Bicarbonato de sodio, usos y ventajas
Tips

Bicarbonato de sodio, usos y ventajas

Por Kiwilimón - Septiembre 2011
  El bicarbonato de sodio tiene grandes facultades medicinales, y se suele emplear frecuentemente tanto en tratamientos de belleza como de salud. Uno de los usos más conocidos del bicarbonato es para la limpieza de los dientes, ya que gracias a este ingrediente podemos lucir una sonrisa más blanca.

Otros tips para blanquear tus dientes:

También lo podemos usar frecuentemente con el shampoo, pues el bicarbonato contribuye a eliminar la caspa. Espolvorea una pequeña cantidad de bicarbonato de sodio cuando sirvas en tu mano tu shampoo. Aplica y enjuaga como de costumbre; el bicarbonato ayudará a eliminar los residuos de los productos de belleza y la caspa.

Otros tips para eliminar la caspa:

Otro de los usos del bicarbonato es que puede empelarse como exfoliante. Prepara una pasta con 3 partes de bicarbonato de sodio y 1 parte de agua. Frota con movimientos circulares sobre la zona de tu piel que desees exfoliar. Enjuaga. En términos de salud, el bicarbonato puede ayudar a combatir la acidez estomacal. Mezcla un poco de bicarbonato con agua y bébelo. Al poco tiempo notarás que el ácido desaparecerá.

Otros tips para disminuir la acidez:

El bicarbonato también puede usarse para neutralizar el mal olor, ya que el bicarbonato ayuda a neutralizar los ácidos de la piel eliminando el mal olor del sudor. Algunas personas también lo usan como desodorante.

Cómo disminuir el mal olor de las axilas:

De igual manera, el bicarbonato de sodio se emplea en la cocina para todo lo que tiene que ver con repostería. También se usa para suavizar los alimentos que usualmente son duros. Así que ahora que ya conoces las propiedades y usos del bicarbonato de sodio podrás aprovechar al máximo este producto barato y efectivo. Si quieres darle otro uso al bicarbonato, aprende Cómo limpiar toda tu casa con bicarbonato             

Recetas de cocina recomendadas con bicarbonato:

Pan de Nuez

 

Panquecitos de Blueberry

 

Pastel de Jengibre

Pemoles (Galletas en forma de rosca)

 

Encuentra otras deliciosas recetas en Kiwilimón.com

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Hay muchas bebidas famosas que son referentes para sus países, por ejemplo, un pisco sour, para Chile, o un mojito, para Cuba. Pero más que mezclas, también hay destilados que valen mucho la pena en América Latina.Antes, tienes que saber qué es un destilado. Los destilados son fermentados que pueden obtenerse de cereales (cebada, centeno o arroz), tubérculos (papa), frutas (manzana), así que ahora que sabes de dónde provienen, tienes que conocer y probar estos, de América Latina.1. MezcalEl mezcal es 100 por ciento mexicano y proviene del agave. Existen muchos tipos de mezcal: minero, espadín, pechuga, pero lo importante es que se toma solo y se suele acompañar de rodajas de naranja y sal de gusano.2. PiscoEste destilado es referente de dos países, Chile, Perú, y se obtiene de dos tipos de uvas que se dan en esa región, llamadas uvas pisqueras.3. TequilaOtro famoso y con Denominación de Origen es el tequila, que se produce en ciertas regiones de México, como Tequila, Jalisco, pero también en Nayarit, Michoacán, Guanajuato y Tamaulipas. Por supuesto, viene del agave y los cuatro tipos de tequila que puedes encontrar son blanco, reposado, añejo y extra añejo.4. GrappamielEsta bebida se hace a partir de grappa, un destilado de las semillas, tallos y cáscaras de uvas, y miel. Se toma solo y con mucho hielo en el verano, y es típica de Uruguay.5. CachazaOriginaria de Brasil, la cachaza se hace de caña, como el ron, pero la bebida brasileña se hace a partir del jugo fermentado y luego destilado. La bebida que ha llevado a la cachaza a la fama mundial es la caipirinha.6. AguardienteDerivado de la caña de azúcar, pero tratado con anís, el aguardiente es el sello de Colombia en cuanto a destilados. Posee un sabor un tanto dulce y se toma solo, mezclado con agua mineral y muchos hielos.7. RonAunque realmente es originario de Medio Oriente, pero cuando llegó la caña a América, este destilado se consolidó en Cuba y ahora es más latino y mundialmente conocido por los deliciosos mojitos. A diferencia de la cachaza, el ron se hace a partir de la melaza de caña.¿Qué otros destilados conoces y cómo se toman?
Existe un ritual que, frente al comal, se vuelve entrañable: poner una tortilla caliente sobre la palma de la mano y con los dedos de la otra, enrollarla lo más apretadita posible. Mejor si en el interior hay una pizca sal. ¿Salsa martajada? Oh sí, por favor. Pero este ritual sólo es posible si la tortilla es lo suficientemente flexible para no romperse. Saber reconocer una tortilla auténtica, además de ser un hábito 100% saludable, es la forma más rica de experimentarlas. Según los mayas, el maíz es la piedra angular de nuestro origen y según los aztecas, es la muestra del amor que sentía Quetzalcóatl por su gente, quien para conseguir una semilla dorada se adentró en las montañas convirtiéndose en hormiga. De esa semilla surgió la tortilla, símbolo de identidad y cultura nacional. En el sentido más práctico, no hay plato, servilleta o cuchara más precisa para atajar un guisado. Tampoco una de mejor sabor. Todos creemos conocerla íntimamente, pero siendo sinceros, ¿hace cuánto elaboraron su última tortilla? ¿Hace dos meses? ¿Hace un año? ¿Nunca? Cuando conocí a Rafael Mier, director de la Fundación Tortilla de Maíz Mexicana yo no entendía por qué había que divulgar el tema de la buena tortilla y aprender a diferenciar una tortilla auténtica de otras. ¿Todas las tortillas de tortillerías son auténticas? ¿O no? La tortilla es el lienzo favorito del plato nacional: los tacos. Y aunque en las mesas nunca falta, Rafael me hizo entender que la verdadera tortilla escasea, sobre todo en las grandes ciudades. No sólo eso. Pocos conocen cuál es el proceso detrás de su elaboración y cuáles son sus ingredientes originales. Por suerte ya existe una regulación en el mercado para que las tortillerías describan los ingredientes que utilizan. No, no sólo es maíz. Algunas veces la masa está mezclada con harina de trigo. A la tortilla tradicional hay que diferenciarla del resto. Ella proviene de maíces mexicanos, algunos en peligro de extinción. El tema es que algunos agricultores han preferido sembrar otros cultivos o utilizar maíces más resistentes a las plagas. Transgénicos, pues. En el proceso tradicional, los maíces que fueron cosechados según la temporada se dejan secar naturalmente y se les desgrana con la ayuda de un olotero. A continuación, se someten al proceso de la nixtamalización en el que los granos de maíz se pulen como diamante en bruto para hacerlos más digeribles en el organismo, para maximizar su aporte nutricional: aumentar su contenido de calcio, de proteínas, de antioxidantes.La tortilla verdadera –la saludable, la auténtica– está nixtamalizada. Para lograrlo hay que diluir cal en agua, cocer los granos en la mezcla, dejarlos remojar durante la noche y al día siguiente, enjuagar hasta que el agua salga clara. De ahí se obtiene el precioso nixtamal que se lleva al molino o al metate. El resultado es una masa húmeda y deliciosa, lista para palmear tortillas, tlacoyos, sopes, o (ponga usted su preparación favorita de maíz). Cuando inflan en el comal o en la plancha de las tortillerías, el augurio de una buena comida es evidente. El proceso es cultura pura. Pero por inverosímil que parezca, en la mayoría de las escuelas de gastronomía este ritual no se enseña. No hay duda de que, para reconocer una buena tortilla, también hay que amistarnos con el lenguaje, con su saber. Rafael aconseja consumir aquellas que no son industrializadas, es decir, que no contienen ingredientes adicionales a los tradicionales (maíz, agua y cal o ceniza). “Como consumidores tenemos derecho a conocer todos los ingredientes de nuestra tortilla por ello, es importante exigir su correcta declaración”, afirma. También dice que las tortillas de colores sí son tradicionales. Su color proviene de maíces con tonalidades como del arcoíris. Pero cuidado. Existen comerciantes que utilizan colorantes imitando los colores del maíz azul o verde. Un tip para diferenciar al gato de la liebre es aplicar un agente ácido –como el jugo de limón–. “Si al aplicar el limón, la tortilla se torna violeta o rosa, se trata de tortilla de maíz azul real; si se torna grisácea o no cambia de color, se trata de una tortilla pintada con colorante artificial”. Otro consejo es fijarse en la flexibilidad de la tortilla. Si se rompe o se entiesa apenas la pones sobre el comal, puede que estés frente a una tortilla falsa. Estos y otros consejos los puedes encontrar en el blog recién inaugurado de la fundación. La buena tortilla merece diferenciarse de las otras. Pregunta en tu tortillería si las que ofrecen están nixtamalizadas y si provienen cien por ciento del maíz nacional. Su aroma, anticipación de un banquete digno de dioses, y su sabor no deben tomarse por sentado. Y mientras aprendemos a nixtamalizar juntos, te dejo algunas recetas que puedes preparar en su honor: Tacos de lenguaTacos de mixioteTacos de costilla
Los cuidados del cabello deben ser permanentes, especialmente cuando hay diversos factores que dañan nuestra melena como productos de belleza, tenazas, la contaminación, el sol y hasta el mismo estrés del día a día. Por ello, si quieres mejorar el aspecto, la vitalidad y hasta evitar la pérdida del cabello, te mostramos 4 ingredientes naturales que te ayudarán a reforzar el pelo. Si bien existen innumerables productos comerciales para cuidar el cabello, ninguno cómo los ingredientes naturales, ya que éstos no poseen sulfatos ni parabenos que lo maltraten, son mucho más económicos y le devuelven la suavidad y el brillo en la mayoría de los casos. ¿Listo para conocerlos? Sábila para la regeneración capilar La sábila, también conocida como aloe vera, es ese aliado infalible que ayuda en la regeneración capilar gracias a que está compuesto por 99% agua y el resto son poderosas vitaminas como la A, B, C y E. Las propiedades de la sábila la convierten en el ingrediente perfecto para hidratar el cabello, estimular su crecimiento, eliminar el exceso de sebo y darle más vitalidad. Puedes mezclar un poco de sábila en tu shampoo o aplicar directamente en la melena. Romero para la caída del cabello El romero es una planta con diversos beneficios para la salud y en este caso, es ideal para tratar la pérdida del cabello, ya que funciona como estimulante natural de los folículos, los mantiene activos y propicia el crecimiento del cabello; además tiene altas propiedades antifúngicas, que ayudan a combatir algunas infecciones del cuero cabelludo. Aceite de oliva para humectar el cabello El aceite de oliva es una herramienta maravillosa para cuidar el cabello maltratado porque contiene grasas saludables que humectan y cierran las cutículas del cabello. De igual manera, este aceite es alto en vitamina C y vitamina A, por lo que favorece la producción de colágeno y mejora el brillo de las melenas. Recuerda aplicar unas pocas gotas de la mitad de tu cabello hacia las puntas y enjagua con agua fría después de 20 minutos. Aceite de coco para nutrir el cabello Entre las propiedades del aceite de coco, destacan su alto grado de vitamina E, proteínas y ácido láurico que reducen la sequedad en el pelo, eliminan el frizz y penetra con facilidad en la fibra capilar, regenerándola y creando una barrera natural que la mantiene hidratada. Puedes darte un masaje en el cuero cabelludo comenzando con pequeñas cantidades para observar cómo responde tu pelo. Recuerda consultar a un experto antes de utilizar cualquiera de estos remedios naturales, ya que puedes usarlos en el shampoo, en mascarillas o al natural pero cada cabello es diferente y sus necesidades puedes variar.
El mundo moderno está en constante descubrimiento de ingredientes que aporten más a nuestra salud, por ejemplo, usar ghee para cocinar, pero ¿qué es ghee y cómo se usa esta ‘mantequilla’?Antes del ghee, vino el aceite de coco, con beneficios como que es una ‘grasa buena’, que no contiene colesterol, pero el ghee además contiene ácidos grasos Omega-3 y ácido butírico, un ácido graso de cadena corta que se considera bueno para el tracto gastrointestinal.Por otra parte, lo que hace destacar al ghee de entre todas las grasas que están disponibles es su sabor ligeramente dulce y a nuez.¿Qué es ghee?El ghee es mantequilla clarificada, es decir, es el resultado de cocinar y reducir a fuego lento mantequilla para eliminar toda el agua, hasta que los sólidos lácteos comienzan a dorarse ligeramente, lo cual le da un toque acaramelado y ligeramente a nuez. Ya que los sólidos lácteos son colados y sólo resta un aceite de cocina dorado y claro, el ghee es ideal para personas intolerantes a la lactosa.Así, esta mantequilla clarificada queda como un concentrado de grasas saturadas, cuyas propiedades incluyen ácidos grasos Omega-3m, ácido linoléico conjugado (que puede tener un efecto anticancerígeno) y ácido butírico.Además, aporta vitaminas liposolubles, en específico vitamina A, E, K2 y B12, pero esta última en una cantidad pequeña; minerales como fósforo, calcio, cinc, cobre y selenio, y ya que es un alimento graso, tiene un aporte calórico alto.El ghee ha sido utilizado desde hace mucho tiempo en países como India y tiene un papel clave en el Ayurveda, la medicina tradicional de la India en la cual es apreciado por sus propiedades antiinflamatorias, digestivas y terapéuticas.Por ejemplo, en Ayurveda se usa para aliviar el estreñimiento o incluso como remedio tópico en quemaduras o afecciones de la piel.Entre los usos más frecuentes de esta mantequilla clarificada se encuentra el de hacer panes, pero el ghee funciona tanto en recetas saladas como en recetas dulces. Por ejemplo, puedes usar ghee para un pollo estofado con cítricos, para dorar unas papas cambray, para hacer curry o para hacer la famosa receta ayurvédica de leche de luna. Puedes conseguir ghee en tiendas de productos orgánicos o incluso hacerlo tú mismo a partir de mantequilla de buena calidad, pero lo importante es que te animes a probar este tipo de grasa que puede guardarse en la alacena, sin necesidad de refrigerarse, y que aguanta temperaturas altas sin quemarse.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD