Cómo quitar los malos olores de tus utensilios de cocina
Tips

Cómo quitar los malos olores de tus utensilios de cocina

Por Kiwilimón - Febrero 2019

Todos tenemos en nuestra cocina un tupper que quedó teñido de rojo por el chile rojo de un asado que guardamos ahí. Y aunque no se ve bonito, lo de menos es el aspecto de un refractario. El problema es cuando los utensilios de la cocina guardan olores de la comida. Si ya tienes varios platos o contenedores que huelen feo, aquí te decimos cómo quitar malos olores de vasos, platos, tuppers y todo aquel utensilio de cocina.

Remojo

Cuando cocinas con cebolla, ajo o algún otro ingrediente de olor fuerte, lo mejor que puedes hacer es dejar el plato en cuestión de remojo. Llena un balde con agua y detergente para trastes y sumerge el utensilio que huela mal. Si no está muy impregnado, un par de minutos será suficiente para quitar el olor.

Limón y sal

Cuando los olores son un poco más difíciles, puedes usar la combinación de limón y sal. Frota el refractario con la mitad de un limón y sal. El jugo de limón neutraliza los olores, mientras que la sal ayuda a extraer cualquier resto de comida que pueda estar provocando el mal olor. Solo ten cuidado con los materiales en los que aplicas esta técnica, ya que pueden rallarse los utensilios.

Vinagre y bicarbonato

Otra opción que también funciona muy bien para quitar los malos olores es mezclar vinagre con bicarbonato de sodio. En un recipiente grande pon suficiente agua (de preferencia tibia o caliente) y agrega el vinagre con el bicarbonato. Sumerge los utensilios y déjalos reposar por lo menos media hora. Después lávalos como acostumbras hacerlo.

Cloro

Esta alternativa es efectiva, pero requiere mucho cuidado. Te sugerimos usar cloro con tu jabón cuando los trastes estuvieron en contacto con alimentos crudos, como puede ser carne de pollo, mariscos o cerdo. Ten cuidado de usar solo unas gotitas porque puede ser peligroso. Enjuaga muy bien los utensilios.

Pon en práctica estos tips y cuéntanos cuáles te funcionan mejor.

Estas recetas te pueden interesar:

Tortitas de salmón a la mexicana con salsa de aguacate

Salteado de carne con brócoli

Huevos a la cazuela con poblano

Tilapia a la veracruzana

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
La cocina es el alma de todos los hogares, es el lugar de los sabores, de los olores, los secretos y las recetas. Es donde sucede la alquimia, la magia y los recuerdos. Se dice que cocinar es un acto de amor para los demás y para nosotros mismos. Y es que no hay nada más bondadoso que hacerle de comer a alguien y alimentarlo.Ya que ocupa un lugar tan importante en nuestras vidas, aprender más sobre la cocina y la comida resulta un tema de mucho interés. Así, Netflix, una plataforma innovadora que se ha metido poco a poco en nuestras vidas, también conoce el papel trascendental que tiene la cocina en los seres humanos, por lo que cuenta con varios documentales sobre el tema que vale la pena comentar y que los veas.Chef´s TableComida espectacular y grandes historias, una combinación ganadora. Es una de las series sobre comida pioneras en Netflix, que hasta la fecha lleva seis temporadas ¡y es por algo! La serie es tan espectacular que ha estado nominada a los premios Emmy. La trama es la vida y obra de chefs sobresalientes del mundo; Jeong Kwan, Massimo Bottura, Asma Khan son algunos de los nombres que suenan en Chef´s Table.Las crónicas del tacoSi hay algo que a todos los mexicanos nos gusta son los tacos. Es un platillo importante en la cultura de nuestro país y Netflix lo sabe, porque le dedicó una serie de seis capítulos, de los cuales cada uno se le dedica a un taco específico: de pastor, carnitas, barbacoa, de canasta, de guisado y de carne asada. Historia de dos cocinas Gabriela Cámara, empresaria gastronómica, armó una novedosa propuesta de platos de pescados y mariscos, y abrió dos restaurantes: Contramar, en Ciudad de México, y Cala, en San Francisco.La magia de “Historia de dos cocinas” es la historia de éxito de estos restaurantes, pero sobre todo, la elección de su personal, que son familia. The chef showEn este programa de ocho capítulos cocinan platos caseros y populares de Estados Unidos como rollos de langosta, sándwiches de quesos y el platillo estrella: hamburguesas.El cineasta Jon Favreau se presenta en la cocina del chef Roi Choi y además, los dos viajan a diferentes ciudades para conocer a otros chefs o invitar a conocidos actores para preparar sus platillos preferidos y hablar de cine, gran conversación. ¿Has visto alguno de estos programas? Si no, no sabes de lo que te estás perdiendo, seguro te van a encantar y vas a aprender muchísimo sobre esta noble e importante profesión.
¿Sabes cómo hacer que una milanesa empanizada sea espectacular? Se trata de algo muy sencillo, porque con los nuevos empanizadores sazonados puedes hacer de una pechuga de pollo una milanesa con mucho más sabor.Además, el pan molido no sólo le añade muchísimo sabor a las comidas, ya que es un buen complemento para carne, pollo, pescado, verduras, sino que incluso sirve para darle más sabor a salsas y botanas como queso o salchichas.Es muy fácil de utilizar y lo puedes hacer en cualquier momento que quieras salir de lo común con los alimentos, porque ahora hay nuevas variedades sazonadas con las que puedes lograrlo, con los empanizadores estilo inglés, italiano y mexicano.Así que explora nuevas formas de cocinar, toma tu receta favorita y dale a tus platillos otra forma de prepararlos y lucirte con tu familia o amigos.¿Imagínate cómo sabría un pescado empanizado con un poco de limón y pimienta al estilo inglés, o qué tal una milanesa empanizada a las finas hierbas estilo italiano, o unos camarones con un toque picosito al chipotle? No es necesario tener una reunión especial ya que cada comida la puedes hacer increíble para tus seres queridos. Lo mejor de esto es que no tienes que pasar largas horas cocinando y combinando ingredientes, ya que los nuevos empanizadores sazonados son tus cómplices para quedar bien, además de estar en su práctico bote y tener la combinación de ingredientes para darle ese toque especial a tus platillos.Lúcete a cada momento que los utilices, no pierdas más tiempo y consigue las tres variedades para que siempre estés preparada para consentir a tu familia.
Entrar a la alberca después de comer siempre conlleva varias dudas, pues desde que éramos pequeños, hemos escuchado que debemos esperar después de comer para poder nadar. Durante muchísimos años, madres preocupadas por el bienestar de sus pequeños han tenido que lidiar con la impaciencia y la ansiedad de sus hijos para divertirse en el agua. Pero, ¿en realidad es necesario esperar? ¿Qué tan cierto es eso de que te puede dar un calambre después de comer? ¿Es solo un mito o debemos seguir siempre esta recomendación?Te invitamos a seguir leyendo para descubrir si efectivamente hay que dejar pasar tiempo después de comer para poder nadar o si simplemente se trata de una leyenda urbana.La explicación La razón que dan la mayoría de los padres a sus hijos para tener que esperar antes de regresar a la alberca es la digestión. Básicamente, la creencia general es que después de comer, la sangre de todo el cuerpo (incluyendo la de las extremidades) se concentra en el aparato digestivo, lo que hace que los brazos y piernas sean un poco menos ágiles. De igual manera, los calambres y las punzadas son mencionados como motivos para evitar entrar al agua justo después de comer. La explicación es que si una persona comienza a nadar cuando su estómago aún está haciendo digestión, esto le puede provocar un calambre o una punzada severa en las costillas, lo que podría imposibilitarla de nadar, y entonces correr el riesgo de ahogarse. La realidadSi bien es cierto que durante el proceso de digestión la sangre se dirige al estómago para procesar los alimentos, esto no significa que el resto del cuerpo se quede sin sangre o que sea incapaz de funcionar adecuadamente. Pensar que una persona puede sufrir un accidente por entrar a nadar después de comer es, en este caso, simplemente absurdo. Tus piernas y brazos van a funcionar como siempre, aunque tu estómago esté trabajando.En cuanto a los calambres y punzadas hay varias explicaciones. Los calambres son movimientos espasmódicos involuntarios que surgen durante el ejercicio. La mayoría de los casos se deben a la falta de hidratación y electrólitos, o simplemente a la fatiga. En cuanto a las punzadas, que son dolores muy intensos debajo de las costillas, aún no se sabe con exactitud qué puede provocarlas. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que los nadadores son más propensos a sufrir estas molestias que los corredores. Pero ojo, esto solo se ha registrado entre atletas profesionales de alto impacto. La conclusiónNo existe información científica ni estudios que relacionen directamente el consumo de alimentos con el riesgo de sufrir un accidente mientras se nada. Los niños en realidad no tienen que esperar 30 minutos o una hora después de comer para regresar al agua. Solamente hay que tomar en cuenta algunas consideraciones:El ingerir alimentos grasosos puede provocar una sensación de pesadez. Si vas a ir a la alberca con tus hijos, mejor lleva comida ligera, como ensalada o frutas.Es poco recomendable hacer alguna actividad física después de comer demasiado, ya que se pueden experimentar nauseas. Esto aplica tanto para nadar como para correr.Ni la Cruz Roja ni otras asociaciones de salvavidas o pediatras han registrado la pérdida de vidas en niños por nadar después de comer. Así que relájate y disfruta de la alberca con tus pequeños.Estos platillos son ideales para llevarlos a la piscina:Croquetas de papa con jamónRollitos de ensalada de polloMini hamburguesas rellenas de queso Banderillas espirales de salchicha
El desperdicio de alimentos es una situación grave en el mundo y no sólo es muy triste que todos los días, toneladas de alimentos terminen en la basura, sino que además, hacemos un daño directo a los bolsillos. Para evitar que la comida termine por ser desechada, te damos algunos pasos sencillos para ser más consciente y poder aprovechar mejor nuestros recursos.Todo empieza desde las comprasEl primer paso, y quizá el más importante, es que planees correctamente las compras. Antes de hacer tu lista para el súper, revisa lo que tienes en el refrigerador. A veces hay tesoros en el fondo del cajón de las verduras que se pueden convertir en una deliciosa sopa antes de que pase demasiado tiempo. Aprovecha ese jamón de la semana pasada para unas croquetas y si te sobró demasiado, piensa comprar un poco menos la siguiente vez.Te recomendamos intentar esta receta de Croquetas de Papa con Jamón Nada de distraccionesRecuerda, si vas de compras con hambre o sed, pondrás en tu carrito mucho más de lo que necesitas. Apégate a tu lista y a la planeación que hayas hecho para la semana. Una vez que llegas a casa, empaca y almacena todo correctamente y así tendrá más vida de anaquel.Aprovecha los ingredientesMuchas veces al preparar una receta, usamos sólo una parte de las frutas y verduras que compramos. Por ejemplo, con el apio: si usas los tallos para una ensalada, aprovecha las hojas en una sopa y la parte blanca de la base para dar más sabor a tu caldo. También puedes hacerlo con los tallos de los champiñones o los tallos gruesos del brócoli, que hacen una rica sopa o ensalada. Los plátanos que ya están muy negritos son perfectos para hacer panqué o agregarlos a la masa de hotcakes. Si no tienes tiempo de prepararlo pronto o no tienes suficiente cantidad, no te preocupes, congélalos hasta que estés lista.Si tienes pedacitos de diferentes quesos, es el momento de hacer una salsa deliciosa para tu pasta favorita. Y en la alacena, revisa mensualmente las fechas de latas y salsas, y úsalas en tiempo.Cuida las porcionesPara evitar tener desperdicios, es mucho mejor servir porciones pequeñas y si alguien quiere más, entonces que se sirva después. Si sobra comida, recuerda enfriarla rápido y conservarla adecuadamente para que dure más tiempo.Administra inteligentemente las sobrasCon frecuencia, nuestro refrigerador se convierte en un paso previo al basurero por tener cantidades pequeñas de sobras que no se aprovechan. Si preparaste comida de más, recuerda conservar lo que quede en recipientes adecuados, siempre marcando el contenido y la fecha de empaque, para que estés consciente de cuándo debes consumirlo.Por otra parte, también puedes darle nueva vida a las sobras. Por ejemplo, si hubo pollo al horno, deshebra el sobrante para unos taquitos; las verduras cocidas picadas se pueden mezclar con pasta fría y vinagreta, o con atún y mayonesa para una ensalada; los frijoles refritos con salsa de jitomate y caldo toman un nuevo aire en una sopa. O simplemente fríe ese arroz blanco con verduras picadas, cubitos de carne o camarón, y salsa de soya para una cena oriental ligera... Usa tu imaginación y dales giros distintos a esos recipientes con sobras. Al final de mes, se sentirá la mejora en tu cartera.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD