Elige el enjuague bucal adecuado

Por Kiwilimón - Julio 2014
El lavado de los dientes es una parte muy importante de nuestra limpieza personal diaria. Esta actividad nos permitirá mantener unos dientes y boca con menos bacterías, olores y una sonrisa envidiable. Para ello, el cepillado de los dientes después de cada comida es algo que se recomienda continuamente por parte de los odontólogos, pero además existen los enjuagues bucales, mismos que refuerzan la limpieza de la boca y eliminan bacterias que con el simple cepillado no se quitan. Elegir el enjuague bucal adecuado a veces llega a ser un poco fastidioso, ya que existen diversas marcas y tipos de este tipo de productos y ante esto queremos dejarle los siguientes consejos que te ayudarán a escoger mejor. Elige tu enguaje bucal correcto Actualmente existen enjuagues de todo tipo dependiendo del resultado que busquemos. Así por ejemplo, para prevenir la caries podemos utilizar colutorios ricos en flúor; o para los casos en que la caries ya se haya desarrollado, también encontramos enjuagues específicos para su tratamiento. Asimismo, existen otros enjuagues específicos para combatir y eliminar la placa bacteriana o la halitosis. En cuanto a los niños, podemos iniciarles en el uso del enjuague escogiendo aquellos productos con un bajo contenido en alcohol y con un sabor más suave y dulce; pues unos colutorios con unos niveles altos de alcohol (entre 18 y 26%) pueden producirles una sensación de ardor en las mejillas, los dientes y las encías, u ocasionarles una intoxicación si lo llegan a ingerir. Cómo utilizar el enjuague Para enjuagar la boca correctamente, antes que nada debemos escoger un colutorio que se adapte a nuestras necesidades. Seguidamente, debemos introducir en la boca unos cinco mililitros del producto y realizar unas gárgaras con el líquido durante por lo menos treinta segundos. Finalmente lo expulsaremos y escupiremos tantas veces como sea necesario para eliminar cualquier resto del producto. Es importante que, para ayudar a que el enjuague realice su función antibacteriana, evitemos diluir el enjuague en agua, no ingiramos alimentos durante los treinta minutos siguientes al uso del colutorio, no aclaremos la boca con agua para sacarnos el gusto del enjuague, y lo realicemos siempre después de un buen cepillado. Además, no debemos abusar del colutorio, especialemente si usamos uno que contiene demasiado alcohol; de modo que es recomendable enjuagarse los dientes una vez al día. Hacerlo varias veces al día sería excesivo e incluso perjudicial. Riesgos del colutorio Es innegable que los enjuagues bucales ayudan a mantener un aliento fresco y limpio. Sin embargo, algunas personas abusan del colutorio realizando enjuagues tres veces al día, desconociendo que, según una publicación del Dental Journal of Australia, los enjuagues bucales pueden estimular la aparición de cáncer bucal u oral. Esto es debido a la gran cantidad de alcohol presente en los colutorios, siendo incluso mayor que la concentración de alcohol en el vino o la cerveza. Además, el exceso de alcohol tampoco es apropiado para los dientes sensibles. No obstante, esto no quiere decir que debamos eliminar los enjuagues de nuestra higiene bucal. El uso adecuado del colutorio es muy beneficioso para la salud de nuestros dientes y, por otro lado, existen en el mercado enjuagues sin alcohol que, además de ayudarnos a mantener un aliento fresco y unos dientes limpios, no exponen nuestra boca a un posible desarrollo de enfermedades graves.  
Como aliviar encías lastimadasCómo aliviar encías lastimadas Como quitar las manchas de los dientes de manera naturalCómo quitar las manchas de los dientes de manera natural Como blanquear los dientes en casaCómo blanquear los dientes en casa
  super secretos de cocina y belleza  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
En tiempos de crisis, los niveles de estrés y ansiedad suelen elevarse más, es por eso que te presentamos un par de formas infalibles para calmar los nervios, tal como algunas esencias naturales y tés relajantes para esta cuarentena que puedes preparar en casa. Derivado de la pandemia que azota al mundo desde diciembre del 2019, no debe sorprendernos el hecho de que el Consejo de Salubridad General haya emitido un comunicado del día 30 de marzo del 2020, declarando emergencia sanitaria nacional a epidemia por coronavirus COVID-19, razón por la que las personas se encuentran más preocupadas que hace algunos días. Sin embargo, es necesario conservar la calma y además de seguir las recomendaciones de higiene para prevenir el contagio de coronavirus COVID-19, también hay que cuidar cuerpo y mente para alcanzar el bienestar en todos los aspectos posibles y qué mejor que con esencias naturales y tés relajantes fáciles de hacer. Ya sea que te encuentres trabajando desde casa, estudiando en línea o simplemente le hayas puesto una pausa a tus actividades diarias fuera del hogar, seguramente el confinamiento y distanciamiento social te tiene un poco fastidiado, así que te presentamos 5 esencias naturales y tés relajantes que te ayudarán a tomar las cosas con más calma. Recuerda que las fragancias producidas por algunas hierbas, frutos y flores silvestres tienen propiedades que alteran nuestro estado anímico, y de la misma manera, existen algunas cuyos componentes pueden ayudarnos a relajarnos si las mezclamos en infusiones o tés. A continuación te presentamos aquellos que fácilmente puedes preparar en casa con ingredientes naturales. Té de orégano Además de ser una bebida llena de antioxidantes naturales, el té de orégano tiene el poder relajarte en momentos de mucho estrés. Su sabor es delicioso y puedes tomarlo durante la cena o más noche, ya que también ayuda a conciliar el sueño. Esencia de limón La esencia de limón ayuda a combatir la ansiedad y la tensión muscular que esta misma provoca. Puedes preparar un poco rallando la cáscara y guardándola dentro de un paño de algodón cerrado. Hiérvelo dentro de una olla con agua destilada hasta que se forme un aceite en la superficie. Guárdalo en un recipiente de vidrio cerrado y disfruta de su aroma cuando necesites relajarte. Té de manzanilla La manzanilla comúnmente es utilizada para aliviar malestares relacionados con la digestión, pero también posee propiedades calmantes y sedantes. Además, puedes combinarla con azahar y sus efectos serán más fuertes para aliviar el estrés o la ansiedad. Puedes tomarlo como té en bolsita o prepararlo como infusión al hervir las hiervas dentro de una olla pequeña. Esencia de lavanda La lavanda tiene importantes propiedades relajantes, ya que ayuda a disminuir la presión arterial y la frecuencia cardíaca. También se utiliza para regular el tratamiento del insomnio y muchos la usan para combatir la depresión. Para preparar la esencia de lavanda, puedes dejar secar unos ramitos al sol durante un día, después ponerlos a hervir con agua destilada en una olla y colar el resultado con un paño limpio. Guárdalo en un recipiente oscuro y cerrado y disfruta del aroma cuando más lo necesites. Té de tila La tila es una bebida ideal para descansar, conciliar el sueño y olvidarse de las preocupaciones de la vida diaria; no por nada es un remedio bastante recomendado por las abuelitas para que sus nietos lo tomen antes de un examen y así calmen sus nervios. ¿Conoces algún otro remedio o esencia que ayude a relajarse y a calmar los nervios? No olvides compartirlo en los comentarios.
El brote del coronavirus COVID19, la enfermedad viral causante de graves problemas respiratorios, ha provocado una crisis mundial al punto de llegar a ser catalogado como pandemia, de acuerdo al más reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lo que comenzó como un virus desconocido a finales de diciembre de 2019 en Wuhan, China, actualmente se ha propagado a 114 países en todos los continentes, contagiando a más de 115,000 personas y cobrando la vida de 4,000 víctimas. Por esta razón es necesario comprender qué es el coronavirus COVID19 y cuáles son las medidas de higiene a tomar desde casa u oficina para prevenir el contagio. A continuación te lo explicaremos brevemente. ¿Qué es el Coronavirus? Los coronavirus son una especie de virus causantes de diversas enfermedades respiratorias que pueden ir desde un simple resfriado hasta afecciones más preocupantes como la neumonía o el síndrome respiratorio agudo grave (SARS). A diferencia de otros virus, el COVID19 puede transmitirse de persona a persona antes de que estas manifiesten síntomas, por ende, es sumamente complicado diagnosticarlo a tiempo, además de que al tratarse una cepa nueva, las investigaciones en torno a su naturaleza apenas se están desarrollando. Los principales síntomas provocados por Coronavirus COVID19 son: Tos.Fatiga.Dolor de garganta y de cabeza.Fiebre.Escalofríos y cuerpo cortado.Dificultad para respirar.Medidas de prevención Cabe destacar que por el momento no existe un tratamiento concreto para curar el COVID19 por lo que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), es necesario tomar las siguientes medidas de prevención ya sea en casa u oficina. Lávate las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón frecuentemente.Al estornudar o toser, cubre tu boca con el antebrazo y no con las manos. Si utilizas un pañuelo para cubrirte, tíralo inmediatamente en la basura.Mantente al menos a un metro de distancia de las demás personas, especialmente si tosen o estornudan.Evita tocarte ojos, nariz y boca.Limpia las superficies de los muebles con una toallita desinfectante cada determinado tiempo.De acuerdo a información brindada por la organización Sharecare, en colaboración con el doctor Mehmet Oz, profesor de cirugía en la Universidad Columbia, a diferencia del resfriado común, las personas que padecen COVID19 presentan fiebre, fatiga y tos seca en mayor medida que dolores de cabeza, escalofríos y ardor de garganta. Del mismo modo los estornudos y la congestión nasal se presentan en menor medida, tal como puedes comprobar en la siguiente infografía.  Si identificas algún síntoma, acude inmediatamente a tu médico para revisar tu caso. Además de ser sumamente disciplinado con dichas medidas de higiene, te recomendamos seguir una dieta saludable que incluya alimentos ricos en vitamina C para poder subir tus defensas y protegerte mejor contra cualquier enfermedad respiratoria.
Pocos ingredientes son tan prácticos, nobles y versátiles como el pollo. Siempre cae bien y se puede cocinar de infinidad de formas, además es económico y muy accesible de conseguir ¿Qué más puedes pedir?Sus beneficios son muchos, ya que es una de las carnes más saludables que casi no contiene grasa, y la poca que tienen es muy identificable, por lo tanto fácil de quitar y lo hace ideal para las personas que quieren perder peso. Propiedades y beneficios del polloGracias a la proteína que aporta el pollo, ayuda a incrementar la masa muscular y evita la pérdida ósea. Es rico en fósforo, por lo que mantiene en óptimas condiciones los dientes, huesos, los riñones y el hígado. Según la OMS el pollo tiene una alta cantidad de retinol, alfa y beta-caroteno, licopeno y todos los derivados de la vitamina A, que son esenciales para permitirnos poder tener una vista adecuada. Es fácil de digerir y le cae bien incluso a personas que sufren trastornos digestivos ya que su tejido es más fácil de desintegrar que otro tipo de carnes.VersatilidadEl pollo es una de las carnes más accesibles y nobles a la hora de cocinar, ya que lo puedes usar en las recetas más sencillas y ligeras, pero también puedes preparar guisados espectaculares y muy vistosos. Todo depende de cómo y con qué se cocine.Asado entero en el horno, en trozos, en cazuela o incluso en el microondas, puedes preparar un plato de pollo que resulte una maravilla para todos los miembros de la familia y seguro que será imposible resistirse.Aprovecha todas las partes del pollo- Muslos: Los muslos de pollo pueden son una de las partes que más se aprovecha, pues son de las piezas que más carne tienen y con la ventaja que son más jugosas, tienen un poco más de grasa y por lo tanto más sabor. Puedes usarla en guisados, para desmenuzar, en medallones, etc. - Alas de pollo: Las alitas, además de dar muchísimo sabor son muy saludables, ya que tienen Vitamina B6 que fortalece el sistema inmunológico, selenio, mineral que ayuda a la buena absorción de las vitaminas y es un poderoso antioxidante. Puedes usarlas para hacer caldo o para comerlas como botana con salsas, empanizadas, etc. - Pechugas: llegamos probablemente a la parte más versátil del pollo. Puedes hacerla a la plancha para añadirlas a la ensalada, también puedes rellenarlas, hacer rollitos, taquitos, puedes desmenuzar y usarla en todos los guisados, desde un sandwich sencillo hasta un delicioso mole. -Huacal: el huacal es una pieza de pollo que algunas personas tiran por no contener carne, sino ser sólo hueso. Pero igual que la rabadilla y el retazo de pollo, es ideal para preparar caldo. -Menudencias: Se le conoce como menudencias al hígado, molleja y corazón y estas piezas también se pueden cocinar. Se usan en sopas y caldos y también se pueden preparar salteados con cebolla u otras verduras. Cómo conservar la carne del pollo Para mantener segura la carne de pollo, la FDA, recomienda que tengas en el refrigerador una temperatura de 4° C y el congelador debe estar a -18° C. Durante el ciclo de descongelación, es posible que la temperatura registrada sea ligeramente superior a 4° C. Entre las proteínas más consumida en México está la carne de pollo y ahora sabemos el porqué. Para cocinarlo, lo único que necesitas es creatividad y usar los ingredientes que tengas a la mano. Si quieres conocer deliciosas recetas para cocinar pollo, visita nuestra sección especial en donde seguro encontrarás una idea que se adapte a cualquier situación.
Siempre comenzar un nuevo ciclo da esperanza y trae consigo una energía que nos impulsa a realizar cosas nuevas y mejores. Definitivamente, el año nuevo es una época para hacer propósitos y comenzar con planes, mejorar hábitos para ser y estar mejor, tanto por dentro como por fuera.Desgraciadamente la euforia del año nuevo dura muy poco y nos ponemos tantas metas y tan drásticas, que cumplirlas resulta un poco complicado. Fallar con esos objetivos seguramente te llevará a sentirte mal y desilusionado, sin embargo, no eres tú, son esas metas tan difíciles y alocadas que son poco probables de realizar. Ir al gimnasio, encontrar el amor, comer más sano, viajar por el mundo o empezar tu propio negocio son algunos de los propósitos que todos se hacen y que terminan rompiendo conforme transcurre el año. Por eso te recomendamos que a la hora de elegir tus propósitos, elijas tus metas correctamente: cosas, acciones y pequeños cambios que sean realistas para tu estilo y ritmo de vida, y que no requieran de un esfuerzo inmenso. Lo que necesitas tener en mente es que debes cambiar tus hábitos y para eso, es necesario que hagas pequeños cambios que darán grandes resultados, aquí te dejamos algunos propósitos realistas que sí puedes cumplir a corto plazo:Caminar más Se dice que tenemos que dar por lo menos 10 mil pasos al día, pero ese no tiene que ser tu límite. Intentar caminar a todos lados será bueno para ti y tu condición física.Tomar más aguaCambia los refrescos y jugos por agua no sólo te quitará la sed, también te aportará muchos beneficios que verás reflejados en tu piel o en tu apetito. Recuerda que la base para tener una buena salud e incluso apariencia es estar bien hidratado.Ser más puntualLa puntualidad es algo que a casi todos nos falla y lo único que requiere es organización, tanto para levantarse temprano, salir con tiempo suficiente de casa, así como tener todo arreglado para evitar contratiempos de última hora. Dejar de quejarte por todoTodos los días suceden cosas que no están en tu zona de control y eso puede causarte malestar. Pero tus quejas constantes no ayudan en nada, de hecho sólo sirven para contagiarle tu mal humor a los demás. Así que deberías intentar tomarte todo con filosofía y no dejar que todas las cosas que te pasen sean un problema.Comer más sanoUn gran tip para lograrlo es no pensar que estás a dieta, pues eso puede causar que te sientas restringido y que que todo se te antoje. Antes de que fracases eliminando todo lo que te gusta y siendo demasiado estricto, intenta comer un poco más sano durante la semana, añadiendo frutas y verduras diferentes a las que siempre comes. Proponte aprender a cocinar, incorporar ingredientes más sanos, más verduras y llevar tu propia comida a la oficina, de esa manera te asegurarás de que vas a comer bien. Sea cual sea tu objetivo, te recomendamos empezar por pequeñas acciones a un corto o mediano plazo para que cuando los logres, sea una palomita más en tu lista y puedas pasar a lo siguiente.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD