Qué usar como aderezo para un mejor sazón
Tips

Qué usar como aderezo para un mejor sazón

Por Kiwilimón - Mayo 2014
Según estudios recientes el aderezo más consumido en Norteamérica es la mayonesa. Esto es preocupante pues es uno de los aderezos más calóricos que se pueden encontrar. Su base, hecha de aceite y yema de huevo, contiene muchas calorías y una gran cantidad de colesterol. En segundo lugar entró la catsup, que con todos sus conservadores, endulcorantes y colorantes tampoco es la alternativa más sana. Los condimentos le dan más sabor a la comida, pero no por ello son buenos para la salud. Aquí te decimos qué aderezos te conviene añadir a tus platillos para mejorar el sabor de la comida ,pero sin perder la figura. Si quieres saber qué usar como aderezo y así darle un toque diferente y un mejor sazón a los alimentos que preparas en casa, entonces te recomendamos los siguientes condimentos para que los añadas sin culpas. Hummus Si te gusta mucho la mayonesa entonces fácilmente la puedes sustituir con este producto. Su base de garbanzo le hace una fuente excelente de fibra mientras que su textura y sabor se acercan al de la mayonesa pero con un toque más especiado. Checa esta receta de hummus aquí:     Aguacate Así como la mayonesa, el aguacate puede agregarle más sabor a nuestros platillos pero con la diferencia de que el aguacate ayuda a desbloquear vías arteriales y bajar la cantidad de calorías en el organismo. Salsa No es broma, la salsa mexicana, mientras más natural mejor. La salsa es un excelente condimento y muy buena para el cuerpo. Es increíblemente baja en calorías y si tiene como base chile, cebolla y jitomate entonces ofrece antioxidantes, un empuje a tu metabolismo gracias al picante y ayuda para prevenir el cáncer y la diabetes. Yogurt griego Si lo que te gusta de la mayonesa es ese sabor acidito y cítrico entonces el yogurt griego es el sustituto ideal. Sus probióticos te ayudarán a perder peso a la vez que aportan proteína y calcio sin paralelo. Picante Cualquier condimento a base de chile tiene un antioxidante llamado capsacina; un antiinflamatorio. Además de darle ese extra de sabor a tu comida ésta ayuda a quitar dolores de cabeza, migrañas y congestiones nasales.   Otras alternativas de aderezo: Aderezo de Menta y Limón Vinagreta de Frutos Rojos   Y, para que no se te aguade el aderezo, prueba este tip para saber Cómo evitar que se aguade la ensalada al ponerle el aderezo

¡Descubre otros tips de Cocina en Súper Secretos de kiwilimón.com!

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
En cuestión de belleza, existe una gran variedad de productos con distintos precios, marcas y estilos; sin embargo, muchas veces la naturaleza es nuestra gran aliada, ya que muchísimos elementos extraídos del entorno proveen propiedades que son buenísimas y muy útiles tanto para la salud, como para la cosmética.Las fresas, además de ser deliciosas son muy benéficas para el organismo, ya que tienen un bajo índice de calorías, alto valor energético, altos niveles de vitamina C, ayuda a nivelar el colesterol, aportan vitamina B y son antioxidantes y antiinflamatorias natural, fortalecen los huesos, mejoran la vista y favorecen la circulación sanguínea.Sin embargo, también son muy efectivas en tratamientos de belleza y aquí te vamos a enseñar cómo puedes usarlas para mejorar la apariencia de tu piel.Como lo mencionamos anteriormente, la fresa contiene un importante nivel de vitamina C y ácido elágico, que ayuda a combatir los daños de los radicales libres, como la resequedad, las líneas de expresión y la flacidez, por lo que, incluyéndolos en tu dieta diaria, podrás contribuir a retardar los efectos de la edad desde adentro. Además, las fresas también tienen un alto contenido de ácido salicílico que es gran aliado a la hora de combatir los brotes de acné y regular la producción de grasa del rostro.Estas son algunas de las mascarillas que puedes hacer y usar en casa, son fáciles de preparar y verás que te serán de mucha ayuda para la apariencia de tu piel:- Limpieza profundaUsa media taza de fresas maduras y limpias y mézclala con ¼ de taza de fécula de maíz hasta obtener una pasta espesa. Colócala sobre tu cara previamente lavada, déjala por veinte minutos y luego enjuega.- ExfolianteIncorpora un huevo, media taza de fresas, una cucharada de miel natural y una cucharada de jugo de limón hasta obtener una mezcla que deberás aplicar sobre tu rostro evitando los ojos y los labios. Después de 10 minutos, enjuaga con agua fría. - Anti acnéPara esta mascarilla debes de mezclar ¼ de taza de fresas limpias con una cucharada de crema agria y aplícala sobre la zona afectada de tu piel limpia y seca por 10 minutos y posteriormente enjuaga. Esta mascarilla la puedes usar dos veces por semana para mejores resultados.Como ves, estos frutos no sólo son deliciosos, nutritivos, sino también nos ayudan a lucir bellas. Todo un regalo de la naturaleza ¿No crees?
El brote del coronavirus COVID19, la enfermedad viral causante de graves problemas respiratorios, ha provocado una crisis mundial al punto de llegar a ser catalogado como pandemia, de acuerdo al más reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lo que comenzó como un virus desconocido a finales de diciembre de 2019 en Wuhan, China, actualmente se ha propagado a 114 países en todos los continentes, contagiando a más de 115,000 personas y cobrando la vida de 4,000 víctimas. Por esta razón es necesario comprender qué es el coronavirus COVID19 y cuáles son las medidas de higiene a tomar desde casa u oficina para prevenir el contagio. A continuación te lo explicaremos brevemente. ¿Qué es el Coronavirus? Los coronavirus son una especie de virus causantes de diversas enfermedades respiratorias que pueden ir desde un simple resfriado hasta afecciones más preocupantes como la neumonía o el síndrome respiratorio agudo grave (SARS). A diferencia de otros virus, el COVID19 puede transmitirse de persona a persona antes de que estas manifiesten síntomas, por ende, es sumamente complicado diagnosticarlo a tiempo, además de que al tratarse una cepa nueva, las investigaciones en torno a su naturaleza apenas se están desarrollando. Los principales síntomas provocados por Coronavirus COVID19 son: Tos.Fatiga.Dolor de garganta y de cabeza.Fiebre.Escalofríos y cuerpo cortado.Dificultad para respirar.Medidas de prevención Cabe destacar que por el momento no existe un tratamiento concreto para curar el COVID19 por lo que, de acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), es necesario tomar las siguientes medidas de prevención ya sea en casa u oficina. Lávate las manos frecuentemente con un desinfectante de manos a base de alcohol o con agua y jabón frecuentemente.Al estornudar o toser, cubre tu boca con el antebrazo y no con las manos. Si utilizas un pañuelo para cubrirte, tíralo inmediatamente en la basura.Mantente al menos a un metro de distancia de las demás personas, especialmente si tosen o estornudan.Evita tocarte ojos, nariz y boca.Limpia las superficies de los muebles con una toallita desinfectante cada determinado tiempo.De acuerdo a información brindada por la organización Sharecare, en colaboración con el doctor Mehmet Oz, profesor de cirugía en la Universidad Columbia, a diferencia del resfriado común, las personas que padecen COVID19 presentan fiebre, fatiga y tos seca en mayor medida que dolores de cabeza, escalofríos y ardor de garganta. Del mismo modo los estornudos y la congestión nasal se presentan en menor medida, tal como puedes comprobar en la siguiente infografía.  Si identificas algún síntoma, acude inmediatamente a tu médico para revisar tu caso. Además de ser sumamente disciplinado con dichas medidas de higiene, te recomendamos seguir una dieta saludable que incluya alimentos ricos en vitamina C para poder subir tus defensas y protegerte mejor contra cualquier enfermedad respiratoria.
Lo que comenzó como un nuevo tipo de coronavirus en la ciudad de Wuhan, China, en diciembre del 2019, actualmente se ha convertido en una de las pandemias más peligrosas a nivel mundial. Hasta la tercera semana de marzo del 2020, el coronavirus COVID19 ha infectado a más de 340,000 personas en 178 países del mundo. Aunque en México apenas se han confirmado 475 casos y 6 decesos hasta el 26 de marzo, los contagios siguen a la alza, razón por la cual, los gobernantes de cada estado han dado indicaciones específicas para guardar cuarentena en casa y evitar salir a la calle en medida de lo posible. Incluso en la Ciudad de México ya se ha emitido un comunicado para mantener cerrados hasta el 20 de abril cines, gimnasios, museos, iglesias y otros lugares donde se aglomeraba la gente. Gracias a estas acciones, miles de personas se encuentran trabajando desde casa o cuidando a sus hijos, quienes también se encuentran en cuarentena debido a las indicaciones de la Secretaría de Educación Pública (SEP), la cual mandó suspender las actividades de todos los centros educativos en todos los niveles. Ahora estando todos en casa es importante no confiarse y mantener las medidas de prevención activas. Esto significa que la higiene debe de ser un eje primordial en todo el hogar, principalmente en la cocina, el espacio común que todos habitan y en el que cualquier virus podría transmitirse con facilidad a través de los utensilios o alimentos. Por ello, a continuación, te presentamos una serie de consejos para cuidar la higiene de tu cocina y alimentos y así proteger a toda tu familia. Medidas de higiene para la persona que cocina Lávate las manos antes de comenzar a cocinar.Evita toser o estornudar sobre los alimentos.Si saliste a la calle, cámbiate y utiliza una muda de ropa limpia antes de ingresar a la cocina.Si tienes heridas en las manos o brazos, cúbrelas adecuadamente.Al terminar de cocinar, lava los trastes con guantes de goma que utilizarás únicamente para el área de cocina.Orden en las áreas de cocina Procura mantener tu despensa en un lugar fresco y ventilado, donde los alimentos se mantengan alejados de la luz y de las fuentes de calor, idealmente a 17ºC.Lava tu refrigerador con agua y con jabón antes de meter nuevos alimentos, preferentemente cada semana. Tira aquellos que ya se encuentren en mal estado y no olvides limpiar a profundidad cada fin de mes.Destina un área especial para la basura donde puedas guardar más de un bote que te permita separar los desechos, este lugar debe estar lejos de los alimentos y del refrigerador. Idealmente debes sacar la basura cada 3 días o menos, dependiendo del llenado de tus botes. No olvides lavar tus manos después de hacerlo.Limpia la estufa y fregadero cada que termines de cocinar. Independientemente si quedaron manchas o residuos de comida, es importante lavar dichas áreas para evitar la proliferación de microorganismos.Aseo en los utensilios Utiliza un trapo para cada uso, por ejemplo, uno para limpiar las superficies, otro para secar los trastes y uno más para secarse las manos. Recuerda que debes lavarlos con jabón, un poco de vinagre y bicarbonato de sodio y de preferencia secarlos al sol después de utilizarlos.La esponja con la que se tallan los trastes debe permanecer en un lugar seco después de haberla usado.Los utensilios como cuchillos, pala, ralladores o peladores deben ser de acero inoxidable o de otros materiales lisos e impermeables. Si son de otros materiales, remójalos en agua 10 minutos antes de lavarlos con jabón.Es preferible que las tablas para cortar los alimentos crudos sean de poliuretano, ya que las de madera contienen poros que propician la acumulación de gérmenes. Lávalas con agua, jabón y un cepillo de cerdas gruesas.Limpieza de los alimentos Lava y desinfecta con jabón o microbicida hierbas, frutas y verduras antes de cocinarlas.Utiliza ingredientes frescos, especialmente si se trata de carne roja, mariscos y pescado.Cocina la carne cruda en seguida, de lo contrario, congélala para evitar que se eche a perder.Evita ingerir comida recalentada, puesto que además de arriesgarte a comerla en mal estado, también pierde sus nutrientes.¿Le sumarías alguna otra acción a esta lista?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD