10 cosas que haces mal todas las mañanas

Por Kiwilimón - Marzo 2017
Suena el despertador, apagas la alarma y esperas otros 10 minutos para dejar las sábanas. Cuando finalmente encuentras fuerzas para levantarte, vas corriendo a la regadera mientras piensas qué te pondrás el día de hoy. Si tu rutina matutina se parece a esto, lamentamos decirte que no estás iniciando tu día de la mejor manera.

¿Te gustaría sacar el máximo provecho a cada día? Evita hacer estas 10 cosas todas las mañanas:

  1. Posponer la alarma. Es normal que algunas veces nos cueste más levantarnos por la mañana, pero si posponer el despertador con el botón de snooze todas las mañanas es parte de tu rutina, lo único que estás haciendo es desestabilizar tu ciclo del sueño. En lugar de ganar unos minutos más de descanso, solo lograrás sentirse fatigada todo el día.
via GIPHY
  1. No tomar agua. Meterte a bañar directamente después de levantarte puede ayudarte a terminar de despertar, pero para que todo tu cuerpo se active y comience a trabajar adecuadamente lo ideal es tomar un vaso de agua tibia. Si además agregas le una gotas de limón, puede servirte como detox.
  2. Salir apresuradamente. Tal vez prefieras pasar unos minutos más en la cama, pero levantarse para estar 10 minutos después en medio del tráfico o en el transporte público no es la mejor manera de iniciar el día. Levántate unos minutos antes para prepararte con más tranquilidad y darle la oportunidad a tu cuerpo de arrancar sin prisas.
via GIPHY
  1. Brincarte el desayuno. Aunque parezca cliché, la primera comida del día es la más importante. Si no desayunas no tendrás suficiente energía para realizar tus actividades, además de que tu metabolismo trabajará más lentamente. Recuerda cuidar tu salud y figura con un desayuno saludable todos los días.
  2. Buscar tu ropa. Lo ideal es preparar tu outfit una noche antes. De esta manera, te ahorras tiempo eligiendo la ropa y tienes oportunidad de pensar en un plan B en caso de alguna contingencia. (¿Cuántas veces te ha pasado que la blusa que te querías poner sigue en la tintorería o está toda arrugada?).
via GIPHY
  1. No hacer estiramientos. Seguramente esto lo haces antes y después de tu rutina de ejercicios, pero es importante que también lo consideres al despertar. Con estiramientos muy básicos puedes ayudar a tu cuerpo a recuperar la energía y prepararse para lo que viene en el día.
  2. Huirle a la luz del sol. Si no eres una “morning person” lo más seguro es que odies sentir los rayos del sol en tu cara recién despertada, pero esta pequeña dosis de luz natural te puede ayudar a sentirte con más vitalidad e, incluso, de mejor humor.
via GIPHY
  1. No meditar. Practicar la meditación, principalmente por la mañana, te ayuda a despejar la mente y a tener una visión más clara a lo largo del día. En lugar de revisar tus redes sociales, dedica 5 minutos para respirar profundamente y agradecer por un nuevo día.
  2. Leer las noticias o tu correo del trabajo. Todavía ni sales de tu casa y ya te sientes abrumada por la cantidad de pendientes que tienes, o peor aún, estás preocupada por la crisis que pronostican todos los medios. En verdad, no es necesario que inicies así el día. Dale la oportunidad a tu mente de arrancar con información más positiva o agradable.
via GIPHY
  1. No escuchar música. Jamás subestimes el poder de tu música favorita. Arma una lista de reproducción con las canciones que más te gusten y verás cómo la serotonina hará maravillas.

Cuéntanos, ¿cuál es tu rutina matutina? Compártenos más ideas para iniciar el día con el pie derecho.

Te recomendamos estas recetas para tener una excelente mañana todos los días:  
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Aprender a comer es una aventura en la que puede haber callejones sin salida. Como parte de una política pública, los gobiernos son los principales interesados en que lo hagamos cada vez mejor. Así es como surge el plato del bien comer, una estrategia que educa a la población de forma sencilla a alcanzar una dieta correcta. A pesar de que tiene más de diez años de su lanzamiento, el tema sigue siendo tendencia. La pregunta actual es ¿realmente sirve? ¿Es igual para los niños? Como no me quise quedar con la duda, le pregunté a dos nutriólogas.El plato del bien comer surgió como parte de la Norma Oficial Mexicana (NOM) para guiar a la población a alimentarse saludablemente a través de una herramienta gráfica que mostrara cómo se debe verse nuestra comida al llegar frente a nosotros. El punto es respetar las cantidades en cada grupo de alimentos, según lo que nos cuenta Mayte Martín del Campo, nutrióloga experta en fitness y deporte.El plato está dividido en tres secciones: una porción de tres a uno de frutas y verduras; otra tercera parte de proteínas integradas por leguminosas y productos de origen animal y, finalmente, cereales o carbohidratos. Para Mayte Martín del Campo, “la idea es respetar las proporciones en la alimentación de todo un día”. Pero si esto nos causa dudas, ella prefiere hablar de porcentajes: una mitad de hidratos de carbono, treinta por ciento de grasa y veinte por ciento de proteína. El plato del bien comer se usa indistintamente para hombres, mujeres y niños por lo que expertos como la nutrióloga Jennifer Asencio, especialista en alimentación de pacientes con enfermedades clínicas, indica usar este parámetro con la población sana, pero puede haber excepciones de acuerdo con el sexo, edad, estatura, tipo de personas y sus requerimientos, sobre todo con personas que padecen enfermedades como diabetes. “Hay que tener cuidado con el consumo de frutas, por ejemplo, en una persona con los triglicéridos altos”. Además, también aconseja velar por la calidad de los cereales y las combinaciones: “Tomar agua de frutas, comer mucho puré de papas y tan sólo un poco de carne no es una dieta saludable”. Ella recomienda tener en mente que en una buena alimentación hay “una buena cantidad de vegetales, suficientes cereales –y de calidad- y poca proteína”. Por su parte Mayte complementa que existen tres aspectos importantes que no están previstos en el plato del bien comer: “El primero es que le falta la recomendación de grasas (buenas), es decir, aceites, y toda la familia de oleaginosas como almendras, ajonjolí, chía, nueces. La segunda es la cantidad de azúcar recomendada para la población, que es de 25 g de azúcar al día, y que generalmente se debe de obtener de frutas. Con 2 porciones al día se cubriría”. En este caso los postres quedarían fuera al ser una suma de carbohidratos, grasas y azúcares. Aunque muchos no lo saben, el tema se complementa con la jarra del buen tomar, una guía que alerta a la población sobre las bebidas. Principalmente aconseja no tomar agua de sabor ni refrescos, y a penas medio vaso de jugo de frutas o leche entera. Esto debido al alto índice de azúcar y calorías en ellos. Bebidas como café, té o bebidas con edulcorantes artificiales están indicados con 0 a 2 vasos por día. Lo que más recomienda es consumir simplemente de 6 a 8 vasos de agua purificada. Aunado al plato del bien comer y a la jarra del buen beber, la nutrióloga Mayte recomienda no saltarse las verduras en cada alimento, cuidar las porciones de origen animal (sólo una quinta parte de tu plato en cada comida) y entender que cada persona es única. Jennifer por su parte dice que para comprender ampliamente cómo alimentar mejor a nuestros hijos y conocer si tienen requerimientos especiales en cuanto a vitaminas y minerales, lo mejor es acercarse a un nutriólogo o un experto en alimentación.
Si te gustan las arepas, tienes que conocer los mejores ingredientes para rellenar este platillo típico venezolano. Por eso te presentamos 7 formas que seguramente no vas a resistir con los mejores rellenos para arepas. Arepa de queso amarillo Sin duda un relleno sencillo pero delicioso es el de esta increíble arepa también conocida como “La Silfrina”, rellena con pollo, aguacate y abundante queso amarillo rallado. Arepa de carne mechada Gracias a la carne deshebrada que da la sensación de una cabellera suelta, en Venezuela conocen a esta deliciosa arepa con carne sazonada en jitomate como la arepa “pelúa”. Un relleno clásico y muy popular para arepas. Arepa con huevo Las arepas rellenas de huevo con cebolla, tomate y sal son una preparación muy tradicional y generalmente se consumen como desayuno completo. ¡No te pierdas este rico relleno! Arepa con plátano frito y frijoles Uno de los rellenos más extravagantes y exquisitos para las arepas venezolanas, es el de plátano frito, acompañado con frijoles y queso. Esta combinación ganadora se trata de un plato típico conocido como pabellón criollo que también lleva arroz blanco. Arepa rellena de carne En Venezuela existe una arepa conocida como “La Llanera”, la cual puede replicarse con tiritas de carne cortada finamente, jitomate en rodajas, aguacate y queso. ¡Está para chuparse los dedos! Arepa gringa ¿Habías pensado que puedes preparar una hamburguesa como arepa? A este rico platillo se le conoce como “arepa gringa”, ya que prácticamente se hace con los ingredientes de hamburguesa, pero dentro de una arepa. Arepa con camarones Para aquellos que disfrutan de comer mariscos, existe una arepa rellena de pulpo, calamar, ostras y camarones aderezada con vinagreta y verduras. ¿Se te antoja? Ahora que conoces un poco más de los rellenos típicos para arepas en Venezuela, cuéntanos cuál se te antoja más o si te han inspirado a probar tu propio relleno.
Aprender a comer es una aventura en la que puede haber callejones sin salida. Como parte de una política pública, los gobiernos son los principales interesados en que lo hagamos cada vez mejor. Así es como surge el plato del bien comer, una estrategia que educa a la población de forma sencilla a alcanzar una dieta correcta. A pesar de que tiene más de diez años de su lanzamiento, el tema sigue siendo tendencia. La pregunta actual es ¿realmente sirve? ¿Es igual para los niños? Como no me quise quedar con la duda, le pregunté a dos nutriólogas.El plato del bien comer surgió como parte de la Norma Oficial Mexicana (NOM) para guiar a la población a alimentarse saludablemente a través de una herramienta gráfica que mostrara cómo se debe verse nuestra comida al llegar frente a nosotros. El punto es respetar las cantidades en cada grupo de alimentos, según lo que nos cuenta Mayte Martín del Campo, nutrióloga experta en fitness y deporte.El plato está dividido en tres secciones: una porción de tres a uno de frutas y verduras; otra tercera parte de proteínas integradas por leguminosas y productos de origen animal y, finalmente, cereales o carbohidratos. Para Mayte Martín del Campo, “la idea es respetar las proporciones en la alimentación de todo un día”. Pero si esto nos causa dudas, ella prefiere hablar de porcentajes: una mitad de hidratos de carbono, treinta por ciento de grasa y veinte por ciento de proteína. El plato del bien comer se usa indistintamente para hombres, mujeres y niños por lo que expertos como la nutrióloga Jennifer Asencio, especialista en alimentación de pacientes con enfermedades clínicas, indica usar este parámetro con la población sana, pero puede haber excepciones de acuerdo con el sexo, edad, estatura, tipo de personas y sus requerimientos, sobre todo con personas que padecen enfermedades como diabetes. “Hay que tener cuidado con el consumo de frutas, por ejemplo, en una persona con los triglicéridos altos”. Además, también aconseja velar por la calidad de los cereales y las combinaciones: “Tomar agua de frutas, comer mucho puré de papas y tan sólo un poco de carne no es una dieta saludable”. Ella recomienda tener en mente que en una buena alimentación hay “una buena cantidad de vegetales, suficientes cereales –y de calidad- y poca proteína”. Por su parte Mayte complementa que existen tres aspectos importantes que no están previstos en el plato del bien comer: “El primero es que le falta la recomendación de grasas (buenas), es decir, aceites, y toda la familia de oleaginosas como almendras, ajonjolí, chía, nueces. La segunda es la cantidad de azúcar recomendada para la población, que es de 25 g de azúcar al día, y que generalmente se debe de obtener de frutas. Con 2 porciones al día se cubriría”. En este caso los postres quedarían fuera al ser una suma de carbohidratos, grasas y azúcares. Aunque muchos no lo saben, el tema se complementa con la jarra del buen tomar, una guía que alerta a la población sobre las bebidas. Principalmente aconseja no tomar agua de sabor ni refrescos, y a penas medio vaso de jugo de frutas o leche entera. Esto debido al alto índice de azúcar y calorías en ellos. Bebidas como café, té o bebidas con edulcorantes artificiales están indicados con 0 a 2 vasos por día. Lo que más recomienda es consumir simplemente de 6 a 8 vasos de agua purificada. Aunado al plato del bien comer y a la jarra del buen beber, la nutrióloga Mayte recomienda no saltarse las verduras en cada alimento, cuidar las porciones de origen animal (sólo una quinta parte de tu plato en cada comida) y entender que cada persona es única. Jennifer por su parte dice que para comprender ampliamente cómo alimentar mejor a nuestros hijos y conocer si tienen requerimientos especiales en cuanto a vitaminas y minerales, lo mejor es acercarse a un nutriólogo o un experto en alimentación.
De las cosas que más extraño de la vieja normalidad, la experiencia de comer en un restaurante está definitivamente en el top 3. Aunque pueda pedir comida a domicilio y seguir disfrutando de mis platillos favoritos, algo hace falta.Por fortuna, ha llegado a México una plataforma que realmente trae a casa la experiencia de comer en un restaurante, más allá de solo la comida. Su nombre es Take a Restaurant y con ella puedes reservar una experiencia exclusiva de una manera fácil y personalizada, para tener la oportunidad de disfrutar de tu restaurante favorito en casa.Con este servicio puedes elegir en casa una selección de 18 exclusivos restaurantes que ofrecen una buena parte de la interesante escena gastronómica citadina, con nombres consolidados como Mikel Alonso (Grupo Biko) o Gabriela Ruíz (Carmela y Sal), hasta propuestas más atrevidas como la cocina fusión de Norma Listman y Saqib Keval (Masala y Maíz).Take a Restaurant te permite reservar a través de la web www.takearestaurant.com tu restaurante favorito, escoger una opción de menú y prepararte para que tu casa se convierta en ese restaurante tan deseado. Una vez que reservas, Take a Restaurant se encarga de coordinar todos los detalles para garantizar que cada servicio sea inolvidable. Esto significa que el equipo llega una hora antes con todo lo necesario para transformar tu casa en su restaurante; luego, tienes el servicio del personal como si estuvieras ahí, y finalmente, ellos recogen todo y dejan tu cocina impecable.Esta plataforma viene de España, en la que está disponible en Madrid y Barcelona, donde las reservas más constantes son para grupos de entre 6 y 10 personas, que buscan reunirse tranquilamente con sus amigos o familiares y poder hacer un plan diferente y disfrutar de la sobremesa sin prisa, pero también parejas que celebran ocasiones especiales.Ciudad de México es la primera ubicación internacional de Take a Restaurant, así que vale la pena probar este nuevo servicio, que promete hacernos sentir fuera de casa, sin necesidad de salir de ella.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD