10 deliciosas razones para consumir más productos mexicanos
Tips y Consejos

10 deliciosas razones para consumir más productos mexicanos

Por Kiwilimón - Febrero 2017
Comer es un verdadero placer. Si las prisas no nos ganan y tenemos tiempo suficiente, solemos comer – por lo menos – tres veces al día. Y aunque estas sesiones diarias se consideren más como una necesidad biológica, la elección de nuestros alimentos es una excelente oportunidad para apoyar los productos nacionales. Aquí te damos unas pistas de cómo puedes apoyar al mercado mexicano consumiendo alimentos nacionales:

Frijol

Este es uno de los alimentos que nos ha acompañado desde tiempos prehispánicos, formando parte de la apreciada tríada mexicana: maíz, chile y frijol. Es tal su importancia en la gastronomía mexicana, que se calcula que 60% de los platillos incluye algún tipo de frijol. Estos pequeños aportan grandes cantidades de vitaminas del complejo B, así como hierro. Receta recomendada: Frijoles en olla express

Nopal

México es el principal productor de nopal, generando 777 mil toneladas al año. A pesar de contar con innumerables propiedades para la salud, el consumo de nopal en México se reduce a 5 kilos (por persona) al año. Hazle un bien a tu salud y apoya a los productores de nopal consumiendo 200 gramos al día. Receta recomendada: Tostadas con ensalada de nopales

Huitlacoche

Uno de los grandes tesoros culinarios que ofrece la gastronomía mexicana es, sin duda, el huitlacoche. Este hongo es conocido en el extranjero como la trufa mexicana o el caviar azteca. Su prestigio ha crecido no solo por su delicioso sabor, sino por su alto valor nutritivo: aminoácidos, Omega 3, antioxidantes y fibra. Receta recomendada: Quesadillas de huitlacoche

Cacao

Hace más de 3000 años los olmecas probaron por primera vez el cacao, pero fue hasta su llegada a Europa que finalmente se popularizó. En México se producen anualmente más de 24 mil toneladas. Si se te antoja un chocolate caliente, un mole o algún postre, asegúrate de que el cacao que uses haya sido producido en Tabasco, Chiapas, Oaxaca o Guerrero. Receta recomendada: Bizcocho de cacao

Chile

Aunque existen muchas tonalidades de sabores y aromas, tenemos que admitir que la comida picante es nuestro gran distintivo a nivel mundial. En México podemos encontrar más de 40 variedades de chile, desde el más suave, como la chilaca, hasta los más bravos, como el habanero. Además de estar llenos de sabor, contienen muchas vitaminas. Receta recomendada: Tradicional chile en nogada

Aguacate

Originario de México, el aguacate es probablemente el mejor regalo que nuestro país ha dado a la gastronomía mundial. Sin duda, el fruto de este maravilloso árbol es de un sabor excepcional y de una textura similar a la mantequilla. Al ser los principales productores de aguacate en el mundo, podemos estar orgullosos de exportar tanta versatilidad y beneficios en un solo fruto. Receta recomendada: Ensalada de atún en aguacate

Calabaza

De todas las especies que existen, la calabaza de Castilla es una de las más cultivadas en México. Se sabe que se consume en esta zona del mundo desde hace miles de años, razón por la cual se puede explicar su eficiente uso y explotación. En México se consumen la raíz, el fruto, las hojas, las flores e, incluso, las semillas. Receta recomendada: Dulce de calabaza

Vainilla

¿Sabías que la vainilla es el saborizante más utilizado en el mundo? Pues sí, y es originaria de México. Pero no te dejes engañar: la verdadera vainilla se extrae artesanalmente de una orquídea, por lo que la mayoría de los saborizantes de vainilla que te encuentras en el súper son artificiales. En la actualidad, las zonas productoras de vainilla se encuentran en Veracruz y Puebla. Receta recomendada: Arroz con leche a la vainilla

Jitomate

Aunque es realmente originario del sur de América, el jitomate se domesticó en México. Hoy en día, el jitomate es considerado el segundo vegetal más importante, después de la papa. Tal vez sea por su infinidad de deliciosas variedades, o por sus increíbles propiedades para la salud, el jitomate ocupa un lugar importante en la gastronomía nacional. Receta recomendada: Sopa de jitomate con parmesano

Sábila

Este es un tipo de planta de la familia de las suculentas. Por lo general, se usa en la industria farmacéutica y en remedios cosméticos, sin embargo, su consumo se ha popularizado en los últimos años gracias a los grandes beneficios que ofrece a la salud. En México se producen al año 130 mil toneladas, pero curiosamente tienen mayor demanda en el extranjero. Receta recomendada: Jugo de sábila  

Después de leer esto, cuéntanos qué producto mexicano te gustaría incluir en tu dieta diaria.

   
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
Qué comer en la Cuaresma suele ser una duda que a muchos de nosotros nos pone a pensar, pero la pregunta que nos pone de verdad en jaque es ¿se puede comer pollo en Cuaresma?La Cuaresma son los 40 días previos a la Pascua y es una temporada importante en el calendario cristiano, en la cual, los creyentes se preparan espiritualmente para la Pascua y siguen el ejemplo que Jesús dio antes de morir, con un ayuno en esos días. Así, la Cuaresma es un tiempo de purificación que inicia con el miércoles de ceniza y termina el sábado de resurrección. Aunque el ayuno depende  las creencias de cada persona, la idea de la tradición es hacer una penitencia, por lo que se renuncia a algo, en este caso, algunas comidas.Mientras que las personas más ortodoxas renuncian a las carnes rojas por cuarenta días, otras sólo practican el ayuno de carnes los viernes de Cuaresma y algunas más deciden dejar la carne sólo el viernes santo, es decir, el último viernes de los cuarenta días.Pollo en Cuaresma: ¿se puede comer?La respuesta es sí. Se puede comer pollo en Cuaresma, porque el ayuno es de carnes rojas. Esto tiene su explicación en que, por lo general, las carnes rojas son consideradas un insumo preciado y por eso se renuncia a él, pero también porque dentro de las creencias religiosas, la carne representa el cuerpo de Cristo.El pollo, junto con otras aves, como el pavo o la gallina, además del pescado y los mariscos, es considerado carne blanca, por lo que comer pollo en cuaresma sí se puede.Aunque en esta temporada, los platillos estrella suelen ser aquellos sin carne o se aprovecha para cocinar mariscos en este tiempo del año, para evitar aquello que no se debe comer en Cuaresma.Si no sabes qué cocinar esta Cuaresma 2020, te damos algunas ideas.Enchiladas mineras de GuanajuatoSon un platillo mexicano sin carne, delicioso y práctico para estos días.Chile relleno de pescadoUna forma sencilla de comer pescado, acompañado de un chile poblano que no te puede faltar.Tostadas de atún a la mexicanaNada más practico que unas tostadas con atún de lata guisado con un poco de jitomate.Rollitos de pescado rellenos de arrozEsta es una receta perfecta para incuir a los niños en la cuaresma si la preparas con una salsita de tomate sin chile.¿Tú comes pollo en cuaresma? 
Estamos seguros de que las reuniones para partir rosca o comer tamales son el mejor pretexto para aplazar unos días más el propósito de comer más balanceado, pero ya que te vas a dar el gusto, ten cuidado con tu ingesta de grasa, condimentos fuertes, postres con demasiada azúcar y bebidas alcohólicas.Este tipo de alimentos no sólo te harán recuperar las calorías y provocarán que subas de peso, también te pueden ocasionar pesadez y acidez estomacal, así como aumento de colesterol, ya que tu aparato digestivo procesa los alimentos poco saludables con mayor dificultad. El primer paso para evitar estos malestares es controlar la manera y la cantidad de alimentos que consumes, sobre todo los embutidos, frituras, patés, postres, salsas y las bebidas alcohólicas, pero en caso de que se te haya ido la mano, aquí te mostraremos algunas formas para evitar esta pesadez, así como algunos remedios caseros confiables para regular tu aparato digestivo.Cuando te sientes en la mesa, cuida las cantidades que comerás y trata de no repetir las porciones, pues en la noche es cuando tu aparato digestivo trabaja de forma más lenta. Te aconsejamos de que tu primer platillo sea una ensalada o verduras, pues ayudarán a controlar tus deseos de comer; además de que muchas de ellas facilitarán la digestión.De igual forma debes evitar situaciones de estrés, enojo y discusiones durante la cena, pues esto alterará tu sistema digestivo y hará que los ácidos gástricos aceleren su trabajo y comenzarás a sentir acidez.Si ya sientes malestar, puedes prepararte un té, ya sea de manzanilla, anís, semillas de hinojo o de cilantro, infusiones de romero, de boldo de jengibre o de alcachofa. Estas plantas ayudan a desinflamar el estómago y ayudan al hígado a digerir, sobre todo comidas ricas en grasa.Un vaso de agua de limón con jengibre rallado o en polvo aliviará la acidez y pesadez; de igual forma podrás tomar una cucharadita de vinagre de manzana disuelta en agua.Si ingeriste una gran cantidad de proteínas de origen animal como res, pescado, pollo, o cerdo, te recomendamos comer piña, papaya o plátano macho con yogurt, pues contienen enzimas que ayudan a desinflamar la mucosa gástrica, además de actuar como un antiácido natural. En caso de que no tengas a la mano alguna de estas frutas o las hierbas para realizarte un té, puedes partir un limón, agregarle una cucharadita de bicarbonato y esto ayudará a desinflamar. Deberás tener cuidado, ya que este remedio podría ocasionarte acidez.Ojalá que estos consejos sean de ayuda para poder disfrutar de la cena sin remordimientos ni malestares.
En cuestión de belleza, existe una gran variedad de productos con distintos precios, marcas y estilos; sin embargo, muchas veces la naturaleza es nuestra gran aliada, ya que muchísimos elementos extraídos del entorno proveen propiedades que son buenísimas y muy útiles tanto para la salud, como para la cosmética.Las fresas, además de ser deliciosas son muy benéficas para el organismo, ya que tienen un bajo índice de calorías, alto valor energético, altos niveles de vitamina C, ayuda a nivelar el colesterol, aportan vitamina B y son antioxidantes y antiinflamatorias natural, fortalecen los huesos, mejoran la vista y favorecen la circulación sanguínea.Sin embargo, también son muy efectivas en tratamientos de belleza y aquí te vamos a enseñar cómo puedes usarlas para mejorar la apariencia de tu piel.Como lo mencionamos anteriormente, la fresa contiene un importante nivel de vitamina C y ácido elágico, que ayuda a combatir los daños de los radicales libres, como la resequedad, las líneas de expresión y la flacidez, por lo que, incluyéndolos en tu dieta diaria, podrás contribuir a retardar los efectos de la edad desde adentro. Además, las fresas también tienen un alto contenido de ácido salicílico que es gran aliado a la hora de combatir los brotes de acné y regular la producción de grasa del rostro.Estas son algunas de las mascarillas que puedes hacer y usar en casa, son fáciles de preparar y verás que te serán de mucha ayuda para la apariencia de tu piel:- Limpieza profundaUsa media taza de fresas maduras y limpias y mézclala con ¼ de taza de fécula de maíz hasta obtener una pasta espesa. Colócala sobre tu cara previamente lavada, déjala por veinte minutos y luego enjuega.- ExfolianteIncorpora un huevo, media taza de fresas, una cucharada de miel natural y una cucharada de jugo de limón hasta obtener una mezcla que deberás aplicar sobre tu rostro evitando los ojos y los labios. Después de 10 minutos, enjuaga con agua fría. - Anti acnéPara esta mascarilla debes de mezclar ¼ de taza de fresas limpias con una cucharada de crema agria y aplícala sobre la zona afectada de tu piel limpia y seca por 10 minutos y posteriormente enjuaga. Esta mascarilla la puedes usar dos veces por semana para mejores resultados.Como ves, estos frutos no sólo son deliciosos, nutritivos, sino también nos ayudan a lucir bellas. Todo un regalo de la naturaleza ¿No crees?
Como consecuencia de la pandemia que desató el coronavirus COVID19 desde su propagación a finales de diciembre del 2019 en China, diversos países a lo largo del mundo han decidido tomar estrictas medidas de prevención y cuarentena para evitar el contagio. Hasta la tercera semana de marzo, en México se habían detectado más de 100 casos de coronavirus, pero las cifras son pocas a comparación de otros países como China, que ya alcanzó los 80,928; Italia con 35,713 y España, donde van 17,395 contagiados. Es de esta manera que la Secretaría de Educación Pública de México informó que las clases se suspenderán hasta finales de abril y del mismo modo, diversas empresas a nivel nacional también le han indicado a su personal que deben permanecer en cuarentena, guardando aislamiento social y haciendo home office (trabajo desde casa). ¿Qué es el home office? Home office es una actividad relativamente nueva y en muchos casos desconocida para la sociedad mexicana. Esta consiste en trabajar remotamente desde casa, conectándose a través de la computadora y compartiendo las actividades de manera digital, solución ideal frente a la cuarentena del COVID19. A pesar de que trabajar desde casa puede tener muchas ventajas como organizar mejor la jornada de trabajo, tener más tiempo libre por la tarde y vestir de una forma mucho más cómoda, también trae consigo algunos inconvenientes, como el hecho de que, al estar inmersos en nuestras actividades laborales, la ansiedad o la concentración excesiva pueden hacernos olvidar nuestras necesidades básicas como la alimentación. Cabe recordar que dentro de las prevenciones contra el coronavirus, está también la de conservar una dieta balanceada y abundante en vitamina C para mantener nuestras defensas altas, por lo que es importante ingerir alimentos saludables aún sin salir de casa. Tips para comer saludablemente haciendo home office A continuación te presentamos algunos consejos para comer saludable si estás trabajando desde casa: Fija horarios para desayunar, comer y cenar, así como para ingerir colaciones entre las comidas principales y apégate a ellos.Consume licuados o smoothies saludables para tener un boost de energía por las mañanas.Si tienes hijos, organiza y prepara la comida desde un día antes para economizar el tiempo y asegurarte de que todos coman bien. Es importante enseñarles a conservar una rutina para iniciar y terminar el día correctamente.Cocina platillos bajos en grasa y con muchas verduras, proteínas, tal como este pollo relleno de kale y queso cabra o estas calabacitas rellenas de atún.Evita la comida chatarra cuando sientas la necesidad de cumplir algún antojo.Prepara snacks saludables con semillas y frutos rojos para suplir los postres, como este vasito de yogurt crujiente con almendras.Procura cenar ligero para que puedas dormir tranquilamente y comenzar tu día lleno de energía.Alimentarse adecuadamente siempre resulta ser un gran reto pero con la disciplina necesaria, hacer home office y cuidar de tu salud no representará ningún problema, ¿estás de acuerdo?
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD