Remedios para la cruda mundialista
Tips

Remedios para la cruda mundialista

Por Kiwilimón - June 2014
  Los triunfos que están por venir en este Mundial son causa de euforia y emoción. Esto se puede traducir en fiestas, pachanga y mucho alcohol. Por eso, decidimos recetarte algunos remedios para la cruda que seguro te ayudarán a sentirte mejor y a estar listo para continuar con tu vida y no sufrir las consecuencias de la pachanga. Prepara alguna de estas recetas y aprende cómo quitar la cruda o resaca.

Menudo

Pocos remedios tan efectivos para la resaca como este caldo hirviendo de pancita. El menudo es la cura clásica por excelencia; aquí va nuestra receta.

Chilaquiles rojos

Claro que para la cruda no podían faltar unos buenos chilaquiles. Está comprobado que enchilarse un poquito abre los poros y ayuda a sacar todas las toxinas restantes del alcohol.

Waffles

Hay quienes prefieren absorber el alcohol con algo dulce, con algo panoso y que sirva como esponja para el exceso. Si combinas estos waffles con miel y tocino obtendrás una combinación ganadora.

Pozole rojo

Este caldo tradicional mexicano incluye todo lo necesario para curarte la cruda: está calientito, es picosito, e incluye carne de cerdo y maíz para calmar el estómago. Ideal.

Sopa de mariscos

No se puede hablar de habla de curar la cruda sin dejar de lado los mariscos. Esta sopa, que incluye almejas, camarones y pescado te hará sentir como en las costas de Veracruz.  

Encuentra otras deliciosas recetas y consejos mundialistas en la sección de Kiwilimón

 
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Entre las causas de un descontrol en los triglicéridos se encuentra una dieta llena de calorías, tener sobrepeso y obesidad, malos hábitos como fumar y beber, además de la genética y hasta trastornos en la tiroides, enfermedades del hígado y renales. Con frecuencia escuchamos el término “triglicéridos altos” y sabemos que no es algo positivo, pero no tenemos mucha idea de lo que esto significa.¿Qué son los triglicéridos y qué consecuencias tiene el tenerlos altos?Los triglicéridos son un tipo de grasa que se encuentra en la sangre. Cuando se lleva una vida sedentaria y se excede el consumo de grasas y carbohidratos, el exceso de calorías es almacenado en forma de triglicéridos.Cuando los triglicéridos están altos, es decir, por encima de 150 ml/dL en ayunas, aunado a otros factores, aumenta el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares, además de la acumulación de grasa en el hígado. ¿Qué hacer para bajar los triglicéridos?Si ya tienes altos los triglicéridos, para nivelarlos puedes evitar el azúcar y los alimentos refinados, limitar tu ingesta de alcohol, y comer alimentos que ayuden con este propósito.¿Qué alimentos son los que ayudan a bajar los triglicéridos?Frutas y verduras. Hay que consumir varias veces al día, preferentemente en todas las comidas, verduras como calabaza, zanahoria, chayote o nopales. En el caso de las frutas, hay que tener cuidado porque son ricas en azúcares, que el organismo también puede transformar en triglicéridos.Legumbres. Incluye en tu dieta legumbres como frijoles, lentejas, habas, al menos tres veces por semana.Carnes magras, como pollo, pavo, pescado, pues no contienen azúcares, pero sí proteínas, minerales y vitaminas.Frutos secos. Un puñadito diario, sobre todo nueces o pistachos.Cereales integrales, que son ricos en vitaminas del grupo B, vitamina E y fibra dietética.Por otro lado, limita o evita el consumo de pan y postres, carnes frías muy saladas, refrescos, alcohol, grasas, azúcares, comida rápida y comida chatarra para no tener altos los triglicéridos.Recuerda que la alimentación es de vital importancia en nuestro organismo, por eso debemos pensar qué le damos a nuestro cuerpo y qué consecuencias buenas y malas va a tener.También es muy importante que consultes a tu médico para ajustar nuestras recomendaciones a tu caso en específico.
¿Te acuerdas de Popeye, ese marinero que se ponía grande y fuerte para vencer al villano y lo único que necesitaba eran espinacas?Quizá gracias a esa caricatura crecimos pensando que las espinacas eran súper poderosas y nos creímos el mito de que tienen más hierro que ningún otro alimento, pero como muchas otras cosas de nuestra infancia, no es cierto. En realidad, las espinacas no son la gran fuente de hierro que pensamos, así lo revela José Miguel Mulet, doctor en Bioqiuímica y Biología molecular, en su libro ¿Qué es comer sano?, y asegura que ninguna verdura es una gran fuente de hierro, aunque eso no quita que las espinacas son un alimento muy sano y con muchas propiedades. ¿Necesitas ideas para el desayuno? Prueba estas Espinacas a la Crema con Huevo¿Cómo comenzó el mito de las espinacas? Toda esta creencia se debe a un error tan simple, que es difícil de creer. A finales del siglo XIX Erich von Wolf, químico alemán, se puso a analizar los beneficios nutricionales de las verduras y todo apunta a que puso mal una coma al apuntar el contenido en hierro de las espinacas, y donde debía decir 3,5 miligramos decía 35. Y, claro, eso es mucho hierro.Además de no tener tanto hierro, las hojas de espinaca tienen altos niveles de unas sales, conocidas como oxalatos, que dificultan la absorción de éste y otros nutrientes, como el calcio, en el intestino. Pero no hay por qué satanizar a las espinacas pues, aunque no sean lo que pensábamos, son muy sanas y sí son fuente de varios nutrientes: tienen muchísimo potasio y magnesio, dos electrolitos fundamentales para nuestra salud. Por otra parte, las espinacas son una fuente importantísima de vitamina K y precursores de la vitamina A, esencial para nuestro sentido de la vista. Y también son unas verduras ricas en sales de ácido fólico.No cabe duda, todos los días se aprende algo nuevo y ahora sabes que si Popeye se ponía fuerte, seguramente era porque comía algo más que espinacas en lata.3 opciones para incluir espinacas en tus comidas:Crema de Espinaca con PoblanoPechugas Rellenas de Queso Crema y EspinacasCrepas de Espinca Rellenas de Champiñones
Uno de los productos naturales más utilizado por la humanidad es la miel, ya que contiene un sinnúmero de propiedades nutricionales por sus alto contenido en minerales, hierro, calcio, fosfato, potasio, cloruro de sodio y magnesio, las cuales la convierten en uno de los remedios medicinales más eficaces, que además también es utilizado como afrodisiaco. Sin embargo, también puede ser uno de los alimentos que con mayor frecuencia olvidamos dentro de la alacena.Seguramente al limpiar tu alacena has sacado del fondo un tarro de miel, el cual tiene algunos meses o incluso años refundado ahí y parece que sigue igual que el primer día, con la misma consistencia. ¿Cómo puede ser esto posible?Esto se debe a que la miel nunca caduca, gracias a su alta concentración de azúcar, la cual elimina las bacterias, además de que gracias a lo bajo de su humedad, las levaduras no prosperan.La miel bien conservada puede durar hasta 14 años, pero de preferencia, debes consumirla en dos, pues después de este tiempo comenzará a perder poco a poco sus propiedades.¿Para qué sirve la miel fuera de la cocina?Además de ser un ingrediente perfecto en la cocina, la miel puede ayudar a aliviar la tos y disminuir la inflamación de la garganta, además de otros malestares.Por ejemplo, si sufriste una herida o quemadura leve, untarte una cucharada de miel te ayudará a cicatrizar, pues entre sus beneficios se encuentra que ayuda a la regeneración de la dermis, así que también podrías utilizarla como mascarilla o para suavizar las zonas ásperas del cuerpo como codos, rodillas y pies.En caso de que por la noche des vueltas en la cama porque no logras conciliar el sueño, la miel es un gran remedio casero para el insomnio, pues contiene propiedades relajantes que disminuyen el estrés y la ansiedad.Por otra parte, una cucharada de miel cuando te sientes muy fatigado le dará vitalidad a tu organismo, gracias al azúcar que contiene.La miel también podría ayudarte con el estreñimiento, la artritis, el ciclo menstrual,  la memoria, los niveles de azúcar en la sangre, así como a bajar de peso, gracias a su efecto diurético.Ahora sólo nos queda darle las gracias a las abejas por regalarnos un alimento ‘eterno’ y un remedio que nos ayuda aliviar algunos de nuestros achaques.
Cuando hacemos ejercicio, lo que comemos se convierte en una parte importantísima para lograr nuestros objetivos. De hecho, se ha comprobado que lo que comemos antes y después de hacer ejercicio influye directamente en el entrenamiento y en los resultados. Qué comer antes de hacer ejercicio es tan importante como qué comer después: se trata de obtener y recuperar la energía y los nutrientes que utilizamos, y la alimentación previa al ejercicio físico es la más importante, ya que de ahí tomamos el combustible que necesitamos.Aunque lo mejor es consultar a un especialista en nutrición, para que te arme un plan de acuerdo con tu edad, fisionomía, ritmo de vida, tipo de entrenamiento y objetivo, aquí encontrarás recomendaciones de lo que puedes comer previo y posterior a hacer ejercicio. ¿Qué comer antes de entrenar?Lo que recomiendan los expertos es comer alimentos ricos en carbohidratos, pues estos te ayudarán a tener energía y a mejorar el rendimiento y la resistencia. Procura que estos alimentos sean bajos en grasa y azúcares, y moderados en proteínas, por ejemplo:Un plátano, pues tiene potasio, que te será de gran utilidad a la hora de hacer alguna actividad física, además de que regulará el agua en tu organismo.Tomar agua suena simple pero no lo es. El agua, además de hidratar y mantener la temperatura de tu cuerpo, es importante para evitar calambres y desmayos por la pérdida de electrolitos.La avena es uno de los mejores alimentos que puedes comer antes de hacer ejercicio, pues tiene fibra, potasio y otros micronutrientes que funcionan para mantener el nivel de tus electrolitos. Además, contiene calcio y fósforo, que actúan en tus músculos cuando estás trabajando y hasta en la recuperación. ¿Qué comer después de entrenar?Lo más seguro es que después de hacer ejercicio salgas con mucha hambre, pero es importante que resistas la tentación, evites comer cualquier cosa y mejor tomes decisiones inteligentes en cuanto a qué comer para favorecer la recuperación.Estos son algunos de los alimentos que puedes comer:El huevo es un alimento muy saludable para después de completar una exigente rutina de ejercicio, ya que tiene un alto contenido en proteínas, vitaminas y minerales. Comer un puñado de frutos secos como almendras, nueces o pasas al terminar de hacer ejercicio es idóneo para restaurar energías. Además de sus beneficios nutricionales, están recomendados como alimentos para bajar el colesterol y ayudan a regular la presión sanguínea.Comer proteína, como pollo a la plancha o una lata de atún, te ayudará a obtener lo necesario para la reconstrucción muscular una vez terminado el ejercicio. Recuerda que la alimentación es igual o más importante que el ejercicio para cumplir tus propósitos, y aquí tienes una pequeña guía de lo que puedes consumir para hacer más efectiva tu rutina de ejercicios.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD