Top 5: las mejores comidas para cuando estás enfermo
Tips

Top 5: las mejores comidas para cuando estás enfermo

Por Kiwilimón - Abril 2014
Todos tenemos nuestros remedios caseros, pero algunos son realmente efectivos y otros son sólo placebos que comemos por tradición. Aquí te dejamos cinco platillos realmente buenos para deshacerte del malestar cuando estás enfermo.  

 

Caldo de pollo

No es sólo un viejo mito, cualquier caldo a base de concentrado de pollo o res puede ayudar a quitarte ese resfriado. El de pollo, específicamente contiene nutrientes que liberan los pulmones y al mismo tiempo la temperatura de la sopa ayuda a desatascar las cavidades respiratorias.  

 Receta de Caldo de Pollo Clásico

 

Té caliente

Las bebidas calientes ayudan a aliviar la garganta y liberar la nariz. Te recomendamos en específico el té verde, contiene antioxidantes que ayudan específicamente a las vías respiratorias cuando se toma caliente y recién infusionado.

  Receta de Té de Limón con Lemongrass

   

Paletas heladas

Hay mucho debate en cuanto a la comida fría cuando tienes una gripe y la realidad es que el frío no te hace daño siempre y cuando contenga vitaminas que te ayuden. En este caso, paletas heladas de fruta, en especial cítricas, te empacan de nutrientes naturales mientras que te hidratan constantemente, algo muy importante cuando se trata de curar una gripa o tos. Son realmente efectivas.  

 Receta de Paletas Heladas de Kiwi

 

Comida picante

Los alimentos picantes pueden hacer que tu nariz y tus ojos secreten un poco de fluidos, pero también son de los descongestionantes naturales más eficaces. Comer chiles, wasabi, o rábano picante para ayudar a aliviar los síntomas de la congestión realmente ayuda y te da un alivio inmediato que ninguna medicina logra.  

 Receta de Salsa Borracha Picante

 

Cítricos

La realidad es que no hay ninguna prueba contundente de que la vitamina C ayude a deshacerse de los resfriados ni que ayude a evitarlos, es un mito creído por mucha gente que aún no está comprobado. Lo que es verdadero es que esa pequeña capa blanca debajo de la cáscara de los cítricos contiene flavonoides que son de los mayores estimulantes para el sistema inmunológico que existen.  

Receta de Aderezo de Cítricos

   

"Y tú, ¿Qué comes cuando estas enfermo?"

Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Uno de los regímenes alimenticios que ha cobrado relevancia en los últimos años por sus beneficios visibles en la reducción y mantenimiento del peso es la “Dieta Paleo”, que se refiere a un tipo de alimentación basado en lo que se consumía en la prehistoria –justamente en la era paleolítica, de ahí su nombre–, antes de que existiera la agricultura, es decir, en lo que se obtenía mediante la caza y la recolección, como carnes, pescado, frutas, verduras, semillas y frutos secos. Su fundador, el Dr. Loren Cordain, profesor en la Universidad Estatal de Colorado, señala que su concepto es extremadamente simple y lo resume así: “debemos comer alimentos similares a aquellos en los que evolucionamos y debemos evitar los alimentos que no fueron parte de nuestra evolución”. Aunque muchos de los alimentos que consumía el hombre ancestral ya no existen, este movimiento explica que “la Dieta Paleo moderna imita los alimentos que hubiéramos consumido en nuestro pasado histórico. Es lo más cercano que podemos llegar a una dieta no adulterada por métodos agrícolas modernos, cría de animales o alimentos procesados”. ¿Y por qué evitarlos? Este movimiento considera que gracias a la incorporación de los alimentos provenientes de la agricultura, como los lácteos, cereales y leguminosas, ahora tenemos enfermedades como obesidad, diabetes y padecimientos cardiacos, por eso convendría retomar esta dieta primaria. Voltear o no hacia un régimen “Paleo” Pero, ¿qué tan sencillo sería trasladar esta idea a nuestras condiciones actuales de vida? La nutrióloga del deporte Raquel Pérez de León García señala que el fundamento de esta dieta es que “el cuerpo está genéticamente preparado para una alimentación paleolítica”. Sin embargo, agrega la experta, aunque este régimen incluye alimentos base de un estilo de vida saludable, la ausencia de cereales integrales y leguminosas, que son buenas fuentes de fibra, vitaminas y otros nutrientes, podría generar deficiencias. En general, la Dieta Paleo es un régimen muy saludable, sin embargo no es para todos, aclara la especialista Pérez de León García: “una dieta correcta es la que incluye todos los grupos de alimentos y, por ejemplo, si eres una persona físicamente activa, puede ser que con el régimen Paleo no cubras tus requerimientos y que tu rendimiento baje al excluir muchos alimentos que son ricos en hidratos de carbono y fibra, como los cereales y las leguminosas”. De hecho, médicos, nutriólogos y diversas investigaciones sugieren que se pueden obtener los mismos beneficios de esta dieta si se come de todo pero de manera equilibrada y haciendo ejercicio. Si en tus planes está seguir la “Dieta Paleo”, ten en cuenta sus beneficios y posibles inconvenientes, aunque lo mejor que puedes hacer es acercarte con un nutriólogo para que pueda orientarte: Pros y contras de la Dieta Paleo Beneficios Se alcanza un peso saludable al evitarse casi todos los alimentos que son ricos en hidratos de carbono y que realmente son los que nos hacen subir de peso: harinas, azúcares, pastas y todos los alimentos procesados. Ayuda a controlar los niveles de glucosa y triglicéridos en sangre, así como la presión arterial, lo que contribuye a prevenir enfermedades cardiometabólicas como la diabetes tipo 2, sobrepeso, obesidad y padecimientos del del corazón, aunque en los estudios clínicos que se han realizado con ella, todavía no hay resultados a largo plazo de los posibles riesgos y beneficios de la dieta. Inconvenientes Seguir la Dieta Paleo no es algo muy práctico, ya que no se puede consumir ningún alimento procesado o empacado. Aunque implica comer más natural, lo cual es muy bueno, explica la nutrióloga Pérez de León García, necesitarás mayor tiempo para preparar tus alimentos, además de que deberás buscar formas para adaptarte en caso de que te inviten a comer o tengas alguna reunión social. Es mucho más caro comer así, por eso no está al alcance de todos. Si la dejas de hacer y empiezas a comer harinas, cereales y azúcares, puede venir el efecto rebote (si no lo haces correctamente).Lo que sí y lo que no en un régimen Paleo Alimentos permitidos Frutas Verduras Semillas Frutos secos Carnes bajas en grasa Pescado Aceites de oliva, aguacate, macadamia y coco Agua y tés herbales Raíces Alimentos prohibidos Cereales como el trigo, avena y cebada Leguminosas como las habas, lentejas, garbanzos y alubias Productos lácteos como leche y yogur Azúcar Comida procesada Sal Muy rara vez puedes comer o beber Café Vino y cerveza Azúcares naturales como la miel Harina de almendra o coco ¡Aliméntate en serio con Santander!
“Dale, dale, no pierdas el tino, porque si lo pierdes, pierdes el camino”. ¿Quién no ha cantado estas notas con la alegría de ser el siguiente en la fila para romper la piñata. Y es que las piñatas son inherentes a las fiestas decembrinas, como lo es el ponche o los villancicos. En México, las fiestas navideñas son el resultado del sincretismo entre las fiestas prehispánicas, cristianas y populares. Y las posadas, que se celebran del 16 al 24 de diciembre, son una culminación de procesiones, cánticos y, por supuesto, piñatas. Como señala el Museo de Arte Popular: “En México, antes de la conquista española se celebraba el advenimiento de Huitzilopochtli en el mes Panquetzaliztli, el cual coincidía con la época en que los europeos festejaban la Navidad. Esto hizo que las posadas o jornadas, fueran una de tantas ceremonias de carácter profano-religioso que utilizaron para sustituir los antiguos ritos de los indígenas, por la fe católica. Durante los primeros años de la Colonia la costumbre era concurrir a los atrios; pero los indígenas ya evangelizados y encariñados con las tradicionales ceremonias, las trasladaron a sus casas. Ya en 1808, las posadas se desarrollaban con entusiasmo desbordante, principalmente en la Ciudad de México, en casi todas las familias y con más o menos lujo, según sus posibilidades.” Las posadas son parte de los festejos decembrinos en México. Durante ocho días las iglesias y los patios de las casas se visten con piñatas de cartón o barro muy coloridas, de siete picos o de los personajes en tendencia. Las piñatas aguardan a aquel que va a romperla con un palo que representa la virtud y nosotros nos emocionamos cuando llega nuestro turno para romperla o bien para lanzarnos a la rebatinga para elegir las mejores frutas o dulces con lo que haya estado rellena. ¿Qué significa hacer una piñata?Julio Pérez es la tercera generación de piñateros mexicanos. Su abuelo y su padre le enseñaron el oficio, mismo que él ha conservado durante toda su vida y ha transmitido a sus hijos y nietos. Para él, el secreto de una piñata es que esté hecha con el corazón: “No tengo palabras para describir lo que representa para mí el hacer piñatas, porque cada que haces una, pones un pedacito de tu corazón. Todo lo que aprendiste con el paso de los años lo vas poniendo en cada hojita que vas poniendo o en la combinación que decides utilizar en cada creación”. Julio vende cada año sus piñatas en el Mercado de Jamaica, sobre Avenida Morelos. En su casa, cortan el papel cada vez que se acerca la temporada y las arma junto con su familia ya en el mercado. Cuando no es temporada decembrina, vende flores y fruta, pero su mayor ilusión es cuando llega la temporada de piñatas porque así puede compartir con todos los que los visitan el oficio que le aprendió a su padre y este, a su vez, a su abuelo. En su puesto, uno de los más coloridos de Avenida Morelos, podrás encontrar piñatas de hasta tres metros. Hay de papel y periódico, de olla y de papel picado, de siete, ocho y hasta nueve picos, así como de burritos y tus personajes favoritos. Todas son una delicia a la vista porque son reflejo del corazón de la familia Pérez, que lleva tres años al servicio de la alegría y las piñatas mexicanas. Una probadita de las mejores piñatas Si te gustan las piñatas, visita hasta el 12 de diciembre el patio del Museo de Arte Popular, en Revillagigedo 11, en el Centro Histórico. Aquí podrás ver las piñatas ganadoras de la 15a edición del Concurso de Piñatas Mexicanas del MAP, en el que participaron 230 piñatas de artesanos, colectivos y público en general de todo el país. O bien, atrévete a prepararlas en platillos festivos que serán la alegría de todos en la mesa, como en una rica gelatina de piñata o un pastel de piñata. ¡Disfruta tus posadas con un ponche calientito y no pierdas el tino!
La Dulzura de mi Corazón es una repostería en la que puedes encontrar delicioso pan de muerto todo el año, además de muchas otras delicias como brownies, pasteles, blondies y cafés que te llenarán de magia con tanta dulzura. Cada producto tiene un nombre relacionado con el amor que te dejará encantado y con ganas de más.Si tu antojo es pan de muerto, aquí llamado Amor Muerto, puedes encontrarlo relleno de quesito crema y con toppings como Nutella, chocolate Kinder o caramelo salado, además, cada jueves tienen una increíble promoción al 2x1.Si prefieres tomar otro camino, puedes probar alguno de los Amores Imparables, deliciosos pasteles que encontrarás en diferentes presentaciones: medianos, chicos o por rebanada. En cambio, si solo quieres saciar un antojo pequeño, pídelo en su versión Amor Platónico. Para acompañar tus postres, puedes elegir entre sus bebidas frías o Mal de Amores, tipo malteada, pero para esta temporada de invierno, te recomiendo una Caricia bien calientita de su barra de café.Su producto más reciente son las Promesas, deliciosos helados que aún en época de frío te calentarán con su dulzura. Pruébalos en sus sabores de quesito crema, brownie con galleta y pan de muerto. ¡Puedes decorarlos con tus toppings favoritos!La Dulzura de mi Corazón empezó en una banqueta de Veracruz y ahora cuenta con 2 sucursales en CDMX, envíos por plataformas como Ubber y Rappi y una tienda en línea. Si quieres conocer los locales, que son tan mágicos como sus postres, puedes encontrarlos en la colonia Narvarte Poniente y en la colonia Cuauhtémoc.
El café es una bebida aromática y con un sabor un tanto amargo, el cual suele acompañar los desayunos o cena. Gracias a su sabor, es el complemento ideal para acompañar todo tipo postres. Sin embargo, esta bebida caliente no solo nos ayuda a despertar en las mañanas, también tiene muchos beneficios para la salud. De acuerdo con diferentes estudios, el café puede ayudarte a bajar de peso, incrementar tus niveles de energía, es rico en vitaminas y minerales, reduce el riesgo de padecer diabetes tipo 2 y hasta podría prevenir enfermedades como el Alzheimer. Ahora que ya sabes los muchos beneficios que el café tiene para ti, anímate a incluirlo en tu dieta, pero recuerda que no debes añadir demasiada azúcar. Por otro lado, es importante que limpies tu cafetera de manera regular, pues la higiene en la cocina es muy importante. En el caso de la cafetera, la organización NSF International señala que este electrodoméstico es el quinto más sucio en el hogar, ya que puede contener levadura y moho. Es por eso que te recomendamos limpiarla después de cada uso y lavarla a profundidad una vez al mes, ¡aquí te decimos cómo, es muy fácil! También puedes leer: 5 exfoliantes y mascarillas caseras con caféCómo limpiar tu cafetera fácilmenteSi usas tu cafetera con bastante regularidad, es fundamental que la limpies a profundidad al menos una vez al mes. Independientemente del uso que le des, si notas algo de sarro o si el café sabe raro, es tiempo de limpiarla. Lo mejor de todo es que lo puedes hacer con productos que ya tienes en casa. IngredientesAguaVinagre blancoFiltros para cafeteraTrapo limpioInstruccionesComienza por llenar el depósito de agua con una mezcla de 1 taza de vinagre con una taza de agua. En caso de que la cafetera esté muy sucia, puedes incrementar la cantidad de vinagre.Coloca un filtro para cafetera en su lugar y enciende la cafetera como si estuvieras preparando café. A la mitad del proceso, apaga la cafetera y deja que la mezcla de vinagre y agua repose por alrededor de una hora.Enciende la cafetera y deja que termine el proceso.Quita el filtro y tira el vinagre con agua.Llena el depósito con agua, coloca un filtro para café, enciende la cafetera como si estuvieras preparando café.Una vez que termine el proceso, vuelve a llenar el depósito con agua y repite el proceso para eliminar el olor a vinagre.Utiliza un trapo limpio y seco para secar la cafetera.También puedes leer: 8 beneficios de beber café todos los díasConsejos para mantener tu cafetera limpiaAdemás de usar vinagre para limpiar tu cafetera una vez al mes, aquí te decimos cómo cuidar este electrodoméstico para alargar su vida útil.Limpia la cafetera con agua y jabón después de cada uso.Tira el café molido una vez que la bebida esté lista, pues de lo contrario quedará un olor a humedad en la canastilla.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD