida es un negocio redituable pero muy competitivo, así que tienes que tener una buena planeación y, sobre todo, un gran sabor acompañado de calidad y buenos precios.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD