Rompiendo los mitos sobre la cerveza
Tips

Rompiendo los mitos sobre la cerveza

Por Kiwilimón - Abril 2015
La cerveza es una bebida que por su cuerpo, su sabor y su gran capacidad para refrescarnos, se encuentra muy presente en nuestras vidas. Es por ello, que existen tantos mitos alrededor de ella. Presta mucha atención para que en la próxima fiesta seas todo un experto y saques del error a tus amigos y familiares. Aquí van ocho mitos que seguro has escuchado sobre esta bebida.

1. Mientras más oscura es la cerveza más alcohol tiene

Esto es totalmente falso. El color de la cerveza depende en su mayoría de qué tanto se tueste la malta con la que se produce la cerveza y no con su grado etílico.

2. La cerveza engorda

Falso. La cerveza en realidad es bastante nutritiva y tiene 90% de agua en su composición. El problema es que la mayoría de las veces la acompañamos con frituras, botanas y alimentos altos en grasa como tacos o gorditas. Si quieres conocer la explicación científica entra aquí.

3. Las mujeres embarazadas no deben beber cerveza

Esto no es totalmente cierto, ya que si se ingiere con moderación o una cerveza baja en alcohol puede resultar benéfica. Esto se debe a que su alto contenido en malta ayuda a generar una mayor cantidad de leche durante la lactancia.

4. Las mejores cervezas se embotellan en vidrio verde

Este mito se debe a una cuestión histórica. Después de la Segunda Guerra Mundial, tanto el vidrio transparente como el ámbar escasearon, por lo que se comenzó a utilizar el vidrio de color verde. Es por ello que las cervezas importadas eran de botella verde, por lo que el rumor de que eran mejores comenzó a crecer.

5. La cerveza cura la resaca

Esta bebida no ayuda a combatir la cruda, por el contrario. Debido a que la resaca es causada por la deshidratación y la dificultad del hígado para procesar las sustancias tóxicas, no es recomendable beber más alcohol para combatir estas molestias.

6. La cerveza light tiene menos alcohol que la lager

Esto no tiene que ver con la cantidad de alcohol ni el tipo de cerveza que es. Lo que marca la diferencia en las cervezas light es que tienen menos calorías que las normales, ya que el grado alcohólico se adquiere luego de los procesos de fermentación.

7. Todas las cervezas se deben servir heladas

Aunque en la mayoría de los lugares encontramos refrigeradores que presumen estar muy fríos, este mito se ha difundido por las grandes compañías cerveceras para que, en especial las cervezas claras, sean más refrescantes y quiten la sed. Sin embargo, los sabores de las cervezas se aprecian mucho más cuando están ligeramente frías o incluso a temperatura ambiente, en especial las oscuras.

8. La cerveza mata neuronas

Se han hecho bastantes estudios al respecto y a pesar de que no las mata en el sentido estricto de la palabra, sí las daña y afecta su la función cerebral, por lo que el consumo excesivo puede generar atrofia cerebral, daños en las funciones corporales y reducción en el tamaño del cerebro, lo que puede llegar a generar una embolia o padecer Alzheimer. Ver artículo original.    
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Conoces ya la importancia de una buena alimentación para el buen funcionamiento del organismo; sin embargo, el ritmo tan vertiginoso de la vida actual a veces nos impide tener buenos hábitos y cuidar de nuestra salud.Por ejemplo, aunque hemos escuchado mucho que el desayuno es la comida más importante, pues venimos de un periodo grande de ayuno y todos los alimentos que ingerimos son aprovechados al máximo, además de que es el que nos llena de energía para poder llevar a cabo todas nuestras actividades, muchos de nosotros solemos saltarlo, o comer alimentos que poco nos benefician.Sin embargo, los licuados podrían ser una buena opción para aquellos que no tienen tiempo de comer un desayuno completo.Incluir licuados en el desayuno es una forma sencilla, práctica y deliciosa de consumir nutrientes a primera hora del día, y si sabes usarlos a tu favor, pueden ayudarte a sanar.Aquí te dejamos algunas recetas de licuados “medicinales”, pues sus ingredientes están destinados a ayudarte con ciertas afecciones, y te pueden aportar nutrición y salud de manera rápida y práctica:Licuado de arándanosEste licuado te puede ayudar a mejorar la digestión, es rico en antioxidantes aminoácidos y grasas que te darán el combustible necesario para arrancar el día.Necesitarás:-Un puñito de arándanos-½ taza de yogurt griego natural-1 cucharada de chía -Endulzante al gusto, proponemos mielLicúa todos los ingredientes y disfruta.Licuado de pepino y linazaSi tienes problemas en el riñón, este licuado te ayudará a eliminar las toxinas, además de que te mantendrá hidratada.-1/2 pepino grande, pelado y en rodajas-1 taza de arándanos congelados frescos-Un chorrito de agua de coco o leche vegetal-1-2 cucharadas de linaza molida o chía-Stevia a gusto (opcional)Licúa todo y bébelo.Licuado de apio y papaya Los ingredientes de este licuado funcionan como diuréticos y antiinflamatorios y ayudan a depurar toxinas que enferman a los órganos.Ingredientes:- El jugo de 1 limón-1 rama de apio-Una taza de papaya -1 vaso de agua Revuelve todo.Licuado antiansiedad Este licuado además de ayudarnos a controlar el estrés y la ansiedad está lleno de vitaminas, minerales, y antioxidantes que protegen la salud.-2 rodajas de papaya sin cáscara.-1 rodaja de piña pelada.-1 taza de leche de coco.No olvides que lo más importante es aprender a escuchar a tu cuerpo y a darle lo que necesita, y eso incluye ir al doctor y tratar seriamente cualquier enfermedad que padezcas.
Después de hacer unas papas fritas o empanizar un pescado, ¿qué se puede hacer con el aceite? ¿Tirarlo al drenaje, ponerlo en una botella de plástico y echarlo a la basura, o usarlo un par de veces más? Aunque te parezca raro, la opción más recomendable es, irónicamente, la última. Pero cuando ya finalmente el aceite deba desecharse, tienes que tener mucho cuidado en la manera en que lo haces para no perjudicar el medio ambiente. Aquí te contamos cómo puedes desechar correctamente el aceite de cocina. ¿Por qué no puedo tirar el aceite por el desagüe?Esta es probablemente la solución más sencilla y “lógica”, ya que se trata de un alimento líquido. Sin embargo, el vaciar el aceite de cocina por la tubería acarrea varios problemas. Por un lado, la grasa puede acumularse en las paredes de la tubería, provocando atascos o, peor aún, la diseminación de bacterias. Otra de las razones por las cuales no debes tirar el aceite por el drenaje es que ese aceite puede perjudicar el agua residual. Tan solo un litro de aceite puede contaminar miles de litros de agua. ¿Por qué no puedo tirar el aceite a la basura?Algunas personas, con tal de evitar la contaminación del agua, almacenan el aceite en bolsas o recipientes de plástico para tirarlo a la basura. En un principio esta podría ser una solución efectiva, ya que de alguna manera se evita el contacto inmediato del aceite con el agua. No obstante, a la larga, el aceite puede derramarse y contaminar el agua o permanecer intacto, lo cual contribuye a la acumulación de basura y residuos. ¿Qué puedo hacer con los residuos de aceite de cocina?Una vez que tienes claro por qué no debes tirar el aceite al drenaje o a la basura, es más fácil que optes por soluciones ecológicas y efectivas. A continuación, te presentamos algunas para desechar el aceite de cocina. Reutilización del aceite. Lo primero que debes saber es que el aceite se puede reutilizar un par de veces antes de desecharlo. Espera a que se enfríe y con ayuda de un colador o filtro de café, elimina los residuos de comida. Úsalo un par de ocasiones más, cuidando de no combinar el aceite que usaste para freír pescado con carne o postres, por ejemplo. Reciclaje en casa. Cuando ya el aceite haya pasado por varios procesos de calentamiento, puedes usar los residuos para hacer velas caseras. Lo único que necesitas es el aceite usado, cera, aceite esencial y mecha para velas. Recuerda que también debes filtrar el aceite antes de hacerlas. Recolección especializada. Finalmente, la opción más profesional para deshacerse del aceite de cocina usado es recurrir al servicio de empresas que se dedican a su recolección. De igual manera, algunas ciudades cuentan con contenedores especiales. Investiga si en tu municipio tienen este servicio. Podrías tener un contenedor de aceite de cocina usado justo a la vuelta de tu casa.Recetas que te recomendamos:Dedos de pollo con cheetosAlitas adobadas Nopales capeados rellenos de queso Enmoladas de chorizo de soya
Entrar a la alberca después de comer siempre conlleva varias dudas, pues desde que éramos pequeños, hemos escuchado que debemos esperar después de comer para poder nadar. Durante muchísimos años, madres preocupadas por el bienestar de sus pequeños han tenido que lidiar con la impaciencia y la ansiedad de sus hijos para divertirse en el agua. Pero, ¿en realidad es necesario esperar? ¿Qué tan cierto es eso de que te puede dar un calambre después de comer? ¿Es solo un mito o debemos seguir siempre esta recomendación?Te invitamos a seguir leyendo para descubrir si efectivamente hay que dejar pasar tiempo después de comer para poder nadar o si simplemente se trata de una leyenda urbana.La explicación La razón que dan la mayoría de los padres a sus hijos para tener que esperar antes de regresar a la alberca es la digestión. Básicamente, la creencia general es que después de comer, la sangre de todo el cuerpo (incluyendo la de las extremidades) se concentra en el aparato digestivo, lo que hace que los brazos y piernas sean un poco menos ágiles. De igual manera, los calambres y las punzadas son mencionados como motivos para evitar entrar al agua justo después de comer. La explicación es que si una persona comienza a nadar cuando su estómago aún está haciendo digestión, esto le puede provocar un calambre o una punzada severa en las costillas, lo que podría imposibilitarla de nadar, y entonces correr el riesgo de ahogarse. La realidadSi bien es cierto que durante el proceso de digestión la sangre se dirige al estómago para procesar los alimentos, esto no significa que el resto del cuerpo se quede sin sangre o que sea incapaz de funcionar adecuadamente. Pensar que una persona puede sufrir un accidente por entrar a nadar después de comer es, en este caso, simplemente absurdo. Tus piernas y brazos van a funcionar como siempre, aunque tu estómago esté trabajando.En cuanto a los calambres y punzadas hay varias explicaciones. Los calambres son movimientos espasmódicos involuntarios que surgen durante el ejercicio. La mayoría de los casos se deben a la falta de hidratación y electrólitos, o simplemente a la fatiga. En cuanto a las punzadas, que son dolores muy intensos debajo de las costillas, aún no se sabe con exactitud qué puede provocarlas. Sin embargo, algunos estudios han demostrado que los nadadores son más propensos a sufrir estas molestias que los corredores. Pero ojo, esto solo se ha registrado entre atletas profesionales de alto impacto. La conclusiónNo existe información científica ni estudios que relacionen directamente el consumo de alimentos con el riesgo de sufrir un accidente mientras se nada. Los niños en realidad no tienen que esperar 30 minutos o una hora después de comer para regresar al agua. Solamente hay que tomar en cuenta algunas consideraciones:El ingerir alimentos grasosos puede provocar una sensación de pesadez. Si vas a ir a la alberca con tus hijos, mejor lleva comida ligera, como ensalada o frutas.Es poco recomendable hacer alguna actividad física después de comer demasiado, ya que se pueden experimentar nauseas. Esto aplica tanto para nadar como para correr.Ni la Cruz Roja ni otras asociaciones de salvavidas o pediatras han registrado la pérdida de vidas en niños por nadar después de comer. Así que relájate y disfruta de la alberca con tus pequeños.Estos platillos son ideales para llevarlos a la piscina:Croquetas de papa con jamónRollitos de ensalada de polloMini hamburguesas rellenas de queso Banderillas espirales de salchicha
Septiembre es un mes muy importante para todos los mexicanos, pues se celebran las fiestas patrias, fecha relevante que es un buen pretexto para reunirnos con nuestros familiares o amigos y comer rico.Una gran opción para pasarla bien es hacer una noche mexicana, así tienes la oportunidad de celebrar en una casa, lo cual resulta más económico que salir a un restaurante o bar, además de que no tendrás límites de tiempo ni espacio.Y para que todo salga de maravilla, te damos los mejores tips para disfrutar de una gran noche mexicana.Haz una lista con todo lo que necesitas, desde decoraciones, comida, bebida, invitados, qué traerá cada quién.Planea una decoración muy colorida y mexicana, procura que los motivos sean verde blanco y rojo, puedes utilizar varias banderas, collares para las mujeres, sombreros para los caballeros, papel picado, manteles multicolores, o materiales reciclados y hacer tus propios adornos.¡Lo principal es la comida! El eje más importante de la noche mexicana son los platillos, lo más típico es pozole, pero también los pambazos, sopes, mole, chiles en nogada, quesadillas o tostadas. Podrías organizarte con tus invitados para que cada uno lleve un platillo, así todos pueden comer sus favoritos. Arma una barra de postres con dulces mexicanos, eso le dará un toque increíble a tu noche mexicana. En esta barra puedes incluir merengues, palanquetas, mazapanes, cocadas, alegrías, obleas, dulces de leche, arroz con leche, flan napolitano, gelatina tricolor, ates con queso... Ofrece aguas frescas a tus invitados. Lo típico son aguas de limón, jamaica, horchata, incluso puedes jugar con eso y contribuir a tu decoración tricolor. Organiza juegos típicos como lotería, serpientes y escaleras, canicas o pirinola; para hacerlo más interesante puedes hacer castigos con shots de tequila o tener premios como muñequitas típicas de tela, bolsas de dulces, o alguna artesanía mexicana. La música también es muy importante, arma una lista con canciones muy mexicanas, en la que no falte el mariachi, el norteño, la banda y también incluye música para bailar.Las bebidas alcohólicas también son una parte fundamental en una noche mexicana, lo típico es el tequila, el mezcal, el pulque; además con el tequila puedes preparar ricos cócteles como el charro negro, tequila sunrise, margaritas y palomas. Ahora que ya tienes todos los elementos para hacer una gran noche mexicana, recuerda divertirte con responsabilidad y procura no abusar de la comida, de los postres ni del alcohol. ¡Viva México!
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD