10 Hábitos que podrían causarte celulitis
Tips y Consejos

10 Hábitos que podrían causarte celulitis

Por Kiwilimón - Abril 2019
¿La celulitis de tus piernas no te deja andar a gusto en tu traje de baño? ¡No te preocupes! Existen muchos remedios que pueden ayudarte a librarte de la piel de naranja, pero antes de que pongas manos a la obra debes saber qué es exactamente la celulitis y cuáles son las razones por las que aparece.

La celulitis es la acumulación de grasa en forma de cavidades justo debajo de la superficie de la piel. Suele presentarse más frecuentemente en las zonas de los muslos, caderas y glúteos, pero también hay ocasiones en las que puede haber celulitis en la zona abdominal y los brazos.

Las causas de la celulitis son muchas. Factores genéticos, cambios hormonales y el uso de ciertos medicamentos pueden propiciar la aparición de la piel de naranja. Pero, eso no es todo. Hay algunos hábitos que, aunque parezcan irrelevantes para el cuidado de tu piel, pueden estar causándote celulitis.

Estas son las causas más comúnes por las que sale celulitis:  

Permanecer en la misma posición mucho tiempo
El estar de pie o sentada por largos periodos afecta la circulación en las piernas. Esto, además de provocarte várices, puede propiciar la aparición de la celulitis. Procura cambiar de postura constantemente y caminar todos los días.

Llevar una mala alimentación
Los alimentos procesados y el azúcar refinado hacen que sea más difícil que el cuerpo elimine las toxinas. Entonces, si comes muchos alimentos chatarra las toxinas comienzan a acumularse y surge la piel de naranja.

No tomar suficiente agua
Nuestro cuerpo está mayoritariamente compuesto por agua, así que cuando no bebemos suficiente agua (por lo menos dos litros al día), la piel se debilita y las células adiposas no se metabolizan correctamente.

Usar ropa muy ajustada
Los pantalones muy apretados impiden que la sangre circule bien por las piernas, con lo cual los muslos, las caderas y los glúteos no reciben suficiente oxígeno. Esto provoca que se acumulen toxinas y salga celulitis.

Fumar y beber alcohol en exceso
Las personas que fuman tienen más probabilidades de desarrollar celulitis, y esto se debe a la falta de oxigenación y a las toxinas que entran al organismo a través del humo del tabaco. Y el alcohol tiene un efecto similar. Su consumo excesivo aumenta la presencia de ácidos grasos y toxinas, dando como resultado una piel menos lisa.

Tener un estilo de vida sedentario
La falta de actividad física también influye en la apariencia de la piel. Si nunca haces nada de ejercicio, es más probable que tarde o temprano tengas piel de naranja o que se agrave su aspecto si ya la tienes.

Hacer dietas muy estrictas
Los regímenes alimenticios que se enfocan en perder mucho peso en poco tiempo muchas veces hacen que el propio organismo se alimente del músculo y almacene más grasa. Por lo cual provocan la formación de celulitis.

Comer mucha sal
La sal tiene muchos beneficios para la salud, pero cuando se consume en exceso puede provocar daños en el organismo. Uno de los principales efectos negativos que tiene es la deshidratación, lo que provoca celulitis.

Beber demasiado café
Aunque es cierto que los productos a base de cafeína o las exfoliaciones con café pueden ayudar a mejorar la apariencia de la piel, beber mucho café hace que se acumulen toxinas debajo de la piel, así que mide tu consumo diario.

Tener altos niveles de estrés
Estar constantemente bajo situaciones de mucha presión hace que el cuerpo genere más cortisol. Esta hormona, además de prepararnos para enfrentar momentos estresantes, hace que aumenten los depósitos de grasa en el cuerpo.

Combate la celulitis con estas recetas:

Wrap cremoso de pechuga de pavo y queso

Aguacates rellenos de cóctel de camarón

Enchiladas de Nopales bajas en carbohidratos

Sopa de Pasta con pollo
Califica este artículo
Calificaciones (0)
Sé el primero en dar una calificación
PUBLICIDAD
Lo mas leído
¿Quién no ha disfrutado, e incluso revivido, con una rica birria? Ya sea en caldo o en taco, es uno de los platillos mexicanos más populares y sabrosos que ha conquistado a quienes la prueban. La birria es representativa del estado de Jalisco, en donde se preparaba originalmente con la técnica de la barbacoa, como bien explica el chef Ricardo Muñoz Zurita en el Diccionario Enciclopédico de la Gastronomía Mexicana: la carne (principalmente de borrego o chivo) se sala y se unta con la salsa de chiles; se deja reposar 12 horas; se envuelve en hojas de maguey, junto con la marinada, y se introduce en una olla tapada y sellada con masa de maíz durante cuatro horas, o hasta que la carne se separe del hueso. Después se separa la carne del jugo, el cual se guisa con jitomate para después servirse en un rico caldo con la carne, cebolla y orégano al gusto.Actualmente la birria casi no se prepara en hojas de maguey, sino que se cuece al vapor, en horno o en olla de presión. El tipo de carne también varía dependiendo la región. Además del borrego y el chivo, se utiliza carne de cerdo, carnero y ternera (como en Jalisco), pescado y pollo (Michoacán) o hasta cabrito (Colima) y res (Tijuana). También se combina más de un tipo de carne. Su regla es, sea cual sea su carne, es que se deja cocinar hasta que esté en su punto, así como su condimento especial con chiles y especias que le dan un sabor único. Birria de res estilo Tijuana La birria es emblemática de Jalisco pero la birria de res de Tijuana ha conquistado los paladares de Norteamérica, desde Los Ángeles hasta Nueva York.  Visitar una birreria en Tijuana, ya sea en en puesto, carrito o establecimiento es olvidar las nacionalidades en la mesa. Los birrieros te despachan en español e inglés por igual. Te la sirven en caldo, taco o incluso en quesabirrias (tacos de birria con queso),  todos con sus salsas de casa y complementos obligados: cebolla, limón y cilantro. En una reciente publicación de Bill Esparza para Eater, destaca que la birria llegó a Tijuana desde Coatzingo, Puebla, y que para mediados de los años 80 ganó popularidad en Tijuana, misma que permeó en Estados Unidos hasta traducirse en camiones de birria en Los Ángeles y, más recientemente, en la oferta de este rico platillo en Nueva York. Y como afirma el dicho: para muestras falta un botón. Los Tacos de Birria del Río, en Tijuana, que se encuentran frente al mercado Hidalgo venden a diario 500 kilos de birria en cada jornada (de la 1 am a la 1 pm). Visitarlos es garantía de placer culinario y todo un espectáculo orquestado por grandes birrieros que despachan con maestría y velocidad media tonelada de birria en tan solo doce horas. 
Las legumbres son el alimento ideal para aquellos que quieren comer de manera saludable, equilibrada y económica. De hecho son tan buenas que se recomienda que formen parte del 25% de proteína que se debe consumir diariamente. Así que si quieres añadir más nutrientes a tu dieta, estas son las 5 legumbres que no te puedes perder. Garbanzos Los garbanzos son una legumbre sumamente importante ya que contienen todos los aminoácidos esenciales, además de ser una importante fuente de proteína natural. Lo mejor de los garbanzos es que se pueden comer de mil formas como en tlacoyos, ceviche y hasta en hummus. Lentejas Las lentejas son un alimento muy saludable, económico y fácil de conseguir. Estas legumbres altas en fibra, pueden cocinarse de diferentes maneras como en sopa, en ensaladas y en tortitas. Soya Al igual que los garbanzos, la soya es una fuente importante de proteínas de buena calidad con los aminoácidos indispensables y lo mejor es que en ella también encontramos ácidos grasos, omega 3,6,9 y vitamina E, así como fibra soluble e insoluble. Frijoles Los frijoles son una excelente fuente de fibra, minerales y antioxidantes. Contienen carbohidratos de absorción lenta, un alto contenido en ácido fólico, tiamina, riboflavina y niacina. Además, también aportan magnesio, potasio, zinc, calcio y fósforo al cuerpo. ¡Son un manjar completo y delicioso! Cacahuates Para la sorpresa de muchos, los cacahuates son legumbres y también tienen importantes nutrimentos para la salud. Los cacahuates son portadores de grasas saludables, vitaminas del complejo B, vitamina E, minerales como el potasio, fósforo, magnesio, calcio, sodio, hierro y zinc. ¿Ya consumes estas legumbres nutritivas?
Saber cuáles son las grasas buenas que necesita nuestro cuerpo te facilitará mucho las cosas si buscas empezar a comer alimentos que te nutran y mejorar así tu dieta diaria, porque no es lo mismo comer la grasa de un aguacate, que la de unasvpapitas.La grasa dietética, también conocida como ácidos grasos, se puede encontrar en alimentos tanto vegetales como animales. Ciertas grasas se han relacionado con efectos negativos sobre la salud del corazón, pero se ha descubierto que otras ofrecen importantes beneficios para la salud. Así, conocer los diferentes tipos de grasas te ayudará a determinar cuáles evitar y cuáles comer en moderación.¿Cuáles son las grasas buenas que necesita nuestro cuerpo?La grasa es un tipo de nutriente y, al igual que las proteínas y los carbohidratos, son necesarias para el cuerpo, pues de ellas obtiene energía, absorbe vitaminas y protege la salud de su corazón y cerebro. Aunque por mucho tiempo creímos que comer grasa sólo nos aumentaría centímetros de cintura, colesterol y sólo sería mala para la salud, ahora sabemos que no todas las grasas son iguales. Los alimentos y los aceites contienen una mezcla de ácidos grasos, pero el tipo predominante de grasa que contienen es lo que los hace más o menos saludables.Las grasas saludables que necesita nuestro cuerpo son las monoinsaturadas y polinsaturadas. Las primeras son un tipo de grasa útil presentes en varios alimentos y aceites. De acuerdo con las investigaciones, comer alimentos que contienen grasas monoinsaturadas puede mejorar el nivel de colesterol en la sangre y disminuir el riesgo de enfermedad cardiovascular.Las grasas monoinsaturadas se encuentran en frutos secos como las almendras, nueces de la india, cacahuates o nueces; en aceites vegetales como el de oliva; en la crema o mantequilla de cacahuate y de almendras, y en el aguacate, por mencionar algunos.Las otras grasas buenas que necesita el cuerpo son las polinsaturadas, también se conocen como grasas esenciales, porque el cuerpo no puede producirlas y necesita obtenerlas de los alimentos; las fuentes principales de esta grasa son los alimentos y aceites de origen vegetal.Al igual que las monoinsaturadas, las grasas poliinsaturadas pueden disminuir el riesgo de enfermedad cardíaca al reducir los niveles de colesterol en sangre, según la Asociación Estadounidense del Corazón.Seguro has escuchado sobre los ácidos grasos omega-3, pues estos son un tipo de grasa polinsaturada particularmente beneficioso para el corazón, pues no sólo reducen el riesgo de enfermedad de las arterias coronarias, sino que también ayudan a reducir los niveles de presión arterial y protegen contra la frecuencia cardíaca irregular. Los ácidos grasos omega-3 están en estos alimentos SalmónArenqueSardinasTruchaNuecesSemilla de linoSemillas de chíaAceite de canolaOtro tipo de grasas poliinsaturadas son los ácidos grasos omega-6, que se encuentran en el tofu, en la soya tostada, las nueces, las semillas de girasol, de calabaza, o de sésamo, aceites vegetales (de maíz, de cártamo, de sésamo, o de girasol) o en la margarina.Las grasas trans son aquellas de las que debes restringir el consumo, pues son perjudiciales para la salud, aunque las grasas saturadas no están actualmente relacionadas con un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, el punto es que no son tan saludables como las grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas.Las grasas más saludables son una parte importante de cualquier dieta, pero aun así es crucial moderar su consumo porque todas las grasas tienen un alto contenido de calorías. Así que es una buena idea incorporar alimentos que contengan grasas monoinsaturadas y poliinsaturadas, pero recuerda moderarlas y consumirlas estratégicamente para ayudar a tu corazón y mejorar tu calidad de vida.
NEWSLETTER
Suscribirme al Newsletter
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD