10 deliciosas razones para consumir más productos mexicanos
Tips y Consejos

10 deliciosas razones para consumir más productos mexicanos

Por Kiwilimón - February 2017
Comer es un verdadero placer. Si las prisas no nos ganan y tenemos tiempo suficiente, solemos comer – por lo menos – tres veces al día. Y aunque estas sesiones diarias se consideren más como una necesidad biológica, la elección de nuestros alimentos es una excelente oportunidad para apoyar los productos nacionales. Aquí te damos unas pistas de cómo puedes apoyar al mercado mexicano consumiendo alimentos nacionales:

Frijol

Este es uno de los alimentos que nos ha acompañado desde tiempos prehispánicos, formando parte de la apreciada tríada mexicana: maíz, chile y frijol. Es tal su importancia en la gastronomía mexicana, que se calcula que 60% de los platillos incluye algún tipo de frijol. Estos pequeños aportan grandes cantidades de vitaminas del complejo B, así como hierro. Receta recomendada: Frijoles en olla express

Nopal

México es el principal productor de nopal, generando 777 mil toneladas al año. A pesar de contar con innumerables propiedades para la salud, el consumo de nopal en México se reduce a 5 kilos (por persona) al año. Hazle un bien a tu salud y apoya a los productores de nopal consumiendo 200 gramos al día. Receta recomendada: Tostadas con ensalada de nopales

Huitlacoche

Uno de los grandes tesoros culinarios que ofrece la gastronomía mexicana es, sin duda, el huitlacoche. Este hongo es conocido en el extranjero como la trufa mexicana o el caviar azteca. Su prestigio ha crecido no solo por su delicioso sabor, sino por su alto valor nutritivo: aminoácidos, Omega 3, antioxidantes y fibra. Receta recomendada: Quesadillas de huitlacoche

Cacao

Hace más de 3000 años los olmecas probaron por primera vez el cacao, pero fue hasta su llegada a Europa que finalmente se popularizó. En México se producen anualmente más de 24 mil toneladas. Si se te antoja un chocolate caliente, un mole o algún postre, asegúrate de que el cacao que uses haya sido producido en Tabasco, Chiapas, Oaxaca o Guerrero. Receta recomendada: Bizcocho de cacao

Chile

Aunque existen muchas tonalidades de sabores y aromas, tenemos que admitir que la comida picante es nuestro gran distintivo a nivel mundial. En México podemos encontrar más de 40 variedades de chile, desde el más suave, como la chilaca, hasta los más bravos, como el habanero. Además de estar llenos de sabor, contienen muchas vitaminas. Receta recomendada: Tradicional chile en nogada

Aguacate

Originario de México, el aguacate es probablemente el mejor regalo que nuestro país ha dado a la gastronomía mundial. Sin duda, el fruto de este maravilloso árbol es de un sabor excepcional y de una textura similar a la mantequilla. Al ser los principales productores de aguacate en el mundo, podemos estar orgullosos de exportar tanta versatilidad y beneficios en un solo fruto. Receta recomendada: Ensalada de atún en aguacate

Calabaza

De todas las especies que existen, la calabaza de Castilla es una de las más cultivadas en México. Se sabe que se consume en esta zona del mundo desde hace miles de años, razón por la cual se puede explicar su eficiente uso y explotación. En México se consumen la raíz, el fruto, las hojas, las flores e, incluso, las semillas. Receta recomendada: Dulce de calabaza

Vainilla

¿Sabías que la vainilla es el saborizante más utilizado en el mundo? Pues sí, y es originaria de México. Pero no te dejes engañar: la verdadera vainilla se extrae artesanalmente de una orquídea, por lo que la mayoría de los saborizantes de vainilla que te encuentras en el súper son artificiales. En la actualidad, las zonas productoras de vainilla se encuentran en Veracruz y Puebla. Receta recomendada: Arroz con leche a la vainilla

Jitomate

Aunque es realmente originario del sur de América, el jitomate se domesticó en México. Hoy en día, el jitomate es considerado el segundo vegetal más importante, después de la papa. Tal vez sea por su infinidad de deliciosas variedades, o por sus increíbles propiedades para la salud, el jitomate ocupa un lugar importante en la gastronomía nacional. Receta recomendada: Sopa de jitomate con parmesano

Sábila

Este es un tipo de planta de la familia de las suculentas. Por lo general, se usa en la industria farmacéutica y en remedios cosméticos, sin embargo, su consumo se ha popularizado en los últimos años gracias a los grandes beneficios que ofrece a la salud. En México se producen al año 130 mil toneladas, pero curiosamente tienen mayor demanda en el extranjero. Receta recomendada: Jugo de sábila  

Después de leer esto, cuéntanos qué producto mexicano te gustaría incluir en tu dieta diaria.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Los síntomas del estrés son cada vez más recurrentes en las personas, es por eso que debemos aprender a contrarrestarlos de manera saludable y natural, no por nada las abuelitas siempre tenían un remedio casero para aliviar el dolor de cabeza, estómago y hasta la fatiga. De modo que si tienes ingredientes naturales en tu cocina, no dudes en conocer los beneficios de las hierbas relajantes para combatir el estrés. Lavanda La lavanda es una hierba medicinal maravillosa, pues tiene propiedades antiinflamatorias y relajantes, además es antiespasmódica, antiséptica y diurética, lo cual ayuda a relajar el sistema nervioso. Manzanilla Además de ser un excelente remedio contra problemas digestivos, la manzanilla es grandiosa para tratar la ansiedad y el insomnio, pues es una hierba llena de antioxidantes con efectos calmantes y en ocasiones hasta sedantes. Tila ¿Tu abuelita te recomendaba el té de tila para descansar? Pues es que la tila es una hierba ideal para relajarse y conciliar el sueño. ¡Una infusión te ayudará a dormir y quedarás como nuevo! Toronjil El toronjil, también conocido como Melisa, es una hierba relajante que ayuda a controlar el estrés, insomnio y a veces también la ansiedad. Además posee efectos antiespasmódicos, que ayudan a aliviar la tensión muscular y los espasmos del aparato digestivo. Orégano El orégano es un condimento esencial en la cocina mexicana, pero también tiene algunas propiedades relajantes que te ayudarán a descansar mejor. Lo mejor es que si te haces una infusión y le pones un toque de miel, quedará delicioso. Comino Aunque te cueste trabajo creerlo, el comino es una hierba relajante con propiedades antiinflamatorias y relajantes, sólo debes ser cuidadoso con su sabor pues como podrás recordar, es súper fuerte. Entonces asegúrate de utilizar una pizca muy pequeña cuando prepares tu infusión; puedes agregarle leche de almendra y un toque de miel o el endulzante de tu preferencia y quedará delicioso. ¿Has probado los beneficios de alguna de estas hierbas relajantes?
Una mesa oaxaqueña se caracteriza por sus aromas, texturas y sabores. Hay moles y estofados, chapulines y chicatanas, tlayudas, mezcal y tejate. Oaxaca es también tierra de barro negro, de textiles, de alebrijes y mucha fiesta.La comida es parte de sus celebraciones típicas, incluso hay fiestas dedicadas a los alimentos como lo son el festival de los 7 moles, las ferias del mezcal y del tejate, así como fiestas patronales que siempre clausuran con una buena comida. Porque Oaxaca es la Tierra del sol (y del sabor), como asegura la Canción Mixteca. Visitar Oaxaca es construir recuerdos memorables en cada bocado, es apreciar la generosidad de su tierra y sus anfitriones, quienes conservan y comparten con amor un legado gastronómico heredado por generaciones. Por eso, ir a Oaxaca implica celebrar cada día en la mesa. La cocina de Oaxaca es tan variada como sus ocho regiones, en las que hay una increíble oferta gastronómica que incluye productos derivados del maíz, frutos del mar, chiles, hierbas, plantas e insectos endémicos. Te presentamos algunos de los platillos típicos oaxaqueños que tienes que probar en este estado: Chocolate de agua y tejate Son bebidas fáciles de encontrar en sus mercados, como el 20 de noviembre. Es una combinación memorable el chocolate de agua en compañía de un pan de yema, originario de los Valles Centrales, que elaboran sin líquidos más que las yemas y el huevo entero. Otra bebida obligada es el tejate, bebida de origen prehispánico que se prepara a base de maíz y cacao. Tlayudas y taquitos de lechón Nada te faltará si inicias el día con una tlayuda. Se trata de una tortilla de maíz de aproximadamente 30 centímetros, dorada sobre comal, típica de Oaxaca. Suelen prepararla con manteca, quesillo, frijoles, tasajo, aguacate y salsa. Para las noches de mezcal, unos tacos de lechón debes probar, puedes encontrarlo en puestitos emblemáticos como el Lechoncito de Oro, donde los preparan con chicharrón.Insectos Un clásico de los mercados son los chapulines naturales o con limón y chile, que son una delicia. Los encontrarás sueltos en mercados, donde te los venden a granel, o en restaurantes para botanear con un buen guacamole. La chicatana es otro insecto endémico de Oaxaca, es una hormiga que se prepara en salsas e incluso en moles y tamales. Sin embargo, la chicatana es difícil de conseguir y se recomienda sólo consumirla en temporada, que corresponde al periodo de lluvias. Moles oaxaqueños Los siete moles emblemáticos de Oaxaca son el  negro, el rojo, el coloradito, el amarillito, el verde, de chichilo y el manchamanteles. Todos son deliciosos y se elaboran con ingredientes y técnicas particulares que les dan una personalidad única. Emplean diferentes chiles, especias y proteínas, dependiendo la región en la que te encuentres. Mis favoritos son el amarillito, elaborado con chile ancho y costeño amarillo, jitomate, cebolla, ajo, comino, hierba santa, clavo, pimienta y tortilla, el cual sirven con chochoyotes (bolitas de masa de maíz), y el mole negro oaxaqueño, cuyo ingrediente principal es el chile chilhuacle. ¡No esperes más y prepara este rico plato oaxaqueño!  
Existen de antojos a antojos. Uno que tiene mucho arraigo en Jalisco y estados colindantes es la birria: una receta consistente a base de carne cocida en horno, tradicionalmente de piedra o al hoyo, bañada en una salsa o adobo donde los chiles son claves.  Sobre su origen hay varias versiones, y en todas se unen los saberes en técnicas de cocción de los locales mexicanos con los ingredientes introducidos por los españoles, en especial la res, el cerdo y el chivo. Justo una de las versiones habla sobre la popularidad que tuvo el chivo a mediados de 1800, en la zona de Jalisco y Zacatecas, antes llamada Nueva Galicia, donde estos animales se multiplicaron a tal grado que los ganaderos optaron por regalarlos a sus trabajadores.  Estos hombres y mujeres decidieron no sólo aprovechar la leche, como los españoles, sino todo el animal cociéndolo bajo tierra o en horno de piedra como lo hacían con otras carnes. Para enriquecer la receta untaron un adobo enchilado que generalmente empleaban para cocinar aves, y el resultado al paso de los años es la birria como la conocemos y disfrutamos hoy.  Otra versión sobre el origen de la birria me la compartió la investigadora Maru Toledo, quien ha dedicado más de 20 años al estudio de la cocina de la zona occidente. Datos que nos llevan al municipio jalisciense de Ameca, donde gracias al registro de las jornadas laborales de los vaqueros se sabe de una preparación que hacían bajo tierra con algunas de las reses que tenían al alcance y que los caporales seleccionaban para alimentar a todas sus cuadrillas.  Maru me aclara que esta preparación sólo iba untada con grasa, de donde viene el término birriar, que para los peninsulares hacía alusión a algo sucio o embarrado, por como veían que aderezaban el animal. Sea cual sea la versión, lo popular a la birria nadie se lo quita, y por ello al extenderse su consumo por otros estados como Aguascalientes, Michoacán, Zacatecas, Nayarit y Colima, y en el mismo Jalisco, los lugareños fueron imprimiendo su toque a la carne, al adobo y ajustado sus formas de cocinar, según sus posibilidades. Ahora no sólo el chivo y la res son protagonistas, existen zonas en estos estados que la preparan con cerdo, borrego, conejo, armadillo, iguana, pollo, ternera, pescado bagre y mixtas. Perfectas proteínas que cobijan con un mundo de adobos compuestos por chiles y especias que obedecen también a los ingredientes al alcance, aunque el chile guajillo y el jengibre seco son constantes. A la colorada versión se suma la llamada birria blanca que aún sobrevive en el Occidente; generalmente es de res y se condimenta con algunas hierbas de olor para cocinarse bajo tierra o en horno, métodos tradicionales a los que se han sumado la birria al vapor o hasta hecha como carne cocida. Por último, no nos olvidemos de la birria tatemada: proceso que consiste en volver a poner la carne ya cocida al calor del horno y dejar que se haga una costrita, que al menos en Jalisco encanta, junto a unas tortillas recién hechas y un extra de caldito por un lado. Fotos: Gilberto Hernández.
Los síntomas del estrés son cada vez más recurrentes en las personas, es por eso que debemos aprender a contrarrestarlos de manera saludable y natural, no por nada las abuelitas siempre tenían un remedio casero para aliviar el dolor de cabeza, estómago y hasta la fatiga. De modo que si tienes ingredientes naturales en tu cocina, no dudes en conocer los beneficios de las hierbas relajantes para combatir el estrés. Lavanda La lavanda es una hierba medicinal maravillosa, pues tiene propiedades antiinflamatorias y relajantes, además es antiespasmódica, antiséptica y diurética, lo cual ayuda a relajar el sistema nervioso. Manzanilla Además de ser un excelente remedio contra problemas digestivos, la manzanilla es grandiosa para tratar la ansiedad y el insomnio, pues es una hierba llena de antioxidantes con efectos calmantes y en ocasiones hasta sedantes. Tila ¿Tu abuelita te recomendaba el té de tila para descansar? Pues es que la tila es una hierba ideal para relajarse y conciliar el sueño. ¡Una infusión te ayudará a dormir y quedarás como nuevo! Toronjil El toronjil, también conocido como Melisa, es una hierba relajante que ayuda a controlar el estrés, insomnio y a veces también la ansiedad. Además posee efectos antiespasmódicos, que ayudan a aliviar la tensión muscular y los espasmos del aparato digestivo. Orégano El orégano es un condimento esencial en la cocina mexicana, pero también tiene algunas propiedades relajantes que te ayudarán a descansar mejor. Lo mejor es que si te haces una infusión y le pones un toque de miel, quedará delicioso. Comino Aunque te cueste trabajo creerlo, el comino es una hierba relajante con propiedades antiinflamatorias y relajantes, sólo debes ser cuidadoso con su sabor pues como podrás recordar, es súper fuerte. Entonces asegúrate de utilizar una pizca muy pequeña cuando prepares tu infusión; puedes agregarle leche de almendra y un toque de miel o el endulzante de tu preferencia y quedará delicioso. ¿Has probado los beneficios de alguna de estas hierbas relajantes?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD