Elige el enjuague bucal adecuado

Por Kiwilimón - Julio 2014
El lavado de los dientes es una parte muy importante de nuestra limpieza personal diaria. Esta actividad nos permitirá mantener unos dientes y boca con menos bacterías, olores y una sonrisa envidiable. Para ello, el cepillado de los dientes después de cada comida es algo que se recomienda continuamente por parte de los odontólogos, pero además existen los enjuagues bucales, mismos que refuerzan la limpieza de la boca y eliminan bacterias que con el simple cepillado no se quitan. Elegir el enjuague bucal adecuado a veces llega a ser un poco fastidioso, ya que existen diversas marcas y tipos de este tipo de productos y ante esto queremos dejarle los siguientes consejos que te ayudarán a escoger mejor. Elige tu enguaje bucal correcto Actualmente existen enjuagues de todo tipo dependiendo del resultado que busquemos. Así por ejemplo, para prevenir la caries podemos utilizar colutorios ricos en flúor; o para los casos en que la caries ya se haya desarrollado, también encontramos enjuagues específicos para su tratamiento. Asimismo, existen otros enjuagues específicos para combatir y eliminar la placa bacteriana o la halitosis. En cuanto a los niños, podemos iniciarles en el uso del enjuague escogiendo aquellos productos con un bajo contenido en alcohol y con un sabor más suave y dulce; pues unos colutorios con unos niveles altos de alcohol (entre 18 y 26%) pueden producirles una sensación de ardor en las mejillas, los dientes y las encías, u ocasionarles una intoxicación si lo llegan a ingerir. Cómo utilizar el enjuague Para enjuagar la boca correctamente, antes que nada debemos escoger un colutorio que se adapte a nuestras necesidades. Seguidamente, debemos introducir en la boca unos cinco mililitros del producto y realizar unas gárgaras con el líquido durante por lo menos treinta segundos. Finalmente lo expulsaremos y escupiremos tantas veces como sea necesario para eliminar cualquier resto del producto. Es importante que, para ayudar a que el enjuague realice su función antibacteriana, evitemos diluir el enjuague en agua, no ingiramos alimentos durante los treinta minutos siguientes al uso del colutorio, no aclaremos la boca con agua para sacarnos el gusto del enjuague, y lo realicemos siempre después de un buen cepillado. Además, no debemos abusar del colutorio, especialemente si usamos uno que contiene demasiado alcohol; de modo que es recomendable enjuagarse los dientes una vez al día. Hacerlo varias veces al día sería excesivo e incluso perjudicial. Riesgos del colutorio Es innegable que los enjuagues bucales ayudan a mantener un aliento fresco y limpio. Sin embargo, algunas personas abusan del colutorio realizando enjuagues tres veces al día, desconociendo que, según una publicación del Dental Journal of Australia, los enjuagues bucales pueden estimular la aparición de cáncer bucal u oral. Esto es debido a la gran cantidad de alcohol presente en los colutorios, siendo incluso mayor que la concentración de alcohol en el vino o la cerveza. Además, el exceso de alcohol tampoco es apropiado para los dientes sensibles. No obstante, esto no quiere decir que debamos eliminar los enjuagues de nuestra higiene bucal. El uso adecuado del colutorio es muy beneficioso para la salud de nuestros dientes y, por otro lado, existen en el mercado enjuagues sin alcohol que, además de ayudarnos a mantener un aliento fresco y unos dientes limpios, no exponen nuestra boca a un posible desarrollo de enfermedades graves.  
Como aliviar encías lastimadasCómo aliviar encías lastimadas Como quitar las manchas de los dientes de manera naturalCómo quitar las manchas de los dientes de manera natural Como blanquear los dientes en casaCómo blanquear los dientes en casa
  super secretos de cocina y belleza  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
El apio es una hortaliza con un sabor intenso y aromático que tiene un sinfín de usos para la cocina, especialmente para sazonar recetas de caldo, arroz, puré, pasta y acompañarse con nutritivas verduras como papas, calabazas, cebollas y champiñones. Sin embargo, este importante vegetal tiene otras virtudes para la salud, por lo que es importante que conozcas todas las propiedades y beneficios del apio. Propiedades del apio Entre las propiedades que más destacan del apio, encontramos que tiene un bajo contenido en calorías, pero es rico en vitamina B, vitamina K y ácido fólico. Además contiene gran cantidad de minerales como potasio y magnesio, así como calcio, sodio y hierro, en menor proporción. El apio también posee diferentes antioxidantes como polifenoles, taninos y flavonoides. Beneficios del apio Comer apio te ayudará a desintoxicar tu cuerpo y eliminar ácido úrico, ya que es un excelente diurético gracias a que contiene aceite esencial apiol. Esto también elimina cálculos del riñón y vesícula.Los efectos de la apigenina en el apio ayudan a prevenir la hipertensión arterial y otras enfermedades cardiovasculares.Gracias a su alto contenido de agua y fibra, el apio provoca una sensación de saciedad, que ayuda a las personas que buscan perder peso. De igual manera ayuda a cuidar el sistema digestivo, prevenir el estreñimiento y la inflamación abdominal. Si padeces de insomnio o estrés, los efectos sedantes del apio te ayudarán relajar el sistema nervioso y conciliar el sueño fácilmente.Para las mujeres, el apio puede ser un gran aliado para regular la menstruación y los síntomas de la menopausia.¿Cómo aprovechar mejor los beneficios del apio? De acuerdo a Carmen del Campo, vocal de Nutrición del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Ciudad Real en España, la mejor manera de aprovechar los beneficios del apio es comerlo crudo, pues así se conservan al 100% todas sus vitaminas y minerales, por lo que puedes utilizarlo en ensaladas, jugos y dips con yogurt. Daniel de Luis, miembro del Área de Nutrición de la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición, explica que si bien al cocinar el apio éste puede perder sus componentes hidrosolubles, mantiene el resto de sus características nutricionales beneficiosas, así que no te lo pierdas en sopas, cremas y demás guisados. ¿Listo para explotar los beneficios del apio en tu dieta?
Sería injusto reducir como dieta a lo macrobiótico. Tal como fue concebida, esta filosofía parte de un principio: la conciencia de que lo que nos alimenta puede prolongar la vida, pues según George Ohsawa, el teórico fundador, los alimentos influyen en la salud física, mental, emocional y espiritual.La filosofía macrobiótica camina de la mano con las leyes de vida. “Está basada en lo cero tóxico: tanto en alimentos como en productos de uso personal y del hogar”, apunta Gina Rangel. La médula teórica pasa por reconocer el todo en los alimentos: el ying (energía fría) y el yang (energía caliente) presentes en cada ingrediente. Para lo macrobiótico la armonía se localiza justo al centro de ambas energías. Que no te sorprenda, entonces, que el plato macrobiótico sea campo minado. La base de la alimentación son los cereales, las leguminosas, las frutas y las verduras, pero la lista de restricciones es larga.Para ellos, todo alimento alejado de la constitución de la sangre tardará más tiempo en digerirse. Lo vital es que la proporción alimenticia tenga cinco ying por un yang. De ahí que haya demasiados alimentos que se queden fuera al considerarlos demasiado ying o demasiado yang. Por ejemplo, “están prohibidos los tubérculos, los pimientos, el jitomate, el café, el alcohol, los alimentos procesados y empacados (como cereales, galletas, panes blancos, los refrescos, los productos endulzados, la vainilla, las frutas tropicales como el mango, la piña, la papaya y la sandía, los sazonadores y los picantes”, confirma Gina Rangel.El ying y el yang no sólo está en los ingredientes, sino también en las preparaciones. Por un lado, está la fermentación y maceración que elimina yang, mientras que salar y cocer los alimentos elimina el exceso de ying. Los preceptos generales de esta dieta pasan por comer y beber sólo cuando se tiene hambre, haciéndolo en plena conciencia. Los alimentos deben provenir de un radio lo más próximo posible y deben ser de temporada para asegurar máxima calidad. Asimismo, deben estar mínimamente manipulados y procesados, y deben masticarse lo suficiente para que el proceso de digestión sea afable con el organismo. El pescado y los lácteos se pueden consumir una vez por mes o cuando el cuerpo así lo requiera; el huevo, una vez cada diez días. Se debe moderar el consumo de moras y frutos secos, semillas y nueces, pepino, apio y lechugas. Adicionalmente, “los utensilios que se utilizan para la preparación de alimentos deben estar libres de teflón; deben ser de maderas naturales, de cerámica o de acero inoxidable; eliminar plásticos y sustituirlos por vidrio o acero inoxidable”, complementa Gina.Te preguntarás qué es lo que queda en el plato macrobiótico. Las proporciones van del cincuenta porciento de granos integrales, treinta por ciento de frutas y vegetales y veinte por ciento de leguminosas y algas. Como esta filosofía alimentaria comenzó en Japón, las algas están incluidas. Las algas marinas son un alimento altísimo en vitaminas y minerales, por lo que si estás pensando en llevar una dieta macrobiótica, lo recomendable es no saltártelas. El resultado es una dieta compuesta mayormente por proteína vegetal formulada a través de la interacción de granos y leguminosas. “Es una dieta tan limpia y basada en ingredientes tan naturales que vas a gozar de buena salud. Con ella, dejas las toxinas prácticamente fuera de tu vida. La desventaja de la dieta macrobiótica es que puedes llegar a tener ciertas deficiencias en el cuerpo al no tener casi proteínas de origen animal. Cuida tu índice de masa muscular, el consumo de vitamina B12 y la vitamina D”, concluye Gina.Como en todo, lo recomendable es confiarle tu salud a un experto y comprobar si esta dieta es la óptima para ti. Si te dieron ganas de comenzar con un probadita de la dieta macrobiótica, aquí te incluyo una de mis recetas favoritas.Tortitas de garbanzo y verduras 2 tazas de zanahorias ralladas2 tazas de calabacitas ralladas y escurridas2 tazas de harina de garbanzo2 huevosSal marinaRalladura de limónRalladura de jengibre4 cucharaditas de aceite de aguacateEn un bowl incorpora todos los ingredientes hasta lograr una masa. Forma con ella unas tortitas de unos 8 centímetros y lleva a congelar por al menos 1 hora. Calienta el aceite de aguacate y dora las tortitas por ambos lados. Acompaña con arroz integral y sopa miso.
¡Estrenamos recetario exclusivo en KiwiPro con Mikel Alonso! Conoce más de la historia de este increíble cocinero. Francés de nacimiento, español de origen, vasco de corazón y mexicano fortuito, Mikel Alonso es uno de los chefs más reconocidos a nivel internacional. Su filosofía se resume en un concepto básico: “Para ser buen cocinero, hay que empezar por ser una buena persona”, que adquirió en su paso por la Escuela de Cocina de Luis Irizar, en San Sebastián, España. Aquí aprendió a querer y respetar el producto, a mimar la técnica para que estuviera a las órdenes del producto y a honrar y proteger el oficio de ser cocinero. Esta filosofía lo ha acompañado en cada proyecto gastronómico que ha desarrollado como el restaurante Biko, considerado de los mejores restaurantes del mundo por la lista británica The S.Pellegrino World's 50 Best Restaurants; el restaurante Lur, desde el 2017, con un concepto de cocina tradicional vasca; KOMA, de cocina vasco francesa contemporánea, desde el 2018; Tartel Bar y “Cocina de Autor” (galardonado con los 5 diamantes de la AAA), dentro del Hotel Grand Velas All Suites & Spa Resort, de la Riviera Maya, del que es chef asesor. Mikel, además es chef docente de diversas instituciones gastronómicas en México, ha participado en programas gastronómicos en televisión y en un sinfín de cursos, festivales, talleres y cursos en la República Mexicana. Participa activamente en programas de apoyo social, colabora con marcas internacionales y mexicanas como embajador y le ha cocinado a personalidades como presidentes, los reyes de España, Gabriel García Marqués, Joaquín Sabina, entre otros.¡Suscríbete a KiwiPro y explora los secretos gastronómicos de Mikel Alonso, uno de los chef más Pro de México! 
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD